liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Que lo pague Gallardón

29 de Octubre de 2003

« La izquierda es... liberal por Carlos R. Molina | Principal | González, al más puro estilo comunista »

Que lo pague Gallardón


Los políticos, y Gallardón es un político con pedigree, tienen la obsesiva manía de pavimentar el camino hacia sus propios objetivos mediante el dinero ajeno. El bien común pasa necesariamente por su bien particular ya que, de hecho, ellos son los depositarios de la voluntad mayoritaria; son tan avispados que llegan a creerse que el dinero de los individuos forma parte de su patrimonio y que los impuestos, lejos de confiscar, sólo recaudan. No son un mecanismo coactivo de robo institucionalizado, más bien un arduo proceso para recoger las dispersas propiedades del mandatario.

No se puede dudar de que al cleptómano si se le reviste de legitimidad institucional, si se le indica que robar más significa, en realidad, maximizar el bien común -la utilidad social- no podrá detener su obsesiva patología: su conducta delictiva no se verá frenada ni por las instituciones ni por una presumible reserva moral.

Gallardón quiere llegar a La Moncloa y para ello cree necesitar un sustancial aumento del gasto que le permita exhibir al resto de los españoles su apoteósica labor como alcalde. Para ello ha planteado lo que Trinidad Jiménez ha calificado como "brutal subida de impuestos municipales" Esto es, empezar su campaña electoral para el 2008 o 2012 con el dinero de los madrileños.

Claro que los españoles no tendremos la capacidad para comparar el Madrid post-subida-fiscal con el Madrid que hubiere sido sin la misma. De este modo, los numerosísimos efectos destructivos del gasto público no son directamente observables, mientras que las consecuencias constructivas sí tienen una verificación sencilla. En otras palabras, es difícil, casi imposible, conocer todos los proyectos que el Sr. Gallardón con tales medidas está impidiendo, pero, en cambio, sólo es necesario recurrir a los presupuestos para conocer cuáles no se realizarían sin el incremento fiscal.

El político cleptómano tiene, pues, a su favor la "solemnidad" de su cargo, la complacencia moral y la incapacidad ciudadana para aprehender el alcance exacto de la destrucción impositiva. Con todo, sí puede enunciarse un principio bien sencillo y al alcance de cualquiera: si Gallardón quiere gastar más que se rasque SU bolsillo. Ya está bien de filibusterías y atracos a mano armada, los caprichitos del emperador que se los pague el emperador. En Roma, al menos, los cónsules compraban los votos con su propio dinero, no añadían al vergonzoso clientelismo, la indignidad de financiarlo con dinero ajeno.

No deja de resultar graciosa la consideración, generalmente aducida en descargo de tales expolios, de que sin impuestos muchos proyectos no se llevarían a cabo. En otras palabras, a nadie le importan seriamente tales proyectos, no al menos, lo suficiente como para restringir su gasto en otras áreas. El único que parece concederles una cierta relevancia es, casualmente, el que se beneficia de ellas pero no las paga. Quizá la clave resida, precisamente, en que no las tiene que pagar. Aunque, desde luego, el honor de tener al carismático Gallardón como alcalde de Madrid es compensación suficiente para tales dispendios.

Los madrileños deberán estar agradecidos por su sabia comandancia, Sr. Gallardón. Ellos no hubieran sabido en qué gastar su dinero, no hubieran podido hacerlo mejor.

Comentarios

 
Gallardón es comunista, yo siempre lo supe. Ese metro que me permite desplazarme con comodidad y rapidez desde mi barrio de extrarradio (y no votante precisamente de Calígula redivivo) ha limitado mi iniciativa individual, y empeorado (aunque sea de manera imperceptible) mi ya de por sí amarga existencia. Nunca se lo perdónaré al señor Gallardón.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 13:38 (1)
En otras palabras, tu iniciativa individual ha mejorado restringiendo la de miles de madrileños. Todo muy solidario. Pero, al menos, el Sr. Gallardón habrá conseguido lo que buscaba, la alcaldía. Todo sea para su mayor gloria.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 13:56 (2)
¿No están pensando en ir a las barricadas? Porque si a uno le roban y/o extorsionan, conviene organizarse en vez de quejarse sólo. Me imagino que ustedes como cuando un rojo-separatista jura la constitución por "imperativo legal" ponen en su declaración tributaria: "cedo ante la extorsión" Pero bueno uno que es legalista y totalitario cree recordar que la potestad para imponer tributos corresponde al gobierno, mediante ley. En todo caso los que valoran "subjetivamente" los beneficios de las medidas son los ciudadanos a través del voto. Sarna con gusto no pica.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 14:20 (3)
Spooner recuerda que quien va a votar a las elecciones lo hace tan gustosamente como el soldado que, frente a un combate, le exhortan a combatir pues tiene dos opciones: matar o morir.
Cedo ante la extorsión es una cláusula tácita, que me dejen, sino, libertad para elegir si pagar impuestos o no.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 14:33 (4)
Me parece que ya intuyo porque el Spooner no es muy conocido, como ustedes mismos reconocen en esta página. Pero gracias por recordarnos su carácter antidemocrático, nos lo ponen muy fácil.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 14:42 (5)
Creo que un anarquista ni es democrático ni antidemocrático, más bien es antiestatal, la democracia no es más que una forma de organizar el Estado. No se opone a la forma, sino al fondo. Otros son más superficiales.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 14:48 (6)
Pues nada, que les aproveche. Ahora ustedes dicen que los impuestos son un robo. Por lo tanto son una agresión ilegítima. Frente a una agresión ilegítima cabe la legítima defensa. Por lo tanto tácitamente admiten que no pagar los impuestos es un acto de resistencia al opresor. Vamos que se puede defraudar con buena conciencia.
Ahora bien, el Código penal preve que no pagar impuestos más allá de una cantidad es un delito. Y por lo tanto esa legítima defensa es una incitación al delito. "La difusión por medios públicos de ideas o doctrinas que ensalcen el crimen o enaltezcan a su autor" Ya se sabe quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 14:58 (7)
Sin duda, las limitaciones impuestas a la libertad de expresión en la propiedad de cada cual, son múltiples y diversas.

De todas formas, esa fe desmedida en el positivismo legal no deja de ser sorprendente.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:08 (8)
Positivismo legal limitado por la COnstitución. Positivismo legal que les permite fundar un partido, y presentar sus propuestas a la ciudadanía y si se tercia desmantelar el Estado. No se quejen tanto y usen ese positivismo para destruirlo, salvo que crean que no se pueden involucrar en el Estado porque es como el anillo único de Sauron, no se puede utilizar para el bien.
Ha sido un placer.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:14 (9)
Por ciero, al igual que Dios se escribe con mayúscula, creo que un liberal no debería contribuir a la deificación del estado poniendolo con mayúsculas.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:17 (10)
La política es una opción posiblemente legítima, pero mal haríamos si, partiendo desde una concepción iusnaturalista, nos limitáramos a defender que la sumisión a los procedimientos que el poder ilícitamente determina debe ser el único camino de actuación. Y sí, Tolkien tenía parte de razón.

Por cierto, escribir Estado en mayúscula sólo intenta ser un paralelismo con la deificación a la que ha sido sometido por ciertos intelectuales.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:29 (11)
O sea legalismo o si no funciona, subversión. Me han salido ustedes unos revolucionarios.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:37 (12)
Hombre, la subversión que yo sepa no ha ido más allá de la crítica. Crítica que, por cierto, parece que se quiere limitar cuando:

>

>

Con el derecho al pateleo muchos tenemos suficiente.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:44 (13)
Las frases que quería destacar son:


"No se quejen tanto"

Ahora bien, el Código penal preve que no pagar impuestos más allá de una cantidad es un delito. Y por lo tanto esa legítima defensa es una incitación al delito. "La difusión por medios públicos de ideas o doctrinas que ensalcen el crimen o enaltezcan a su autor"
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:45 (14)
Que la subversión no haya ido más allá de la crítica es una actitud, que por encima de consideraciones morales, es muy aconsejable. De todas maneras lo de la "apología del delito" era una broma. No creo que le vayan a imputar por sus comentarios, ni siquiera que le cause molestias uno de esos fiscales progres tan incómodos que pecan de exceso de celo.
Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:54 (15)
Esperemos que no, aunque tampoco debemos infravalorar las ramificaciones del Estado, todo se andará.

Enviado por el día 29 de Octubre de 2003 a las 15:56 (16)
Parece que a la esposa del presi y flamante concejala está de acuerdo con su jefe: http://www.larazon.es/noticias/noti_mad02.htm
Enviado por el día 31 de Octubre de 2003 a las 11:08 (17)
Los impuestos no son un robo pero no cabe duda de que los políticos abusan con el apoyo de la prensa. Porque a ver que medio se atreve a decir cosas como señor alcalde propone obligar a la mayoría de los contibuyentes a dedicar parte de su tiempo trabajar para pagar el metro y ayudar a comprar piso a unos cuantos elegidos. Es más PC decir que hace falta más politica social y otros cuentos.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2003 a las 15:38 (18)
Estoy convencidisimo que Gallardón en un topo socialista. No hay mas que leer sus presupuestos para el año que viene y darse cuenta que de aquí en adelante la campaña socialista para los comicios de Marzo la dirigirá él. Es un iluminado, con pretensiones faraónicas, que quiere pasar a la historia por sus hazañas arquitectónico-napoleónicas. Espero que la ciudadanía le ponga pronto en su sitio.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2003 a las 19:20 (19)

Pues por una vez voy a estar de acuerdo. Como simpatizante del PSOE me parece que Gallardon sería un muy buen candidato socialista, mejor que Zapatero. Y lo digo sin coña. Si en el PP no le quieren, sería bien recibido.
Enviado por el día 1 de Noviembre de 2003 a las 05:44 (20)
Más politica social un cuento? en que mundo vivimos por el amotr de dios....
Enviado por el día 16 de Noviembre de 2003 a las 15:38 (21)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande