liberalismo.org

8 de Septiembre de 2004

« Johan Norberg recomienda esta página | Principal | Regulaciones, capital y pobreza »

Camino a Damasco

Benjamin, auntor de Anti Chomsky, cuenta cómo pasó de ser, de nacer como él reconoce, extrema izquierda (lo que no era visto como extremismo sino como lo políticamente correcto) a una posición más centrada. Merece la pena citar algunas de sus frases:

Mis ideas entonces, como las de todos los jóvenes, eran vagas y estaban por formar, pero eran puras en emoción y claras en su punto de vista esencial.

Incluso después de una década, tengo un claro recuerdo de mí y mis amigos quitando los carteles pro-vida de los corredores del colegio con los que los jóvenes republicanos (una organización en la que nunca había más de media docena al mismo tiempo y que por tanto escasamente podrían ser una amenaza, política o de otra clase, para nadie) habían adornado las paredes. Los carteles acusando a Israel de crímenes de guerra y afirmando que Bill Clinton era un instrumento de los intereses comerciales no fueron, según creo recordar, no fueron importunados por nosotros o por alguien. Estos dogmas eran monolíticos. Nuestras tácitas ortodoxias eran cuestionadas solo en las ocasiones más extraordinarias.

Resulta extraordinariamente importante recalcar que, en los dogmas básicos de nuestra lucha política, nuestros profesores apenas podrían haber sido más colaboradores (...) No quiero dar la impresión de una conspiración educativa. No había nada de ello. Se trataba simplemente del hecho de una pertinaz y omnicomprensiva cultura política.

Lo que más me fascina ahora, desde mi actual y ventajoso punto de vista, es lo intensamente conformista que yo y mis amigos, que pensaban igual, éramos en realidad. Y cuán extraordinariamente irónico es considerar nuestras opiniones de nosotros mismos. Estábamos absolutamente persuadidos de nuestra identidad como inocentes en una revuelta sagrada; de hecho imaginándonos nada menos que moralmente elevados, disidentes de una sociedad corrupta; una sociedad en la que, por supuesto, desde nuestro punto de vista, consistía principalmente en nuestros profesores y los administrativos del colegio, ya que no conocíamos otro establishment (...) Ahora me doy cuenta, con algo de dolida ironía, que muchas de estas convicciones no son más que simple manipulación (...) al servicio de los muy egoístas intereses materiales del establishment.

He de decir que no creo en los caminos a Damasco.
(El mío) fue más bien un largo proceso de lentos cambios que me llevaron a una culminación inesperada. Recuerdo leer A Pepole's History of the United States de Howard Zinn y encontrarlo tan transparentemente y ofensivamente deshonesto que tras tres capítulos lo lanzé al otro lado de la habitación.

Entonces cuenta que en 2000 apoyaba la candidatura de Ralpf Nader. Pero empezó a disgustarse con algunos mensajes antisemitas del partido de Nader, que le parecían histéricos y deshonestos. Como considerar a Isralel el único responsable de la segunda intifada o igualar a los judíos con los nacional socialistas.

Al principio pensé que este era un elemento extraño; la introducción, por inyección u ósmosis, del clásico antisemitismo en lo que era, de todos modos, una ideología fundamentalmente diferente. Pero según veía y leía más, más me convencía de que este antisemitismo surgía de la misma esencia del izquierdismo (...) Fue en esa concepción de la negación del judaísmo donde comencé a buscar los orígenes de mí mismo; ya que me dí cuenta de que yo odiaba el judaísmo.

En ese momento comienza a cuestionárselo todo. Pero más que nada comencé a cuestionarme las palabras. Primero la palabra cambio, para darse cuenta de que cada vez más le parecía que las revoluciones eran más el producto del puro odio y la violencia, o de las maquinaciones de los prototiranos y los déspotas en potencia, que genuinas expresiones coherentes de queja y el deseo de cambiar el mundo a mejor. Lo mismo hace con la palabra progreso.

Por último menciona a Orwell y Camus. Es un buen final.

Comentarios

 
Si a él le pasó con el insoportable de Zinn, a mi fue con el propio Chomsky (igual de soporífero). El libro que me abrió los ojos lo guardo como reliquia, sino fuera por sus mentiras ahora no sería tan inconformista... y estaría leyendo otra página. Así que no todo en Chomsky es tan malo, es tan burdo a veces que convierte a más de uno (sé de más casos).
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 00:06 (1)
Hacedme caso, leed su gramática generativa y entenderéis a un ingeniero profesional.
Es curioso, pero ninguno de sus hagiógrafos conocen su obra lingüística.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 01:52 (2)
El caso de Chomsky es curioso. Como lingüísta es de los más importantes en la historia de su disciplina, un tío muy bueno... pero como politólogo... no tiene ni idea...
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 07:55 (3)
Paul Jhonson, en el capitulo final de "intelectuales", le dedica una salva de ordenanza. Lo que señala nuestro querido carnicero es cierto: Es un linguista puntero y casi desconocido, mientras sus opiniones de cafe dan la vuelta al mundo.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 08:52 (4)
Perdonad que hable un poco de memoria. Cuando estudié filología hace años, recuerdo que en lingüística, Chomsky era un oasis después de tragar estructuralismo. Su teoría de la gramática generativa era ágil, si bien descansaba sobre la creencia en algo impalpable y científicamente indemostrable: la "gramaticalidad" del ser humano, un poder mágico para aprender mucho con la combinación de pocos elementos.
Si alguien lo tiene claro, le pregunto por curiosidad: ¿qué ha quedado de eso? ¿sigue siendo una posibilidad vigente o ha sido refutado/superado convincentemente?
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 09:31 (5)
Saludos a todos,

felipon, de Chomsky queda bastante poco, o al menos esa es mi percepción. La última vez que escuché algo de los generativo-transformacionalistas, estaban reelaborando la cuarta (o era quinta?) lectura del sistema gramatical. Y seguían teniendo los mismos problemas que con las primeras versiones: la hipótesis innativista totalmente inexplicada (por mucho que deriven hacia psicología cognitiva y evolucionista), y una falacia lingüística como una catedral: la gramática en la que se basan (su "universal") es de hecho la gramática del inglés. A todos los tipólogos lingüísticos esta hipótesis les da la risa.
Con esto no quiero decir que la importancia de Chomsky sea infundada. Su trabajo fue revolucionario en tanto en cuanto marcó el fin del predominio estructuralista en lingüística (como bien señalas, felipon), y abrió nuevas perspectivas sobre las lenguas. Ahora bien, creo que el trabajo de Chomsky en sí mismo no sobrevivirá mucho, si es que aún está vivo. Pero es un hombre muy inteligente, aunque desbarre un poco cuando habla de política (que no todo lo que ha escrito acerca de política es nefando: recuerdo algunos artículos suyos acerca de la administración Reagan que no eran nada malos).
Una figura polémica, en cualquier caso, que casi siempre produce "food for thought".
Por cierto, si no me equivoco, su primer contrato en el M.I.T. fue promovido por el Departamento de Defensa, que quería que aplicase sus teorías en la construcción de un traductor automático del vietnamés (disparate donde los haya por otra parte). No deja de resultar curioso.
Ah, y a mi Zinn sí que me gusta. A veces se vuelve un poco insportable, pero A People's History of the United States me parece una lectura muy recomendable, aunque sea para criticarla.
Finalmente: amagi, conoces la obra de Lawrence Lessig? Qué te parece? (los amigos de elastico han hecho una traducción de Free Culture).

Afectuosamente,

Mr. Silencio
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 10:14 (6)
Antes que cualquier refutacion acerca de Chomsky lei su apoyo a la fracasada reforma de Vietnam del Norte con muertos y todo, desde alli lo encontre bastante parcializado y no muy sincero en cuanto a su interes por la paz.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 16:16 (7)
Hablemos del único Chomsky interesante, el lingüista. La gramática generativa, como ya habéis apuntado, sigue siendo la base de estudio de la lengua inglesa, sin apenas debate. De ahí conozco yo al ínclito, pues vino a Oviedo a conferenciar en mis tiempos de estudiante de filología inglesa. (Me fui de la conferencia cuando comenzaron sus diatribas políticas)
Ahora bien, yo sigo considerando mucho más sólido el estructuralismo de Saussure y, de hecho, es la corriente imperante en los centros filológicos hispánicos más importantes (en Oviedo con el fallecido Emilio Alarcos)
Bien es cierto, que ya no estoy al día en cuestiones lingüísticas.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 16:22 (8)
Saludos de nuevo,

muy brevemente, friedrich_hayek, creo que uno de los grandes problemas de la lingüística en España es que sigue siendo estructuralista. No niego los grandes avances que de Saussure, el Círculo de Praga y los formalistas rusos, por citar a algunos, fomentaron. Ahora bien, su tiempo está pasado.
Como decía una de mis profesoras en mis viejos tiempos de lingüista: cómo puede triunfar una teoría que propone la hipótesis de la "casilla vacía"?
(para los no lingüistas: a la hora de estructurar unidades de la lengua, los estructuralistas solían trabajan con pares de unidades que se oponían discretamente por uno o más rásgos -sordo/sonoro, por ejemplo-. Pero las lenguas son muy "peculiares", y a veces presentan unidades que no están formalmente opuestas a ninguna otra. Cómo lo arregló lo más rancio de estructuralismo: inventándose una casilla vacía a la que se oponía la unidad en cuestión. Una tontería intelectual, afortunadamente abandonada hace ya años -o al menos eso espero).

Por otra parte, gran maestro era (y sigue siendo, en sus obras), Emilio Alarcos.

Afectuosamente,

Mr. Silencio,
que reverdece días dorados de lingüística y otras aves :-)
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 16:41 (9)
Si alguien nos podudiera ofrecer algunas direcciones para poder sacar conclusiones en cuanto a la valía de Chomsky como lingüista, estaría agradecido. Yo de lo poco que leído del tema recuerdo que se comentaba que, apesar del renombre del susodicho, estaba actualmente desfasado. Me gustaría informarme.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 16:43 (10)
Este testimonio de Benjamin, podría haberlo suscrito yo (cambiando lugares, claro). Justamente el antisetismo de la izquierda fue el que me llevó a posturas liberales. Eso sí, reaccioné, por lo que veo, antes que el autor. Muy bueno.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 17:45 (11)
> 'pero como politólogo [Chomsky]... no tiene ni idea...'

A quienes dentro de su propia disciplina (Michael Moore), o fuera de ella (Noam Chomsky), versan con reiteración sobre política, actual, de ahora mismo, yo no les calificaría de politólogos sino de políticos. No estudian la política, la hacen. Y, por lo general, muy mal.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 19:05 (12)
Vaya, encolpio, no sospeché que uno de los lectores/colaboradores hubiera pasado por lo mismo.

Joseba, yo sí que estoy desfasado en lingüística, pero a mí me siguen pareciendo muy buenas las aportaciones de Noam Chomsky. Pero me sumo a tu petición.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 19:12 (13)
Mr. Silencio, gracias a tí y a friedrich Hayek por las referencias a la gramática. Todo eso lo tengo un poco abandonado.

Sobre el libro de Zinn, no me acabo yo de animar, pero no descarto nada, porque el tema me apasiona.

Y por último, en relación con Lawrence Lessig, he de decir que no lo conozco, más que de referencia. Trata un tema que me resulta muy interesante (maltita curiosidad) pero al que no le he dedicado demasiado tiempo/esfuerzo.

Si alguien te puede dar opiniones inteligentes sobre él, ese es sin duda David de Ugarte. También es muy conocedor de todo ello y muy bueno Ignacio Escolar. Son solo dos nombres, pero hay más claro.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 19:25 (14)
José Carlos, quede claro que yo no decía que Chomsky esté desfasado, porque mis conocimientos del tema son nulos, y no me gusta opinar sin un mínimo conocimiento. Sólo recogía la opinión que yo había leído, que además (para dar algún dato más) decía que su fama también se debía a la enorme influencia del MIT en el ámbito académico. Y la verdad, es que la mayoría de las veces que he escuchado hablar bien de Chomsky como lingüista detrás subyacía una defensa apasionada como político, que no politólogo como bien ha señalado motilsarra.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 21:22 (15)
Uno de los autores que alaba a Chomsky es Hayek, en Derecho Legislación y Libertad. No te preocupes, Joseba, que entendía lo que querías decir. ¿Viste que comenté tu anotación sobre el nacionalismo español, junto con otro?

Un saludo.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 21:37 (16)
Por los problemas con el ordenador lo vi un poco tarde; agradecido por ello.
Las dos cosas que comentas sobre mi ensayo
me han hecho reflexionar, pero en especial una. Te refieres al nacionalismo como una ideología (a ver si van los enlaces, que siempre me lío), pero pienso que no se puede caracterizar al nacionalismo como tal. El nacionalismo no aspira a una determinada organización social, ni tampoco a un régimen político, sino que debe ser rellenado (permitidme la expresión) con una ideología. Por ello, prefiero calificarlo más bien como un movimiento ideológico -aunque tampoco me hace mucha gracia el término-, en el que cabe todo el abanico ideológico.
Ya sé que no viene a cuento con el comentario, pero si alguien se anima creo que es un tema interesante.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 22:34 (17)
Sí. Por no volver a la anotación anterior, se puede comentar aquí mismo, no pasa nada.

Para los despistados, el ensayo de Joseba es un esquema interpretativo de la historia del nacionalismo español.
Enviado por el día 9 de Septiembre de 2004 a las 23:05 (18)
Cierto lo del maestro Hayek, Amagi. Pero me inclino por considerar que se sentía próximo a cierto evolucionismo defendido por Chomsky.
Mérito tiene, sin duda. Su desarrollo del generativismo lo hizo siendo apenas un veiteañero, si no me falla la memoria. Y es ciertamente interesante, pero nunca me convenció, quizás por no haberla entendido bien.
Enviado por el día 10 de Septiembre de 2004 a las 00:57 (19)
Chomsky y su Gramática Generativa vs Saussure y el Estructuralismo.
Están bien esas páginas, con abundantes enlaces. Lo siguiente son mis apuntes, pero no os los recomiendo :-D
En cualquier caso, el debate lingüístico sigue abierto, pues cada Universidad adopta una u otra dependiendo de los seguidores que existan en los respectivos departamentos.
Chomsky es la referencia en inglés y Saussure y sus seguidores posteriores en español.
Vosotros mismos.
Enviado por el día 10 de Septiembre de 2004 a las 01:22 (20)
Por estas bitácoras se ha discutido ya alguna vez sobre Chomsky, sobre todo cuando alguien le alaba como lingüista y yo me opongo. Por ejemplo:

http://www.liberalismo.org/bitacoras/3/598/

http://www.liberalismo.org/bitacoras/3/722/

(En mi comentario en este segundo enlace enviado "el día 4 de Marzo de 2004 a las 23:58" hay un resumen de mi posición).
Enviado por el día 10 de Septiembre de 2004 a las 01:26 (21)
Yo he tildado de interesante su trabajo, no más. Y es evidente que su Gramática Universal está basada en la inglesa, dado que dónde verdaderamente se siguen sus aportaciones es en el estudio lingüístico de ese idioma.
En cualquier caso, no olvidemos que hablamos de alguien más conocido por sus polémicas (además de torticeras y falaces) opiniones políticas que por sus aportaciones en el campo de la lingüística, lo que es muy sintomático.
Enviado por el día 10 de Septiembre de 2004 a las 11:35 (22)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande