liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Nuevo artículo del profesor Fekete: El crepúsculo de la deuda inconvertible

6 de Mayo de 2008

« Fernández Ordóñez también cree que la actitud de los consumidores está cambiando | Principal | Esta gente es la leche »

Nuevo artículo del profesor Fekete: El crepúsculo de la deuda inconvertible

Como todos, de recomendable lectura:

El privilegio de emitir deuda tenía tradicionalmente una obligación asociada: el repago. En un fatídico día, todo esto cambió a golpe de pluma. El presidente Nixon aceptó la vaga teoría de Milton Friedman y pretendió convertir al dólar en el nuevo Dios, esto es, aquello que existe por sí mismo y que sobrevive de sí mismo. De acuerdo con esta teoría el Gobierno tiene el poder de crear deuda inconvertible (deuda que nunca iba a pagarse pero que nunca perdería su valor), sujeta solamente a una regla cuantitativa, por ejemplo, no incrementarla más de un 3% anualmente. Esta idea resulta absurda y risible que "sólo a los hombres más sabios podría habérseles ocurrido". Si el robo es pequeñito, no será detectado.

La consecuencia lógica de este esquema es la bancarrota masiva de los individuos y del establishment político. Las pérdidas provocan más pérdidas, hasta que se convierten en una avalancha. La actual crisis es sólo el comienzo del desenlance final. Lo peor está por llegar. Con todo aun es posible escapar a la catástrofe que la quiebra masiva podría arrojar. El único camino es volver a abrir la casa de acuñación de los EEUU para el oro y la plata, tal y como defendía el candidato presidencial Ron Paul. La lógica de esta solución es que movilizaría unos recursos prácticamente ilimitados que hoy se encuentran estancados en el oro oculto, de modo que se reintroduciría un mecanismo indispensable para amortizar la deuda de la economía. Si fracasamos en volver a instaurar el patrón oro, ¿hacia adónde iremos? La respuesta es simple: estamos caminando hacia el valle de la muerte del colectivismo. La alternativa a volver a introducir la moenda convertible es que el behemot de la deuda nos fuerce a imponer masivos impuestos sobre el capital, tal y como hiciera Solón en el 594 A.C.

Leer más


Comentarios

 

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande