liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Areopagítica » Junio 2008

Areopagítica: Junio 2008

15 de Junio de 2008

¿Drásticas medidas?

Mariano Rajoy Brey, el presumible presidente del PP durante los próximos... X meses, es entrevistado hoy en La Razón de su ex asesor, admirador y defensor a ultranza Francisco Marhuenda. Mariano Rajoy Brey, que no pasa por los momentos más felices de su vida política (desconozco su lado más familiar), necesita un ejercicio de propaganda para recuperar una imagen un tanto ajada y su ex ha venido, como la caballería americana en las malas películas del oeste, en un momento muy oportuno.

A Mariano Rajoy Brey se le sigue notando su aspecto más antiliberal. Sólo hay que ver la frase con la que se titula la entrevista: “La crisis exige medidas drásticas como las del 96”. Bien es cierto que, leyendo la literalidad de la entrevista, Rajoy no es el autor de ella sino su redactor, C. Morodo, que la saca de aquí:

“¿Las cosas están tan mal como para que haga falta adoptar medidas drásticas como las que aplicó el PP en el 96, cuando congeló, por ejemplo, el sueldo de los funcionarios?

–En la actual situación hace falta una drástica contención del gasto público por parte de todas las Administraciones Públicas. No debería aumentar durante toda la Legislatura por encima del crecimiento de la economía. En el 96, nada más llegar al Gobierno, hicimos un recorte del presupuesto de gasto de casi 300.000 millones de las antiguas pesetas. Y fueron esas políticas las que luego fructificaron en la buena herencia que recibió el PSOE”.

La derecha conservadora participa con la izquierda en una chusca pero efectiva manipulación del lenguaje que convierte cualquier medida de carácter liberal en algo drástico, extremo, ultra o, para que vamos a andarnos por las ramas, fascista.

Teniendo en cuanta que durante los 4 años de gobierno de Z, (no confundir con el Zorro de Banderas y sus predecesores) la presión fiscal ha subido de un 34,5% a un 37,11%, que se recorte el gasto público y, ya de paso, se revierta la subida de los impuestos, es un acto lógico, razonable y, sobre todo, necesario, pero nunca drástico. ¿Por qué la subida de los impuestos no es un acto drástico y su bajada sí?, ¿por qué el incremento del gasto público, el del estado de bienestar, el de las subvenciones y las ayudas es adecuado y conveniente y sobre todo, invisible para los medios de comunicación y su disminución, drástica, insensible e insolidaria?, ¿qué hay de malo en que los ciudadanos, trabajadores y empresarios, parados y amas de casa, tengamos más dinero en nuestras carteras para poder afrontar una crisis económica que, surgida del intervencionismo más descarado, amenaza con sumergir a la sociedad española en otro invierno financiero en pleno verano?

Para Mariano Rajoy Brey y para casi todo el PP, las medidas liberales son necesarias sólo en casos de emergencia, cuando el paciente ha entrado en parada y es necesario usar el desfibrilador; luego, cuando las cosas parece que se han solucionado, podemos volver a políticas intervencionistas, como hizo Aznar, o como haría Rajoy. Lo del PSOE, hay que reconocer que es aún peor, confía en la criogenización como técnica revolucionaria en la política.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande