liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Areopagítica » El ecologismo cojonero

11 de Septiembre de 2008

« Roquetas del Mar, minorías y demagogia | Principal | Expo Zaragoza o la solución de siempre, más socialismo »

El ecologismo cojonero

Aunque con fecha un poco retrasada (9 de agosto), ha llegado a mí la carta de un lector del diario Canarias 7, dirigida a su director, en el que recuerda que la Comisión Europea había comprobado que muchos de los accidentes de los camioneros se debían en gran medida a la proximidad de las baterías al cuerpo del conductor. Por lo visto, su campo electromagnético generaba estrés, sueño y como consecuencia, se incrementaba el número de accidentes. La consecuencia lógica de esta situación es, según este lector, que los coches eléctricos no parecen ser ni mucho menos la panacea, ya que pueden tener efectos no deseados en la salud de sus propietarios, conductores y acompañantes e invita a la investigación para reducir estas emisiones.

Sin entrar en la veracidad o no de la información, esta queja está en sintonía con las que desde colectivos de vecinos, pero sobre todo, de grupos ecologistas, se vienen realizando contra los efectos de los campos electromagnéticos generados por los tendidos eléctricos, las antenas de móviles en particular y de cualquier otro tipo de infraestructura de telecomunicaciones (que se preparen los del wi-fi y el wi-max). No sería extraño que, de superarse los problemas logísticos y tecnológicos de estos automóviles, los grupos ambientalistas empezaran a sacar a la luz los mismos problemas que sacan ahora de antenas y tendidos eléctricos, generándose así una corriente “anti-automóviles eléctricos” similar a la posición de algunos grupos ecologistas contrarios a las infraestructuras eólicas (por sus daños paisajísticos y en la fauna) y a los biocombustibles, hasta hace unos años, algo perfectamente aceptable.

El caso es que el ecologismo se muestra una y otra vez como una especie de mosca cojonera. Si los automóviles que consumen combustibles fósiles son contaminadores y favorecen el cambio climático, si los vehículos de tracción animal son responsables de la emisión de peligrosos gases de efecto invernadero en forma de emisiones flatulentas (ya hay movimientos para la eliminación de las cabañas ganaderas en todo el planeta), además de poner la ciudad hecha un asco y rebosar los vertederos, si ahora los coches eléctricos pueden ser responsables de estrés, somnolencia, tumores y no sé cuántas enfermedades más, ¿qué sistema va a usar el ser humano para mover su peligroso culo contaminador de un lugar a otro del planeta?, que digo del planeta, de la misma ciudad.


Comentarios

 
Queda la bicicleta, complemento indispensable de cualquier revolución cultural que se precie.
Enviado por el día 12 de Septiembre de 2008 a las 17:47 (1)
Si el ecologismo llegase a gobernar sería tan peligroso como el nazismo. De hecho éstos fueron precursores en algunas leyes 'ecológicas'
Enviado por el día 12 de Septiembre de 2008 a las 19:11 (2)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande