liberalismo.org
Portada » Bitácoras » 1812 » Octubre 2009

1812: Octubre 2009

29 de Octubre de 2009

De los autómatas jugones a la primera computadora como Dios manda

Esto comenzando una serie para el suplemento de historia de periodicidad irregular o casi diría que inexistente sobre historia de la informática y las telecomunicaciones. Lo primero ha sido hablar de Babbage y sus computadoras mecánicas y el timo de El Turco:

Durante sus 85 años de vida, El Turco jugó contra y ganó a numerosos humanos, los más famosos de los cuales fueron sin duda Napoleón y Benjamin Franklin. Ahora bien, sus partidas más memorables fueron las dos que le enfrentaron al matemático inglés Charles Babbage en 1821. No porque fueran de tal nivel que se hayan ganado un puesto de honor en los anales del ajedrez, sino porque dejaron al genio pensativo. Babbage tenía claro que El Turco estaba manejado de alguna manera por un jugador humano, pero no supo averiguar cómo.

Como dicen en El truco final, el espectador no debe creer que está contemplando un acto verdaderamente mágico, porque podría quedarse perturbado; lo mejor es que asuma que se trata de un truco... pero no sepa cuál, o cómo se hace. Babbage sabía que El Turco no era un jugador automático, pero empezó a pensar en si podría construirse uno...

Leer más

A todo esto, me gustaría ponerle un título genérico a la serie, pero no se me ocurre ninguno. ¿Alguna idea? No debe tener la palabra "historia".

23 de Octubre de 2009

Mi Ducha

Chávez, Hugo. Mi Ducha. Editora Nacional Bolivariana, Caracas, 2009.

© Marzo (ya podías colgarlo tú, leñe)

10 de Octubre de 2009

El absurdo Nobel de la Paz

He recibido la noticia con la reacción que creo ha sido habitual por estos lares. Aprovechando que el pobre Pablo Carabias, habitualmente el más cumplidor del Juan de Mariana junto a Francisco Moreno, no podía enviar comentario ese día he escrito yo uno sobre el galardón a Barack Obama.

Recibí un SMS esta mañana, una alerta informativa. Lo leí y no podía creerlo. Le habían dado a Barack Obama el Nobel de la Paz. Un gobernante que lleva ocho meses y medio en el cargo ha recibido un premio que lleva tiempo convirtiéndose en el blanco de las burlas de medio mundo, pero que con este galardón podría por primera vez unir al mundo y ponerlo de acuerdo en una idea: habéis hecho el ridículo, machos.

Leer más

1 de Octubre de 2009

El caso Polanski

En el caso Polanski hay dos conclusiones a primera vista contradictorias, pero que en el fondo no lo son. Eric S. Raymond ha hecho un excelente trabajo tratando las dos. La primera es la que ha resumido Luis Gómez en Desde el Exilio:

Para mí la cosa se me antoja así: Samantha ha perdonado públicamente a Polanski y además ha solicitado su perdón ante la justicia. A partir de ese momento no existe caso judicial.

Es el mismo argumento que muchos hemos sostenido contra viento y madera mientras algunos nos criticaban e insultaban por ello: son las víctimas y sólo ellas quienes tienen el derecho a perdonar, no el Estado. Lo explicó muy bien Borja Prieto en su momento:

En nuestra sociedad, el Estado tiene el monopolio de la violencia, y esto significa que debemos asumir su justicia. Pero el contrato liga a las dos partes. La víctima de un crimen renuncia a tomarse la justicia por su mano porque el Estado se compromete a castigar al delincuente. Por tanto, el Estado no puede unilateralmente romper el compromiso y decidir que no aplicará la pena a personas concretas que han causado daño a otras personas concretas.

Eso también es aplicable en sentido contrario. ¿Quién es el Estado para condenar a quien la víctima de su crimen desea ver en libertad?

Sin embargo, también hay otra cara de la moneda. El delito de Polanski es repugnante, y los mismos que nos lo dicen todos los días cuando son otros (curas) quienes lo cometen ahora quieren que el director de cine se vaya de rositas. Almodóvar, entre otros, ha demostrado que para él lo único importante es él mismo y los de "su especie"; como buen progre las víctimas se la traen al fresco, lo único que importa es que Polanski es director de cine, es "un dios" como él y no debe ser tratado por la Justicia como un simple mortal.

Como dice Raymond, a Polanski lo están defendiendo los artistas porque se consideran ungidos que están por encima de la plebe. Y defendiendo al director de un delito especialmente repugnante, si se salen con la suya, pensarán con razón que las faltas que puedan cometer en el futuro –en comparación chorradillas– no merecerán ninguna atención.

Sin embargo, la víctima ha dicho que quiere que le dejen en paz, y eso debe hacerse. La sociedad no es un sujeto ético que pueda verse afectado por el caso ni una entidad que pueda tomar decisiones; cuando se dice que "la sociedad esto" o "la sociedad aquello" en realidad se está diciendo "el Estado esto" o "el Estado aquello". Y si algo sabemos es que el Estado es algo muy distinto de la sociedad, y que no debería tener el poder de meterse entre el criminal y su víctima si ésta no quiere que lo haga.

Archivo

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande