liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » El Mundo y la Guerra Civil VI. Santiago Carrillo

26 de Agosto de 2005

« Terrorismo y medios de comunicación | Principal | Control de precios sobre el petróleo »

El Mundo y la Guerra Civil VI. Santiago Carrillo

Entrevistado Ricardo de la Cierva, se acabaron las entrevistas dolosas. Hoy le toca el turno de hablar en la libertad contra la que él ha luchado toda su vida a Santiago Carrillo.

Voy a comenzar por lo más llamativo. Ya lo conocemos. Pregunta el entrevistador con miedo, moviéndose sobre su silla y mirando a otro lado:
P.– En una entrevista, usted dijo que la matanza de 2.000 personas en Paracuellos no había sido tanto drama, en una guerra en la que morían miles y miles. Me pareció un poco cruel como frase...

Vamos, que... No sé, lo que es la frase, y tal, me ha parecido a mí, personalmente, cruel. Un poco, no crea, pero yo... Vamos, fue lo que me dije. Sáqueme de esta, don Santiago. A lo que Carrillo responde:
R.– Y es normal que se lo pareciese. Usted no vivió aquella guerra, ni aquella época; felizmente para usted, vivió otra. Y no puede imaginarse lo que era Madrid. Y le voy a decir algo: la verdad es que, de lo de la matanza famosa de Paracuellos, a mí nadie me imputó eso hasta que no me convertí en secretario general del PCE, qué casualidad, ¿verdad? Y sin embargo, para ser sincero y para intentar zanjar de una vez esta cuestión, he de decir que yo no sabía ni que existía un pueblo llamado Paracuellos hasta mucho después de que se produjera la matanza. Yo no tuve nada que ver con aquello.

Como los dirigentes nacional socialistas, que negaban conocer los crímenes de que eran culpables. Smith ya ha anotado sobre ello, refiriéndose a la bibliografía sobre la matanza que acabó con no menos de 2.500 personas. Carrillo es culpable, y se ríe públicamente de la alfombra con grabadora que tiene delante, y por su medio del resto de los españoles.

No olvidemos que Carrillo era entonces Consejero de Orden Público de la Junta de Defensa, y máximo responsable, en el sentido administrativo, de lo que ocurría en las cárceles. Es más, el 11 de noviembre de 1936 reclama para sí toda la responsabilidad de lo que ocurría en las cárceles, ante la Junta de Defensa. Y al día siguiente tranquiliza a sus correligionarios diciendo por radio:
Porque la resistencia quie pudiera ofrecerse desde el interior está garantizado que no se producirá. Porque todas las medidas, absolutamente todas, están tomadas para que no pueda suceder en Madrid ningún conflicto ni ninguna alteración que pueda favorecer los planes que el enemigo tiene respecto a (sic) nuestra ciudad. La 'quinta columna' está camino de ser aplastada y los restos que de ella quedan en los entresijos de la vida madrileña están siendo perseguidos y acorralados con arreglo a la ley, con arreglo a todas las disposiciones de justicia precisas; pero sobre todo con la energía necesaria para que en ningún momento esa 'quinta columna' pueda alterar los planes del gobierno legítimo y de la Junta de Defensa.

Ya en marzo de 1937, dice Francisco Antón en Discursos pronunciados en el Pleno Ampliado del Comité Central del Partido Comunista de España, celebrado en Valencia los días 7 y 8 de Marzo de 1.937:
Nos hemos preocupado un poco por limpiar la retaguardia. Es difícil asegurar que en Madrid está liquidada la Quinta Columna, pero lo que si es cierto es que allí se han dado los golpes más fuertes...y esto se debe a la preocupación del Partido y al trabajo abnegado, constante, de dos camaradas nuevos,... el camarada Carrillo, cuando fue Consejero de Orden Público, y el camarada Cazorla, que lo es ahora.

Y Carrillo dice:
Si nosotros tenemos el sesenta por ciento de nuestros militantes en el Ejército regular ¿Quién nos puede negar el derecho de sumarnos a la voz del Partido Comunista, el derecho de sumarnos a la voz de todas aquellas fuerzas populares que trabajan por que esos miles de hombres luchen con la garantía de una retaguardia cubierta, de una retaguardia limpia y libre de traidores?

No se lo niegue usted ahora, Carrillo.

Resulta helador el siguiente intercambio:
P.– Dice ser un superviviente. Pero, ¿ha sido alguna vez un vengativo? Sus libros Memorias y La memoria en retazos, ¿encerraron alguna vocación de vendetta hacia viejos enemigos suyos, como en alguna ocasión se ha dicho?

R.– En absoluto, al contrario. Una de las observaciones que se han hecho sobre mis memorias es que no me vengo de nadie. Incluso a personas con las cuales he mantenido una rivalidad política, en mis memorias las trato poniendo de relieve sobre todo lo que hicieron de bueno.

Hombre, con ese historial habrá saciado ya sus ansias de sangre, digo yo. Pues no. Porque se suma a la campaña para callar a Pío Moa.
P.– Por ejemplo, ¿qué le parecen las controvertidas y comercialmente exitosas interpretaciones históricas de un autor como Pío Moa?

R.– Mire usted, Pío Moa, si no recuerdo mal, era un dirigente del FRAP. El FRAP aparecía como una organización terrorista de izquierdas, incluso comunista radical, pero –aunque sin duda había gente honesta que creía en lo que hacía– había personajes que eran confidentes del comisario Conesa. Que un personaje como él escriba ahora la Historia defendiendo las tesis franquistas me parece un poco extraño. Que un hombre se haya pasado años de su vida defendiendo ciertas ideas llegando incluso a justificar cosas injustificables, y que de repente vea a Dios y se convierta... ese tipo de personas yo no acabo de com- no me da para comprender a los conversos.

Comentarios

 
Bueno, yo al leer la entrevista de hoy por poco vomito. Sigue diciendo que perdieron la guerra por escasez de recursos. Primera mentira. Segunda mentira; que fue una lucha por la libertad y no por el comunismo. Tercera mentira: que de Paracuellos no sabía nada, ni donde estaba. Yo tampoco se donde está. Ni nadie. Es un misterio como el de la Atlántida. Y los muertos?. Tampoco. Supongo que será porque están en fosas comunes. Y su responsabilidad?. Cero. Era un bendito. No lean a fachas como a César Vidal que ha escrito mentiras en su paracuellos viene a decir este tipejo. Por último: Pio Moa miente porque fue del grapo. Y alguien que fue del PC aunque ahora sea del PSOE no miente?. No es más lógico que alguien deje de apoyar la muerte indiscriminada, clase por clase y empiece a creer en que la libertad es el valor por excelencia?. Así que pobres Federicos, Semprunes Maura, Pios Moa, y otros tantos ex-rojos como Cristina Losada o Pepe García Domínguez, que tienen que callar por haberse apartado de la verdad absoluta.

A las Checas nos mandaría este viejo asesino si pudiera...pero, al menos, hay libros suficientes como para no tragarse sus mentiras...
Enviado por el día 26 de Agosto de 2005 a las 21:24 (1)
A ver
Estamos ante un genocida. Ante un apologeta del terrorismo y del crimen. Por activa y por pasiva.
No es mas facul que alguien se digne poner una demanda contra ese humanoide?
Joder, si esto fuera Israel, este criminal respondería por sus actos.
Pero, claro, nosotros somos mas.... mas.... mas....
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 01:30 (2)
Por aclarar las cosas un poco más, querido José Carlos:

1. Carrillo orientó las Juventudes Socialistas hacia la Internacional Comunista (IC), unificándolas con las Juventudes Comunistas en las llamadas JSU.

2. Carrillo participó en el golpe de Estado socialcomunista de 1934 en Madrid. De demócrata nada.

3. Carrillo actuaba como submarino comunista en el PSOE hasta hacerse secretario de orden público en Madrid el 6 de noviembre de 1936. Desde ese día, y a espaldas de Largo Caballero, se pasó secretamente el PCE, a cuya internacional llevaba prestando servicios desde hacía varios años.

4. Carrillo era amigo personal de Stalin. Stalin fue el mayor genocida de la Historia de la Humanidad. Por encima de Hitler o Genghis Khan.

5. Carrillo estaba en noviembre de 1936 en contacto con tres asesores soviéticos (Ian Berzin, Gòrev y Koltsov), que domeñaban la Junta de Defensa de Madrid y que exigían la eliminación de la quinta columna y la "evacuación" de los presos de las cárceles de modo inmediato.

6. Carrillo decide la eliminación de la quinta column llega casualmente el mismo día que es nombrado secretario de Orden Público de Madrid (6 de noviembre de 1936).

7. Carrillo, en persona, llevaba en la Dirección General de Seguridad un libro registro de expediciones de presos para asesinrlos. El, en persona.

8. Carrillo controlaba las Milicias de Vigilancia de la Retaguardia, custodias y ejecutoras de los presos asesinados.

9. Carrillo no hizo sino lo que el propio diario comunista Mundo Obrero (8 de noviembre) informaba mediante un manifiesto represivo: "A la quinta columna, de la que quedan rastros en Madrid, se debe exterminar en un plazo de horas".

10. Carrillo organizó los "servicios de Investigación y Vigilancia" el 11 de noviembre. En realidad se organizó un consejo encrgdo de las detenciones, traslados, evacuaciones y asesinatos de los presos.
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 11:17 (3)
Y no hace tanto tiempo, aliado y amigo personal del Conducator déspota y genocida Ceacuscu, de quien llego a recibir como prueba de su amistad su coche.
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 11:31 (4)
11 y final. Carrillo fue el responsable directo de las matanzas de Paracuellos del Jarama y muchas otras más. La mayoría de muertos de la provincia de Madrid se produjeron en el mes de noviembre, coincidiendo con la llegada de Carrillo a la delegación de Orden Público.

Es importante realcarlo porque la Hisoria debe conocerse. No para juzgarle ni para zaherirle. El genocida carnicero ya es muy mayor. Pero que no nos tome el pelo. En cuanto llegó el anarquista Melchor Rodríguez a ladelegación de prisiones del Orden Público, las grandes matanzas cesaron. Había pasado la hora de Carrillo. Rodríguez era, ante todo, persona. Carrillo no.

Historiadores que han reconocido la culpabilidad de Carrillo en la matanza: Ian Gibson, Ricardo de la Cierva, Rafael Casas de la Vega, Ramón Salas Larrazábal, Jesús Salas Larrazábal, Angel David Martín Rubio, César Vidal Manzanares, Carlos Fernández, Cayetano Luca de Tena...
Otros testimonios que lo acreditan: Jesús de Galíndez (delegado vasco en Madrid), Félix Schlayer (encargado de negocios de Noruega)...
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 11:33 (5)
"No para juzgarle".
Creia que habiamos establecido como parte del derecho internacional que los crimenes contra la humanidad no prescriben.
Los ancianitos pederastas deben de ser tambien "perdonados" porque son muy mayores?
El ancianito que despenó a su santa esposa a martizallos debe de ser "perdonado"?
Que pretendemos transmitir a nuestros hijos? Mata a saco y procura que no te pillen al principio, que ya veras como puedes pontificar sobre la libertad y la etica cuando seas mayor y los "defensores de la libertad" te perdonen porque eres anciano.....
Por dios.
Justicia para todos.
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 13:03 (6)
Un dato curioso que no habéis comentado es el siguiente. La izquierda siempre justifica los crímenes cometidos por organizaciones terroristas de izquierdas o las mal llamadas revoluciones. Ejemplos actuales: ETA, Castro, Chavez, las FARC etc. Nunca dirá que es terrorismo, que suprime las libertades etc. Ahora bien, tenemos a Pío Moa que participo en actividades terroristas y que ahora las condena y lucha ideológicamente contra ellas. Pues bien, se utiliza contra él la palabra que NUNCA más utilizarán contra nadie de izquierdas: TERRORISTA. Dará igual que mate a miles, que implante dictaduras etc.
Por cierto, en el homenaje a este tipejo el delegado del Gobierno para las víctimas del terrorismo no tuvo mejor ocurrencia que hablar de BUENOS y MALOS, el Rey de "todos" los españoles mando un mensaje de felicitación Y Victor Manuel se olvido de sus canciones de alabanza a Franco.
Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 13:47 (7)
Muchas gracias, Batibu. Creo que con los datos que has recordado se entiende todo mucho mejor.

Enviado por el día 27 de Agosto de 2005 a las 21:36 (8)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande