liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Seny » Las mamas planchan los pechos de sus hijas, en plan Clark Kent

16 de Julio de 2006

« El impuesto aéreo solidario francés | Principal | He aquí la primera estación espacial privada (foto) »

Las mamas planchan los pechos de sus hijas, en plan Clark Kent

Con piedras calientes planchan los pechos de sus hijas para así reducir su atractivo y evitar abusos sexuales, según informa Yahoo! News. Se calcula que el número de víctimas asciende a 4 millones en África Central. Curiosamente, según el estudio, esta práctica es más común en las regiones cristianas y animistas que en las musulmanas.
Típico, una sociedad que ensalza el sufrimiento y el peor de los altruismos colectivistas ha de degradarse reprimiendo lo bueno que hay en cada uno.
Me recuerda mucho a la peli que vi ayer por la tele, Superman. Un tío con superpoderes que tiene que esconderlos y hacerse pasar por el gilipollas Clark Kent porque sino la gente abusará de él. Es lo que pasa cuando vivimos según el principio de que los demás nos deben algo por el simple hecho de haber nacido. O que debemos algo a los demás por el simple hecho de que ellos hayan nacido.
¿Qué ha sido del humanismo? A años luz queda el himno de ¡Vivir!:
[...]Tampoco soy yo el medio para que otros lleguen a los fines que anhelan conseguir. No soy una herramienta para que me usen. No son un sirviente de sus necesidades. No soy un vendaje para sus heridas. No soy un cordero a sacrificar en sus altares.

Soy un hombre. Este milagro de mi ser está para que lo posea yo y lo vele yo, y lo guarde yo, y lo use yo, y sea yo quien se arrodille ante él.

No cedo mis tesoros ni los comparto. La fortuna de mi espíritu no está para ser convertida en monedas de cobre y ser esparcida al viento cual limosna para los pobre de espíritu. Yo guardo mis tesoros: mi pensamiento, mi voluntad, mi libertad. Y el mayor de ellos es la libertad[...]
Es un himno que conviene leerse entero. Estaría bien transcribirlo completo aquí en liberalismo.org...

Comentarios

 
Patetico

Primero el desconcierto al ver que las que hacen barbaridades no son las malvadas madres musulmanas

Luego mezclar churras con merinas con superman que es un personaje de ficcion con poderes sobrenaturales que le hacen distinto a los seres humanos q es porque lo q tiene q ocultarlos
Enviado por el día 16 de Julio de 2006 a las 16:55 (1)
¿Patético de qué? El desconcierto será tuyo. No es mezclar churras con merinas el identificar a gente que tiene que esconder cosas de las que no debería avergonzarse, es una buena analogía.
Enviado por el día 16 de Julio de 2006 a las 17:07 (2)
No se dice que las madres musulmanas no lo hagan, sino que lo hacen menos. Deben pensar que con todo lo demás que conlleva su práctica religiosa ya realizan bastante abnegación.

Visto fríamente tampoco se le puede reprochar que intenten salvar a sus hijas del contagio del SIDA y otras enfermedades de transmisión sexual que podrían inocularles los poco románticos galanes que por allí abundan.
Enviado por el día 16 de Julio de 2006 a las 21:22 (3)
Agente t, claro está que la intención es buena, pero es lamentabilísimo que se vean forzadas a un remedio tan atroz.
Enviado por el día 16 de Julio de 2006 a las 22:28 (4)
prometeo el principio moral está clarísimo: esconder logros o belleza para que saqueadores, violadores o envidiosos no quieran poseerlos, es malévolo. hay que repelerles y educar a los semejantes en el respeto al derecho ajeno (lo que hacemos aquí y debería hacer la escuela en vez de enseñar "progresismo"), no esconder lo bueno y entregarle el mundo a los parásitos de toda clase
Enviado por el día 17 de Julio de 2006 a las 05:09 (5)
Entre los individuos como entre las naciones el respeto al derecho ajeno es la paz.
Y lo dijo un liberal de mi pais.

Enviado por el día 17 de Julio de 2006 a las 17:56 (6)
Bueno, creo que estoy por el respeto al derecho ajeno y, sobre todo, el respeto a la propiedad ajena (los pechos son de las hijas no de las mamás).
Agente t, ¿no se te ocurre otra manera de proteger frente al SIDA que no sea quemar pechos? y ¿estás seguro que eso es proteger?¿y del SIDA en concreto? me parece que se te fue la mano un poco...
Además creo que las mamás de aquí, mundo civilizado, libre, opulento... y lo que nos cuentan, manipulan a las niñas, les meten un miedo equivocado a la libertad y a su propio cuerpo (las madres progresistas también, cuanto más progresismo reformador, más sofisticado es el atentado a la libertad de pensamiento y actuación), y aún se creen que eso es educar. No digo que la agresión física sea preferible pero creo que la barrera mental es al menos tan perniciosa como la física.
Enviado por el día 17 de Julio de 2006 a las 21:21 (7)
Estoy totalmente en contra de esa práctica bárbara y cruel, no sé cómo se puede interpretar que la comprendo o la justifico. Intentaba explicarla contextualizándola.

Como soluciones al Sida en África se me ocurren fundamentalmente tres: condón, monogamia, y sobre todo respeto a la libertad sexual de los demás respaldada por fuertes penas de cárcel y deber de indemnizar a las víctimas, promovidas por unos Estados que verdaderamente se ocupen del bien común y no de robar y engañar a su gente.
Enviado por el día 17 de Julio de 2006 a las 21:28 (8)
Si tanto miedo tienen las madres a que violen a sus hijas que les enseñen de pequeñas a usar un arma y que no se separen de ella. Será menos doloroso, mortal y más efectivo que plancharles los pechos con piedras.
Enviado por el día 18 de Julio de 2006 a las 01:57 (9)
Concuerdo plenamente con Valín: el que debe quedar planchado o mutilado, en todo caso, es el violador en pleno acto.
Enviado por el día 18 de Julio de 2006 a las 03:30 (10)
Libertad Digital publica un artículo de un ultraliberal norteamericano, John Stossel, haciendo apología de la venta de órganos humanos, un autentico atentado a la dignidad del hombre

http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_...

¡Haz que corra la voz! Que la gente sepa como piensan ciertos ideólogos de la nueva derecha.
Enviado por el día 19 de Julio de 2006 a las 17:04 (11)
La venta de lo que es mío no es un atentado contra la dignidad del hombre, independientemente que me gustaría saber qué es para ti (Prometeo) la dignidad del hombre. Recuerda la protesta de los enanos del espectáculo del Bombero Torero, que supuestamente tanto atentaba contra la dignidad de los enanos... y ellos, ingénuamente tratando de tener un sueldo "digno" con qué alimentarse... ¡qué tontos! ¿no?
Vendería más de uno de mis órganos antes de ver morir de hambre a mis hijos... ¿es más digno verles pasar hambre? Y si vendo mis órganos para comprarme una casa? ¿y si lo hago simplemente porque SON MÍOS?
Lo de "ideólogos de la nueva derecha" es una broma... supongo.
Enviado por el día 21 de Julio de 2006 a las 16:53 (12)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande