liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » 12 ideas breves sobre las drogas

7 de Enero de 2008

« Tyler Cowen critica la teoría austriaca... y se equivoca | Principal | La Fed elige a Ron Paul »

12 ideas breves sobre las drogas


1) Paracelso: Los nutrientes son tanto alimento como veneno. La dosis los convierte en veneno o en remedio.
2) Legalizar no es igual a fomentar.
3) Las tragedias actuales de drogadicción han tenido lugar en un ambiente prohibicionista.
4) La responsabilidad no consiste en actuar de un determinado modo, sino en asumir las consecuencias que se deriven de tu acción.
5) La libertad de elección futura no tiene por qué tener mayor valor que la libertad de elección presente.
6) La propia vida no es un principio superior a la propia libertad.
7) Mi libertad no puede depender del mal uso de la misma que hagan otras personas.
8) La producción y venta de drogas es una transacción pacífica que no restringe la libertad de nadie.
9) La prohibición adultera las drogas e impide que los distribuidores respondan por el fraude ante un mercado abierto y competitivo.
10) La prohibición genera beneficios extraordinarios que pueden ser aprovechados por la gente con menos escrúpulos para quebrantar esa ley y otras leyes (mafias).
11) Las drogas eran legales en EEUU hasta 1913.
12) El alcohol es, junto con las enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte en el mundo. Nunca se han registrado muertes por sobredosis de marihuana.

Comentarios

 
La libertad de elección futura no tiene por qué tener mayor valor que la libertad de elección presente

Tengo entendido que el argumento por el que Rothbard niega la posibilidad de la esclavitud en una sociedad libertaria descansa sobre la idea contraria.

De ser así, quedaría por fin abierta la posibilidad de la esclavitud en un orden libertario. Yo puedo firmar un contrato presente, en uso de mi libertad (entendida como no coacción) argumentando que, sin ningun genero de dudas, mi libertad presente de firmar el contrato es más valiosa que mi libertad futura, ¿no es así?
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 21:51 (1)
El argumento de Rothbard es similar a ese, aunque en mi opinión está mal formulado y tiene que ver más con la imposibilidad del objeto del contrato (incapacidad de enajenar la voluntad) que con lo otro.
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 21:57 (2)
Totalmente de acuerdo con todos los puntos que señalas.

En cuanto a lo de Rothbard, el error consiste en que en esencia un contrato de exclavitud es un contrato de prestación de servcios sin posiblidad de resolución anulando la libertad futura.
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 22:48 (3)
¿Y cuál sería la formulación que evitaría la posibilidad de la esclavitud en un orden social libertario?
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 22:54 (4)
No es que haya leído demasiado sobre el tema. La imposibilidad del objeto del contrato me parece uno de los puntos esenciales. Pero aun así creo que habría otras maneras de formularlo para que produjera efectos análogos.
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 22:57 (5)
Que grande eres Rallo!

Pero hay un punto con el que discrepo: La prohibición genera beneficios extraordinarios que pueden ser aprovechados por la gente con menos escrúpulos para quebrantar esa ley y otras leyes (mafias).

Si por escrúpulos entiendes algo positivo que evita que un individuo actue inmoralmente o de forma contraria a la ética o al Derecho, esta claro que estas otorgando un deber moral de cumplimiento de la ley positiva del estado. El uso del termino "ley" para referirse a las normas estatales con rango formal de ley, tambien parece ir por esa vía de reconocer el caracter jurídico vinculante del Dº estatal.

Si por contra empleas este sentido (http://www.desdelafe.com.mx/index.php?option=com_c...) negativo de los escrúpulos (haciendo una analogia del concepto de Dios al Estado), y siempre desde una concepción negativa del estado, estamos de acuerdo.

En cuanto a la equiparación plena que haces entre la mafia (un tipo especifico de crimen organizado, entre los distintos posibles: estado...) y los empresarios del mercado negro de la droga es falaz. No todos los traficantes, y la inmensa mayoría de los pequeños u ocasionales, operan en el mercado rojo (actividades agresivas prohibidas por el estado) además de en el negro.

Ágora! Anarquía! Acción!

Stewie
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 23:31 (6)

En un orden social libertario, Milton, sólo la costumbre puede hacer prevalecer unos derechos sobre otros. Si es comúnmente aceptado el que la libertad no puede ser objeto de contrato de manera absoluta, cualquier tribunal al que un esclavo acudiera para resolver un contrato de ese tipo le daría la razón. Ahora bien, si la costumbre es que nadie tiene derecho a meterse en las vidas de los demás, en los acuerdos a que voluntariamente se lleguen, ciertamente no creo que quien quiera librarse de ese contrato pueda hacerlo. La libertad con la que actuó limitó y limitará su libertad futura.

¿Funcionará esto como ejemplo para las generaciones futuras para que aprendan que con la libertad, ni tan siquiera con la propia, no se juega? Pues en la teoría anarquista así se contempla. Tu con tu libertad puedes hacer lo que quieras mientras que no hagas daño a los demás. Incluso puedes hacerte daño tu mismo, pero no a los demás.

¿Puede entonces el dueño del esclavo voluntario dañarlo? Si así está recogido en el contrato por su puesto que si. Por eso la cuestión contractual es importante. ¿Se puede fijar en un contrato todos los aspectos de la vida, la libertad y la propiedad que con lleva la aceptación de una sumisión al nivel de la esclavitud? Difícil, algún abogado podría encontrar algún resquicio, algún juez que considere...

Pero en el fondo, como con las drogas, tío, haz lo que quieras con tu vida pero.... a mi no me pidas, no me exijas ayuda cuando tu has sido lo suficientemente irresponsable como para caer en las drogas, como para firmar lo imbécil de un contrato de esclavitud.
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 23:43 (7)
Sabía que la expresión "escrúpulos" iba a ser conflictiva. Veamos, si un tío vende droga y sólo vende droga, lo considero "atrevido" y "valiente". Si vende droga adulterada (normalmente) lo considero entre valiente y fraudulento. Si además de vender droga (adulterada o no) recurre a prácticas menos recomendables (asesinatos, extorsión...) lo considero un tipo totalmente sin escrúpulos. Y ese es la mayoría de los casos sobre los que recae las "economías de escala" en la distribución de drogas.
Enviado por el día 7 de Enero de 2008 a las 23:51 (8)
Milton,cuando dices: quedaría por fin abierta la posibilidad de la esclavitud en un orden libertario, ¿a qué te refieren con "por fin"? Tienes especial interés en ello? Es una idea que obsesiona a algunos, eso de demostrar que los libertarios son (somos) el coco come-niños proesclavistas... ¿tan faltos de argumentos estáis esas personas?
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:20 (9)
En cuanto a lo de la droga adulterada creo que no es tan simple, dado que dependiendo del tipo de droga ante el que hablemos puede ser que en un determinado lugar solo exista o la práctica sea venderla, por razónes lógisticas y de disponibilidad, adulterada.

Es el caso de la cocaína, todo el mundo (con dos dedos de frente) sabe que el perico que adquiere en la calle al por menor esta cortado (en mayor o menor medida), nadie piensa que esta adquiriendo cocaína pura.

Por otro lado la costumbre social hace poco populares algunas prácticas como es recortar la droga que llega a tus manos o incluso rascar la pintura de las paredes para aumentar el producto. Aquí si que creo que estamos ante un fraude, pero no en todos los casos, ya que en el actual contexto de ilegalidad sería imposible que el mercado se articulara de otra forma.

Como no soy un experto en el tema cientifico he recurrido al bueno de google y he encontrado este texto de interes sobre la adulteración:

Formas de adulteración

La cocaína es quizá la droga más sujeta a sufrir adulteraciones. En 1974 los laboratorios Pharm Chem examinaron cuarenta muestras de diferentes dosis de cocaína circulantes en el mercado clandestino de California, E.U. y determinaron que todas estaban adulteradas en proporciones que iban del 30 al 40%. Inmediatamente la DEA saltó: «Ese laboratorio no está autorizado para publicar datos sobre la composición química de las muestras de drogas ilícitas cedidas por donantes anónimos». (13) Diez años después, investigadores que prefieren mantener su anonimato, informaron que la pureza media se había reducido a la mitad.

Hay dos tipos de "cortes" o adulterantes para la cocaína. Los cortes inactivos sirven para dar peso: lactosa, talco, bórax, Manitol® (que es un laxante italiano) o cualquier otra cosa que se parezca a la cocaína y no tenga efectos colaterales perceptibles de manera inmediata.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:22 (10)
Para compensar la potencia perdida en la adulteraciones, se le añaden también cortes activos, que pueden ser de dos clases: excitantes (anfetaminas en polvo) para que tenga una subida fuerte y congelantes (novocaína o benzocaína) para imitar el efecto característico de adormilar la boca de la auténtica cocaína.

En términos generales, el que distribuye la mercancía por kilos, la corta normalmente con bórax, lactosa o Manitol®, para dejarle una pureza de entre 85 y 80%; el que la compra en kilos y la vende por onzas la corta con amfetamina y algún anestésico derivado de la coca para dejarla entre 70 y 60%; el que la compra en onzas y la vende en gramos, la corta con lo que se le ocurre, incluyendo gis o talco, y/o nuevamente procaína y novocaína que siendo substancias 70% más tóxicas que el bórax, el Manitol® y la lactosa, añaden además dificultades de solubilidad, haciendo más peligrosa su administración intravenosa y la dejan con sólo un 30 a 40% de cocaína. Si es que pasa por un revendedor más puede acabar hasta en un 20%. El caso es que el consumidor que compra por gramos, rara vez recibe más allá del 50% de cocaína pura, la cantidad acostumbrada en las muestras callejeras actuales oscila entre el 20 y el 40%.

Se cree que un modo elemental de detectar la adulteración es probando la droga; se supone ingenuamente que al contacto con los labios y la lengua, la cocaína los adormece. Esto nunca es una garantía porque como ya se señaló, el efecto puede estar provocado por lidocaína o procaína. La presencia de grumos también es un mito, en realidad estos grumos se deben a la humedad y se forman con todas las sustancias con las que pueda estar cortada, al igual que se cristaliza el azúcar húmedo.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:24 (11)
(o sea que nada de si viene en roca es pura como reza una leyenda urbana)
Una prueba más efectiva es la que se hace con un vaso de cristal claro y agua fría. Los cristales de cocaína pura se disuelven al echarlos en el agua antes de llegar al fondo del vaso. En el camino se desprenden la mayoría de las impurezas y quedan visibles en el fondo. La prueba más efectiva para detectar adulterantes se realiza a nivel térmico: la cocaína se funde entre los 192 y los 197 grados centígrados, así es que cualquier ingrediente que llegue a fundirse antes o después, no puede ser cocaína. Empíricamente se puede realizar con ayuda de un pedazo de papel aluminio o de los metalizados que vienen en las cajas de cigarros. Se coloca la muestra de cocaína encima del papel y por debajo se calienta con un encendedor. Si es pura, hace burbujas y deja una película marrón claro; si no lo es se ennegrece y deja grumos. La inmensa mayoría de los consumidores no sabe reconocerla por la sencilla razón de que nunca la ha visto ni la ha probado pura.

Robert Sabbag, un experto en la materia asegura en Ciego de nieve:

Si usted tiene un amigo metido en el tráfico, con suerte logrará probar la cocaína casi pura, aún sin cortar, y entonces tendrá la sensación de que las terminaciones nerviosas se le han ahogado en champaña y sabrá por primera vez de qué se trata toda la fiesta. Sólo necesitará una y una para colocarse y mantenerse así toda una noche.

Algunos aficionados a la cocaína están tan habituados a las amfetaminas y otros adulterantes que son en todos sentidos y para todos los fines, adictos al corte que pagan muy por encima de lo que éste vale en el mercado legal. (pero es falso que el consumidor medio desconozca la existencia de este)
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:27 (12)
En cuanto al uso de la violencia por parte de los empresarios del mercado negro esta claro que nunca esta permitida, en tanto mercado negro, de forma ofensiva. Pero yo me pregunto aun siendo reglas fundamentales de una sociedad libre la presunción de inocencia y el derecho a que un tercero juzge una disputa, ¿que opciones tiene un empresario del mercado negro cuando otro agrede sus legitimos derechos de propiedad? ¿Existen tribunales a los que acudir? No, porque el estado bloquea su aparición.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:32 (13)
Vamos a ver, ningún traficante te va a admitir que está vendiendo droga adulterada, eso es fraude. Por mucho que tú creas que te puede estar engañando. Lo normal es que te camelen y que te digan que estás ante una ganga.

De todas formas, si la gente comprara cocaína o heroína pura, terminaría en el hospital.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:34 (14)
Si pero nadie te va a decir que es cocaína pura, porque sería un bulo tremendo que nadie con un poco de sentido común o conocimiento del tema se tragaría. Otra cuestión es el grado del corte existente.

Aunque claro, si conoces a alguien que la venda pura mandame un email y vamos juntos que nos hacemos de oro XD.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:38 (15)
Bueno, de entrada dudo de que la mayoría de vendedores conozcan el término "pura". Pero con que te digan que es de buena calidad y luego te den pica pica, ya sobra.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 00:40 (16)
MBlanco:

En anteriores debates, en los que se argumentaba que un lógico corolario de ciertos postulados libertarios era la legalización de la esclavitud, se objetó en los términos rothbardianos antes señalados.

La explicación resultó poco convincente ya entonces, pero aquí y ahora se muestra que dentro de cierto estado de cosas, la esclavitud sería compatible con un orden libertario. Ojo, también lo puede ser con un orden imperial, o con tantos otros. No así con un orden de democracia constitucional liberal, que es lo que postulamos otros, entre otras cosas, porque no ha lugar a la esclavitud.

Es una idea que obsesiona a algunos, eso de demostrar que los libertarios son (somos) el coco come-niños proesclavistas...

Siguiéndo con la cerrada defensa del canibalismo que hacéis algunos, no resulta del todo descabellado postular que ciertos niños, ya resposables entre otras cosas para prostituirse, podrían vender su cuerpo para capricho de ciertos libertarios de gustos culinarios, digamos, algo bizarros.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 01:35 (17)
Bueno milton, dos puntos nuevamente breves:

a) No creo que puedas asegurar una democracia liberal en todas las partes del mundo. Es una utopía, especialmente en la actualidad. Puedes ser un objetivo programático, pero aun así poco verosímil desde mi punto de vista por la extensión del poder que pretendes centralizar.
b) Aunque el contrato de esclavitud tenga su espacio dentro de un orden libertario, también podemos especular con pactos inter partes que impidieran esa potestad.

Me temo que tu pretensión de legislación no es muy distinto del de un ancap, salvo porque (¿me equivoco?) te crees con legitimidad para atacar a quien concluya un contrato de esclavitud. Puede sonar bien para un caso particular, ya no lo sé para millones.

Y conste que aquí me posiciono más en una perspectiva utilitarista que iusnaturalista.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 01:48 (18)
Milton, yo no defiendo el canibalismo, pero no lo penalizaría, no lo fomento,me da asco,pero no lo penalizaría. Es un matiz... que se te olvida siempre.
Igual sucede con la esclavitud. Pero imagina un contrato de esclavitud muy laxo, muy leve,llevadero, en el que el esclavo tiene cierta libertad de movimientos, de trabajo, siempre entregando a su señor una cantidad del resultado de su esfuerzo, y por supuesto, siendo torturado, o tal vez no torturado a lo bestia, pero sí castigado, cuando no hace lo que el señor le dice. El esclavo está bien (dentro de lo que cabe), el señor le da de comer,le asegura un medio de subsitencia y, aunque sea por convenencia, el señor le cuida y le protege...
Bien... ¿no es esa la relación Estado/subdito?
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 02:16 (19)
Vale, "Siguiéndo con la cerrada defensa de la despenalización del canibalismo que hacéis algunos, no resulta del todo descabellado postular que ciertos niños, ya resposables entre otras cosas para prostituirse, podrían vender su cuerpo para capricho de ciertos libertarios de gustos culinarios, digamos, algo bizarros"

La idea sigue siendo estrictamente la misma. Por cierto, en ningún momento he dicho que tú participases de tales gustos culinarios.

Es un matiz... que se te olvida siempre.

Difícilmente se me puede haber olvidado cuando yo no he participado en el debate sobre el canibalísmo, y hasta donde me llega la memoria, nunca he discutido sobre este particular con ningún libertario en la red. Digamos que ese "siempre" da a entender cierta reiteración en un comportamiento que, sencillamente, no se ha dado. Luego te quejas de que se generalice, y bla bla bla...

¿no es esa la relación Estado/subdito?

Exactamente la misma. No sé como no había caído.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 03:10 (20)
mblanco:
"yo no defiendo el canibalismo, pero no lo penalizaría."

Y te siguen espantando los homofobos?
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 07:19 (21)
Milton... no resulta tampoco descabellado que ciertos niños, ya responsables entre otras cosas para prostituirse... etc... para capricho de ciertos no libertarios, demócratas, imperialistas o quien pague el precio... de caprichos culinarios, digamos, bizarros. No es privativo de los lbertarios esos gustos culinarios, digamos bizarros. La gente no declara siempre esas cosas.¿Crees que por ejemplo, los pederastas solamente lo son quienes no lo penalizarían? Pues coge los periódicos y verás la hipocresía que hay (eso no va por ti, lo digo porque no me parece inmediato que esos gustos los tengan solamente los libertarios).
Tienes razón ahi debería decir "que se olvida siempre". No era personal.

Tranquilocomp, me siguen espantando, efectivamente.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 07:27 (22)
Es absurdo asumir que la existencia siempre de crimen, por mucho que se persiga, es análoga a un escenario de nula persecución del mismo. Es, por supuesto, un disparate bastante habitual entre ancaps.

Otro disparate es fiar a la tradición, del derecho natural occidental suponemos, la existencia de "jueces" que hagan nulos los contratos que estableciesen la "capitis deminutio" total de una persona: su esclavización. Puede que esa tradición excluya el término como, por ejemplo, un tabú pero desde luego la ausencia de Estado engendraría por sí misma, a la luz de la Historia, una red de servidumbre: el feudalismo. Sería tal exclusión parecida a la que se hacía del término "rey" en la Roma imperial: Roma en la que se llegó a la monarquía más absoluta en cuanto a las prerrogativas del dirigente pero en la que no era "adecuado" intitularse rey. A mí, como a Demócrito, las palabras, sin embargo, no me bastan.

Y es que ese iusnaturalismo esterilizador que sostienen los ancaps y que hace en en último término "absurda" la defensa de la libertad misma (insisto aquí de nuevo: ¿porqué lo único no relativizable mediante voluntad humana es la autonomía de la voluntad de todo hombre?) aspirando a establecer una noción "pura" de la justicia acaba por conformar una justicia formal que no es ni una triste sombra de lo que cualquier hombre medio entendería por justo. Ser libre no puede limitarse a la inexistencia del Estado sino que más bien toca preguntarse si en ausencia del Estado "tiene algún sentido" hablar de libertad, a la luz del ancapismo. No, claro que no. Si ser libre consiste en la ausencia de poder político habrá que decir: qué equivocado lleva el hombre... milenios.

Se retratan algunos ya completamente defendiendo de forma abierta la esclavitud.

Salud y libre comercio
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 08:45 (23)
Milton, cuando hablamos de un escenario Ancap, hablamos de un escenario primigenio en el que todo estaría por hacer. Y eso es así porque en ese momento en el que la coacción por parte del grupo, de las conductas morales, sería mínima, la resolución de conflictos será la forma normal de generar normas consuetudinarias conforme a lo que el grupo entienda como justo y como respetuoso con los conceptos de libertad y no coacción que fundamentan la existencia de dicho grupo.

Pretender extrapolar desde nuestro universo moral normas hacia ese otro hipotético no hace mas que entorpecer el análisis. Decir que el estar por la libertad máxima en la que si un individuo decide voluntariamente someterse a esclavitud o entregarse a otro para, incluso, ser comido entra dentro de esos principios primigenios es apostar por la defensa de la esclavitud y del canibalismo es hacer de lo excepcional categoría, de la anécdota ley.

Por otra parte la historia nos ilustra convenientemente sobre la evolución de las normas morales, de la capacidad del hombre de organizarse y de crear moral que rija la conducta dentro de los grupos. En un grupo ancap tal evolución se daría de igual forma. Pero si analizamos convenientemente cuales son los principios en los que se asienta el ancap la esclavitud es de todo punto un absurdo puesto que la máxima libertad es el principio fundamental sobre el que se organiza dicho mundo y por lo que uno quiere
pertenecer a ese mundo.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 09:43 (24)
¿Resulta creíble que alguien quiera someterse a otro voluntariamente, insisto en lo de voluntariamente, hasta perder el control absoluto sobre su libertad futura? Ciertamente no, pero llegado el caso, si el esclavo voluntario decide dejar se de serlo, ese mero acto de decisión implica la realización efectiva de una voluntad individual y libre y como tal, creo, sería reconocido por los tribunales que la sociedad habrá creado para la resolución de conflictos. Por tanto no creo, insisto en lo de no creo, que la esclavitud tuviera cabida en un mundo ancap, mas que nada porque aunque se dieran situaciones de esclavitud voluntaria, en el momento en el que alguien reclamara por primera vez libertad, el grupo, en defensa del principio fundamental del grupo, la máxima libertad, haría efectiva la libertad del mismo garantizándole la ruptura del contrato, con lo cual, todos los contratos que se pudieran firmar de ahí en adelante ya saben que ese tipo de relación sería de hecho declarado nulo. Entonces sería efectivamente prohibida la esclavitud.

Todo lo demás, como digo, es buscar situaciones inverosímiles, hacer, como digo de la anécdota categoría con el único afán de rebatir supuestos ancaps simplemente porque se es contrario a esa ideología.

Vale, hay muchos motivos para estar en contra pero éstos no son.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 09:44 (25)
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 14:21 (26)
"Decir que el estar por la libertad máxima en la que si un individuo decide voluntariamente someterse a esclavitud o entregarse a otro para, incluso, ser comido entra dentro de esos principios primigenios es apostar por la defensa de la esclavitud y del canibalismo es hacer de lo excepcional categoría, de la anécdota ley."

Incorrecto. Se dice que estar por lo que usted llama "libertad máxima" (en realidad la temática ancap no trata una cuestión de libertad sino de esteticismo totalitario) hace imposible la defensa de nada en tanto todo pasa a ser relativo, que se puede incumplir. El hombre en el contexto de no-autoridad genera la autoridad por motivaciones que van desde la venganza a la ambición desenfrenada y eso, como decía Tucídides: "eso es lo que ocurrirá en tanto la naturaleza humana sea la misma". El ancap coge la naturaleza humana y la tira a la papelera y nos la pinta como una sábana moteada por "la tradición". Pero lo cierto es que esa tradición es fruto precisamente de actos de fuerza pretéritos, y presentes, no del mero concepto de "autonomía de la voluntad". Y de la realidad violenta de la Ley, sea basada en el positivismo más extremo o en "la traidición" no arroja duda el ejemplo de Somalia: que fue reivindicado por los ancaps como una "anarquía que funciona" y pronto se evidenció como una colosal opresión tribal que seguía dinámicas imperiales que sólo la intervención del ejército etíope, respaldado por EEUU, pudo detener. Se dirá que la tradición y la costumbre ya no son lo que eran por estar adornadas de estos episodios de sangre derramada tan obvios pero... le diré aún más: la tradición y la costumbre nunca fueron "lo que eran".

"¿Resulta creíble que alguien quiera someterse a otro voluntariamente, insisto en lo de voluntariamente, hasta perder el control absoluto sobre su libertad futura?"

Si la voluntariedad es la única medida de "orden"... no tardarán en aparecer todo tipo de condiciones contractuales. Todo tipo.

Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 14:43 (27)
Y por supuesto cuando la única medida de orden es la voluntad, si se sabe algo de historia, es algo más que evidente que pronto habrá voluntades que englobarán a otras muchas y que pronto la voluntad dejará de significar lo que quiera cada uno para significar lo que quiera el más fuerte. Se llama feudalismo, ya sabe.

"Ciertamente no, pero llegado el caso, si el esclavo voluntario decide dejar se de serlo, ese mero acto de decisión implica la realización efectiva de una voluntad individual y libre y como tal, creo, sería reconocido por los tribunales que la sociedad habrá creado para la resolución de conflictos."

¿Qué tribunales? ¿Se refiere usted a los constituídos por el "Craso" de turno y sus amigos o a ese que vela altruístamente por los miserables que endeudados o mendicantes enajenan su libertad?

Su problema con nuestros argumentos contra el anarcocapitalismo, señor Bastiat, no es otro que el que sigue: comparte el dogma de la no agresión como pauta posible de coexistencia entre humanos y desde ese momento niega la naturaleza verdadera del hombre y la realidad del Derecho. Sobre esas bases sólo se le puede denominar a usted como "ancap en prácticas"...
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 14:49 (28)
"10) La prohibición genera beneficios extraordinarios que pueden ser aprovechados por la gente con menos escrúpulos para quebrantar esa ley y otras leyes (mafias)"

Esta es la cuestión práctica que, además, genera una corrupción permanente en los aparatos estatales de seguridad... polícia, jueces, fiscales etc, aunque los medios de comunicación entregados a la "guerra contra la droga" los presenten como esporádicos casos de corrupción.

Por otro lado, en el mundo real de los narcotraficantes esa idea solo refleja levemente lo que ocurre entre ellos o quién se acerca a ellos (muy bien retratado en la tremenda película Traffic de Steven Soderbergh). Las deudas derivadas del impago de drogas ilegales se resuelven con el expeditivo recurso a palizas conminatorias o el asesinato de los morosos. No obstante, recomiendo el testimonio de un hippy británico de la ola intelectual de los 60, convertido en traficante, llamado Howard Marks, que dice haber rehuido ese código en su libro de memorias "Mr Nice".

La última idea que expones, Rallo, sí es una apología de la marihuana, que no tengo claro que sea cierta. En cualquier caso, si no se han dado casos de muertes por sobredosis (¡ya hace falta fumar de una sentada!) los transtornos mentales que he observado en fumadores abusivos no me la dejan en un papel mucho mejor que la cocaína.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 16:04 (29)
A mblanco mas la espantan los homofobos que los canibales y los infantes que se prostituyen, y el canibalismo debe ser legal para ella, igual la prostitucion de los infantes. Se taparia la nariz y nada mas. Bueno, la verdad que asi cualquiera se libra de las responsabilidades de la civilizacion y la ley. Facil ser ancap asi.
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 16:11 (30)
Tranquilocomp, no he leído en ninguna parte a MBlanco que sea partidaria de ilegalizar a los homófobos.

A Iracundo le contestaría más a menudo si tuviera más a menudo ganas, y si entendiera más a menudo lo que dice (en lugar de creer entender lo que quiere decir, que eso me pasa más). Pero, en fin. Desde luego, si no se persigue un tipo de crimen es de esperar que ocurra más; sin embargo, es abusivo definir como crímenes actos que no dañan sino a quienes intervienen voluntariamente en ellos (ya que esto empezó tratando del comercio y consumo de drogas y puede esperarse que siga tratando de ello, al menos en parte).

En cuanto a qué "se limita ser libre", no es, sin duda, a la inexistencia del Estado; se es libre cuando no se está sometido a coerción. O, graduando, se es más libre cuanto menos se está sometido a coerción. Hay estados más coercitivos que otros, pero por naturaleza todos lo son. Hay también coerción no estatal. So?
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 18:15 (31)
Claro que no, marzo. Dice que no ilegalizaria el canibalismo, imaginate, tampoco la prostitucion de los infantes. A mi me llamo una vez "homofobo" como si estuviera indignada y mira las indignidades que escribe aqui como si nada. Dice que los infantes toman la decision de prostituirse y supongo que piensa que un canibal se puede comer a un infante si lo convence de ello. No soy facha pero con gente asi cualquiera la piensa dos veces (si asi van a ser las cosas, Franco estaba muy bien, caray).
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 18:34 (32)
Si un hombre en una sociedad anarcocapitalista cede su libertad a otro en terminos de una relacion esclavista forsozamente necesitarian hacer contrato (Obviamente en una sociedad anarcocapitalista el sistema de justicia tambien seria privado.) de lo contrario el esclavo se marcharia sin mas o el amo se quedaria sin ninguna autoridad sobre su siervo pero entonces significa que como un contrato ambos tienen un compromiso que al romperlo agrava una amonestacion para alguna de las partes si el siervo no obtiene lo que se le prometio entonces su derecho a romper el contrato estaria de su lado de igual manera su señor podria exigir al tribunal una sancion por que su siervo no cumplio con su parte asi que de hecho no se puede considerar un esclavismo de verdad pues el siervo no a cedido completamente los derechos en todo caso si se puede considerar un contrato extremo.
Ahora hay ciertas personas cuyo caracter es tan dependiente que se prestan a una sumision que en nada se diferencia del esclavismo y eso pasa hoy aqui y en china y ni siquiera necesita haber violencia fisica, ni privacion de la libertad y no el que uno viva en una sociedad democratica no cambia en nada.
Ahora yo no soy partidario del ancap pero tambien no me parece justo que se le adjudiquen vicios de los que no peca simplemente a mi no me gustaria vivir en una sociedad asi y quien si lo quiere pues que se vaya a vivir como mejor le de la gana.
Sera su descicion y esta es la mia.

Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 18:42 (33)
Parece que el Sr. Iracundo se aburre... Y nos aburre a los demás...

Espero que al menos sepa disculparse
Enviado por el día 8 de Enero de 2008 a las 20:50 (34)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande