liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Abril 2004

La Hora de Todos: Abril 2004

28 de Abril de 2004

Lo he dejado pasar unos días, más por falta de tiempo que de ganas. Pero con el paso de los días no se va la indignación, así que la voy a liberar, en lo posible, haciéndome eco de la noticia. Otro día mundial, éste de la malaria. Es un día especialmente triste, ya que según la criminal OMS mueren nada menos que 3.000 niños al día. A estas alturas de la película, ya sabemos quién se ha ganado a pulso la condena moral por esta situación. Los ecologistas, que en su sempiterna lucha contra la humanidad lograron prohibir un método eficaz y barato para combatir el mosquito que transmite la enfermedad.

De hecho, en cuanto se ha hecho efectiva la prohibición del uso de DDT, la malaria, que había remitido con el paso de los años, se ha disparado hasta niveles extremos. Un éxito del ecologismo, dicho sea sin ironía.

Otro de los efectos de este aumento de la malaria es que un problema mundial que, a diferencia de otros, no remite. Una excusa por tanto para meterse con el despiadado capitalismo mundial. El mismo sistema que ha erradicado la enfermedad donde le han dejado triunfar (recordemos que el 90% de los casos de malaria se producen allí donde la globalización no ha llegado, en el África sub-sahariana), y el mismo que ha dado lugar al DDT, que combatía efectivamente la enfermedad hasta el triunfo de los ecologistas.

Roger Bate recuerda que este ha sido un desastre innecesario en un excelente artículo.

Una pista para los ecologistas, tienen un nuevo programa contra el que luchar. Como cuenta Richard Tren, Zambia, uno de los países más pobres y con peor salud del mundo, privatizó recientemente sus minas de cobre, lo que ha permitido que los nuevos dueños retomen sus programas de control de la enfermedad. Los resultados han sido espectaculares. Comenzaron con una campaña de uso de DDT en los interiores de las casas, lo que redujo la mortalidad en cerca de un 50% en un año. En el segundo registraron otra caída del 50%, y en los tres últimos años no se han registrado muertes por malaria. El éxito ha sido tan arrollador, que el Gobierno está financiando programas similares pagados con sus propios fondos.

Hay una alternativa para la lucha contra la malaria, que también despertará la viva oposición de los ecologistas, imagino. Las Naciones Unidas están considerando una idea servida por los organismos internacionales de energía atómica para utilizarla en la lucha contra la enfermedad. La idea consiste en esterilizar a los mosquitos macho con ayuda de radiaciones completamente seguras para la salud humana.


Actualización: olvidé colgar la página de Africa Fighting Malaria. Por otro lado, se puede recomendar otro artículo que hace hincapié sobre el eco-imperialismo en África, y sus consecuencias.

24 de Abril de 2004

Gracias a JR me he enterado de que en Italia se permitirá tener armas para la defensa. La noticia es muy importante, porque supone un cambio de signo sobre la victoria de la idea totalitaria de negar el derecho individual a defenderse con armas. Ya predijo Hitler en 1935 Este año marcará un hito en la historia. Por primera vez una nación civilizada tiene un completo registro de las armas. Nuestras calles serán seguras, nuestra policía más eficiente y el mundo seguirá nuestro liderazgo en el futuro. Quienes peinsan, como él, que el individuo no tiene derecho a defenderse, han obtenido éxito tras éxito en los últimos años. Recientemente, incluso en la democrática Inglaterra se limitaba el derecho a la libre posesión de armas. Desde entonces, 1997, la criminalidad no ha cesado de crecer hasta convertirse en una de la principales preocupaciones de los británicos.

Voy a destacar esta parte de la noticia: El ministro italiano de Justicia, Roberto Castelli aseguró en días pasados que la intención es que la nueva definición de la legítima defensa sea más benévola con el particular agredido que con el delincuente, aunque sea éste el alcanzado por disparos. Es decir, que se va a pasar de defender a los criminales a defender a las víctimas.

Este es un asunto espinoso, primero porque la libertad individual y el derecho a la vida no están entre los valores más en boga, dejando aparte cierta fraseología inane y vacua. En segundo lugar porque quienes critican la libertad de armas ignoran sobre el asunto cuanto cabe. Y en tercero, porque esa ignorancia, unida a la naturaleza de las armas y a haber visto muchas pelis, lleva a una emotividad en las reacciones muy elevada, que nubla el pensamiento a que hubieran podido dar lugar quienes critican la libertad de armas, e impide cualquier razonamiento.

Mis ideas sobre el carácter ético y práctico de la libertad de armas las he expuesto en esta página.

23 de Abril de 2004

El Cato Institute ha publicado un estudio titulado Property Rights and the Wealth of Natons: a Cross-Country Study. Su conclusión, citada por Don Boudreaux, es que:

compared with the more traditional determinants of economic growth -- such as physical and human capital accumulation and the growth rate of the working-age population -- the impact of property rights is quite remarkable.... [I]t seems reasonable to classify property rights among the ultimate sources of economic growth, es decir, comparados con los determinantes más tradicionales del crrecimiento económico, tales como la acumulación de capital físico y humano y la tasa de crecimiento en la población en edad de trabajar, el impacto de los derechos de propiedad es muy notable... parece razonable clasificar los derechos de propiedad entre las fuentes fundamentales del crecimiento económico.

Esta relación se había descubierto, pero el estudio de Bernhard Heitger ofrece nuevas pruebas de ello. La propiedad, no lo olvidemos, es la base instirucional, o el aspecto institucional, de la libertad. El autor recuerda que:

Traditional growth theory makes no mention of incentives and private property rights; they are simply taken as given. In reality this is not the case. Obviously, many countries of the Third World lack secure and well-established private property rights and there are many graduations between secure and insecure property rights, so that in fact there are diverging incentives to work, invest, and innovate. Even developed countries show distinct variations with respect to property rights. Es decir, La teoría tradicional del crecimiento no hace mención de los incentivos y de los derechos de propiedad privada; símplemente se toman como dados. En realidad no es este el caso. Obviamente, muchos países del Tercer Mundo carecen de derechos de propiedad privada seguros y bien establecidos, y hay muchos grados entre derechos de propiedad seguros e inseguros, así que de de hecho hat incentivos divergentes a trabajar, invertir e innovar. Incluso los países desarrollados muestran distintas variaciones por lo que se refiere a los derechos de propiedad.

22 de Abril de 2004

Chuterbraguer, a medio gas
Según comenta John Fund, Arnold Schwarzenegger se está planteando que sus legisladores trabajen a tiempo parcial. La idea es sencilla, y a la vez genial: cuando menos trabajen menos daño harán. O como dice el propio Fund, Menos es más. Yo pediría que los nuestros, además, trabajaran de sábado a domingo, y siempre que no tengan compromisos sociales ineludibles, o sea fiesta de guardar...
Contrato implícito
Creo que hay una solución liberal para el problema del pirateo. Sería la teoría del "contrato implícito". Consiste simplemente en que en el producto aparezca la advertencia de que la adquisición del mismo se permite solo con la condición de no hacer copias sin el consentimiento del productor. Condición impuesta no por un tercero en una ley, sino por el legítimo dueño.

De este modo, aunque se adquiera la propiedad sobre el nuevo bien, un libro o un disco, se hace con una condición libremente aceptada. Si se viola el contrato, se está cayendo en un incumplimiento.

Someto esta idea a los lectores.

21 de Abril de 2004

Así comienza el estribillo de una canción de Alaska. Y este podría ser el título en español del libro Ain't Nobody's Business if You Do, de Peter Mc Williams, que he encontrado on-line.

Este libro aborda el problema de los crímenes consensuales, o crímenes sin víctima. Aquellos en los que criminal y víctima están relacionados por una actividad que los dos han consentido hacer, o en los que son la misma persona. Ejemplo de lo primero: la prostitución, la venta de drogas o las relaciones homosexuales, mientras que de lo segundo se puede referir como ejemplo el consumo de drogas o de pornografía. Mc Williams nos ha dado un excelente libro, en el que se trata con conocimiento, análisis y verdadera pasión la injusticia de los llamados crímenes sin víctima. Cierto que no alcanza la precisión lógica de Walter Block en Defendiendo lo Indefendible. Obra genial, que bien merece una traducción al español. En definitiva, los liberales entendemos que no tiene sentido calificar como crímenes lo que son acuerdos voluntarios de dos personas, con pleno consentimiento, o el consumo de algún bien, aparte del juicio moral que pueda suscitar.

Pero el libro de Mc Williams va más allá que la solución lógica de los casos concretos, ya que ofrece datos de interés y hace análisis que van más allá. Por ejemplo, concluye que la persecución de los crímenes consensuales favorece la comisión de los verdaderos crímenes, ya que los recursos que se dedican a la represión de los primeros se podrían haber destinado a los segundos. Consideración aparte de las que se han hecho mil veces sobre cómo, por ejemplo, la ilegalización del comercio de drogas favorece, tanto por los consumidores como por los productores, la comisión de delitos. Otras de las conclusiones del autor son que la persecución de estas actividades resulta muy caro, destruye la vida de mucha gente, promueve el crímen organizado, y no resuelve los verdaderos problemas que se puedan asociar a tales actividades. Además no hay página que no esté acompañada con una frase de autores muy diversos, de las procedencias más variopintas, y que apoyan la posición esencial del autor.

Por no dejar de hacer de azote de nuestros progresistas (¿qué haríamos sin ellos?), diré que por lo general hay cierta contradicción de los socialistas en este campo. Por un lado se ponen a la cabeza de la manifestación en la defensa de las libertades personales. Y por otro se ponen también a la cabeza de la manifestación (¡cuánto les gusta!) en contra de cualquier aspecto de la misma libertad que tenga relación con la economía. Aparte de revolverse contra otros corolarios de la misma libertad. El día que sepan que la libertad es una, no sé lo que va a pasar.

20 de Abril de 2004

El Institute of Humane Studies ha puesto en marcha A Better Earth, una página en la que se podrán encontrar artículos y estudios sobre métodos de preservación del medio ambiente compatibles con una sociedad libre. Es decir, más eficaces.

Lo ha contado Radley Balko en un artículo interesante, en el que aprovecha para mostrar el desastre ecológico bajo la Unión Soviética, en parte como consecuencia de la tragedia de los bienes comunales.

Aprovecho la ocasión para referirme a otros sitios donde encontrar artículos de ecología, no de ecologismo. De lo que se conoce como Free Market Environmentalism, lo que para muchos podría ser una contradicción en los términos. Aquí van:

Property and Environment Research Center. El mejor.
Competitive Enterprise Institute. No sólo trata los problemas del medio ambiente. Quizás tan bueno como el anterior.
Heartland Institute. Indispensable.
New Environmentalism
FREE
Environmental Resources Trust
igreens

Hay otros Think Tanks que tratan bien estos asuntos. Ejemplos: The Fraser Institute, American Enterprise Institute o el National Center for Policy Analysis o el Cato Institute.
Recomiendo este artículo de César Alonso de los Ríos, como casi cualquiera que salga de su mano. Destaco algunas frases del mismo:

el pueblo norteamericano es capaz de ir a morir a Normandía por defender la civilización mientras los españoles preferimos matamos entre nosotros, en casa. Los pacifistas españoles están por la guerra en el interior y por la servidumbre en el exterior.

Ha dado en el clavo. Hay una aparente contradicción. De un lado el pacifismo en el exterior, que es cobarde actitud en torno a los ataques a nuestra civilización y nuestros valores, cuando no audaz y valiente ataque contra la misma. De otro, el guerracivilismo en el interior (y aquí, aquí, y aquí). La contradicción es solo aparente. La lucha es la misma y el objetivo es el mismo.

Por otro lado, Desde hace tiempo vengo oyendo crecer la hierba de un nuevo totalitarismo, disimulado ciertamente aunque no exento de sus elementos sustanciales y concretamente del más característico: la demagogia. Hemos entrado en esta fase de la demagogia metódica. Las gentes lo advierten y quizá por ello el proceso que comenzó el 11 de septiembre es el de una inmensa tristeza que alcanza incluso a los vencedores.

19 de Abril de 2004

Fascismo participativo
El pasado viernes asistí al mensual evening at FEE, al que ya fui en diciembre para escuchar a Lewelyn Rockwell. En esta ocasión fue Robert Higgs, excelso historiador y editor de la indispensable The Independent Review.

La conferencia se titulaba Why Government Keeps Growing in the Western World, en línea con lo escrito en su excelente Crisis and Leviathan. Su pensamiento lo resumió con las siguientes palabras socialism is dead, so is free societies, es decir el socialismo ha muerto, y también las sociedades libres. Para ilustrar sus tesis empezó por ofrecer unos datos, tomados de 15 de los países más desarrollados del mundo:


Gasto del Estado
1870 1913 1920 1937 1960 1980 1990 1994
10,80% 13,10% 19,60% 23,80% 28,80% 41,90% 43,00% 45,00%

Ingresos del Estado
1870 1913 1920 1937 1960 1980 1990 1996
10,6% 11,8% 19,2% 21,6% 27,8% 36,8% 41,0% 41,3%

Empleo público
1870 1913 1937 1960 1980 1996
2,4% 3,7% 5,2% 12,3% 17,5% 18,4%

Transferencias y subsidios
1870 1913 1937 1960 1980 1996
1,1% 4,5% 9,7% 15,1% 21,4% 23,2%


Los datos muestran un importante crecimiento del Estado tras las dos guerras mundiales y otro gran impulso con el Estado Providencia. Muchos dicen que ese crecimiento se ha decelerado en los últimos años. Pero Bob Higgs no piensa igual por dos motivos:

1) Toman como medida los tantos por ciento. Y es evidente que no podría ir más allá del 100%. Por una cuestión puramente artimética, el crecimiento así medido es más acelerado cuando el porcentaje es muy puequeño y menos cuando es mayor.
2) Hay otro aspecto en el que se observa el crecimiento del Estado: las regulaciones. En los Estados Unidos el Federal Statement, que agrupa las regulaciones federales, suma anualmente 70.000 hojas. A ello hay que sumar las regulaciones de los Estados y de los ayuntamientos. Es lo que se conoce como inflación legislativa. Aquí, reconoce Higgs, hay poco límite al crecimiento estatal.

Pero queda responder la pregunta: ¿Por qué? Aunque los factores son varios, se pueden destacar:

1) Cambios estructurales.
Estos países tienen el mismo patrón de desarrollo. Con éste ha aumentado la incertidumbre, y ante esta se ha acudido al Estado en búsqueda de protección. Tanto los ganadores, para mantener las posiciones ganadas, como los perdedores.
2) Cambios ideológicos.
En los 50' todavía la opinión de los estadounidenses era favorable a la libertad personal y económica. En los 60' eso cambia por la influencia de los intelectuales, favorables al socialismo. Ya sabemos. Higgs dice que nos hemos acostumbrado al crecimiento del gobierno.

Con ello hemos llegado a lo que Higgs llamaba fascismo participativo. Dado que el socialismo es la posesión por el Estado de los medios de producción, mientras que el fascismo no necesita esa propiedad pública en igual medida, pero socava la propiedad privada a basa de órdenes y regulaciones. Gracias al cambio de la dictadura por el voto llegamos a fascismo democrático.

¿No hay un límite al crecimiento del Estado?
Higgs dice que esta tendencia es muy fuerte, pero que hay un límite al aumento del peso del Estado. Y es que la gente desea progresar. Así que el Estado no aumentará como para ahogar un crecimiento del 2%-3%. Lejos del 5%-10% que permitiría una sociedad libre, pero lo suficiente como para que el malestar social sea un problema para él, y para aumentar con la producción también sus recursos.

Tras su intervención se le hicieron dos preguntas de interés. Una por el director del FEE, Richard Ebeling. El se preguntaba que si por influencia de Adam Smith y el liberalismo se redujo el peso y la influencia del Estado en la economía en el XIX, trayendo un período de prosperidad y paz, ¿porqué no podría repetirse en el futuro?. Higgs reconoció que lo que él expone son las actuales tendencias, pero que la contingencia de la historia nos puede llevar por otros derroteros. Pero señaló que en el XIX la democracia era censitaria, votaba una pequeña parte de la población, y el resto no veía el proceso político como algo propio. Por tanto no acudían a él para la solución de los problemas. Eso ha cambiado con la democracia de masas (recordó a Ortega y Gasset) en la que todos miran ahora al Estado preguntándose ¿Qué hay de lo mío?

La otra la hice yo, siento la inmodestia. Le pregunté si el comercio internacional podría ser un freno al crecimiento del Estado. Dijo que en cierta medida sí, con el voto con los pies o incluso con el click de un ratón, con el que se pueden mover millones en capitales de un sitio a otro. Pero señaló que los Estados están reaccionando, creando regulaciones a nivel internacional, para que no tengamos sitio donde escapar. Pondré un ejemplo: la malhadada armonización fiscal.

Pero no perdamos la ilusión y no decaigamos en la lucha. Siempre hay margen a la acción.
Hace no mucho refería a los quienes visitan este espacio un artículo de Antonio Muñoz Molina de gran interés. Hoy voy a hacer lo mismo y con un artículo del diário El País si cabe más interesante.

El objeto del artículo son los intelectuales, lo que partiendo de Muñoz Molina podría sonar a contemplación ombliguil. Pero nada hay de ello. En particular hace una disección de la figura del intelectual en Europa, y como espécimen más conspicuo, el que habita las tierras de Francia.

Comienza por comparar al intelectual en una economía socialista y en otra de libre mercado. En la primera, en el sistema soviético, el intelectual gozaba de una protección perfecta por parte del Estado, a condición, como se sabe, de una servidumbre absoluta a la ortodoxia ideológica oficial, y de una activa vocación delatora. Escribo en pasado, pero ese modelo soviético permanece vigente en Cuba, y por lo que cabe suponer, en Corea del Norte. Es más, todos disfrutarán de una vida ajena a los sobresaltos del mercado y a la posible indiferencia del público: cómodos puestos administrativos, sin mucha esperanza de prosperar, pero sin el miedo a la incertidumbre laboral o económica; vivienda barata o gratuita, vacaciones, incluso viajes controlados al extranjero. No ocurre así en las sociedades de libre mercado, que ofrece libertad sin protección, y sin aura. Salvo casos muy excepcionales, -y muy poco representativos -Noam Chomsky, Susan Sontag-, el intelectual a la manera europea no existe en Estados Unidos. Un escritor escribe libros, un pintor pinta cuadros, un cineasta hace películas, un actor interpreta personajes en el cine o en el teatro, pero a ninguno de ellos se le atribuyen especiales cualidades ajenas al campo de su especialidad profesional. Woody Allen lo ha dicho muchas veces, para desconcierto de sus admiradores europeos: "Yo hago películas, no soy un intelectual".

Con ello llegamos al objeto de análisis: Asombrosamente, el intelectual europeo reúne todos los privilegios del sistema de protección y, a la vez, todos los del liberal, la seguridad soviética sin censura y la libertad norteamericana sin irrelevancia civil y sin la cruda angustia del mercado. Por lo que se refiere a nuestro continente en muchos casos, la protección alienta el clientelismo político, pero, como el poder que la ofrece no es un bloque, a la manera soviética, sino un entramado plural, se pueden escamotear unas lealtades a cambio de otras, o incluso disfrutar simultáneamente del mercado cautivo de la Administración y del éxito comercial, del oficialismo y de la rebeldía. Ya en nuestro país, es posible usar cómodamente la libertad para asegurar que no existe, o que está en peligro, y esa declaración le valdrá a quien la hace una satisfacción personal inmediata y hasta un aura de prestigio, sin que eso le impida ejercer su trabajo y hasta recibir la subvención para su obra del Estado contra el que se declara en rebeldía.

Y aquí llega el meollo: Éste es un rasgo paradójico del intelectual europeo, que se repite con frecuencia en el profesor universitario norteamericano: su trabajo, su vida misma, se sostienen gracias a un sistema de libertades, de garantías jurídicas y derechos que son exclusivos de la democracia avanzada, y que no existen ni han existido en ningún otro sistema político o social; y sin embargo, con abrumadora frecuencia, el intelectual se declara adversario o enemigo de ese mismo sistema, y no sólo critica sus errores, sus debilidades o sus corrupciones, reales o ficticios, con un ahínco extremado, sino que celebra como modelos alternativos y más justos regímenes políticos, culturales y económicos en los cuales la inmensa mayoría de la población sobrevive en condiciones lamentables, y en los que él mismo sufriría una amenaza continua de precariedad o persecución. Con parecida inconsecuencia, el intelectual se beneficia en grado extremo del progreso tecnológico, pero suele declararse partidario y nostálgico de un estado roussoniano de naturaleza que él viste distraídamente de ecologismo, o de amor por culturas primitivas; y aunque no suele estar dotado para la fuerza física, y vive de cosas tan inocuas como las palabras o las imágenes, se deja fácilmente seducir por la violencia política.

Todavía hay más: ¿cuántos intelectuales, cuántos artistas occidentales del siglo XX y de lo que va del XXI han afirmado en voz clara y alta algún tipo de lealtad hacia la democracia? ¿Cuántos de los que justamente deploran las crueldades del capitalismo o denuncian los abusos de la autoridad en los Estados democráticos han alzado su protesta contra las tiranías del antiguo bloque comunista, o contra la brutalidad y la corrupción de muchos regímenes africanos o asiáticos a los que se concedió desde los años sesenta la gloria incondicional del anticolonialismo, y que tienen una responsabilidad tan grave en la ruina de sus propios países? A esas preguntas le siguen dos anécdotas. Una, los insultos y el silencio que le valieron a Néstor Almendros su exilio de Cuba, perseguido por su disidencia política y su homosexualidad. Otra, la moralmente definitoria respuesta de la progresía española contra Alexander Solzenitsyn en su visita a España. En ésta progresía, por cierto, se incluye el propio Muñoz Molina con un recibimos que no deja lugar a dudas.

El final es sencillamente perfecto: Europa no parece dispuesta a ponerse a la altura de sus responsabilidades globales, y en los que un terrorismo de una escala y una crueldad que no habían existido nunca se ha convertido en la vanguardia sanguinaria de los más feroces fanatismos ideológicos, alzados en pie de guerra no contra la injusticia del mundo, sino contra las libertades y las normas en las que se basa la vida diaria de cada uno de nosotros, contra todo lo que se ha ido conquistando en estos últimos dos siglos en espacios no muy amplios de Europa, de Asia y de América: la igualdad entre hombres y mujeres, el derecho a decidir la propia vida sin mediaciones religiosas, a elegir las propias costumbres, a disfrutar las garantías de la ley. Todas las cosas que tanto benefician al intelectual del modelo europeo, y que él tan pocas veces se ha comprometido en defender, gustándole tanto la palabra compromiso.


Vía Libro de Notas, gracias a Marcos Taracido.

18 de Abril de 2004

Marginal Revolution ha colgado una anotación en la que hace referencia a dos bitácoras que tienen al economista y filósofo como inspiración. Son Taking Hayek Seriously y Café Hayek. Recuerdo de paso que hay una página dedicada a mi admirado filósofo.

16 de Abril de 2004

Hoy, 16 de abril de 2004, es el día internacional contra la esclavitud infantil. Vaya, por fin un día mundial de carácter liberal, podría uno pensar por su título. Una llamada de atención a las conciencias del mundo sobre la situación de la infancia en los sistemas que reducen a las personas a esclavos. Denuncias de Cuba, Korea del Norte, Zimbawe...

Pero no. Resulta que no está en contra de la esclavitud infantil, sino del trabajo infantil. Para estos amantes de la libertad parece no haber diferencia entre esclavitud y trabajo. Creo que da una idea de lo que muchos de ellos tienen en la cabeza cuando piden una república de trabajadores.

Pues hay una diferencia, como los liberales sabemos perfectamente. Y también sabemos que el trabajo infantil está directamente relacionado con la pobreza, por lo que lo que hay que hacer es fomentar el capitalismo, la globalización, que es lo que erradica la pobreza, y con ella el trabajo infantil.

Lo que no podemos hacer es prohibirlo, porque sabemos qué efectos tiene hacerlo. Por el contrario, en todo caso, lo que tenemos que hacer es adquirir los bienes de las compañías que contratan niños, ya que es una forma indirecta de ayudarles.
Ya he hecho referencia a este mapa en anteriores anotaciones. Pero lo vuelvo a hacer porque en este link se ve cada uno de los años de forma separada. De este modo se ve el progreso que se ha dado en los Estados Unidos en la libertad, la defensa de la vida y en la seguridad. Ahí están los resultados. Respecto de las últimas actualizaciones está la de Ohio, pero no la de Kansas
IU, guerracivista
No podía faltar. Pero hay que reconocer que no ha basado su discurso en el guerracivilismo ni lo ha hecho el eje del mismo, como lo han hecho otros, especialmente el PNV. Simplemente lo ha incorporado. A Llamazares le ha gustado lo del cuatrienio negro de Josu Erkoreka, porque lo ha repetido. Y ha hecho cuatro referencias a Azaña, que se debe de estar revolviendo en la tumba, al comprobar el uso guerracivilista que hacen de él. Quien pidió Paz, Piedad, Perdón, algo que no llegaría plenamente hasta la transición española, precisamente lo que se quiere dinamitar. Y ha insistido en que no pensemos que estamos ante un mero cambio en el turno de Gobierno, sino en un cambio de régimen. Él lo expresa diciendo hemos formado parte de la resistencia democrática o que tenemos que reconstruir la democracia.

Y entonces llega la estupefacción. El alucine. El absurdo. Ionesco llevado al paroxismo. La sensación de estar viviendo en un mundo paralelo. El despiporre. Atención a las palabras del señor Llamazares. Hay que desactivar el colapso democrático de la siguiente forma:Si hay una acción terrorista, nadie mire a los demócratas para señalarlos con el dedo. Pero ¿No participó Llamazares en la invitación a manifestarse frente a la sede central del Partido Popular la jornada de reflexión en protesta porque su política internacional había causado la respuesta terrorista? Yo me hago cruces y eso que no soy creyente.

15 de Abril de 2004

PNV, guerracivilista
Josu Erkoreka, portavoz del PNV ha seguido el discurso guerracivilista de ERC, como era previsible. Continúa asentándose la destransición.

Ha hablado de un cuatrienio negro en clara alusión al bienio negro, como se conoce en la literatura al uso al de la CEDA en el poder. Ha comparado el ejercicio del Gobierno del PP con el régimen de Franco y el lenguaje del PP con el del otro régimen. Ha dicho que el PP ha querido arrastrarnos a la España de los años 40' o más bien a la España de los 40 años. Ha opuesto la democracia al PP.

También invita al PSOE a seguirle en la estrategia guerracivilista, haciendo mención igualmente al pasado. Literalmente en el pasado, el acuerdo entre el nacionalismo vasco y la izquierda española fue posible citando a Aguirre y Prieto, que dieron lugar a un marco de convivencia vasco que no pudo ser compartido por la derecha españolista. Y le advierte que no haga caso al discurso del PP, que está anclado en el Cid, y que expondrá una letanía de enemigos de España entre los que están los judíos, los masones, los marxistas, los separatistas, los demócratas y -atención- los liberales. Con un par.

Otra invitación a Rodríguez: Queremos ver si viene a innovar y a arriesgar. La innovación, creo, pasa por echar abajo el edificio constitucional, por el lado de las instituciones, y la transición como valor histórico.

Por cierto, que ¿saben cuáles han sido las primeras palabras de Rodríguez dirigidas a Josu Erkoreka? Literalmente: Gracias por el tono de su intervención. Ya sabemos en qué queda el diálogo.

Ni una mención a ETA. Ni una mención al Plan Ibarretxe.
ERC, guerracivilista
El portavoz de ERC en el Parlamento ha hecho toda una demostración de guerracivilismo, al que ha invitado cordialmente al PSOE, apelando al pasado común en defensa de las libertades que ya sabemos en qué consistía. Le ha apelado a Rodríguez a la unión ¿contra quién? Contra la derecha, palabra que incluye a Franco y al PP, lo que lo hace todo más fácil. El portavoz de ERC ha dicho tantas veces el gobierno anterior como Rodríguez diálogo. Ha dicho que el Estado Español ha de pedir perdón por el asesinato de Compayns y se ha de reconocer la deuda con las víctimas de Franco en línea con lo hecho en Alemania con las víctimas de los nazis. Vamos, acabar con la obra de la transición.

Por cierto, que ha abierto con unas palabras en catalán en las que ha exigido la igualdad de este con el español en el Parlamento Español. Yo recuerdo cuando un diputado autonómico del PP se dirigió a la Cámara Regional en español. Entonces los enfurecidos gritos de los Nacional Socialistas de ERC (acompañados de los Social Nacionalistas del PSC y de otros nacionalistas) ahogaron en la medida de lo que le permitían sus pulmones las palabras del popular. Indignación, odio ya no reprimido, casi espuma por sus bocas.

Pues son estos los compañeros de viaje de Rodríguez.
Hay oposición
No he podido escuchar la intervención de Rodríguez esta mañana (estaba en el séptimo sueño). Por lo visto, me he perdido una sarta de ambigüedades.

Mariano Rajoy ha estado bien. Y es importante, porque la definición como oposición de Rajoy era lo único que podríamos conocer, porque del futuro Gobierno solo sabemos que no sabemos nada. Que, como ha señalado Rajoy, débil e inestable. Así que cuál sea el rumbo del Gobierno dependerá de los acuerdos a que llegue Rodríguez con su partido, con otros partidos y especialmente con PFFR. Por cierto, que se vayan preparando.

Rajoy ha adoptado como propios varias posiciones características de Aznar:
- Firmeza frente al terrorismo
- Cohesión y solidaridad dentro de España
- Defensa de la Constitución Española

Al mismo tiempo ha destacado la debilidad del futuro Gobierno de Rodríguez. Le ha exigido que concrete sus propuestas, lo que no ha hecho porque, como ha destacado Rajoy, no sabe lo que va a hacer, ya que esto depende de otros. Y un importante mensaje: No es lo mismo que pacte con unos que con otros. Mucho diálogo, pero depende de con quién el resultado será uno y otro. En definitiva, hay oposición, lo que como señala Alberto Illán es necesario. A falta de Gobierno, no está mal. Lo ha resaltado Libertad Digital.

Algunos se preguntan qué política económica seguirá Rodríguez. ¡Qué pregunta! Rodríguez lo ha dicho muy claro en el parlamento. ¡Diálogo! Adiós a la rebaja del IS por debajo del 30% con el tipo máximo del IRPF en el mismo tipo. Muchos, últmamente José Cohen, se han dado cuenta de la vacuidad del mensaje de Rodríguez.

Actualización: Libertad Digital ha tenido el acierto de colgar los Primeros discursos de Rodríguez y Rajoy.

14 de Abril de 2004

Me permito recomendar la visita de esta página que informa sobre el Opus, sobre sus objetivos, sus métodos, su ideología. Ofrece una cantidad enorme de información, elaborada toda ella por personas que conocen bien la institución, porque han formado parte de ella.

Tiene una sección muy interesante dedicada a varios libros sobre la Obra, todos accesibles en la red. Me mermito citar a un numerario, A.G., que cierra un Informe sobre el Opus Dei con estas palabras: ¿De qué sirve comportarse bien por límites externos? Sin libertad no hay virtud. Hay que asumir a fondo el riesgo de la libertad, que es idéntico a someterse a la verdad: "Haec est libertas nostra cum isti subdimur veritati" (Agustín, De libero arbitrio, II, 13, 37).

La página contiene a su vez un FAQ, o varios recursos para salir adelante tras haber dejado la institución.

Por otro lado, la Obra tiene su propia página web que se puede consultar para contrastar (en la medida de lo posible) la información recabada en la página que he recomendado visitar.

13 de Abril de 2004

La destransición
Ya he denunciado en otra ocasión la tendencia al destruccionismo de la izquierda española. A ésta se suman los nacionalistas. Un destruccionsimo que alcanza a todas las instituciones que pudieran servir de cohesión de los españoles.

En el campo político esto se concreta en lo que se puede llamar la destransión. Acabar cuidada, eficaz, resueltamente con la obra de la transición española. Recordemos que tras una Segunda República que se hizo desde una minoría para una gran parte de España y contra otra gran parte desembocó en la Guerra Civil. Un acontecimiento desastroso que sigue dejando huella en los españoles, personal y políticamente. A la GC le siguió la larga y cambiante dictadura de Franco, que empezó con una injusta y dura represión y que se fue dulcificando con el paso del tiempo, la adaptación parcial al curso de la historia y la marginación, cuando no el abandono tanto de las ideologías más totalitarias como del guerracivilismo como discurso. No obstante, éste nunca desapareció del todo, ya que fue precisamente la guerra el evento que justificaba el régimen en su propia visión.

El abandono del guerracivilismo tuvo que esperar a la muerte del principal protagonista de la guerra, su substitución en la jefatura del Estado por Juan Carlos I y el inicio de la transición. No voy a volver a contar lo que todos recordamos o hemos leído. Pero como símbolo del abandono del discurso guerracivilista recordaré la "presentación en sociedad" de Santiago Carrillo a manos de Manuel Fraga. Todo un símbolo de una España que no miraba atrás, que se sabía en la oportunidad histórica de reengancharse completamente al curso de la historia.

Hoy observamos el proceso contrario. Quienes en el fondo nunca han creído en la democracia, quienes sufren con "la derecha" en el poder porque no la consideran legitimada para él, quieren desandar lo andado. Ya que lo que legitima la transición es precisamente la legitimidad de todas las opciones políticas, y por tanto la de "la derecha".

No confundamos a este movimiento con el PSOE o con sus votantes. Solo una parte de ambos comparten esta enfermedad moral. Pero este discurso deslegitimador es conspicuo en Izquierda Unida o en los nacionalismos. El guerracivilismo cumple la doble función de avivar los odios de los españoles y de servirse de ese odio para deslegitimar al Partido Popular. Han desenterrado unos muertos, han silenciado la existencia de otros, han identificado al PP con Franco... Eso es solo el comienzo.

Acabo de escuchar a Joan Tardá, diputado por ERC (el partido de Rovireche) en Onda Cero. Su partido va a proponer el 14 de abril como fecha con la que celebrar la fiesta republicana en España. No creo que la dirección del PSOE caiga en esa trampa, por lo menos por ahora. Pero habrá que estar atentos.

Actualización: En el momento de escribir esta anotación, no conocía el Manifiesto por la III República a que ha aludido castielero en su rincón.

Por otro lado acabo de saber de un artículo de Pío Moa. En él estudia otra pieza, ésta de Muñoz Molina (del que ya hablamos con motivo de otro artículo). Me permito destacar unas palabras del historiador:

esos mitos (consideraciones históricas hechas por Muñoz Molina sobre el pasado) son del mismo tipo que llevan a los etarras al crimen, al PNV a apoyar el crimen y tratar de extraerle rentas políticas, y a los nacionalistas catalanes a hacer pactos de canallas con los asesinos y a propugnar el “diálogo” con ellos a costa de las víctimas, de la ley y de la democracia. Y los mismos comunistas, socialistas y demás, que tanto habían hecho por llegar a la guerra civil y justificaban los peores desmanes con el cuento de la lucha “contra el fascismo”, iban entonces de la mano con los nacionalistas vascos y catalanes, los cuales de ningún modo mejoraban a los actuales. Eran exactamente iguales en ideas, y peores en actos, pues creían tener a su alcance, por fin, el descuartizamiento de España.

No lo olvidemos. La verdadera batalla contra el terrorismo es moral e intelectual. Moral porque debemos defender la supremacía de nuestos valores, que se asientan en los derechos inalienables de la persona, e intelectual porque tenemos que desenmascarar los errores teóricos e históricos del socialismo, del nacionalismo, de las ideologías que llevan, en última instancia, al exterminio de una parte de la población.

12 de Abril de 2004

¡Que paguen más los ricos! Pues bajémosles los impuestos
Además de otras ventajas, el ser progresista tiene la de no necesitar ninguna finura analítica. Asi como lo de tener claros tanto las mascotas (siempre víctimas y nunca culpables, siquiera responsables) como los demonios (siempre culpables). Si hay un demonio típico de los ungidos ese son los ricos. Tienen la ventaja de que son pocos y de que estar en su contra les confiere, según su dislocado sistema de valores, en unos benefactores de la humanidad.

Otra ventaja de ser ungido: no hay ninguna solución que sea lo suficientemente sencilla como para que la descarten. "¡Que paguen más los ricos!" Y ya está, para qué más. Que paguen más ellos, que así nosotros, y los que "compran" nuestros argumentos estaremos mejor.

Y si los ricos tienen que pagar más, lo que tenemos que hacer es elevar los impuestos. Lógica progresista, alejada a la par de la teoría económica y de la realidad. No hay más que visitar la experiencia de los Estados Unidos.

En los años 20' Andrew Mellon, bajo la administración de Warren Harding, bajó el tipo máximo del impuesto sobre la renta del 73% al 25%. En consecuencia (junto con otros factores) la economía se aceleró y crecieron los ingresos públicos. La contribución porcentual de los más ricos a la hacienda subió. Quienes ganaban 50.000 dólares o más pasaron de pagar el 44,2% de los impuestos en 1921 al 78,4% en 1928.

La reducción de los impuestos de los 60' fue mucho más modesta, ya que el tipo máximo se rebajó del 90% al 70%. La economía se aceleró, crecieron los ingresos reales del Estado en un tercio. Ese aumento se dstribuyó de forma desigual, un 57% para quienes ganaban por encima de los 50.000 dólares y un 11% para quienes ganaban menos.

En los 80', bajo la presidencia de Ronald Reagan, se rebajó el tipo impositivo máximo del 70% en 1980 al 28% en 1986. Como consecuencia de esta y otras medidas, se crearon 22 millones de puestos de trabajo, la economía se aceleró, crecieron los ingresos del Estado. Y creció significativamente la contribución porcentual de los más ricos. El 10% de la población más rica pasó de contribuir el 48% al 57,2% en 1988. El 1% más rico pasó de pagar el 17,6% de los impuestos al 27,5% de los mismos.

Sobre éstos asuntos léase este artículo de Daniel Mitchell.

Y quedaba por saber en qué medida la reducción de los impuestos por George W. Bush beneficiaría la economía y haría que los ricos pagaran más (ese debe de ser el "conservadurismo compasivo" tan criticado por los socialistas). Hoy ya contamos con los datos que nos permiten ver que los ricos pagan cada vez más gracias a la reducción de impuestos el Presidente Bush. Si comparamos la contribución relativa de los quintiles de la población estadounidense en el período 1991-2000 y 2001, año en que empieza a tener efecto el recorte de Bush, los cuatro primeros reduce la misma, a costa del quinto quintil, que lo aumenta del 62,57% al 65,30%.

Conclusión, ¿Quiere el ungido que paguen más los ricos? Pues bajémosles los impuestos. Claro, que esto nunca lo van a proponer. Porque, fuera bromas; como decía el Juez Marshall "el poder de imponer impuestos es el poder de destruir". Y a eso no renuncian.

Habrá a quien estos datos le parezcan contradictorios. Como diría Francisco D'Aconia en La Rebelión de Atlas, "revisa tus premisas".

8 de Abril de 2004

Buenas noticias sobre la pobreza
Es decir, malas noticias para el movimiento anti-globalización. El Banco Mundial ha revisado los datos sobre pobreza hallados en su World Development Indicators 2004, por lo que ahora sabemos que la reducción en el número de personas que se hallan en la pobreza ha sido mayor de lo que pensábamos.

En 1981 el 33% de la población mundial vivía en la pobreza, porcentaje que se redujo en 2001 al 18%. En 20 años se han liberado de la pobreza 400 millones de personas, a pesar del aumento de la población.

Los países que más han luchado contra la pobreza han sido los más globalizados (el Este de Asia) mientras que los que menos lo han hecho, hasta llegas a aumentar el número de pobres son los países de los que nuestros antiglobalizadores han de sentirse más orgullosos: África, el continente más alejado de la corriente mundial del comercio.

Vía, cómo no, Johan Norberg
Una Propuesta Fiscal
Dado que mi compañero Daniel ha hecho una propuesta de propuesta de política, yo no voy a ser menos, aunque en mi caso me inclino por la cosa fiscal. Voy a proponer unas ideas, no totalmente nuevas, para mejorar el sistema fiscal haciéndolo más sencillo, aumentando su eficacia y reduciendo el gasto.

En primer lugar, la Ley Fiscal tendría un cierto carácter automático, lo que es importante por lo que luego veremos. Consistiría en una imposición con dos fuentes, una directa y otra indirecta. La directa sería un tipo marginal único que alcanzaría a IRPF e Impuesto de Sociedades. La indirecta sería el IVA. El resto de imposiciones (transmisiones, herencia, etc serían del tipo marginal óptimo, que como sabemos es el 0%).

En segundo lugar habría una relación invariable entre los tipos directo e indirecto de dos a uno. De modo que si el tipo directo fuera del 30%, el indirecto sería del 15%, o respectivamente del 40%-20% o del 24%-12%, por poner unos ejemplos. Esto evitaría que se propusieran tipos directos muy altos (aunque a mí cualquiera superior al 10% me parece confiscatorio). Quizás se podría proponer otras razones fijas entre ambos tipos, de 1,5 a uno o incluso de uno a uno. El BBVA cree que con un tipo marginal único del 27% sería suficiente para las necesidades fiscales actuales.

Dadas esas características de la Ley, la propuesta pasaría por dos sesiones, no una de presupuestos. Una que estudiara el nivel de impuestos y otra los destinos de ese gasto. Las dos sesiones estarían separadas por seis meses, de forma que al fijar la fecha de la primera sesión quedaría automáticamente fijada la de la segunda, medio año más tarde. Dado el carácter automático de la Ley fiscal, al fijar el nivel de gasto se fijaría también las dos únicas decisiones que se podrían tomar en materia de impuestos: el nivel del mínimo exento y los dos tipos impositivos, el directo y el indirecto, que dado que guardan una relación predeterminada, sería una única decisión.

La discusión de aumentar o no el gasto estaría especialmente ligada a las tasas impositivas, a las que estaría ligada por el Déficit Cero (aunque éste no es necesario para la propuesta), y menos a las "necesidades" concretas de gasto, dado que las mismas no se decidirán hasta seis meses más tarde.

Pasado ese período tendría lugar la otra sesión en la que, decidido el nivel de gasto total, la discusión versaría sobre las prioridades del mismo. Si se aumenta una partida se tiene que hacer a costa de otra, y no a costa del sufrido contribuyente, cuyo nivel de saqueo se habría decidido con anterioridad.

Esta propuesta tiene dos fallos, uno no muy importante y otro prácticamente insalvable. El primero se refiere al nivel de impuestos y el déficit cero. Fijados los gastos quedan automáticamente fijados los ingresos, cono ocurriría en cualquier administración que buscara la estabilidad presupuestaria. Pero no se pueden conocer los ingresos de antemano más que de forma aproximada, ya que dependen en parte de circunstancias que no han tenido lugar o de las que no conocemos su comportamiento totalmente, por ser futuras. Pero eso pasa actualmente y no crea un problema excesivo. Además en la actualidad tenemos un sistema con tipos progresivos, que hacen que crezca mucho la recaudación en época de bonanza económica y baje mucho durante la recesión. Un tipo marginal único haría la recaudación más estable y por tanto más predecible. Su sencillez, la falta de deducciones y el hecho de que no cambiara año a año, con lo que la experiencia acumulada valdría para hacer futuras predicciones, también lo facilitaría.

El segundo fallo es que resta discrecionalidad a las decisiones políticas, resta posibilidades de compra de votos y pone un límite práctico a los niveles de gasto e impuestos. Razones todas ellas por las que los políticos no la adoptarían jamás.

7 de Abril de 2004

Bitácoras
Atención a esta noticia de Libertad Digital. Su titular dice: Una bitácora "cuelga" los programas del 13-M que no aparecen en la fonoteca de la web de la SER.

La noticia es relevante no ya por su contenido, sino por el hecho de que una bitácora da el salto a los medios de comunicación como noticia. Las bitácoras ofrecen un trampolín para quienes siguen la actualidad para dejar su impronta, para vertir información y opinión, al margen de los medios de comunicación. La noticia referida muestra un camino que puede repetirse más en el futuro; en el que las bitácoras hagan contribuciones originales al corriente de la información. Dada la inmediatez de internet, es un sitio ideal para los llamados scoops. Para las informaciones exclusivas.

Esta función ya la estaban realizando los confidenciales, con un formato diferente, más cercano a los medios de comunicación tradicionales. Ahora se suman las bitácoras, más heterogéneas y con menos medios.

6 de Abril de 2004

Ha llegado la Nueva Política
Rodríguez dijo en la conferencia de prensa que dió tras su victoria en las elecciones generales que con él había llegado una nueva forma de hacer política política basada en el diálogo y en el respeto al adversario.

Esa nueva política ha llegado.

No sólo se han dedicado a manifestarse contra el PP, también se han dedicado a justificar el terrorismo. La nueva política, también en este terreno, ha llegado.

Pilar Bardem, una de esas personas que manchan la palabra intelectual, que le vacían de significado sin que los verdaderos intelectuales se revelen, ha hecho de analista político. Ha declarado que cuando se invaden "otros pueblos" se levantan odios, que luego tienen consecuencias. Vamos, sirviéndoles a los asesinos su justificación en bandeja. De plata, que esta izquierda nuestra no utilizaría otra.

Otra frase de la intelectual que merece la pena destacarse; nueva política con viejas ideas: "la clase obrera paga las guerras del capital". Con un par.

Con tantos análisis políticos no ha habido tiempo para hacer mención del GEO que ha perdido su vida. Claro, que éste trabajaba en contra de los terroristas, no del PP.

4 de Abril de 2004

La Revista de Libertad Digital ha hecho un adelanto de la nueva obra de Pío Moa. En esta ocasión Moa cambia el que había sido hasta ahora su interés, aunque solo parcialmente. Ya no es la Segunda República Española y las causas de la Guerra Civil, que ha tratado ya en su trilogía (I, II, III) -ambos episodios uno desde el punto de vista metodológico, o historiográfico como ya había adelantado Hugh Thomas- o en su Los Mitos de la Guerra Civil y últimamente en Los Crímenes de la Guerra Civil y Otras Polémicas. Ahora se centra en los nacionalismos vasco y catalán y su relación con España. Ya se había acercado a este problema en Contra la Mentira, colección de artículos que ya conocen los lectores de esta revista, en la que ha adelantado alguno de sus hallazgos que ahora expone de forma sistemática.

De su anterior obra los únicos que se han atrevido a hacer una crítica científica de Pío Moa han sido Enrique Moradiellos (aquí, aquí, y en Revista de Libros), Stanley Payne (este más favorable) y el propio Moa. Del resto de los críticos insultos y amenazas, tipo Tusellone.

No creo que las críticas que se hagan a su nueva obra caigan esta vez del lado científico, más que con contadísimas excepciones. Al tiempo.



Actualización I: Véanse también las consideraciones (I II III) dejadas en El Rincón Liberal. Ah, y no corrais a las librerías, que el libro no sale hasta otoño.

Actualización II: Se había hecho eco de las ideas de Moa sobre estos asuntos Toni Mascaró.

2 de Abril de 2004

Hernando de Soto
Hernando de Soto, economista, ha recibido el Premio Milton Friedman, algo así como un Premio Nobel, pero en serio.

Hernando de Soto se hizo famoso gracias a su El Otro Sendero, libro en el que ponía en marcha un pequeño negocio (creo recordar que una mercería) en su país de origen, Perú, por dos caminos. Uno siguiendo los trámites legales y el otro por medio de sobornos. Mientras que el segundo estaba en marcha a los tres meses, la que sigue los cursos legales se retrasa muchos más meses y a un coste incomparablemente mayor. Con este tipo de análisis demuestra cómo las arbitrariedades administrativas, la intervención, la falta de definición de los derechos de propiedad daña a los pobres. Lo cierto es que la propiedad es la institución que más defiende a los pobres. Porque cuando ésta está en peligro, los individuos están a merced del poder. Y ya sabemos quienes acceden a ese poder...

Sus ideas han vuelto a ser expuestas en The Mistery of Capital. No obstante véase esta crítica de Gabriel Calzada.
17,3%
El último barómetro del CIS, de febrero, arroja en la pregunta 17, que inquiere ¿cómo se definiría Ud. en política según la siguiente clasificación que le voy a leer? los siguientes resultados:

Liberal 17.3
Centrista 15.2
Socialista 23.7
Comunista 2.4
Nacionalista 3.7
Anarquista 1.1
Otras respuestas 2.5
Ninguna 20.3
N.S. 8.0
N.C. 5.8
(N) (2490)

¡Un 17,3%!

En la pregunta anterior, Ahora me gustaría que me dijese entre libertad e igualdad, ¿qué es lo que Ud. prefiere...? los resultados son los que siguen:

Más libertad que igualdad 25.2
Más igualdad que libertad 45.8
Las dos por igual (NO LEER) 22.5
N.S. 5.0
N.C. 1.5
(N) (2490)

No me preguntéis que es lo de NO LEER, porque no tengo ni pajolera idea.

¡Un 17,3%! Yo pensaba, sinceramente, que eramos muchos menos. Claro que el hecho de que casi la mitad de la población (seguramente más de la mitad) ponga la igualdad por encima de la libertad es preocupante. Claro, que luego van los socialdemócratas y nos dan a los liberales lecciones de capitalismo.

Nota: Gracias, Carlos, por la referencia.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande