liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » El voto libertario en Estados Unidos

23 de Octubre de 2006

« Paz y libertad. 50 años de la revolución húngara | Principal | Google ZeitGeist »

El voto libertario en Estados Unidos

Dice The Economist:

Puede que América sea la tierra de los hombres libres, pero los americanos que favorecen a la vez la libertad económica y social no tienen un hogar político.

Habla de los votantes bisagra olvidados, como he tenido a bien traducir The neglected swing voters, en referencia a los libertarios, liberales que diríamos por nuestras vecindades lingüísticas.

El artículo parte de un estudio de dos liberales (-tarios) de pro, David Boaz y David Kirby, escrito para el Cato Institute, y llamado The Libertarian Vote (resumen aquí). No es poco ese voto, a tenor del espectro ideológico estadounidense registrado por Gallup, recogido en una tabla que comprende el tiempo transcurrido desde 1993 hasta la actualidad. Los autodefinidos libertarian son del 17 al 24 por ciento de la población, según el momento, ligeramente por encima de populist (no tengo idea de a qué se refieren) y pure libreal (es decir, progre con credenciales), pero por debajo de los conservadores (pure conservartive).

El porcentaje de votantes es importante, y está creciendo. Del 9 por ciento en 1990 al 13 en 2004. Tiran al partido republicano, pero votan también al demócrata. 75-24 en el enfrentamiento de Nixon contra McGovern, 66-18 en el Reagan-Carter (otro 17 se fue básicamente al republicano Anderson), 72-20 en las elecciones de 2000 y en las últimas, 59-38.

Tienden a ser: jóvenes, varones, de ingresos medios o más altos, viven en el Oeste, son menos religiosos que conservadores y populistas, pero más que los progres. Están pegados a la actualidad que el público en general y se consideran bien informados. Desconfían de la Coalición Cristiana más que el público, y tienen más sentimientos de aprobación hacia los homosexuales que el votante medio. Tienen más inversiones en acciones que la media. Dicen que ningún partido político representa sus puntos de vista (lo que es interesante, porque hay un partido libertario con no poca tradición). Pese a estar menos organizados que otros votantes, el estar más educados e informados les hace participar en el voto con más frecuencia que otros grupos (eso dice el texto pese a la diferencia entre el 20 por ciento de personas que se declaran libertarios y el 13 de votantes que lo son).

El periodista de The Economist, tras leer el informe, considera que

Mr Boaz y Mr Kirby consideran que pedir el apoyo del voto libertario podría llevar a cualquiera de los partidos al éxito electoral. No obstante, con las elecciones a semanas vista, ninguno parece esforzarse en intentarlo. Los republicanos están jaleando su base religiosa con jeremiadas sobre la investigación con células madre y el matrimonio homosexual. Los demócratas, por su parte, subirían los impuestos, bloquearían la elección de educación y liderarían una caza de brujas contra Wal-Mart.

Es aquí donde pido el auxilio de Antonio Golmar, mi politólogo de guardia. Sigue diciendo el artículo del semanario británico que

Los libertarios son ignorados en parte porque son difíciles de encontrar, pero no menos porque quieren que se les deje en paz. Los políticos pueden llegar a los conservadores sociales por medio de las iglesias o a los afiliados a los sindicatos por medio de éstos, pero ¿dónde se reúnen/concentran los libertarios? Los partidos siempre cortejarán los votos que son más baratos de halagar porque, por una vez, están gastando su propio dinero.

¿Cómo tendría que auto organizarse el voto libertario para que a los partidos les resultara fácil y tentador dirigirse a él?

Ver también: 17,3%.

Actualización: Ver Escepticismo y libertad, donde Milton nos cita y nos lleva a Mankiw.

Comentarios

 
Pues yo, si fuese norteamericano, lo tendría claro: intentar no permitir, bajo ningún concepto, una mayoría demócrata ni en la Cámara de Representantes ni en el Senado. Puede que los Republicanos hayan cometido muchas pifias, en particular, que no hayan gestionado bien la guerra en Irak y que hayan aumentado de manera brutal el gasto público, pero una victoria demócrata no mejoraría ni la situación en Irak ni la situación en el gasto y, sobre todo, pondría en riesgo la seguridad de los USA. Además, los demócratas no parecen tener muy claro hacia donde ir dadas la tensiones internas: algunos tirando hacia un izquierdismo casi inédito en los EEUU (véase Ned Lamont) y otros aparentando querer jugar la baza del centrismo. Otro punto de fricción de los conservadores con la administración Bush es la inmigración y, en este punto, me parecen más razonables los que piden un control más rígido de las fronteras que los que tienden a no ver los problemas asociados a la inmigración en los tiempos que corren.

Por otro lado, yo, que me considero liberal (en la acepción europea, claro), probablemente sería considerado por el Economist y por los del Cato un conservador social: contrario al aborto y contrario a la redefinición del matrimonio, si bien partidario de las uniones civiles homosexuales. Últimamente, ando mucho por páginas conservadoras norteamericanas, como townhall.com o National Review Online. La mayor parte de la gente que escribe en ellas, en especial, en townhall se definen como conservadores económicos y también sociales, la mayoría de ellos religiosos. Sé que hay una derecha religiosa extremista, pero me da que la mayoría de los llamados conservadores sociales estadounidenses son bastante más moderados y razonables que la fama que gastan entre los europeos, tan seculares como somos. Claro que visto desde la prespectiva conservadora una enmienda a la Constitución que frene los matrimonios homosexuales, (continúa)
Enviado por el día 23 de Octubre de 2006 a las 22:27 (1)
conociendo la precaución con la que afrontan cualquier nueva enmienda, debe tomarse con precaución. Un par de ejemplos sobre la supuesta intolerancia de los conservadores sociales frentre a la cacareada tolerancia de los "liberales". La cosa ha andado bastante animada en los blogs conservadores norteamericanos a cuenta de la campaña de un blogger "liberal" sacando del armario a un par de políticos republicanos. ¿Es esto un ataque a la privacidad y una muestra de intolerancia? Para mí, no cabe ninguna duda. Para muchos "liberales" norteamericanos, no. Por otro lado, el senador más abiertamente contrario al matrimonio homosexual, el representante republicano Rick Santorum de Pennsylvania, "ultracatólico y ultraconservador" como se le define y el senador supuestamente más homófobo del Partido Republicano, tiene como uno de sus ayudantes más directos a un declarado homosexual, para más inri negro. Desde mi punto de vista, el matrimonio homosexual no es más que un intento de los "liberales" norteamericanos de apuntarse una nueva mascota, Thomas Sowell dixit, a la que supuestamente defienden, pero a la que utilizan con descaro. Igualicos, igualicos, que los sociatas españoles.
Enviado por el día 23 de Octubre de 2006 a las 22:37 (2)
Yo soy liberal y evolucionista, considero que la izquierda progresista y la derecha religiosa tienen una concepción equivocada de la naturaleza humana.
Enviado por el día 23 de Octubre de 2006 a las 22:51 (3)
En los medios de comunicación sobre todo en las radios pasa lo mismo. Todos se pelean por el mini sector de la audiencia progre y dejan a toda la otra parte de la audiencia de lado.

por eso cuando acá en argentina salió radio 10 que se hizo fama de ser antiprogre quedó primera al poco tiempo de salir.
Enviado por el día 23 de Octubre de 2006 a las 23:09 (4)
http://escepticismoylibertad.blogspot.com/2006/10/...

Hola Jose Carlos. Te enlazo.

Yo soy liberal y evolucionista, considero que la izquierda progresista y la derecha religiosa tienen una concepción equivocada de la naturaleza humana.

Muy acertado.

Un saludo

Enviado por el día 24 de Octubre de 2006 a las 00:51 (5)
Un saludo, Milton.
Enviado por el día 24 de Octubre de 2006 a las 10:36 (6)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande