liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Julio 2004

La Hora de Todos: Julio 2004

29 de Julio de 2004

Liberalismo en la antigua China
Vía Marginal Revolution veo que el Mises Institute (¿quién si no?) ha publicado un artículo titulado Rituals of Freedom: Austro-Libertarian Themes in Early Confucianism, todavía como borrador. No he leído el artículo entero, pero he podido rescatar varias ideas interesantes.

La primera es que si bien el taoísmo, como ha contado Murray Rothbard, tenía ideas antiestatistas, éstas partían del supuesto de que el Estado estaba asociado a la razón, el lenguaje, el comercio y la civilización, de los que eran igualmente críticos. El primer confucianismo, por el conrario, tenía una posición más consistentemente liberal. A partir de ahí el autor, Roderick T. Long repasa la literatura de esa escuela de la época, resaltando citas que encajan en los epígrafes Power and Market; The Market for Liberty; Free Riders of the Purple Sage; The Ethics of Liberty; Taking Rites Seriously; The Machinery of Freedom; Conceived in Liberty.

Si bien en Taking Rites Seriously recoge el excesivo valor que le otorgaban a las jerarquías sociales, tradicionales, en The Ethics of Liberty recoge el pensamiento que defiende el principio de reciprocidad en las relaciones humanas u otros valores como el amor por uno mismo, el libre albedrío o la naturaleza humana.

Ello me ha recordado otro artículo, The Prehistoric of Modern Economic Thought: The Aristotle in Austrian Theory, que hace un repaso a las ideas desde Hesíodo a Juan de Mariana en una serie de temas muy queridos por los austríacos.

En ambos casos se ve hasta qué punto una obra seminal puede dar lugar a nuevas e interesantes investigaciones.
La Ley Patriótica
Dicho así, en español, suena incluso peor que en inglés. The Patriot Act es uno de los pilares de la política de George W. Bush, la reacción legislativa de Gobierno y Congreso ante los ataques terroristas. La solución es la preferida de conservadores y socialistas: Más poder para el Estado.

Para perseguir al terrorismo, claro. Varios ejemplos dados por Alex Tabarrok:

1) Ha logrado multar con 10 millones de dólares a PayPal por violar la Patriot Act, al ser instrumento de los jugadores en la red.

2) Ha intimidado a unos artistas, porque para sus actuaciones contaban con un laboratorio.

3) Ha cerrado una página de fans de Stargate.

Robet Higgs ha demostrado que el Estado utiliza las crisis sociales/políticas para crecer. Como además él es el responsable principal de las mismas, el círculo se cierra perfectamente. Este es un caso claro. El terrorismo es una nueva amenaza. La respuesta, el Patriot Act, con poderes encaminados a un fin determinado. Finalmente esos poderes se utilizan para otros fines que escasamente tienen relación con los originales.

28 de Julio de 2004

Moore vs O'Reilly
Bill O'Reilly es la estrella de la Fox News. Para quien no lo sepa, la cadena de televisión es esa que no está orientada a la izquierda; de ahí su éxito, que la ha situado como la más vista. O'Reilly es la estrella de la cadena; un hombre conservador, que ha apoyado a George W. Bush en la Guerra de Irak y que recientemente ha pedido perdón a la audiencia cuando se ha comprobado que, finalmente, no hay armas de destrucción masiva en Irak. En cantidades masivas, se entiende.

En su mometo Bill entrevistó a Moore, en un encuentro muy interesante, en el que ambos estuvieron moderados e inteligentes. Pero la situación está hoy más enconada, y por un lado Moore se había negado a entrevistarse con O'Reilly (comocido entre sus adversarios como Oh, Really?), mientras que el periodista ha tenido que preguntar a la audiencia si quiere que le llame. A la audiencia le va la marcha, como se puede imaginar, y finalmente le llamó. Moore le puso dos condiciones. O'Reilly tendría que ver antes su película y tendría que aceptar el esquema de cruce de preguntas alternativas.

Finalmente, con motivo de la convención demócrata Moore aceptó la invitación del periodista. Diálogo de sordos, como uno se puede imaginar, pero es interesante reproducir la conversación para ver hasta dónde llega el personaje Moore. Una reconstrucción:

O'Reilly a Moore: Usted acusó a George W. Bush de mentiroso por decir que Saddam tenía armas de destrucción masiva. Ahora sabemos que Bush contaba con información en ese sentido de la CIA, el MI5 y los servicios de inteligencia rusos. Por tanto cometió un error basado en información errada, pero no mintió. ¿Ha pedido perdón al Presidente por llamarle mentiroso? ¿Lo va a hacer ahora?

Moore: No. Bush mintió al país. Dijo que había armas de destrucción masiva, y no las hay, así que mintió

O'Reilly: Pero el pensaba que sí las había porque tenía tres fuentes para ello

Moore: Da igual. Dijo lo contrario de la verdad, luego mintió. Ahora me toca a mí. Señor O'Reilly, ¿qué le diría a los padres de los soldados muertos en Irak?

O'Reilly: Que siento su pérdida y que les respeto y admiro porque acudieron a la llamada de su país cuando éste les convocó y que gracias a su esfuerzo y el de otros se ha liberado a un país de la opresión de un régimen tiránico

Moore: Pero ellos fueron porque había armas de destrucción masiva. Eso fue lo que nos dijo el presidente. Y no las había. Murieron por una mentira de Bush

O'Reilly: No fue una mentira, fue un error

Moore: Pues eso cuénteselo a los padres. Hey, mandamos a su hijo a la muerte pero fue por un error. Si su hijo muriera por un error mío ¿no me echaría la culpa?

O'Reilly: Depende de las circunstancias

Moore: Si atropellara a su hijo con el coche, sin ir borracho y cumpliendo las normas, ¿no me culparía?

O'Reilly: Depende, si cumple las normas y no comete una imprudencia, no

Moore: ¿Usted sacrificaría a su hijo por la caída del régimen de Saddam?

O'Reilly: Yo sacrificaría la mía. ¿Lo haría usted?

Una parte absurda de la discusión, introducida torticeramente por Moore. No hablamos de las respetables vidas de ambos su prole, sino de la guerra de Irak. La conversación terminó así:

O'Reilly: A usted le encantaría deshacerse de mí

Moore: No, yo quiero que usted viva

O'Reilly: Se lo agradezco


Actualización: La transcripción oficial.
Fahrenheit 9/11. Mentiras y manipulaciones
Daniel ha colgado mi último artículo para esta página: La fiebre manipuladora de Michael Moore, versión larga de la que ya publiqué en La Revista de LD. Hala, a debatir sobre el personaje. Lo que me llama la atención de Moore no es tanto él como su éxito. ¿Tiene explicación?

27 de Julio de 2004

Daño cerebral
Un joven macaco de un Zoo de Israel estuvo al borde de la muerte, de la que fue salvado gacias a una oportuna operación.

No obstante, no se pudo evitar que el macaco sufriera un daño cerebral, tras el cual, al recuperarse, se puso a andar como un humano. Un par de daños cerebrales más, dirán algunos, y acabará convirtiéndose en Presidente de los Estados Unidos.

Bromas aparte, parece que eso de la tabla rasa no tiene mucha fundamentación.

Actualización: He visto la noticia en noticieros de la televisión. Digo esto, porque aunque la he encontrado en internet en varios sitios, y aunque la foto está firmada por AP, parece una noticia de coña. Pero no lo es.
Revanchismo y Guerracivilismo
José Blanco, Secretario de Organización del PSOE, ha dicho que en materia de revanchismo la derecha española es una referencia mundial. Acusar al contrario de lo que tu le haces resulta de por sí maquiavélico. Pero lo que me parece significativo es la referencia al PP como la derecha española, a lo que se añade un elemento de excepcionalidad a nivel planetario.

Los socialistas tienen esa ventaja. Les vale con señalar con el dedo al contrario y decir este es de los otros, de los malos. Lo ha hecho toda la vida, con propios y extraños. Quien consulte el diccionario sabrá que en eso consiste el sectarismo. La ventaja principal de esta actitud es: 1) Que a la grey propia le basta y le sobra. 2) Que se huye del pensamiento y del verdadero debate.

En el caso de España, lo que haya de excepcional viene de su historia. Y es que el objetivo del guerracivilista PSOE es recuperar las categorías de la guerra (el PP son los nacionales y Franco) y atizar con ellas a la mitad de la población española. El PSOE nunca ha creído en el cambio democrático. Para él la democracia es ellos en el poder. El PP, la derecha, no tiene en el fondo legitimidad para ello. Esa es la idea que se quiere imponer como sea. Lo cual me lleva al caso Moa, del que hemos escrito en más de una ocasión.

Hagamos un repaso a algunas de las cosas ocurridas en los primeros días de Gobierno del PSOE. La nueva directora general de RTVE, en su primera rueda de prensa, dice que no habrá cambios en la parrilla de TVE, a excepción de Carlos Dávila, que entrevistó a Pío Moa. Luego justificó la (ya evidente) manipulación informativa. La Ministra de Cultura se pone manos a la obra. No haya dudas. Pero el revanchista es el PP. Esto no ha hecho más que empezar.
Ayer publicó el Mises Institute un gran artículo. Otro. Se centra en diez falacias, evidenciadas en los últimos 230 años. Nunca está de mal recordar lo falaces que son algunas ideas que mantiene la gente, pero en esta ocasión creo ver cierta intención política que, todo sea dicho, me parece muy sana. Y es que me he acordado de George W. Bush y de la santa de Barbara según iba leyendo varios de los puntos. Los voy a recordar.

Los dos primeros son los de la ventana rota y la conveniencia económica de las guerras. Están relacionadas. La primera dice que romper una ventana es beneficioso porque se crea empleo para los fabricantes de ventanas, y en el segundo se sigue la misma lógica pero a mayor escala, con otras falacias añadidas, como el multiplicador. El error está en no tener en cuenta que la sempiterna escasez nunca nos abandona, y que por tanto con los medios disponibles siempre hay bienes que se necesitan y están por producir, sin que necesitemos crear una necesidad de forma artificial, destruyendo la riqueza. Que es lo que hace una guerra. Además divierte recursos de la producción de bienes que demanda la sociedad, expresada en el mercado, a la producción de bienes necesarios para la guerra, que no sirven por lo general ningún fin humano y que por el contrario en la mayoría de los casos destruyen las vidas y la propiedad humanas. El ejemplo de la guerra ha sido muy querido de los socialistas, para mostrar lo beneficioso de la actuación pública. Lo fue en la I Guerra Mundial (Mises de hecho escribió su artículo sobre el socialismo en respuesta a este argumento) y de nuevo lo fue en la II GM, ahora con la combinación con Keynes.

La tercera falacia es que la mejor forma de financiar una guerra es por el empréstito público. Históricamente se ha recurrido a la inflación. El endeudamiento puede parecer un mejor sistema, pero Adam Smith sugirió que lo mejor era que la sociedad que se enfrentaba al posible enfrentamiento bélico fuera la que se pagara en el presente el coste, por medio de los impuestos. Ni que decir tiene que Bush hijo ha seguido el ejemplo contrario. Los socialistas, por cierto, en contra del déficit cero.

En cuarto lugar el autor del articulo nos refiere a la idea de que el déficit beneficia la economía. Gastarse lo que uno no tiene ni ha generado, es cierto, da sensación de riqueza. Pero por supuesto falsa.

Es bueno promover las exportaciones. H. A. Scott Trask cita cuatro métodos que rivalizan en violencia. 1) La presión militar. 2) Subsidios a la exportación. 3) Devaluación. 4) Bajar artificialmente los precios. Merece la pena leer lo escrito sobre este último punto, porque ilustra cómo las intervenciones en los precios tienen consecuencias complejas e inesperadas.

El proteccionismo funciona. Nueva referencia velada a Bush, enésimo presidente con tintes proteccionistas. No llega a los niveles de Reagan, de todos modos. Rothbard, en su implacable lógica, siempre desafiante de los esquemas establecidos, dijo. ¿Porqué quedarnos en las fronteras de los países? Si el proteccionismo es bueno, ¿Porqué no llevar las tarifas a las regiones? ¿Porqué no que cada ciudad ponga la suya, o cada barrio? En tal caso se destruiría la división del trabajo, el proceso que más favorece la creación de riqueza.

El séptimo es que a finales del siglo XIX había un capitalismo de laissez faire. Vale, si me valoras... Pero si me comparas... El octavo es interesante, porque se refiere a la idea de que las grandes corporaciones favorecen la libertad económica. Recurro de nuevo a Murray N. Rothbard, quien como historiador ha mostrado que es exactamente lo contrario. Las grandes empresas son aliadas del intervencionismo, que siempre beneficia a unos frente a otros, y puestos a beneficiar, ¿porqué no ellas? Al fin y al cabo tienen cierta relación de querencia con el poder y no son nunca desagradecidas. Bien nacido, ya se sabe.

Los dos últimos se refieren a que Hamilton fue un buen liberal y a que debemos elegir entre el agro y la industria. Esta última no tiene sentido en el libre mercado, ya que no hay elección como tal, sino cambio y desarrollo; pero sí en un sistema de planificación. Además uno crecerá frente al otro como porcentaje del PIB por el mero hecho de que si uno tiene una mayor parte de la tarta, el otro la tendrá menor. Pero eso no tiene ningún sentido económico.

23 de Julio de 2004

Aliados
Avanza el genocidio en Sudán. La Religión de la Paz a toda máquina acabando físicamente con la población católica. Los Estados Unidos y Gran Bretaña presionan a la ONU para que tome una decisión antes del exterminio. O por lo menos antes de que acabe la década. El ministro de exteriores de Sudán, Mustafa Osman Ismail ha declarado en París que no entiende porqué Gran Bretaña y los Estados Unidos están incrementando sistemáticamente la presión contra nosotros. Que no se apure, que llegado el caso tiene aliados.
Talante internacional
El talante de Zapatero no tiene fronteras.

22 de Julio de 2004

El mundo es más libre
Acabamos de saber del último informe Economic Freedom of the World 2004, editado conjuntamente con el Fraser Institute y el Cato Institute. Precisamente un artículo reciente de esta institución llama la atención sobre un aspecto revelado por este informe. El mundo es más libre.

Los dos articulistas, responsables también del informe, se preguntan: ¿Ha tenido la revolución Reagan-Thatcher un impacto duradero? ¿Ha habido un camino hacia la liberalización desde el intervencionismo, en las últimas dos décadas? En ambos casos la respuesta es sí. Así que mucho ánimo a los liberales, que últimamente no recibimos más que malas noticias. Traduzco algunos de los datos destacados por el artículo.

1) En 2002, solo 15 de los 104 países considerados tenían inflación de dos dígitos, comparados con los 76 de 1980. Eso que ganan los pobres.
2) El uso de las tasas marginales extremadamente altas ha caído de forma clara. En 2002 no había un solo país con una tasa del 60%, por los 49 de 1980.
3) Los controles de tipos de cambio se han liberalizado sustancialmente.
4) Se han reducido las tarifas. La tarifa media fue en 2002 del 10,4%, por el 26,1% en 1980.
5) Se ha expandido el sector del comercio. El peso de importaciones y exportaciones sobre el PIB ha crecido en un 25,2%

A estos datos generales, los autores añades unos casos particulares:

1) El ratio de libertad económica en Chile ha pasado de 3,6 en 1980 a 5,8 en 1985 a 7,5 en 1995
2) China ha pasado de 3,8 en 1980 a 4,3 en 1990 y 5,8 en 2000
3) India se había estancado en un pobre 4,1 a 4,9 en los 70' y 80', pero del 5,5 de 1995 a 6,2 en 2002.
4) Irlanda ha pasado de 6,2 en 1985 a 7,0 en 1990 y luego a un excelente 8,2 en 1995. No obstante, ha caído a 7,8 en 2002.
5) Otros países que han mejorado en estas dos últimas décadas son Bostwana, Ghana, Mauricio y Nueva Zelanda.

21 de Julio de 2004

¿Irremediablemente instalados en el socialismo?
Fernando Álvarez-Uría sociólogo de la Complutense, ha tenido la honradez intelectual de acercarse al Teorema de la Imposibilidad del Socialismo de la Escuela Austríaca. La honradez, porque es más fácil simplemente obviarla, ya que la mayoría de la gente simplemente la desconoce. Dado que el teorema es absolutamente cierto, y que jamás ha sido criticado con eficacia (aparte de la comprobación histórica tras el fracaso histórico del socialismo), lo que interesa desde el punto de vista austríaco es que se debata. Y Álvarez-Uría lo ha hecho nada menos que en El País, en un artículo titulado ¿Irremediablemente instalados en el capitalismo?. Nosotros (hablo en plural porque siempre cuento con los lectores) haremos un estudio del artículo.

Ya empieza mal, porque lo mete en un saco con las teorías acerca de la imposibilidad del socialismo, que son tan viejas como las propias propuestas societarias. Pero lo peor es cómo la presenta:

Los socialistas pretenden la cuadratura del círculo, decían, pues tratan por una parte de planificar la economía y de disciplinar al mercado, pero no cabe un conocimiento de los precios, ni un mapa del desarrollo económico, más que en un régimen de libertad económica plena. Dicho en otros términos, la dinámica económica de un país únicamente se expresa a través de la libre elección de productores y de consumidores en el marco de una sociedad de mercado que el proyecto socialdemócrata pretende absurdamente combatir.

El argumento no es que no quepa un conocimiento de los precios, sino que sin mercado no hay precios. Y los precios recogen y transmiten la información práctica, subjetiva, tácita, cambiante y que está dispersa entre todos los participantes en el mercado. No es una fijación con los precios, sino una cuestión esencial relacionada con el conocimiento. El que manejan los ciudadanos en sus decisiones personales. Lo que permiten los precios es recoger esa información, trasmitirla de forma barata y sencilla y permitir así una coordinación social. El resto del artículo ya no vale, dado que el objeto del mismo está mal entendido, peor expresado. Pero sigamos.

La retórica dogmática de los austriacos no ha cesado de prodigarse hasta convertirse en nuestros días en una especie de cantinela que suena en los recintos universitarios, en los consejos de administración de las multinacionales, en la prensa económica y hasta en los programas de la telebasura. ¿A qué me suena esto? La retórica dogmática de los austríacos consiste en que siguen diciendo que tienen razón. La actitud no dogmática de los socialistas consiste en seguir diciento que ellos son los que tienen razón y que los que no piensen como ellos son dogmáticos. Es así siempre con los socialistas. Pero el autor nos ha desvelado lo importante. ¿Desvelar la verdad sobre las intrincadas cuestiones sociales? No, que las ideas más peligrosas comienzan a extenderse. De ahí el artículo.

Friedrich Hayek, en Camino de servidumbre, intentó proporcionar una lógica a la vieja racionalidad económica liberal que ha llegado a monopolizar la ciencia económica para terminar por convertirla en una economía sin sociedad. Persuadido de que Fenando Álvarez-Uría es un hombre inteligente, solo me queda recurrir a que un profundo sentimiento o un pavor insuperable por tratar los asuntos tal como son es lo que explica esta frase. Una economía sin sociedad. ¡Y se lo dice a Hayek, nada menos! Supongo que una economía con sociedad para Fenando Álvarez-Uría es una economía en la que la sociedad esté sometida al Estado.

Al grito de “fuera del mercado no hay salvación”, tecnócratas con la piel curtida por el humo de cien batallas entabladas contra los intereses del trabajo han emprendido una cruzada contra el Estado social que en términos generales se resume en una sola propuesta: liberalizar. A excepción de un artículo en el que Hayek defiende la independencia de Transilvania y alguna cosa más, me he leído toda la obra de Hayek. Jamás ha dicho nada parecido a fuera del mercado no hay salvación. Ni el apodíctico Mises. Ni Rothbard o Kirzner. Ni Huerta de Soto. En realidad tonterías como esa sólo se le puede oír a un socialista. Más. Tecnócratas. ¿Los economistas son tecnócratas, Fernando? Bien, acepto esa tergiversación. Pero decir eso de los economistas austríacos es demasiado. Aunque sólo sea porque han criticado sistemáticamente a los tecnócratas, algo que Fernando ignora. Pero qué mas da, ¿verdad, Fernando? Más: contra los intereses del trabajo. Quienes defienden a los trabajadores son los socialistas, como ya sabemos. Lo de la cruzada contra el Estado es cierto. En mi caso a mucha honra. Y lo de liberalizar es una simplificación.

Pero es que aquí se acaba la referencia a la teoría de la imposibilidad del socialismo. Con lo que el artículo se queda como sigue: Hay una teoría de los malos que estoy oyendo, y eso no lo podemos permitir. La ridiculizo, la mancho con la tinta de calamar, que para eso soy un intelectual de izquierdas (1), y a partir de ahí hago dos cosas. Criticar al liberalismo, recordar lo que tenemos (el Estado de Bienestar) y señalar el peligro.

Vamos con lo primero. Los liberales nos basamos en una ficción, según Fernando, que se basa en Polanyi (Karl, claro). Nos la explica: la ficción que hace de la tierra, de los seres humanos y del dinero meras mercancías susceptibles de ser compradas y vendidas libremente en el mercado. Nueva vuelta de tuerca a la honradez intelectual (sigo sin pensar que es tonto o inculto). El liberalismo se basa en la comercialización de los seres humanos. Pues no señor, se basa en la idea de los derechos inalienables del individuo y en su libertad. Lo de comerciar es una cosa que hacemos libremente (cuando usted y los suyos nos dejan). Qué le vamos a hacer, Fernando. La gente no se pliega voluntariamente a sus deseos, es así de perversa.

Pero Fernando sigue: En contrapartida, la fuerza de la socialdemocracia radica precisamente en que frente a esa mercantilización de lo que no debería ser cosificado ha hecho de un derecho de humanidad la fuerza y la palanca para pensar y construir una sociedad alternativa. La fuerza sabemos cuál es. La prohibición, el robo, la imposición...

El resto del artículo es lo que ya he apuntado. Con las inevitables falacias. Dice que el Estado Providencia surge de la derrota del fascismo y del nacional-socialismo (se permite el descojono), como para que vengan ahora los liberales a quitárnoslo. El Estado Providencia, un patrimonio colectivo destinado a proteger a la sociedad de la voracidad y la insolidaridad del mercado autorregulado. La voracidad viene, que lo sepáis, no de los impuestos, que te quitan parte de tu renta y de tu riqueza de forma coactiva, sin que tú puedas hacer objeción de conciencia, sino del mercado, que es una red de acuerdos voluntarios. La lógica no me negarán que es innegable.

En conclusión. Algo pasa, porque están nerviosos. Estoy esperando el artículo de Jesús Huerta de Soto en El País (que seguramente publicará), contestando al bueno de Fernando. Y vuestros comentarios, claro.

Y con respecto del autor, yo le recomendaría que leyera. No quiero fastidiarle un verano caluroso y que invita más al ocio que a la pesada tarea de leer libros y enterarse de las cosas (especialmente antes de escribir sobre ellas). Es más, Fernando, es peligroso. Muy peligroso. Mire a Hayek, Mises, Röpke y otros tecnócratas. Eran socialistas, estatistas, gente normal, que quiere imponer a la sociedad su visión de las cosas. Y leyendo leyendo se convirtieron en peligrosos liberales que quieren corregir o desmantelar la mayor parte del organismo de coacción que es el Estado y decirle a la gente que tiene el derecho a ser libre. Su vida cambiaría a peor, desde luego. Pero por si es aficionado a las sensaciones fuertes, le recomiendo una serie de lecturas.

Mises, Ludwig von. La Acción Humana. Tratado de Economía. Unión Editorial. Con calma, que hay mucho pensamiento.
Mises, Ludwig von. Socialismo. Un Estudio Económico y Sociológico. Unión Editorial. Eadem.
Kirzner, Israel. Competencia y Empresarialidad. Unión Editorial.

Hasta ahora autores judíos, para colmo de males. Por cierto, como le veo preocupado con el nacional-socialismo le recomiendo de Mises Gobierno Omnipotente. Unión Editorial.

Ahora uno de familia católica. Pero no se apure, porque era agnóstico.
Hayek, Friedrich A. Individualism and Economic Order. University of Chicago Press. 1948.
Hayek, Friedrich A. Collectivist Economic Planning. Critical Studies on the Possibilities of Socialism. George Routledge & Sons, 1935.

Uno más.
Huerta de Soto, Jesús. Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial. Unión Editorial. Si tiene que elegir uno solo, le recomiendo este. Pero tiene más sugerencias.

En definitiva, el autor siente miedo y el miedo le ha llevado a escribir el artículo. Pero el miedo no es buen consejero en estos casos. Antes de escribir sobre algo hay que informarse, hay que leer. No es que el autor, con el que he sido quizás excesivamente duro no lo sepa. Es que en esta ocasión no lo habrá considerado necesario. Pero eso, siento decirlo, no es honrado intelectualmente.




(1) Es decir, típico, no es que todos sean así. Hay muchos que sí se toman la honrada molestia de criticar adecuadamente las ideas que no son como las suyas. Y esta actitud no es patrimonio exclusivo de los socialistas.

20 de Julio de 2004

Ibérico
Los Estados Unidos no solo niegan la entrada a las gambas vietnamitas. También lo hacen con el jamón ibérico (requiere suscripción), según leo en el Wall Street Journal de hoy (y aquí).

Niegan la entrada al jamón ibérico por motivos de salud. Sin embargo aquí hay algo que está hecho con patas de los cerdos, curado, que tiene el mismo aspecto, que incluso tiene un sabor que podría recordar al del jamón ibérico, pero que no es lo mismo ni mucho menos. Se llama prosciutto. Ese sí que entra sin ningún problema sanitario.

Esto es lo que pasa cuando no hay total libertad y se abre el camino a la arbitrariedad administrativa. La cuestión no es, como dice JR, que este sea un extraño país de mercaderes, sino que es un normal país de intervencionistas; proteccionistas en este caso.
La mujer, gran beneficiada por el capitalismo
Muchas son las razones para ello, pero no me voy a extender. Siguiendo las últimas anotaciones, voy a volver a los índices.

El trabajo nos lo ha hecho Alex Tabarrok en Marginal Revolution, y me voy a limitar a comentarlo. Tabarrok estudia la relación entre dos índices que se refieren al género, el Gender Development Index, que estudia esperanza de vida, analfabetismo y nivel de renta, y el Gender Empowerment Index, que sigue la evolución de la distribución de hombres y mujeres en la Administración y los Parlamentos, así como de nuevo el nivel de renta, con un tercero. El tercer índice es nuestro querido Índice de Libertad Económica, que como sabemos, acaba de ser publicado. El resultado es el que cabía esperar. La libertad beneficia a las mujeres. El principal motivo es que la libertad socava la discriminación y da igual valor a los individuos como tales, independientemente del grupo al que pertenezcan. Dejemos hablar al Propio Alex:

Ambos indicadores (los referidos al género) se incrementan grandemente con la libertad económica. El capitalismo es bueno para las mujeres. La correlación no implica causación, por supuesto, y la causalidad podría ir de la libertad económica al desarrollo de las mujeres, del desarrollo de las mujeres al del capitalismo o que un tercer factor cause ambos; probablemente los tres procesos están presentes en alguna medida.

El feminismo se suma con todas sus armas a la defensa de la globalización. Es lo más probable.
La evolución de la derecha en los EE.UU.
He aprendido mucho leyendo la biografía de Murray N. Rothbard. Entre otras cosas, cómo ha evolucionado la derecha en los Estados Unidos, una historia que el mismo Justin Raimondo ha contado.

Rothbard se siente heredero de la Old Right estadounidense, de la que formarían parte Garet Garret, John T. Flynn, Frank Chodorov, Albert Jay Nock o Isabel Paterson. Es una derecha con elementos positivos y negativos. Entre los últimos un nacionalismo que de todos modos no es agresivo, excepto cuando le lleva a oponerse a la globalización (libre comercio internacional, se llamaba entonces). Entre los primeros, la defensa de la propiedad privada y de la libertad personal, así como el aislacionismo. La crítica a las intervenciones del Gobierno de los Estados Unidos en el exterior, que convierten lo que debe ser una república, dicen, en un imperio. Este análisis exterior coincide con el de Rothbard, lo que le llevó a aliarse con la extrema izquierda de su país.

La II Guerra Mundial cambió el panorama. Los Estados Unidos se enfrentaban a un enemigo expansionista, violento y con la firme decisión de conquistar el mundo y acabar con las libertades. Ello llevó a parte del movimiento conservador a favorecer la intervención en el exterior, aunque fuera a costa de contribuir al engrandecimiento del Estado, el antiguo enemigo. A ello se une el que los nuevos conservadores (todavía no los neo-conservadores) se nutrían de ex-comunistas. Cambiaron de bando políticamente, pero no tenían la confianza necesaria en la economía de mercado o la desconfianza en el Estado. Y sin embargo saben de primera mano hasta dónde puede llegar a fanatizar el comunismo y lo peligroso que es. Se crea un movimieto en torno a William Buckley y su National Review, que aglutina al movimiento conservador basado en la idea de la victoria en la Guerra Fría. El Estado Federal pasa así de enemigo a aliado. Un movimiento que se renueva con los neoconservadores. La Old Right desaparece, ya que era vieja en el nombre, en la biografía, en la historia. Sólo quedaba de ella un optimista Murray N. Rothbard.

Rothbard, con su amigo Liggio, llega a la conclusión de que la URSS no es expansionista. Se suma a la teoría de Trosky de que Stalin ha traicionado la revolución mundial. Con lo cual niega la evidencia para salvar teóricamente su posición. La ventaja de los nuevos conservadores es que ellos están en el mundo y saben del expansionismo del enemigo. Pero hay un elemento en el que Rothbard se apoya con toda la razón. Él sabe, por Mises, que el socialismo es un error. Y que por tanto ha de caer, como de hecho sucedió. Por tanto, lo que habría que hacer es desmontar al verdadero enemigo y esperar que el exterior se derrumbara solo. Ambas partes tienen algo de razón.

Con el muro parecería que los nuevos conservadores y los neoconservadores, ahora indistinguibles, también iban a caer. No fue así, como podemos comprobar con la actual administración. No solo es intervencionista en el exterior, sino que engrandece al Estado con medidas de Estado Providencia (Estado de Bienestar, lo llaman algunos) y con una nueva vuelta de tuerca en las libertades, con el Patrioct Act. La apoteosis del nuevo conservadurismo. Pero en ocasiones ocurre que cuando un movimiento está en su apogeo, está al mismo tiempo en crisis. El éxito de Lew Rockwell y la creciente oposición a Bush por parte de una corriente del conservadurismo estadounidense podrían ser signos de una recuperación de la Old Right.

Pero sin pasarse. Porque Occidente sigue enfrentándose a un enemigo. El terrorismo, al que no se le puede aplicar el análisis sobre el socialismo de Mises, y que por tanto no caerá por sí solo.

Este artículo sugiere que podría haber un cisma entre los conservadores y los libertarios (herederos de la Old Right), que se podrían ir al Partido Demócrata, cumpliendo así la última idea de Rothbard según la cual los aliados naturales serían la izquierda moderada y bienpensante. No dejaría de ser curioso, porque los neoconservadores vienen precisamente de ese partido.
Silenciados
No se me acuse de utilizar a Eduardo Haro Tecglen como fuente. No soy tan temerario. El veterano periodista tiene un blog que es una auténtica maravilla, que alegra el día a propios y extraños, unos porque alguien se atreve a decir lo que ellos piensan, otros por la misma razón, con el correspondiente efecto-descojono.

En la última anotación escribe la siguiente frase: Los historiadores mismos: silenciado ya De la Cierva, ahora Pío Moa y César Vidal modifican el pasado de España para que coincida con el aznarismo que grazna. ¿Ha perdido facultades Haro? ¿Se le ha escapado un secreto a voces? ¿Hace referencia a un intento para silenciar a los historiadores que no piensan como ellos?

Yo creo que a Haro se le ha escapado lo que es su pensamiento más sincero, que los tiene. Hay que silenciarles; lo hemos intentado, y en el caso de De la Cierva hemos tenido éxito. Quedan estos dos. El historiador que ha documentado la revuelta del PSOE contra el sistema republicano y el que ha documentado el alcance de la checas en Madrid. No creo que él, personalmente, esté muy implicado en el asunto. Tampoco creo que haya una organización o algo así. Simplemente hay un acuerdo sellado por un enorme sentimiento que les une. Ese acuerdo consiste, precisamente, en silenciarlos. Como sea.

19 de Julio de 2004

El pasado viernes leí un excelente artículo del Wall Street Journal sobre el think tank Mercatus Center, que pese a ser pequeño en comparación con otros, está cosechando más éxitos que los demás. El articulista se pregunta cuál es la razón del éxito, e intenta responderse.

1) Una de las claves de su éxito es que es un think tank independiente, con variadas fuentes de financiación.
2) Los otros think tank, o bien son meros lobbies de empresas concretas y lo que proponen son regulaciones que resulten beneficiosas para las empresas que los financian.
3) O bien son independientes, pero no tienen lo que tiene Mercatus Center: Un lenguaje que entienden los reguladores, que dice: Tal regulación traerá estos beneficios y estos costes.
4) A ello hay que añadir que Mercatus Center se encarga de regulaciones poco conocidas o muy sectoriales que los demás think tanks independientes dejan al margen, y que hasta ahora solo eran estudiadas por los lobbies.
5) Está respaldado por la George Mason University.

Las agencias federales si saben que Mercatus está trabajando en una regulación, serán más cuidadosas, dice un ex funcionario. Una de las principales fuentes de financiación de la George Mason University es la familia Koch, que lleva financiando proyectos favorables a la libertad desde que Charles Koch se puso en contacto con Murray Rothbard a principios de los 70'.
No he leído los relatos de Asimov (Multivac saldrá al rescate), aunque creo que no tiene que ver con la película. Lo más que he hecho ha sido escuchar la canción de Alan Panson's Proyect. Pero ayer ví la película, enésima sobre la rebelión de las máquinas sobre el hombre:


Hace tiempo que los robots acompañan al hombre, siguiendo tres normas:

I No dañar/matar/permitir daño o muerte a un humano, por acción u omisión
II Obedecer a los humanos, siempre que eso no esté en contradicción con I
III Sobrevivir siempre que no se contradiga con I, II.

Pero llega una nueva generación de muñecos, uno de los cuales evoluciona y manda las tres leyes a freir espárragos. No voy a destrozar la peli. Lo que me interesa ahora, es que la peli se basa en dos ideas que trata que trara Steven Pinker en su último libro, La Tabla Rasa, del que hablaré en su momento.

Una es lo que Pinker llama The Ghost in The Machine, una teoría por la cual hay una especie de causa no causada, algo extraordinario e inexplicable en el intelecto humano. El/los robots en cuestión habría llegado a eso. Como veremos, Pinker critica esta teoría del fantasma en la máquina.

Dos. La explicación para lo anterior está en la evolución. Pinker habla de la psicología evolutiva en su libro, como en su anterior obra, Cómo Funciona la Mente. En teoría nos encontraríamos con algo parecido, pero con un "pequeño" error. Que aquí la llamada evolución es un cambio sin más. Una mutación, que sería, en todo caso, una parte mínima de la evolución. En The Matrix está mejor tratado, porque esa evolución se habría hecho en el tiempo, mientras que aquí es como las sopas de sobre. Instantánea.

Pese a ser, se supone, una evolución, esta tiene un propósito. Y este propósito no es ni más ni menos que salvar a los hombres de sí mismos, incluso contra su voluntad. Incluso con el sacrificio de algunos para salvar a los más. El motivo es que nosotros, los humanos, no somos capaces de gestionar bien nuestros recursos. ¿A quién me recuerda esto?

Actualización: Los protagonistas son una científica muy fría que se llama Kelvin, y un policía que se llama Spooner. Lo último seguro que es casualidad.

18 de Julio de 2004

Aniversario
Hoy es 18 de julio. ¿Aniversario de la Guerra Civil Española? No, no nos precipitemos.

17 de Julio de 2004

Soluciones Zapatero sección Terrorismo
Un nuevo milenio se merecía un nuevo líder, y ha ido a caer en nuestro ajado país. ZP mira de frente al terrorismo, principal problema de Occidente, y ha dado con la clave. El terrorismo tiene una explicación. Tiene una causa. La pobreza.

Esta especiosa idea de que el crimen, el terrorismo, la violencia, tiene una causa económica está en violenta contradicción con la realidad, lo que no le resta un ápice de atractivo entre la izquierda (no que yo me sorprenda de algo así). Soluciones Zapatero debe pensar que dado que Osama Ben Laden vive en una cueva es un miserable que no se puede permitir ni una mala solución habitacional. O que quienes se suicidan con tal de llevarse por delante cuantas más personas mejor lo hacen porque no tiene qué comer. Démosles pan, dice Soluciones Zapatero, y dejarán de matarnos. Démosles una buena solución habitacional, que no tengan que refugiarse en húmedas cuevas, y abandonarán el terrorismo, erradicada su causa.

Este materialismo extremo zapateril es de lo más penoso. No ve que millones de pobres del mundo, mucho más pobres que los palestinos suicidas (como diría una periodista en TVE, los palestinos afectados por el apartheid del muro de Israel) no matarían jamás a nadie, y que de hecho no lo hacen. No ve que los caros medios del terrorismo se financian expendiendo cheques en las casas más lujosas.

El terrorista palestino afectado por el apartheid del muro de Israel lo hace por otros motivos. No porque no tenga qué llevarse a la boca, sino porque tiene prisa por encontrarse a sus huríes dando rienda suelta a sus instintos, liberando de paso su profundo odio, aprendido sistemáticamente desde niño. ¿Quiere causas del terrorismo? Búsquelas en las ideas. En el Islamismo.

Pero no. El Islamismo no tiene nada que ver con los terroristas palestinos afectados por el apartheid del muro de Israel islamistas. Es más, no se puede hablar de terrorismo islamista, sino acaso de terrorismo internacional.

Pues, señores, es Zapatero y sus soluciones, con esta claridad en sus ideas, quien ha de cuidar de que no se repita un 11 de marzo.

Actualización I: Recomendable el artículo Terrorismo y Libertad de Xavier Sala i Martín.

Actualización II: Hemos visto cómo los ungidos creen en cierto determinismo económico. Con determinismo económico no me refiero a la regularidad de las leyes económicas, ni al hecho de que exista la escasez o que haya ricos y pobres. Sino al estricto sentido dado aquí de que hay causas externas que compelen a determinadas acciones. En este caso la pobreza al terrorismo. Pero los mismos ungidos niegan (como por otros motivos hacen sus iguales, los conservadores creacionistas) ciertos descubrimientos de la biología y su relación con el comportamiento. Por ejemplo, la influencia de los genes en el comportamiento humano o la diferencia de las capacidades iniciales. Todo ello porque tienen miedo de un "determinismo biológico", término con el que se refieren a cualquier afirmación que ponga en duda el estricto culturalismo al 100% que ellos mantienen.

Afirman un determinismo, no aceptan el otro (biológico), aunque sea un "determinismo" del 1%.

16 de Julio de 2004

Ya es casualidad, acabo de comentar los índices en un post de hoy mismo, y me entero de que es una novedad la edición del Economic Freedom of the World 2004.

El primero, como siempre, Hong Kong, con 8,7 puntos sobre 10. A ver cuánto le dura. Le siguen:

Singapur, 8,6
Nueva Zelanda, 8,2.
Suiza, 8,2.
Reino Unido, 8,2.
Estados Unidos, 8,2.
Australia, 7,9.
Canadá, 7.9.
Irlanda, 7,8.
Luxemburgo, 7,8.

España está en el puesto 31, junto con Trinidad y Tobago, Costa Rica y Corea del Sur.

En el Capítulo 2 se estudia cómo afecta la libertad económica a la inversión, el crecimiento y los ingresos entre 1980 y 2000 (las dos décadas que han marcado la expansión de la globalización). Los resultados son los previsibles:
1) Los países económicamente libres crecen más deprisa
2) Los países más libres económicamente, atraen más inversión y generan una mayor productividad de la inversión que los que son económicamente menos libres
3) Las mejoras en la libertad económica en los 80' y 90' han causado un aceleramiento en el crecimiento económico.
4) Las diferencias a largo plazo en la libertad económica explican aproximadamente dos tercios de las variaciones entre los distintos países en renta per capita.
5) Una estructura legal que provea de derechos de propiedad seguros, justo cumplimiento de los contratos y el Imperio de la Ley es esencial si un país quiere conseguir mayores niveles de ingresos.
La autodefensa es un derecho básico, que sostiene efectivamente otros, como el derecho a la vida. Como la gente prefiere vivir a morir, toma las medidas que cree necesarias para defenderla. Es lo que está pasando en India. La noticia comienza así:

La espiral de la tasa de criminalidad de la ciudad de Bangalore ha tenido un importante efecto inesperado. En lugar de mirar a los guardianes de la Ley en busca de seguridad, ¿porqué no armarse uno mismo? Este parece ser uno de los motivos detrás del gradual, pero estable crecimiento en el número de licencias entre los ciudadanos de Bangalore.

Un funcionario de la policía (Mr Shivkumar) dice al respecto: Las armas dan confianza a la gente. No siempre es posible que la policía esté en el sitio en que se ataca a las personas, en cada momento. La autodefensa es la mejor alternativa. Son los que tienen más dinero, los que en principio se sienten más amenazados, los que más recurren a este medio, que de todos modos es económicamente accesible.
De Índices
Junjan ha colgado un cuadro con dos índices: el de Desarrollo Humano y el de Globalización.

El primero tiene su historia. Se ideó para encontrar un índice de desarrollo (de crecimiento, en realidad), que no fuera meramente económico. El crecimiento económico (que se había estado condenando desde que resultaba demasiado evidente que estaba ineludiblemente unido al capitalismo) tenía que ser sustituido por otro índice, más omnicomprensivo. Que tuviera un mayor alcance que el desarrollo económico. Así que al PIB (corregido, como debe ser, por la paridad del poder de compra), se le añadieron los índices de esperanza de vida al nacer, escolarización y analfabetismo.

Sobre el segundo ya informé aquí, señalando sus virtudes y defectos (como lo había hecho Castielero).

Lo más importante no es, como se pregunta Junjan, cuál es más importante o cuál se prefiere, sino cuál es la relación entre ellos.

Hay otros dos índices importantes, que miden la libertad económica. El Economic Freedom of the World, y el Index of Economic Freedom, ambos tratados aquí. Los dos muestran que hay una relación directa entre la libertad económica y el crecimiento económico. También está positivamente relacionada con la riqueza. Por otro lado, dado que esperanza de vida al nacer, escolarización y analfabetismo están correlacionados con la riqueza, es lógico que el Índice de Desarrollo Humano también esté positivamente relacionado con la libertad económica (aquí).

El Índice de Apertura, que es el que mejor mide la globalidad económica de un país, está relacionado positivamente con el crecimiento económico (aquí), como lo está el citado Índice de Globalización.

14 de Julio de 2004

Llamo la atención sobre el último artículo de Gabriel Calzada, representante del CNE en español. En el, se hace eco de un estudio (nota de prensa) del think tank por el que, como resume Gabriel, un mínimo de 38 europeos mueren diariamente como consecuencia del intervencionismo gubernamental en el sector farmacéutico de los distintos países de la Unión.

No es tan importante la cifra concreta (no es posible saber si los que pierden la vida a diario son 38 personas, 21 ó 64) como entender el proceso. Prohibir llegar a acuerdos voluntarios por encima de un determinado precio es como prohibir en parte la comercialización del producto. El efecto es que se produce menos y lo que se produce no llega a Europa más que muy tarde. Recuerda Gabriel: durante los últimos 25 años el gasto de la industria farmacéutica europea en investigación y desarrollo de nuevos fármacos ha pasado del 32% al 22% del conjunto mundial.

12 de Julio de 2004

Una frase genial de Andrew Galambos dice: Un atasco de tráfico es una colisión entre la libre empresa y el socialismo. La libre empresa produce automóviles más rápido que el socialismo carreteras y capacidad circulatoria.

Resulta que la iniciativa privada es tan poderosa, que hasta para los atascos tiene soluciones. Un reciente artículo (requiere suscripción) de The Economist cuenta algo interesante al respecto.

Hay una tecnología conocida desde hace ya un tiempo, e instalada hasta ahora en algunos coches de lujo, que permite adaptar la velocidad del coche para que mantenga una distancia prefijada con el coche anterior. ACC, su acrónimo en inglés (por Adaptative Cruise Control). Como todo adelanto tecnológico, está pasando de ser un lujo prohibitivo al alcance de muy pocos a un complemento crecientemente común, aunque todavía no muy extendido. Este adelanto podría ayudar a reducir, e incluso a evitar según las circunstancias los atascos de tráfico.

Si un coche reduce la velocidad por cualquier motivo, por ejemplo para dejar incorporarse a otro, el de atrás tendrá que ajustar su marcha. Como lo hace con cierto retraso, tanto en el frenado (lo que le obliga a mantener una distancia de seguridad) como en la aceleración, y ello repercute en el de atrás, una cadena de reacciones lentas favorece la aparición de los atascos. El ACC substituye la reacción humana, de al menos un segundo, por una reacción instantánea a efectos humanos. Con ello se produce un doble efecto: por un lado la conducción es más segura, y por otro se reducen los atascos.

Y no tenemos que esperar tres décadas para que hasta el Seat Panda lo tenga instalado. El artículo de The Economist cita un informe de Craig Davis, de la Universidad de Michigan, según el cual solo se necesita que el 20% de los coches se instalen el ACC "para prevenir completamente esos atascos que están causados por la lentitud de un coche en una carretera de una vía" (se entiende que en la de dos vías también, porque hay una sola por cada sentido). Y para reducirlo significativamente, basta con que lo lleven (y lo usen, claro) el 13% de los mismos.
Así se llama una de las secciones de esta página. A mí siempre me ha parecido una idea sugerente. Respuestas claras y sencillas a preguntas relacionadas con el liberalismo. Por ejemplo:

¿La sanidad privada no favorecería sólo a los ricos?
¿Por qué son malos los impuestos?
Los salarios que pagan las grandes multinacionales en el Tercer Mundo son una vergüenza y un crimen
¿Por qué el sistema público de pensiones no es viable?

Estoy seguro de que liberales y no liberales querrían plantear preguntas de interés para esta sección. Así que si se animan...

11 de Julio de 2004

10 de Julio de 2004

Irlanda, Islandia, Austria
Tres países que, como sugiere Tyler Cowen, están minando el cártel impositivo europeo. Ya apunté el caso de Islandia. Cowen se refiere también al de Austria, citando un artículo del Financial Times, por el que

Mientras que Alemania lucha con legislaciones laborales inflexibles y con altos impuestos, Austria ha llevado a cabo reformas impositivas que llevarán las tasas a niveles cercanos a los de la Europa del Este, y acompañarán las actuales medidas laborales favorables a los negocios.

Como en cada ocasión en que se hacen reformas favorables a la libertad, o menos dañinas, los resultados son buenos:

Los resultados han sido dramáticos. Desde el pasado enero, cuando comenzó la primera de las dos fases de las reformas que han empezado a tener efecto, con grandes recortes en los impuestos sobre los ingresos y algún alivio para empresas pequeñas y medianas, el país ha disfrutado un gran aumento en inversiones de calidad.

Las rebajas de impuestos sobre sociedades han permitido pasar de un tipo del 34% al 25% (que se queda en el 22, con algunas desgravaciones).

La llamada armonización fiscal, como señala Cowen, es un cártel fiscal. Los mismos que favorecen el cártel fiscal son los que se indignan con los cárteles privados hasta que se les muda la color. Y eso que los cárteles privados no tienen un peligro duradero (y aquí). Una armonización fiscal que muestra: cómo se esconden las medidas contra el ciudadano con palabras (armonización) y cómo el fascismo está tan presente como se dice, pero no donde se dice (como ya apunté).

Actualización: Artículo excelente de Dan Mitchell. Estoy a la espera de que este hombre escriba un libro sobre impuestos.

9 de Julio de 2004

El gobierno de Kenia favorece la investigación en alimentos genéticamente modificados. Otros optan por la inanición del pueblo.
Es lo que pasa con el ingenio humano, cuando actúa en libertad. Que da con nuevas y creativas soluciones para la vida. Una piedra traslúcida, que según sus autores podría salvar vidas, eso sí, en unas circunstancias muy particulares. Como tantos inventos, había sido concebido por el sempiterno Edison.

Vía The Mises Institute Blog.

8 de Julio de 2004

Día de la libertad fiscal
Hoy ocho de julio es el día de la libertad fiscal en los Estados Unidos, según Americans for Tax Reform. Esto quiere decir que ayer siete de julio, habían ganado lo suficiente como para pagar todo el coste de los gobiernos federal, estatal y local, lo que llaman Día del Coste Gubernamental.

Según The Adam Smith Institute, el día de la libertad fiscal en Gran Bretaña fue el pasado 30 de mayo. En este caso solo se tiene en cuenta el gasto del Estado, pero no el empréstito público, con el cual el día se retrasaría al 11 de junio.

¿Cuál será el día de la libertad fiscal en España?

7 de Julio de 2004

Leo en el blog del Adam Smith Institute unos datos significativos sobre la gestión pública y privada del sistema ferroviario británico:

El sistema ferroviario se privatizó en 1995, y en 1999 los retrasos se redujeron a la mitad, con un índice de puntualidad record del 91%. Tony Blair ha recuperado el control estatal, y con él se han recuperado los retrasos, que se han vuelto a doblar, mientras que el índice de puntualidad se cifra en el 81%. La empresa que gestionaba el sistema ferroviario, Railtrack, le costaba al contribuyente 1.200 millones de libras en subvenciones del Estado, mientras que gastaba en salarios para los gestores otros 1.500. La nueva oficina pública necesita del contribuyente 4.000 millones, razón por la cual hay contribuyentes que se sienten muy aliviados (sí, contra pensamientos como ese tenemos que luchar).
Ciencia de película
He descubierto una página que se llama Insultingly Stupid Movie Physics. En ésta se califica a las películas, no con criterios de calidad o morales, sino por la física en la que se apoyan los guiones. De este modo, las películas pueden ser:

GP = Good physics in general. Bien, pero sin pasarse; ¡Y es la mejor calificación!
PGP = Pretty good physics (just enough flaws to be fun). Fallitos, pero exigencias perdonables del guión
PGP-13 = Children under 13 might be tricked into thinking the physics were pretty good; parental guidance is suggested. Los niños de menos de trece años podrían pensar que es buena física. Se recomienda la guía paterna.
RP = Retch. Vomitivo
XP = Obviously physics from an unknown universe. Lógicamente, física de un universo desconocido.
NR = Unrated. La física del Coyote y el Correcaminos y cosas así.

Luego hacen estudios físicos de los típicos trucos del cine, como coches ardiendo o las balas que brillan.

Se tienen que tomar un camino de perdición e ir siete años al Tibet para encontrar GP. Por supuesto, The Day After Tomorrow se merece un RP.

No estaría mal una calificación de las películas según la ciencia económica. Aunque sería algo aburrido, porque la mayoría sería o RE o XE.

6 de Julio de 2004

O. J. Simpson
A alguno le habrá extrañado que en mi anterior anotación haya escrito O. J. Simpson, asesino, dado que el fue declarado inocente en un tribunal. Recuerdo que entonces Simpson logró que el juicio versara no sobre los hechos, sino sobre la circunstancia de que él tiene una raza, lo que al parecer no nos pasa a los demás. Consiguió que el juicio sobre el doble asesinato se convirtiera en un juicio público sobre si estaba siendo objeto de racismo, por el hecho de que él fuera negro. El veredicto fue culpable (los acusadores, de racismo), es decir, inocente (él, de asesinato).

Pues bien, ahora el señor Simpson ha reconocido en varias entrevistas que él cometió el doble asesinato. Un nuevo éxito de la discriminación positiva, en este caso por la vía de la corrección política.
The Washington Times ha hecho una recensión del último libro de Thomas Sowell, Affirmative Action Around the World. Acción afirmativa es lo que nosotros llamamos discriminación positiva. En la misma dice Larry Thornberry, que revisa el volumen: La mayoría de la gente que está a favor o en contra de la discriminación positiva, está a favor o en contra de la teoría de la discriminación positiva. Lo que de hecho ocurra bajo las políticas de la discriiminación positiva casi nunca se examina, pero la realidad nunca es como la teoría. Lo que es un error. La discriminación positiva es negativa, y lo dice la realidad como la teoría.

Sigue Thornberry: Mr Sowell demuestra que donde las diferencias de grupo se han politizado -ya sea en los Estados Unidos, India, Malasia, Sri Lanka, Nigeria u otros países- los que verdaderamente tienen una desventaja no se han beneficiado, o lo han hecho mínimamente, mientras que las relaciones entre los grupos envueltos se han hecho peores; a menudo mucho peores. De hecho si bien la discriminación positiva no ha hecho bien al crear igualdad, lo ha hecho muy bien a la hora de crear resentimiento por parte de la gente obligada por las políticas a ponerse a la cola.

Por otro lado estas políticas han servido bien los intereses de los miembros de los grupos-cliente que ya estaban bien económicamente. Con ejemplos tan educativos como O. J. Simpson, el asesino. Un efecto colateral de la discriminación positiva que explica muy bien porqué recibe tantos apoyos.

1 de Julio de 2004

Mientras unos pasean sus concepciones machistas por estos mundos, otros se convierten en liberadores de la mujer en el mundo islámico, de acuerdo con David Horowitz.

En la entrevista a Elinor Burkett en Front Page Magazine, el entrevistador pregunta: ¿Por qué cree que las feministas radicales occidentales están tan calladas sobre el destino de las mujeres en esta parte del mundo?

Elinor Burkett dice que hay tres explicaciones:

1) No les interesan las mujeres en absoluto, al menos ninguna mujer que no sea como ellas.
2) Sí les preocupan, pero les interesan menos esos millones de mujeres en peligro que su objetivo político más amplio, que es echar a los republicanos de la Casa Blanca.
3) Sí se preocupan, pero no pueden aguantar estar de acuerdo con George W. Bush en nada.

¿Cuál es la más cierta?
Los bajos impuestos favorecen el crecimiento económico, como ya sabemos. Los ejemplos son varios y siempre en el mismo sentido: Irlanda, Nueva Zelanda, o Estonia son algunos ejemplos. Veronique de Rugy ha escrito sobre el caso de Islandia. Citemos a Verónica:

El Primer Ministro David Oddsson llevó a cabo una serie de reformas reaganianas que han cambiado la economía. En los 90' reformó el Impuesto sobre la Renta, pasando a una estructura más simple y plana. También ha rebajado el tipo marginal del impuesto de sociedades del 48% al 30%. También ha conseguido contener el gasto, erradicar la inflación, privatizar las grandes compañías públicas y sacar al gobierno de la industria bancaria.

¿Los resultados? Veronique los califica de sorprendentes, pero a mí me parecen 100% predecibles. El desempleo ha caído, el déficit ha desaparecido, como lo hizo la inflación, e Islandia es uno de los países de mayor crecimiento en Europa: 5% como media en los últimos 10 años.

Oddson redujo el 2002 el tipo del impuesto de sociedades del 30% al 18%, y tiene previsto volver a reducir los tipos del impuesto sobre la renta. ¡Hay países en Europa que avanzan! ¡Arriba esos ánimos!

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande