liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Areopagítica » Octubre 2006

Areopagítica: Octubre 2006

23 de Octubre de 2006

A Putin se le consiente

Uno de los pilares fundamentales del ejercicio intelectual izquierdista, y de una parte nada desdeñable de la derecha, es la crítica furibunda al presidente de los Estados Unidos. No es cierto que de ésta se dirija sólo contra los miembros del Partido Republicano, Bill Clinton tuvo lo suyo y es más demócrata que su señora esposa y los Kennedy juntos. Si hasta tenía como comparsa a Al Gore, algo así como una especie de Juana de Arco moderna del movimiento ecologista, pero en masculino y con más medios. El Presidente de los Estados Unidos es para toda esta patulea un ignorante, un cínico, un hipócrita, un impresentable, un aprendiz de dictador, un dictador en toda regla, un asesino, un moderno Hitler, el representante del mal en la Tierra, el nuevo Anticristo en fin... el Presidente de los Estados Unidos. No importa cómo se llame y a qué partido esté afiliado, de él nacen todos los males y es fuente de toda injusticia, incluso la personal y si no se puede demostrar, ¿para qué está la fe?.

Con semejante personaje virtual, ¿quién se va a fijar en otros personajes muchísimo más siniestros?. Uno de estos personajes es Vladimir Putin, presidente de Rusia por la gracia del Dios ortodoxo, de los rusos que le votaron y de la KGB o como se llame ahora. Porque este personaje, que ahora pretende dar lecciones de ética y luchar contra la corrupción, fue uno de los responsables de que los alemanes democráticos no huyeran al decadente Occidente.

No hace mucho, Anna Politkovskaya, una de las periodistas más reconocidas y respetadas de Rusia, fue encontrada muerta en Moscú. Las razones de su muerte no están claras y como en otros casos, dudo que se sepa realmente lo que pasó. Investigaba los abusos del ejército ruso, antes soviético, en Chechenia. Curiosa comparación, a Estados Unidos se le echa en cara cada una de sus actuaciones en Irak o en Afganistán, con y sin razón. A Rusia, no. Y con esto no digo ni mucho menos que en Chechenia no haya terroristas, los habrá y muchos.

Al bueno de Putin se le descubrió su vena siniestra a micrófono abierto. Resulta que el amigo siente envidia del presidente israelí, investigado actualmente por violar a varias mujeres y vanagloriarse de ello, ¡Qué machote violar a tanta fémina!. Nos imaginamos un desliz semejante en el amigo Bush. Qué dirían los colectivos feministas, cuántos artículos de opinión invadirían los medios de comunicación, cuántos programas en TVE o cualquier otra canal progre insistiría en sacar sus vergüenzas. Por algo así crucificaron a Clinton y que yo sepa al menos fue consentido. Seamos serios, a la mayoría del colectivo feminista (dejemos un pequeño porcentaje de integridad) le importa un pimiento la mujer, en el fondo no deja de ser una herramienta para conseguir poder del Estado en forma de cargos políticos y jugosas subvenciones. A Putin ni se le rechista porque tiene gracia, casi la misma que Yeltsin pellizcando a su secretaria.

Ahora el amigo Putin tiene a la UE cogida por el tema energético. El pasado año, algún país lo paso mal con el conflicto entre Rusia y Ucrania. Este año podría repetirse el asunto y los mandamases se han reunido con este dictador elegido en las urnas para dejar claro que se le va a consentir todo lo que quiera si no quiere la UE quedarse sin gas y sin petróleo ruso. Si ya es difícil que se desregule el sector energético, al menos que seamos un poco más autosuficientes, ¿qué tal unas cuantas centrales nucleares más?

Pero lo más pintoresco de todo este dislate es al amigo Putin dando lecciones de ética y recordando que los alcaldes españoles están en la trena y que la mafia, la fetén es la italiana. Debe ser que los suyos, esos que no son in españoles ni italianos, le han dado una pequeña lección de cómo se gastan los asuntos en el sur de Europa. Eso sí, el malo, el malo malísimo es el yanqui que para eso nuestros izquierdosos y no tan izquierdosos amigos han sentado dogma. Amén. 

12 de Octubre de 2006

Un peligro llamado Corea del Norte

Uno de los mayores vicios de los progres es que les encantan las soflamas “anti” y que por lo general, su capacidad para ir más allá es cuanto menos dudosa. Cuando George W. Bush hizo público su Eje del Mal, el movimiento antiamericano, con los izquierdistas a la cabeza, desarrolló una simpatía irracional hacia estos países quizá por eso de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo o por una especie de predisposición intelectual suicida que parece escrita en su sistema genético. Por muy mal que lo haga Estados Unidos en su particular cruzada para llevar la democracia al resto del planeta, y en eso podemos estar de acuerdo, forma parte de eso que llamamos Occidente y su sistema de valores, con las variaciones propias de cada región y sociedad, es el mismo que el nuestro.

Los miembros de este selecto grupo han ido cambiando en función de su evolución política. Algunos han salido, otras han vuelto, y para qué vamos a negarlo, alguno que no está incluido debería estarlo y sólo la necesidad política de un aliado potencial en un determinado teatro de operaciones, impide su inclusión. Cosas de la real politik.

Países como Irán, Siria o Corea del Norte, han desarrollado otros sistemas políticos, religiosos o filosóficos que poco o nada tienen que ver con el nuestro. Su escala de valores es en el mejor de los casos totalmente diferente a la nuestra y en el peor, totalmente contraria. Si nos fijamos en sus sociedades, descubrimos que el grado de libertad que disfruta cada uno de sus ciudadanos, es dudoso, limitado o inexistente y teniendo en cuenta que la libertad y la individualidad es uno de los más preciados valores occidentales, sólo alguien muy obcecado e ignorante podría defender estos países para atacar al enemigo yanqui.

Todos los países del Eje del Mal se han caracterizado por un enfrentamiento abierto con Occidente. Así, Siria e Irán siguen su particular guerra contra los judíos y sus “aliados” americanos mientras que los voceros progresistas continúan la suya contra Israel, incluso alentando a los musulmanes contra occidente, defendiendo sus agresiones y condenando cualquier defensa que se pretenda hacer en estos lares, por muy suave e inútil que sea. Por condenar, se condena hasta la fiesta de los Moros y Cristianos. A su ignorancia se les une el fanatismo.

Ahora ha llegado la hora de Corea del Norte. Este país, uno de los más pobres de la Tierra, donde con mano de hierro el dictador comunista Kim Jong Il mantiene a sus súbditos-esclavos en la más completa ignorancia, (los transistores sólo tienen un botón con la radio oficial) y en la más absoluta pobreza, (las hambrunas son periódicas y la comida que llega termina en muchas ocasiones revendida a otros países) posee, algunos dirían que paradójicamente, un exitoso programa atómico que abre las puertas a un conflicto bélico regional, con posibilidad de extenderse, y sobre todo, a la posibilidad de dotar de armas atómicas a los grupos terroristas, armas que ya estaba desarrollando Irán.

De momento se han producido esa cadena de absurdas acciones que se suelen producirse cuando el dictador de turno perpetra una barbaridad. Los políticos de las principales potencias condenan pero son incapaces de hacer nada, alguno hasta ve la posibilidad de promocionarse internacionalmente. Los órganos que debían hacer algo a falta de alguna acción unilateral, otro tanto de lo mismo. Se reúne el Consejo de Seguridad de la ONU para condenar, pero como China es aliado del régimen norcoreano, nada puede salir de ahí salvo unos sueldos muy jugosos y una corrupción galopante. La economía japonesa se resiente y de paso la mundial. Todos hablan de paz, de diplomacia pero el amigo Kim sigue haciendo de las suyas, lanzando cohetes con capacidad para llegar a Alaska o para atacar cualquier objetivo en Japón o en Corea del Sur. Las ONG’s claman porque el embargo, la única medida que se ha propuesto, puede aumentar la hambruna pero esas mismas ONG’s, siempre tan serviles a los intereses izquierdistas, son incapaces de condenar y de presionar al dictador. Los mismos norcoreanos se encargan de lanzar bulos y verdades a medias, para crear la falsa sensación de victimismo, sensación que una vez más es bienvenida por los más peligrosos antioccidentales que existen actualmente, más que los musulmanes, más que los terroristas, más que los norcoreanos, nosotros mismos que hemos aparcado nuestros valores por esta falsa sensación de seguridad, este Estado de Bienestar que genera expresiones gratuitas y carentes de sentido como Alianza de Civilizaciones o que despoja del suyo a palabras como Paz.

5 de Octubre de 2006

Las multinacionales del chantaje
Mi último comentario en el Instituto Juan de Mariana aborda esas multinacionales del chantaje que son los grupos ecologistas con su caoacción y su presión, en algunos casos delictiva.  Sin ir más lejos, los alegres activistas de Greenpeace invadieron un campo de maíz trasgénico en Zaragoza para "dibujar" en la parcela una especie de señal de prohibido gigante.  Parece que nos han salido aficionados al juego del extraterrestre cortacésped.

"El 24 de marzo de 1986 el petrolero Exxon Valdez se golepó contra unos arrecifes frente a las costas de  Alaska"

Leer más

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande