liberalismo.org
Portada » Antiliberales » Noam Chomsky » Chomsky y los judíos; una actualización

Chomsky y los judíos; una actualización

Por Werner Cohn
Traducido por Ángel Vaca Quintanilla

Puede consultarse el original en la página web del autor, que nos ha permitido la traducción y publicación de esta obra.

Hice esta revisión de las actividades de Noam Chomsky concernientes a Israel y el pueblo judío a finales de Agosto de 2001.

¿Ha madurado algo Chomsky respecto de la última vez que escribí sobre él, en 1995? ¿Ha tratado de entender a los dos bandos en el conflicto entre árabes e israelíes o de ver algún mérito, por pequeño que sea, en la causa del pueblo israelí?

Por decirlo llanamente, ni de broma.

Once meses después de que los palestinos comenzaran lo que ellos mismos llaman la Intifada de Al Aqsa, cientos de árabes e israelíes han perdido la vida. Ha sido un año en el que todos han sufrido mucho; aunque para Chomsky, el sufrimiento ha sido sólo para los palestinos. En un discurso que pronunció en el MIT, el 14 de Diciembre, mostró su preocupación por lo que calificó como "matanzas" y "atrocidades", todas ellas, según él, de árabes y a manos de los israelíes. No, ni una palabra acerca de los espeluznantes linchamientos, que conmovieron al Mundo, del cabo Vadim Novesche y del sargento Yosef Avrahami, ambos televisados y que sucedieron dos meses antes del mencionado discurso. Ni una palabra acerca del sufrimiento de los judíos. Ni una, acerca de la violencia de los árabes. En lugar de eso, Chomsky exige repetidamente el "derecho a resistir" de los palestinos y critica a Arafat por haber renunciado al mismo en Oslo. El líder palestino es, como Chomsky ha afirmado en muchas ocasiones, "demasiado blando con los judíos".

El 13 de Agosto, sólo dos semanas antes de que yo escribiera estas líneas, Chomsky aumentó su histeria todavía más, acusando a Israel de "repetir los crímenes del nazismo" (artículo publicado en el Los Angeles Times).

Desde que comencé a escribir mis análisis sobre Chomsky, en 1985 y después, en 1995, tanto él como sus allegados han intentado replicar diciendo que:

a) Cohn miente.
b) Cohn es un sionista.
c) Cohn malinterpreta.

Hasta el momento, ninguno de esos ataques han sido nada concretos y todos se basan en mi descubrimiento de la relación política entre Chomsky y los neonazis franceses negadores del Holocausto. Todos los documentos de base, incluyendo la encantadora frase de Chomsky "Cohn es un mentiroso patológico", están ahora en Internet. He proporcionado los enlaces a los textos originales, de manera que todo el mundo tenga la posibilidad de decidir quién es exactamente el mentiroso patológico.

Postdata (Mayo 2002):

Dos nuevos hallazgos:

  1. Una publicación de Chomsky hecha a toda prisa, titulada "9/11", dice que el apoyo de EE.UU a las "atrocidades israelíes" es una de la explicaciones del ataque al World Trade Center.
  2. Chomsky es el líder de un grupo de profesores de Harvard y el MIT que ha pedido a sus universidades desinvertir en compañías que hagan negocios con Israel.


Algunos documentos sobre Chomsy y los neo-nazis franceses

Como he descrito en mi libro Partners in Hate, la conexión entre Chomsky y los nazis está recogida por el líder de estos (y su "sector izquierdista"), Pierre Guillaume, en un capítulo titulado "Une mise au point", de una publicación llamada Droit et historie (editada en 1986 por La Vieille Taupe, París). Hasta la fecha, este escrito de Guillaume, que incluye un comentario a cargo de Chomsky, era bastante difícil de encontrar. Ahora, una organización antisemita lo ha publicado en Internet, así que todos aquellos que sepan francés, lo tienen a su disposición en:

Documento A:

http://aaargh.vho.org/fran/chomsky/PGmisaupoint.html

Este texto merece una lectura atenta y cuidadosa. Hay algunas dificultades: está en francés y hace referencia a algún que otro detalle bastante poco conocido sobre las políticas más extremistas de Francia. Es por eso por lo que requiere un cierto esfuerzo, pero todo aquel que esté dispuesto a ello logrará comprender al detalle la filosofía de Chomsky. En mi humilde opinión, nadie que haya estudiado este texto volverá a sentir el menor respeto por este profesor del MIT.

Después de que dejara constancia de la existencia de este documento, Chomsky me llamó "mentiroso patológico", para perjuicio mío. No obstante, sus propios seguidores han cometido la imprudencia de publicar sus respuestas en Internet. Al menos de momento, siguen disponibles. Son al menos tan interesantes como el documento original de Guillaume, ya que si se leen dentro del contexto de éste, proporcionan evidencias directas de la veracidad Chomskiana:

Documento B:

http://monkeyfist.com:8080/ChomskyArchive/essays/outlook_html

En esta carta al director de una publicación comunista canadiense judía ("Outlook"), Chomsky asegura que ha leído el texto de Guillaume y que no contiene ninguna referencia hacia su persona. Por ejemplo, dice que no hay "ninguna prueba de colaboración entre Guillaume y yo", como yo he afirmado. Pero si el lector consulta la página 170 del Documento A, encontrará una descripción de cómo Guillaume envío su escrito a Chomsky, quien llevó a cabo una serie de correcciones sobre el mismo, y cómo el francés terminó modificándolo de acuerdo con las instrucciones del profesor. Aún más: Guillaume reproduce una carta de Chomksy más adelante. Todos estos muestran claramente que Chomsky está dando fe de la exactitud de las proclamaciones de Guillaume, ante los lectores antisemitas de Francia. Por supuesto, cuando escribe una carta a lectores judíos de izquierdas de Canadá (Documento B), lo niega todo: no, Guillaume no escribió lo que escribió; no, Chomsky no colaboró con Guillaume. Afortunadamente, el lector puede comprobar el texto del propio Guillaume (Documento A).

Otro punto, muy importante en el ensayo comentado, es el que tiene que ver con el interés de Chomsky para que Guillaume y su organización de negadores del Holocausto "La Vieille Taupe", publicaran la versión en francés del libro que escribió junto con E. Herman, titulado "Political Economy of Human Rights". En este apartado, Chomsky se hace el tonto. Insiste en que iba a ser una editorial de primera línea, Hallier-Albin, la que iba a publicar su libro y no La Vieille Taupe. Pero Guillaume explica con todo detalle (en la página 154 del Documento A), que él era el director de la colección que publicó el libro y que Chomsky insistió en dar un respaldo total a la política del francés, es decir, a la de La Vieille Taupe.

Conclusión: en el Documento A, el neo-nazi francés Guillaume comenta la solidaridad de Chomsky con su organización y, para documentar esta tesis, reproduce una carta que el profesor le escribió. En el Documento B, Chomsky afirma haber estudiado el Documento A, pero que "no hay nada que sugiera colaboración" entre él y Guillaume. Por decirlo con cortesía, el profesor Chomsky se equivoca.

Werner Cohn.
Diciembre, 2001

Usuario Contrasea  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande