liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Comisario Gallardón

18 de Octubre de 2008

« Españoles, Franco ha muerto. ¿O no? | Principal | A Blanco le asquean los blancos »

Comisario Gallardón


El socialismo, el de todos los partidos, se instala poco a poco en la sociedad y siempre lo hace justificándose. Los políticos socialistas, los de todos los partidos, usan con demasiada frecuencia el deber moral porque saben que a la larga termina convenciendo, una idea que surge como novedad, como algo práctico y termina convertido en deber y dogma. Y los políticos socialistas, los de todos los partidos, sonríen porque ya tienen una pequeña parcela de poder que antes pertenecía a los ciudadanos.

Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez es alcalde de Madrid y no tiene nada que envidiar a los políticos más socialistas, incluso podría plantearse que algunos políticos socialistas tienen mucho que envidiar a Gallardón. Su último invento es crear el comisariado de usos adecuados relacionados con el reciclaje. Todavía recuerdo cuando el reciclar, el separar las basuras según ciertas categorías administrativas, era una opción voluntaria, puede que aconsejable, incluso necesaria para muchos, pero nunca obligatoria. O al menos, si era obligatoria, la gente se la podía saltar sin temor al castigo.

Dentro de esa línea especialmente intervencionista que le caracteriza, el ayuntamiento de Madrid a través de su concejala de Medio Ambiente, Ana Botella, acaba de presentar la nueva Ordenanza de Limpieza de los Espacios Públicos y de Gestión de Residuos  por la que los inspectores municipales podrán revisar los contenedores de basura de las comunidades de vecinos y sancionar con multas de hasta 750 euros a las que no separen en origen los diferentes residuos.

Los regímenes socialistas se caracterizan en que los ciudadanos trabajan para el sistema y no al revés. Es deber de los madrileños hacer el trabajo que considere Gallardón porque si no es así, somos unos egoístas, unos incivilizados y no sé muy bien cuántas cosas más. La cuestión no es si el reciclaje está bien o mal, si es adecuado o no, si es útil o inútil, la cuestión que está en entredicho en la libertad de la gente, la libertad de elegir si quiere o no quiere hacerlo. El Comisario Gallardón nos acaba de hacer más socialistas, como si no fuera poco lo que hay.


Comentarios

 
¿Y cómo se comprueba si el ciudadano ha separado en origen?
¿Abriendo las bolsas? Y mientras tanto ¿acumulando bolsas de basura en la calle en, supongo, un claro incumplimiento de la Ordenanza? Y si la bolsa se rompe, ¿a quién se multa? ¿A Gallardón, subsidiariamente como Ayuntamiento por una actuación de un inspector suyo?
Eso sí, se acaban de crear tropecientos puestos de trabajo ¿útiles a quién?
Pues sí, en Blanco y en Botella, ... ¡esto es la Leche!
Enviado por el día 18 de Octubre de 2008 a las 14:35 (1)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande