liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Fascistas y amigos de fascistas

17 de Octubre de 2005

« Calumnia que algo queda | Principal | Lord Keynes y la Ley de Say, por Ludwig von Mises »

Fascistas y amigos de fascistas


Parece que incluso los más iluminados bloggers de Redprogresista han acabado reconociendo el absurdo que suponía culpar a Redliberal de haber cometido el ataque a su portal para luego tratar de inferir algún tipo de consecuencia ideológica. Algunos, comprobando su impotencia en el debate de las ideas, recurrieron al siguiente argumento: sus ideas son mejores, pero no las practican; por tanto, nuestras ideas, aun siendo peores, son reales y prácticas.

Como digo, todos se han bajado del burro; de una u otra manera han pedido perdón. Todos, claro está, salvo el burro; y es que todavía no se conoce la fórmula mágica para que el burro se baja de sí mismo.

José-Luis Prieto acusa a Red Liberal de haber atacado a Red Progresista. Está claro que no hace de una manera explícita, sino sólo sugiriéndolo; quizá esperando que, como reza el título de su posts, otros más valientes disparen a los que apunta. En todo caso, para Prieto un fascismo que se disfraza de liberalismo es culpable de lo ocurrido. Espero que Prieto aporte alguna prueba sobre la autoría del ataque. No sólo eso, espero que nos explica qué principios del liberalismo legitiman este ataque. Mientras tanto, me permitirán que siga considerándolo un charlatán censor.

Sí, digo censor. Después de acusarnos de fascistas, vaya por dónde, D. José-Luis llega a la siguiente conclusión: Son minoría los bloggers nacional-liberales que se han desentendido de tal agresión virtual. Y más los que se han negado a condenarlo. Por lo mismo, en el mundo real, se ha ilegalizado un Partido político. ¿Propone Prieto la censura de los blogs que se hayan negado explícitamente a condenar el ataque? Y a los que sí hemos condenado el ataque pero estamos relacionados con los que no lo han hecho, ¿qué destino nos tiene preparado su omnipotencia? Para más inri, al final del post se nos enlaza con el célebre artículo de Berlín sobre la Red de Pensamiento agitativo. He de decir que no me extraña en absoluto.

Como tampoco me extraña el autoretrato ideológico que Prieto hace al principio del artículo: En mis tiempos universitarios acabé teniendo una excelente relación personal con los miembros de la asociación de alumnos fascistas de mi Facultad, incomprensible si se contrasta con la abierta hostilidad que desde mi pequeño colectivo de estudiantes sostuvimos al principio.

¿Incomprensible? Créame, yo lo comprendo perfectamente. Al final ustedes son los mismos perros con distintos collares; se pelean por un mismo espacio ideológico, por la supremacía sobre unos mismos mecanismos. La socialdemocracia actual bebe del comunismo y del fascismo, del igualitarismo como fin y del Estado poderoso como medio irrenunciable.

Ya estoy cansado de que gente que ha interiorizado las ideas fascistas hasta un punto que le resulta imposible reconocerlo, acuse al liberalismo, y a los liberales, de fascistas. Es más, estoy cansado de que un tiparraco de izquierdas se indigne ante un ataque a la propiedad privada y a la libertad de expresión, cuando en ese mismo posts defiende la censura y cuando sus ideas son del todo hostiles a la propiedad privada. Estoy cansado de que el Ministerio de la Verdad siga mintiendo tanto y que, el de la Paz, no pare de declarar nuevas guerras a la sociedad y a sus libertades.

Por ello, a diferencia de lo que hacen otros, no sólo voy a tildar las ideas de Prieto de fascistas, sino que voy a demostrar por qué lo son.

Coincidencia 1: En este post José-Luis Prieto encadena imprecisiones una tras una. Por ejemplo, decir que el arquetipo de Estado liberal es EEUU es de una ignorancia supina, por no hablar de la confusión de res publica con Estado (en palabras de Gilson de Lemos: Los romanos no pensaban que ellos tuviesen un gobierno en particular, término que ellos solían usar cuando describían a los bárbaros, sino una Res Publica, una Cosa del Pueblo, donde los clanes e intereses autónomos se encontraban para pulir las cosas sobre un principio de mínima intervención y estricto respeto a aquellos implicados).

Pero para nuestro fin quiero destacar un párrafo que, además, contiene la idea central del post según Prieto: Más que una reducción del Estado es necesario su redimensionamiento. Debe crecer para rellenar un hueco: el que le separa del pueblo. Y ese crecimiento debe hacerse a costa de la parte del Estado que no sólo está más lejos del pueblo, sino además utilizado contra éste y los principios que han de regir su funcionamiento interno..

Para Prieto el Estado y el pueblo son una misma cosa, una misma entidad. En ese mismo post, por ejemplo, nos explica que tras la Revolución Francesa el Estado y el pueblo pasaron a ser las dos caras de la misma moneda. Vamos, que el pueblo, sus individuos, carecen de autonomía propia más allá de la determinada por el propio Estado. Es más, el Estado en tanto organización y cabeza del pueblo, debe conducir y determinar sus fines. ¿Qué pasa pues cuando un fin individual choca con los fines del Estado? Obviamente, ese fin individual debe desaparecer. De hecho, a Prieto le molesta que el Estado y la sociedad tengan fines divergentes: Pero algo ha pasado cuando a día de hoy muchísmos ciudadanos no nos sentimos debidamente identificados con la organización política de nuestra comunidad, nuestro Estado en sentido amplio, cuando éste y el pueblo son sujetos distintos, con intereses tan divergentes. Fijémonos cuál es el ideal de Prieto: pueblo y Estado deben ser el mismo sujeto y tener los mismos intereses.

Veamos qué decía Primo de Rivera, lector de cabecera de Prieto: Y el día en que el individuo y el Estado, integrados en una armonía total, vueltos a una armonía total, tengan un solo fin, un solo destino, una sola suerte que correr, entonces sí que podrá ser fuerte el Estado sin ser tiránico, porque sólo empleará su fortaleza para el bien y la felicidad de sus súbditos.

Esto es el fascismo: la fusión del Estado y la sociedad; la eliminación de la libertad y su sustitución por el sufragio. Uno no es libre en tanto disponga de autonomía, sino en tanto pueda participar en la formación del fin común, del interés convergente. El resto de consideraciones quedan subordinadas a ese interés, para Prieto y para José Antonio.

Coincidencia 2: Pero incluso algunos fascistas niegan la libertad de participar en la formación del interés común. Eso lo vemos claramente en este post de José-Luis: Internet está experimentando un importante detrimento de la libertad de información en beneficio de la libertad de expresión, lo cual por definición no es necesariamente negativo. Pero en ocasiones, utilizando técnicas goebbelsianas de propaganda (eso de que una mentira repetida mil veces acaba tomando apariencia de realidad), la opinión se transfigura en información para constituirse en generadora de otra mayor, de opinión pública. Así trabaja la RPA.[Red de Pensamiento Agitativo]

¿Y cuál es la mentira que propagaba la Red de Pensamiento Agitativo? El nuevo target del activismo desestabilizador de la RPA es la Constitución Europea. Tanto, que han conseguido crear en la opinión pública de la Internet española una realidad distinta a la que las encuestas arrojan para la opinión pública real.

Cuidado. Algunos sujetos habían conseguido convencer a una parte de la población de que la Constitución Europea era contraria a sus intereses y a su libertad. Esto genera un conflicto entre la libertad de expresión y la verdad, conflicto que, como bien se deduce de las palabras de José-Luis, debe resolverse en contra de la libertad de expresión. No es necesariamente negativo, pero en ocasiones (cuando se miente) sí lo es. En este punto, las ideas fascistas se entrecruzan con las comunistas. Como hemos visto, el fascismo pone al Estado al servicio del interés común, sin que necesariamente quepa definir a priori ese interés común. Sin embargo, el marxismo, por influencia hegeliana, creía haber descubierto científicamente el fin de la Historia. Por tanto, toda coacción era válida para conseguir ese fin.

En este punto, el fascismo bebe del comunismo: el Estado realiza los intereses del pueblo pero, es muy posible, que ese pueblo no conozca cuáles son sus auténticos intereses. Prieto lo deja claro, la libertad de expresión es negativa por difundir la mentira, él tiene la verdad. (No es que caiga en la postura relativista de negar la verdad, ahora bien, difícilmente puede descubrirse la verdad sin libertad y difícilmente puede la verdad prevalecer a través de la iniciación de la violencia, como la que propugna José-Luis con su defensa del Estado).

Recordemos la conclusión del punto anterior. Cuando el fin individual contradice al común, prevalece el último. Ahora damos un paso más allá: cuando el fin común contradice al auténtico fin común, cabe el uso legítimo de la violencia contra el primero. La libertad de expresión es mala.

Veamos qué dice José Antonio sobre estos puntos: La violencia puede ser lícita cuando se empleo por un ideal que la justifique. Sobre la libertad de expresión: El máximo respeto se tributa a la dignidad humana, a la integridad del hombre y a su libertad. Pero esa libertad profunda no autoriza a socavar los fundamentos de la convivencia pública O dicho de una manera menos pomposa: Para todos, la verdadera libertad, que sólo se logra por quién forma parte de una nación fuerte y libre. Para nadie, la libertad de perturbar, de envenenar, de azuzar las pasiones, de socavar los cimientos de toda duradera organización política

Como vemos, José Antonio, al igual que José-Luis, se oponía a las mentiras que socavaran los cimientos políticos (¿de la Unión Europea?). La conclusión de Prieto es que la libertad de expresión era mala. ¿Qué cabía hacer contra la misma? ¿Acallarla? Al fin y al cabo, esta era su propuesta inicial con respecto a los blogs que no han condenado el ataque contra Red Progresista en el que no han tenido nada que ver.

Por tanto, se propugna la intervención del Estado, esto es, de la violencia y de la coacción para eliminar aquellos elementos envenenadores del camino hacia la verdad. De nuevo, José-Luis bebe de José Antonio: La violencia puede ser lícita cuando se emplea por un ideal que la justifique. El ideal europeo.

Coincidencia 3: En este post se realiza un análisis del 11-M que, para el objetivo de este artículo, no me interesa en absoluto. Lo curioso es que José-Luis recalque que la derecha exigue el derecho a mentir. ¿Es qué acaso debiera carecer de la libertad de expresión cuando mienta? ¿Quién debe, pues, juzgar cuándo se miente? ¿Una Santa Inquisición? Su factura es indisimuladamente ultraderechista, y sus imputaciones tan insultantes y calumniosas que las cuatro letras del asco resultan claramente insuficientes. ¿Qué sería suficiente? ¿Callarlos?

Coincidencia 4: En los comentarios, Prieto muestra claramente su perfil censor: ¿hemos de vivir bajo chantaje? ¿Democracia sí, sólo cuando gobierne la derecha? ¿Si no, todo vale? ¿El programa electoral mayoritariamente votado por los españoles subordinado al “nihil obstat” de la derecha? ¿Por qué ilegalizar “Gara” y no Libertad Digital, cuando tienen los mismos comportamientos desde extremos distintos?.

El objetivo es acabar con aquellos que no defienden la verdad. Libertad Digital miente y, al mentir, incita al odio y socava las bases de la convivencia, por tanto, merece el mismo tratamiento que los terroristas.

Coincidencia 5: Nuevamente, Prieto propone censurar a quienes expresan opiniones que le disgustan. Así, tras comentar la manifestación en Madrid contra el matrimonio homosexual concluye: El artículo 510.1 del Código Penal tipifica como delito la provocación no sólo al odio, sino además a la discriminación contra grupos por su orientación sexual. Yo acuso: el delito de homofobia, incitada explícitamente por influyentes miembros de nuestra sociedad, está quedando impune.

Aquí, otra vez, vemos la influencia del pensamiento falangista: no pueden socavarse las bases de la convivencia. Por supuesto, Prieto justifica la violencia para evitar la disuasión a la violencia, como José Antonio: La razón, la justicia y la Patria serán defendidas por la violencia cuando por la violencia -o por la insidia- se las ataque. pero la Falange Española nunca empleará la violencia como instrumento de opresión. Mienten quienes anuncian -por ejemplo- a los obreros una tiranía fascistas. Todo lo que es HAZ o FALANGE es unión, cooperación animosa y fraterna, amor.

Lo digo yo, que no mostré precisamente simpatías hacia la manifestación. La critiqué, pero nunca cuestioné la libertad de las personas para manifestarse y expresar sus opiniones. Y no -como algún izquierdista pueda pensar- porque en el fondo compartía las ideas de la manifestación pero no sus métodos. Ya he mostrado en otras ocasiones, que ese no es el caso: puedo despreciar a Krahe, pero peor me parece el intento censor de Del Burgo.

Ésta es la diferencia entre las ideas liberales y las fascistas; entre el orden espontáneo y el colectivismo totalitario. Mientras uno defiende la libertad ajena, el otro intenta reducirla a su mínima expresión. También aquí, Prieto ha mostrado sus referencias intelectuales joseantonianas.

Coincidencia 6:: En un delirante post sobre Nueva Orleans, en el cual reitera las consabidas tonterías de la izquierda en este tema, Prieto habla del liberalismo y del Estado liberal: La mano invisible, ya que no del sacrosanto mercado sí de la divinidad a la que permanentemente se encomiendan, ha reducido el porcentaje de pobres. Otra manifestación del triunfo del teoliberalismo, probada en los últimos días en los éxitos cosechados por la reducción del Estado en Nueva Orleans, ahora paraíso neocon. Si ese es su modelo de política, vaya mierda..

¿Y qué decía José Antonio? Repudiamos el sistema capitalista, que se desentiende de las necesidades populares, deshumaniza la proppiedad privada y aglomera a los trabajadores en masas informes, propicias a la miseria y a la desesperación. Vaya, casi coincide con el retrato y el diagnóstico que José-Luis efectúa sobre el Nueva Orleans.

El odio a la empresarialidad, a la acumulación de capital y, en definitiva, a la propiedad privada, caracteriza tan bien el pensamiento del falangismo como el de Prieto. No hay duda: el Estado tiene que organizar a la sociedad en un todo orgánico que dirija toda su riqueza agregada hacia el interés colectivo. Sociedad y Estado, como decía José Luis, son la misma cosa, por tanto, el Estado es el legítimo propietario de todo cuanto se produce. La pobreza (sic) en Nueva Orleans es consecuencia de una mala asignación y distribución de los recursos. De que, como criticaba José Antonio, masas enormes vivan miserablemente mientras unos cuantos disfrutan de todos los lujos.

Después de pasar por las seis coincidencias, comprobamos cómo la lectura de José Antonio influyó más a José Luis de lo que creía. Difícilmente pueden ocultarse las coincidencias de su pensamiento con el fascismo. No estoy diciendo, obviamente, que todo el pensamiento del censor sea fascista, como ya he indicado al principio, es al menos tan fascista como socialista. Pero ello no obsta para que, claro está, una parte fundamental de su pensamiento, por mucho que lo intente ocultar, tenga raigambre falangista.

En todo caso, y más allá de las etiquetas, sí es sencillo encontrar un denominador común a todos los posts de Prieto: el odio a la libertad. Un odio que se manifiesta de diversas maneras, pero que podría resumir en la pretendida legitimidad de utilizar la fuerza y la coacción para recortar y eliminar las libertades ajenas cuanto éstas van en contra de sus objetivos.

Esta pretensión se visualiza en las continuas insidias para censurar la Red de Pensamiento Agitativo. En tanto contribuye a difundir la mentira, el odio, la injusticia o la guerra debe ser acallada. Paradoja de las paradojas; Prieto se quejaba de que los fascistas han atacado Red Progresista. Sí, y lo han hecho con la cobertura ideológica que destilan sus artículos.

Comentarios

 
"¿Incomprensible? Créame, yo lo comprendo perfectamente."

Es una frase brillante. Es el perfecto prólogo a lo que viene después.

Caramba.
Enviado por el día 17 de Octubre de 2005 a las 22:07 (1)
Rallo, muchacho, escribes a un ritmo que haría sonrojar al propio Lope.
Enviado por el día 17 de Octubre de 2005 a las 23:07 (2)
No obstante, versifica peor.
Enviado por el día 17 de Octubre de 2005 a las 23:21 (3)
Yo progre, me opongo a cualquier cosa... ¿oiga? ¡que se está oponiendo a si mismo! -y ¿qué? ¿no soy pa eso pogre? Saludos, eres un genio Rallo.
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 01:18 (4)
bueno, como anti-"progresista" sinceramente no me gusta mucho Red Progresista, pero de ahí a pasar al "conservadurismo" de Red Liberal, neeeeeeeeee

está bien critica, pero ya es hora de que empieces por casa -el Fascismo de Mercado que profesas



Contra toda Autoridad
att.
nihilo
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 04:05 (5)
el "fascismo de mercado", dice. Otra expresión disparatada como la de "capitalismo de estado".
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 07:40 (6)
Es increible como consigues convertir una crítica que tenías fácil en una extraña mezcla de brillantes argumentos con desvaríos varios. Creo que tu problema es afrontar las fuentes teóricas "enemigas" sin contextualizar y tomarlas en bloque, sin matices ni tratando de encontrar argumentos valiosos en ellas. O todo o nada. En cualquier caso, los posibles paralelismos entre José Antonio y José Luis quedan cegados por algunas de las coincidencias que buscas, retorciendo los argumentos de una manera absurdamente retórica. Cuando no hace falta tergiversar o malinterpretar para conseguir un objetivo que se te pone a tiro, ¿por qué hacerlo? En cuanto encuentre un poco de tiempo escribiré con más detalle estos argumentos, a riesgo de meterme en lo que no me llaman. Si te sirve de consuelo, pienso que Prieto muchas veces hace lo mismo. Pero eso sí, tú lo haces mejor.
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 09:41 (7)
nihilo (5): el Fascismo de Mercado que profesas

¿Podrías definir “fascismo de mercado”, por favor?
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 10:37 (8)
A veces no hay más que poner las frases de uno al lado de las frases de otro para jugar a las siete diferencias.

Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 11:30 (9)
Todo Estado tradicional es "fascista" porque es intervencionista en más o menos cantidad o cualidad.
Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 15:24 (10)
"Creo que tu problema es afrontar las fuentes teóricas "enemigas" sin contextualizar y tomarlas en bloque,"

Al contrario, el contexto, el colectivismo estatista, no puede quedar más claro.

La izquierda creyó encontrar un chollete metiendo a fascistas y nacionalsocialistas en la "derecha". Con los ignorantes puede funcionar, pero a poco que te informes resulta que los que llaman "de extrema derecha" son lo más parecido que hay incluso a los moderados de izquierda, socialistas.

Lo curioso es que estamos viendo aquí cómo se están combinando encantados de la vida socialistas con nacionalistas y sale, naturalmente, un goebierno nacionalsocialista.

Enviado por el día 18 de Octubre de 2005 a las 20:51 (11)
Evidentemente ese problema es otro, y creo que, o no me explicado bien (lo más probable), o no me has entendido. O las dos cosas. En España la derecha tiene un peligro enorme. La tendencia bipartidista hace que entre las filas de lo que llamamos derecha se unan nostágicos de Franco y otros ultraderechistas de pro con liberales conservadores (ya mantuve una polémioca contigo hace unos meses al respecto) y los "verdaderos" liberales. No sé, yo no me juntaría con según que personas de este grupo, pero allá cada uno con su conciencia. En cualquier caso, muy cutre me parece el juego de palabras socialistas y nacionalistas, nacionalsocialistas. En cualquier caso me parece mal por venir de quien viene, que casi siempre demuestra una gran capacidad argumentativa. Sabes que eso es una tontería. Nada tiene que ver el actual gobierno con las políticas nacionalsocialistas de otra época. Aunque sus políticas sean peligrosas y patéticas.
También sabes perfectamente que cuando acusan a la derecha de "nazi" o "fascista" no hablan con propiedad porque lo que hacen es identificar la política ultraconservadora de la derecha española o norteamericana con un gobierno de tinte totalitario, supongo que porque nuestro dictador fue de derechas. Esta idea, equivocada, estoy de acuerdo contigo, se basa en considerar el posicionamiento político sólo en un eje: el de izquierda-derecha, olvidando al menos uno que ya debería tener en cuenta todo el mundo: totalitario-libertario. Ellos piensan en Franco, piensan en que la izquierda liberal defiende las libertades individuales -si, ya sé que con muchos y abundantes recortes- y, ale hop, los de derechas conservadores son fascistas y nacionalsocialistas.
Como ves, a mí también me parece una equivocación. Pero también lo es intentar, mediante ingeniosos retrúecanos semánticos, tratar de hacer aparecer al gobierno actual como lo que no es. Tampoco hace falta. Ya se encargan ellos solitos de demostrar su incompetencia.
Enviado por el día 19 de Octubre de 2005 a las 09:20 (12)
Por cierto, haré todo lo posible por escribir el post al respecto lo antes posible, a ver si hoy encuentro un poco de tiempo y lo consigo. Un saludo.
Enviado por el día 19 de Octubre de 2005 a las 09:22 (13)
"En cualquier caso, muy cutre me parece el juego de palabras socialistas y nacionalistas, nacionalsocialistas. "

El juego de palabras me parece que es el del secretario general del NSDAP alemán, pero mío no. Lo puedes adjetivar como cutre de la manera más displicente, pero ese es lo peor que puedes hacer. Mira:

El aval del nacionalsocialismo de los socialistas gobernando con los nacionalistas lo da el articulado de la propuesta de estatut salida del Parlament. Intervencionista en lo económico (con la cosa esa nazi del control de empresas grandes y clave en la economía, el control de la banca, etc.) y esencialista en lo social, con un catálogo de obligaciones hacia los ciuadanos orientada al servicio del estado. El articulado destila artículos dedicados a la supeditación del ciudadano al colectivo nacional. Sólo hay que leérselo.

El los medios de comunicación el control del gobierno es casi absoluto.

En "la calle", el aval nazi son los grupos de niñatos que en situaciones clave y contra enemigos bien escogidos emprean la intimidación y la violencia sistemática.

Si escogieron lo de "socialista" los nazis no fue por "juego de palabras" o "por aprovecharse del enorme prestigio del socialismo", como dicen por ahí. Son socialistas

A mi que me hablen del peligro de la derecha después de la quema de sedes del PP y la persecución sistemática de este partido en Cataluña (las sedes de ese partido han renunciado a poner su logotipo en la puerta), pues me hace bastante gracia. Supongo que es lo que tiene vivir en Mátrix, que ante la evidente barbarie de la izquierda se nos cuenta un sesudísimo análisis sociológico sobre qué hay o deja de haber en el PP. Deja que me ría del análisis porque los datos te van en contra. Por ejemplo, la violencia que ha ejercido la derecha se sabe que proviene de gente que no vota al PP. El resto de los datos, pues igual de mal le va para que vivas cómodo en Mátrix.

Enviado por el día 19 de Octubre de 2005 a las 14:35 (14)
Y lo de que "yo me pensaría el juntarme con cierta gente", pues muy fácil "aparta que me tiznas, le dijo la sartén al cazo". O sea, volvemos a la quema de sedes del PP pero con el añadido de lo extraordinariamente cómodos que están los presuntamente moderados con lo peor, lo más radical y antisistema de la izquierda.

Y no se por qué, me he acordado de que el presidente del gobierno se declara rojo. Un portento de moderación. Pero es muy coherente, gobernando encantado con comunistas y nazionalistas (de los que tienen en sus cuadros dirigentes terroristas sin arrepentir)

El que tiene que mirar con quién se junta eres tú.

Pocos, muuuuuuuy pocos de la izquierda pueden dar la más mínima lección a nadie. Ni la más elemental.
Enviado por el día 19 de Octubre de 2005 a las 14:43 (15)
Se habla de un ataque a la Red Progrejjjijjjta... y los de Red Liberal se lo creen... ¿No cabe la posibilidad de que ellos mismos se hayan autohackeado?
Enviado por el día 23 de Octubre de 2005 a las 16:28 (16)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande