liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Junio 2005

La Hora de Todos: Junio 2005

25 de Junio de 2005

23 de Junio de 2005

Por si las moscas
Los ecologistas, en un nuevo éxito, han logrado que los ciudadanos de una ciudad de California sean tres millones de dólares más pobres. Y todo ello para salvar una especie de moscas. Los ecologistas han forzado que la construcción de un hospital tuviera que desplazarse unos 100 metros, y que se retrasen o modifiquen otros proyectos.

Vía Green Watch.
La OCDE pide más comercio mundial
Con cierto retraso (que es normal, dado que me dedico a diario a no escribir varias anotaciones), voy a comentar un reciente informe de la OCDE que pide más globalización para mejorar la situación de los ciudadanos del mundo.

La OCDE, como nos recuerdan sus siglas, se centra en el mundo desarrollado. El estudio halla que la reducción de las barreras comerciales incrementaría el PIB per cápita a medio plazo

del 2% al 3,5% en la Unión Europea.
del 1,25% al 3% en todo el área de la OCDE
del 1% al 3% en los Estados Unidos
del 0,5% al 1,5% en el resto del área que no es ni Estados Unidos ni Europa.

Estas primeras ganancias tienen un efecto acumulativo, recuerda el estudio, por lo que el beneficio medio para un trabajador de la OCDE puede significar el valor de un año de trabajo. Puesto que la Unión Europea está menos abierta al mundo que los Estados Unidos, las ganancias potenciales de la rebaja de las barreras a los bienes, servicios y capitales foráneos son mayores en nuestro continente, cada vez más viejo en cualquier sentido imaginable.

Creo que el estudio no hace mención de otro tipo de beneficios derivados de la mayor apertura al comercio mundial, y por tanto no recoge la magnitud de los beneficios derivados de rebajar la intervención en el comercio con otros países. Pero tiene la ventaja de fijarse en aspectos como las facilidades para desarrollar nuevas empresas.

No olvidemos que los países pobres también se beneficiarían de una apertura de las economías más ricas a sus productos.
Las armas de asalto y el crimen
Bill Clinton firmó una ley que proscribía la posesión de armas de asalto. No tengo muy claro cuales son las características de un arma de asalto, fuera del hecho de que suelen ser semiautomáticas. Pero sí sé que con el paso de los años se han hecho crecientemente atractivas para una parte de la población, aunque su posesión nunca ha sido mayoritaria.

El decreto de Clinton se justificó con el habitual argumento de que las armas son peligrosas y con la pregunta, con cierto aire totalitario ¿Y para qué querrá una persona normal un arma automática?

La actual Administración no ha renovado la ley, cuya suspensión traería, según quienes se oponen a la libertad de armas, una serie de desgracias sin fin, aumentos del crimen sin cuento y muertes en las calles. Nada de ello ha ocurrido.

Es más, nueve meses después de haber expirado la ley que prohibía la tenencia de armas de asalto, el FBI ha publicado su informe anual sobre el crimen. Resulta que, por primera vez desde 1999, el número de homicidios ha descendido. En realidad han caído todos los delitos violentos, con mayores descensos en las ciudades que superan el millón de personas de población.

No creo que este nuevo fracaso en las predicciones de los adictos al control ajeno les lleve siquiera a la reflexión. No, al menos, a la mayoría de ellos.

18 de Junio de 2005

Contraréplica a Lipe
Lipe, te voy a responder en una nueva anotación. Creo que se lee mejor que en los comentarios.

En el mismo sitio en que Lipe me pide, con bunas razones que comparto, que no escriba 10 páginas, dice que, de todos modos, no vamos a llegar a un acuerdo. Quizás tenga razón, pero por lo que veo estamos más de acuerdo que lo que cree.

Porque no coinciden su definición y la mía de individualismo metodológico. Hace suyas mis palabras cuando hay una interacción, al haber más de un individuo, ya no hay individualismo metodológico que valga y añade que para analizar esa realidad ya no te vale partir del individuo; necesitas analizar a los dos y la relación previa entre ellos. Es decir, que insiste en que el individualismo metodológico (IM) es el atomismo solitario asocial al que me refería en la primera anotación. Si eso es el IM, hay que decir que tiene toda la razón. No puede pretender analizar la sociedad un camino (que eso significa método) que parte de que no puede haber relaciones interpersonales, es decir, relaciones sociales.

Pero el IM no es eso. Puede que a Lipe el verdadero IM le parezca poco individual. Pero lo que importa no es llevar el término individual hasta su interpretación más restrictiva, sino estudiar el IM como es, o sea, como lo entienden y utilizan quienes lo defienden. Según este punto de vista real, el IM es lo que definí en mi primera anotación. Y tratar el atomismo solitario asocial es hablar de la nada. Es hablar de algo que está en la mente de muchos socialistas pero de ningún liberal. Ni siquiera de Ayn Rand. En una ocasión le dije a mi amigo Carlos Bruquetas O sea, que ¿tú eres uno de esos que piensa que la sociedad no está compuesta por individuos aislados, que actúan como átomos sin relacionarse? Sí, me respondió. Bien, pues bienvenido al club, le dije.

De hecho la base de la sociedad, para cualquier liberal, es el intercambio. El mercado es una red de intercambios voluntarios. Una red que puede llegar a ser de una complejidad enorme. Pero que, en sus elementos esenciales se compone de acciones individuales y interacciones individuales. Nosotros hemos descubierto que para el mejor cumplimiento de nuestros deseos nos conviene llegar a acuerdos con otras personas. La evolución de la sociedad humana no se explica sin observar cómo esta cooperación voluntaria basada en intercambios y otras interacciones entre personas se ha ido extendiendo.

Pero volviendo sobre el IM. Los economistas, cuando explican los precios, se refieren a acciones individuales. No solo los austríacos, sino como recordábamos Milton y yo también la mayoría de los neoclásicos. Las curvas de oferta y demanda están construidas a partir de preferencias individuales, que una vez fijadas y ordenadas en dos ejes se estudia su interacción. Cuando el precio de mercado no es el de equilibrio, la teoría económica explica cómo las acciones individuales hacen que este precio suba o baje para acercarse al equilibro. A ese precio en el que se vacía el mercado.

Pero la discusión real no ha comenzado. Porque Lipe recuerda que las acciones, por muy individuales que sean (y vive Dios que lo son) no se producen en el vacío. Parten de un conocimiento compartido, de una experiencia social. Esto lo explica Marx, por ejemplo. En consecuencia, y lo recuerda Lipe, no hay fenómenos en que no intervenga el individuo, pero lo que se te dice es que analizando solo al individuo no se logra comprender los fenómenos sociales. Bien, nos estamos acercando. Más hay un acervo común resultado de la historia. No pueden explicarse las acciones particulares sin ese conocimiento.

Análisis formal y análisis material o histórico

Todo ello es razonable, y me alegro de que Lipe piense como yo. Pero creo que sigue habiendo una confusión en torno a lo que sea el IM. En las acciones individuales, perdón por el pleonasmo, hay un aspecto formal, que es al que me refería con la definición de Mises y que veo que ha introducido más confusión que claridad, y otro material. El primero observa que las acciones persiguen fines y acuden a medios. Que a los fines se les otorga un valor subjetivo, que por medio de la utilidad asignada a los medios se proyecta sobre éstos. Que puesto que los fines deseados siempre superan los que podemos alcanzar con los medios, nos tropezamos con la escasez. Que la escasez nos obliga a elegir y por tanto a descartar, con lo que nos encontramos con el coste. Este es un camino que explica el valor, de ahí los precios, la producción, el capital, el interés...

Pero también hay una dimensión histórica, o material, en la acción del hombre. El individuo se desarrolla o actúa en un entorno social, por muy simple que sea. El IM ni niega esta obviedad ni necesita hacerlo. Lo único que dice es que sólo el individuo tiene una mente, y actúa. Que el conocimiento sobre el que lo haga esté compartido por otras personas, que varias personas compartan instituciones y cultura no niega lo esencial, y en lo que consiste el IM, es decir, que detrás de estas instituciones hay acciones individuales. Cuando Lipe dice que analizando solo al individuo no se logra comprender los fenómenos sociales entiendo que se refiere a que no podemos estudiar los individuos materiales de forma aislada, lo que ni pide ni exige el IM.

Esto se entiende mejor si nos fijamos en el colectivismo. Éste entiende que se puede analizar la sociedad tomando como base colectivos (de ahí el nombre). Pondré dos ejemplos.

El racismo ve la evolución social como una especie de darwinismo social, como una lucha entre biológica y social entre diferentes razas, que llevará a un restablecimiento del orden natural, entendido como una prelación de razas según su valor intrínseco. O simplemente cree que el factor más importante en el desarrollo social es la raza a que pertenecen los individuos, y no sus acciones con las ideas, preocupaciones, inquietudes de éstos, que de algún modo están determinadas por la raza.

El otro ejemplo es el marxismo. También influido por Darwin, por cierto, aunque él no tenga la culpa. El marxismo entiende que lo que explica la evolución social es la pertenencia a determinadas clases sociales que se definen por la posesión de los medios de producción (simplificado hasa el extremo).

Otros colectivismos creen poder achacar comportamientos a conceptos supraindividuales, como nación, sociedad. El IM dice que el colectivismo, que es eso, es un error. Ni niega ni necesita negar que existan las instituciones, la cultura, la historia. Solo afirma que, con conocimientos y valores compartidos, aunque no todos, no de forma igual, y siempre en perpetuo cambio, quienes actúan son los individuos y no colectivos como la raza o la clase.

Como ejemplo de análisis individualista, pondría la explicación del surgimiento del dinero por Carl Menger.

Espero haber respondido a lo que me decía Lipe sin haberme dejado algo en el tintero.

15 de Junio de 2005

PERC Report de junio
El último número de los informes PERC, el de junio de este año, acaba de salir.

Tiene un interesante artículo sobre cómo la sociedad se revela en ciertas ciudades frente a las pretensiones totalitarias y planificadoras que pretenden ordenar las ciudades según el estúpido principio del crecimiento inteligente (smart growth): Whateverhappened to Smart Growth?

También tiene un interesante artículo sobre la compra de los derechos sobre el agua en el valle de Owens; un conflicto mal entendido, explica el autor, y mal explicado, por ejemplo, en la película Chinatown.

Interesante, como siempre, aunque habitualmente suele serlo más.

13 de Junio de 2005

Albert Esplugas sobre las armas
Os recomiendo el último comentario del Juan de Mariana, escrito por Albert Esplugas. Indefensos por nuestro bien explica todo lo esencial del debate sobre la libertad de armas, a lo que quizá se podría añadir aquello de que cuando las armas están fuera de la ley solo quienes están fuera de la ley tienen armas, con las lógicas consecuencias para el crimen, armado el criminal, indefensa la víctima, que explica tan bien Albert.

Aprovecho para decir que la sección es francamente buena, y que están saliendo algunos artículos excelentes.

10 de Junio de 2005

Sobre el Individualismo Metodológico, II

Si lo contenido en el último párrafo de mi anterior anotación resulta paradójico, lo que es ya doblemente paradójico es que como dice Mises: incluso los más fanáticos partidarios del colectivismo tratan con acciones de individuos cuando pretenden tratar con las acciones colectivas. Él es un claro ejemplo, como muestra su anotación.

Pero antes de entrar en ello querría citar la estupefacientes palabras de Lipe, cuando dice: Y lógicamente, en la práctica, el individualismo metodológico no explica nada. Ni las preferencias de los consumidores (...), ni el comportamiento político, ni la adquisición del lenguaje, ni los mercados internos de trabajo en las empresas, ni...

Lo de que el IM no explica las preferencias de los consumidores es todo un hallazgo.

Pero vamos al ejemplo práctico que propone, y que la metodología individualista no podría ni plantarse. El problema es: ¿Por qué el diablo, presente en la cultura medieval, al que se le atribuye capacidad de actuar sobre lo cotidiano, desaparece o su existencia es puesta en cuestión? ¿Y por qué en España, antes que en Francia o Inglaterra?

Yo, he de reconocerlo, jamás me lo había planteado. Ni sabía que hubiera tal. Pero vamos a la respuesta que él toma de Fernando Álvarez-Uría y Juan Varela. Atención a la explicación:

En 1610, el Santo Oficio, a través de su tribunal de Logroño arranca un proceso de gran repercusión social. El más joven de los tres miembros del tribunal, Don Alonso Salazar y Frías, no fue el primer canonista de la historia en afirmar que la brujería no existía, tratándose más bien de casos de ofuscación de las mentes, pero sí quien puso en marcha la dinámica que dio lugar a descartar su actuación sobre la realidad accesible. Su repercusión se originó en que sus argumentos atacaban el propio modo en que la Inquisición ejercía su función.

Luego Don Álvaro Salazar plantea un problema, que consiste en que

La posibilidad, no descartable a priori, de que el diablo se integrase en el engranaje inquisitorial derrumbaría la institución. La libertad de acción del demonio era en última instancia incompatible con la capacidad de juzgar. Así lo plantea Antonio Salazar, sin encontrar el respaldo de los restantes miembros del Tribunal de Logroño.

Planteado este problema, se produce la solución lógica (¡Ay!, lo he dicho)

Elevado el desacuerdo a la Junta Suprema de la Inquisición, presidida por el Cardenal Sandoval y Rojas (a quien Cervantes dedicaría la segunda parte de El Quijote), ésta respalda la argumentación de Antonio Salazar  y lo asciende, haciéndole miembro de la Junta Suprema. Así, la maquinaría judicial más poderosa de la Corona Española, de la principal potencia de la época, en plena Contrarreforma, elige entre descartar la intervención del diablo en lo cotidiano o la incapacidad de juzgar. Para que la Inquisición se mantenga, el diablo debe desaparecer.

Es decir, que no solo hace un análisis individualista, sino que ¡se refiere a individuos concretos! Y lo que estudia y observa son acciones humanas tal como las define Mises. Explica los fines de los actores y cómo para conseguirlos van cambiando de medios. Sugiere que los fines de la Inquisición (una institución creada por y para individuos con una serie de objetivos comunes) son seguir juzgando comportamientos ajenos y mantener así su función, y con ésta su poder. ¿El estudio histórico lo ha hecho Rothbard? No, lo pregunto por el extremo individualismo metodológico utilizado, por la desconfianza frente al poder, etc. Este análisis, que parece sacado de un alumno de James Buchanan, adopta la metodología de la Public Choice, que es el individualismo metodológico llevado al análisis político. Recuerdo que entre las imposibles tareas del IM está, según Lipe, el comportamiento político. ¡Y él se desmiente poniendo a continuación un ejemplo!

Luego, en la explicación de su propia explicación, dice:

Observamos entonces cómo un instrumento de poder, la Inquisición, modifica su discurso, su definición de la realidad e incluso el modo en que desempeña su función mediante procesos que van mucho más allá de lo que el individualismo metodológico puede explicar, si es que explica algo.

Por lo que, para mantener su postura y desmentir el ejemplo con el que se ha desmentido, atribuyendo a la Inquisición un carácter antropomórfico, cayendo en el error que señalé en mi anterior anotación.

El núcleo de todo esto es que, como he dicho, no nos leen y no nos conocen. Yo invito a los no liberales a que nos lean. Entiendo que el pensamiento puede llevar a sitios insospechados, que es un camino inseguro y sin destino conocido. Pero eso de buscar la verdad y apoyarse, aunque luego fuera para rechazarlo, en el pensamiento distinto, tiene sus satisfacciones.

Sobre el Individualismo Metodológico

Lipe escribe poco en su bitácora, pero no deja una sola anotación sin enjundia. Es el caso de la penúltima, que se llama La desaparición del diablo y la insificiencia del individualismo metodológico.

El comienzo es total y absolutamente sorprendente para un pensador socialista. En su crítica del liberalismo ¡se centra en lo que considera un error intelectual! ¿Quiere ello decir que encontramos, por fin, un socialista que tenga la honradez intelectual de entrar a debatir las cuestiones esenciales en los términos en que están planteadas? Lo habitual es lo contenido, ya lo siento, en su segunda frase. Lo habitual es sustituir el pensamiento por las palabras, ya que en el primer campo de juego tienen todas las de perder. Pero salto de la primera a la tercera frase, como si nada hubiera entre medias, y me quedo con la tercera.

Por desgracia, Lipe ofrece menos de lo que promete, ya que dice que el individualismo metodológico es insuficiente, pero no explica porqué. Lo sugiere, eso sí, pero lo que sugiere revela que no sabe en qué consiste el individualismo metodológico. Esto es algo que se repite una y otra vez. Los socialistas simplemente ignoran el pensamiento liberal. Eso lo hace todo más sencillo, claro. Por eso los liberales, en nuestras réplicas a las críticas, nos vemos forzados en general a empezar desde el principio. Lipe se delata cuando toma al individualismo metodológico como una doctrina, es decir, como una posición sin ningún fundamento más que la mera preferencia. No es que la metodología individualista no tenga una fundamentación, ¡Es que Lipe no la conoce! De todos modos, no quiero personalizar este problema en él, porque tiene un carácter general.

Esto tiene gran importancia, porque cuando él rechaza sin más argumentos, no por dogmatismo sino por ausencia de pensamiento contrario que rebatir, lo que está haciendo es combatir la nada, a lo que ha puesto el letrero individualismo metodológico.

Lipe parte de la definición de Karl Popper, que yo también me dispongo a citar: la doctrina según la cual debemos reducir todos los fenómenos colectivos a las acciones, interacciones, fines y esperanzas y pensamientos de los individuos.

¿Qué revela pensar del individualismo metodológico, en sus sugerencias? Que el individualismo metodológico es una especie de atomismo solitario asocial. Dice Lipe que en su definición Popper cuela de rondón las interacciones. Reducir las interacciones a los individuos es imposible, ya que al menos hay dos. Luego, parece pensar Lipe, cuando hay una interacción, al haber más de un individuo, ya no hay individualismo metodológico que valga. Un intercambio entre dos personas es una relación, por definición, que no se limita a un solo individuo, por lo que (non sequitur como ninguno otro que haya leído o imaginado) no podemos tomar al individuo como elemento de análisis.

Aquí hay varios errores que es necesario desmenuzar. En primer lugar el individualismo metodológico (IM, en adelante) no es ese atomismo solitario asocial que suponen los socialistas, siempre que dicen tratar de él. Consiste, como dice Popper, en la doctrina según la cual debemos reducir todos los fenómenos colectivos a las acciones, interacciones, fines y esperanzas y pensamientos de los individuos. Veamos otras definiciones de metodología individualista. Seguiré a Mises (muy superior a Popper en este campo, como en algún otro)

Los fenómenos sociales son fenómenos fruto de acciones humanas. Como los humanos somos individuos, los fenómenos sociales son fruto de acciones individuales. En consecuencia, los fenómenos sociales han de entenderse desde el análisis de las acciones individuales. Es decir, que Popper no estaba colando nada de rondón. Que el IM se refiere a los fenómenos sociales era tan obvio para él que lo dice plenamente consciente de lo que está diciendo.

Todo ello se entiende mejor si se sabe qué es una acción humana. De nuevo me remito a Ludwig von Mises, quien explica que la acción humana (expresión que da título a su tratado de economía) es el comportamiento deliberado, que consiste en acudir a medios para alcanzar fines. Es un concepto puramente formal, que es independiente de cuáles sean los fines elegidos, cuáles los medios, y cuál sea el conocimiento del actor. Este punto es importante, porque el hecho de que dos personas tengan un conocimiento en común no influye en absoluto en el carácter individual de sus acciones. Éste carácter no supone, ni exige, ni necesita, que cada actor cuente en exclusiva con conocimientos privativos y exclusivos, como tampoco implica, como he explicado antes, que sus acciones no sean en coordinación o en relación con otras personas.

El IM, en consecuencia, no solo es compatible con los fenómenos interpersonales y sociales, sino que dado que éstos consisten en relaciones, en extremo complejas, de varios individuos, esa posición metodológica explica (o predice) los fenómenos sociales. Pero afirma no solo que el IM explica adecuadamente estos fenómenos, sino que el colectivismo metodológico o el holismo son un error. Un error intelectual, de esos a los que los liberales hacemos mención constante.

Un colectivismo metodológico tiene que probar que en sus análisis se refiere a fenómenos no individuales. Es decir, fenómenos en los que no intervenga el individuo. U otros en los que no se pueda descomponer en acciones individuales.

La existencia de instituciones, como debería quedar claro a estas alturas de anotación, no desmiente el IM. Cojamos como ejemplo la Iglesia. Ésta no es un ente etéreo, sino contingente; y está compuesto por personas. Comparten un acervo ideológico, cultural, es el resultado de la incierta precipitación de la historia. Pero tanto en su realidad de hoy como en la larga cadena histórica que la ha visto nacer y desarrollarse, siempre hay individuos concretos con acciones concretas. Lo mismo cabe decir del Estado.

El colectivismo metodológico se salta al individuo para hacer consideraciones que tienen algo de metafísico, que tienen mucho de paradójico. Me explico. El colectivismo pretende observar la sociedad y las instituciones como un todo. Pero para hacerlo cae en el antropomorfismo. Que es la asignación de características individuales a instituciones compuestas por varios individuos. Se crea la paradoja de que se quiere huír del individualismo, pero lo que se hace es caer en el error de asignar características individuales a lo que no lo tiene. No se huye del individualismo metodológico, sino que se aplica mal.

9 de Junio de 2005

Puerto Rico podría adoptar un tipo único
Me entero por el Market Centre Blog que Puerto Rico está planteandose reformar su sistema fiscal para adoptar un tipo marginal único, sumánsose a la revolución. El gobernador ha creado una comisión para estudiar la reforma, y esta ha propuesto un triple 10% sobre la renta de los individuos, la de las empresas y sobre el consumo.

A ver en qué queda la reforma final.

Manjón: afectados y desafectos

Minuto Digital ha recuperado una entrevista a Pilar Manjón, que nos ayudará a entender su pensamiento y comportamiento. La entrevista es para Mundo Obrero, y en ella hace gala de su militancia comunista de 25 años, lo que en sí no es ni bueno ni malo, aparte del torpe empecinamiento en el error.

Yo, con lo que me quedo de la entrevista es con lo siguiente. Dice Manjón que

Esta asociación surge en el barrio de Santa Eugenia (en las afueras de Madrid) hay muchos vecinos afectados por el atentado. Entre ellos empieza a surgir un grupo, que decide constituir la asociación. Y se llama de 'afectados' porque nos queremos alejar de la palabra 'víctimas', ya que justo en ese momento del atentado del 11 de Marzo la Asociación de Víctimas del Terrorismo había nombrado al señor Aznar presidente honorario. Yo me niego a estar cerca de quien fue el inductor del asesinato de mi hijo.

Declararse víctima implicaría que quienes les mataron son culpables. Y eso es algo por lo que Pilar Manjón no está dispuesta a pasar. Porque ella sabe quién es el culpable. Es Aznar, por supuesto, a quien le acusa de ser inductor del asesinato de su hijo.

Tampoco tiene pérdida la segunda parte de la respuesta a la misma pregunta. Dice en ésta:
Luego, sabes, empieza el proceso de reconocimiento de la asociación hasta su legalización. Hoy somos una asociación en la que estamos personas afectadas de casi 20 nacionalidades y rondamos los 400 socios, todos afectados directos como heridos o familiares de fallecidos.

Familiares de fallecidos. Parece que para la materialista dialéctica uno es afectado si es afecto. Los desafectos no son ni afectados ni víctimas, ni nada.

Claro, que hay quien la hace casi buena.

Free to Choose
Milton Friedman ha escrito un artículo para el Wall Street Journal que se llama como uno de sus libros de mayor éxito, Free to Choose ($). Trata de su mejor contribución a la política económica, los bonos escolares.

Su propuesta tiene 50 años. Entonces, explica Friedman, la calidad de la enseñanza era mucho mejor de lo que es ahora, y su interés por la educación era más por buscar fórmulas compatibles con una sociedad libre que en dar solución a un grave problema del sistema, que solo con el paso de los años se ha manifestado. Hay que recordar que, aunque en los 40'-50' existía el mismo modelo que en la actualidad, había sido generalizado recientemente, por lo que todavía vivía de las rentas del predominio de la educación privada. Estos 60 años de modelo basado en la obligación de asistir a la escuela y que ésta tenga un carácter público, con regulaciones públicas, ha ido recogiendo sus frutos. Esos de los que se descojonan quienes quieren el mismo sistema para España, ya instalado, y que también está dando sus frutos.

Friedman explica que con la Administración Nixon hubo un intento de hacer una prueba en varias ciudades de Nueva Hampshire. Pero ya se sabe lo progresistas que pueden llegar a ser los progresistas. Los sindicatos pararon la reforma. Progresismo y solidaridad típicas de la izquierda.

El modelo totalitario y reaccionario, el público, ha seguido desarrollándose en los Estados Unidos, con los resultados que, repito, son motivo de desprecio por quienes quieren imponer el modelo estadounidense en España. Hecho que me lleva a temores y sospechas de las que hacen temblar. La cuestión es que, si hubiera algún interés en mejorar la educación por medio de la gestión pública, el fracaso ha sido absoluto. Como explica Friedman en su artículo, si bien el gasto por alumno se ha más que doblado desde 1970 tras descontar la inflación, los estudiantes continúan con bajas marcas en las comparaciones internacionales. Y lo que es más significativo: La simple alfabetización, por no mencionar el alfabetismo funcional, en los Estados Unidos, está casi seguramente a comienzos del siglo XXI por debajo de lo que estaba cien años antes.

La sociedad se ha defendido como ha podido del sistemático ataque estatal a la educación. Friedman explica que hay varios, pocos, programas de bonos escolares públicos, varios privados, así como otras fórmulas (homeschooling o colegios a los que se suspenden las regulaciones siempre que consigan una serie de objetivos, los charter school).

Friedman explica entonces las enormes dificultades con que se encuentran estas reformas. Un proceso que él mismo explicó a principios de los 80' en un libro fantástico con un título maravilloso, La Tiranía del Statu Quo. Pero a pesar de los ataques brutales contra la libertad de las personas, el propio fracaso del sistema público anima a la sociedad a defenderse y Friedman concluye el artículo revelando que este movimiento por la liberación de la educación está ganando un apoyo creciente.

Actualización: Tenéis el texto en abierto aquí.

7 de Junio de 2005

Vota a tus blogs preferidos
Ha empezado la votación del concurso 20Blogs. Tienes 20 categorías y 2.000 bitácoras para elegir. Se invitará al mejor blog del año a convertirse en columnista del diario 20Minutos. También hay dos grandes premios, de 3.000 euros cada uno. Los usuarios podrán dar un voto cada 24 horas.

¡Ánimo!

5 de Junio de 2005

3 de Junio de 2005

10.000 dólares al año por abrirse al mundo
No es poco sobresueldo. Y a cambio de comprar productos que vienen de otros países, y producir los que desean ciudadanos de otras partes del mundo.

Este es uno de los hallazgos de un artículo, The Payoff from Globalization, del Institute for International Economics. hace un cálculo de los beneficios obtenidos por la economía estadounidense derivados del comercio con otros países desde el fin de la II Guerra Mundial hasta ahora, y divide esa ganancia entre las familias, con lo que acercan a la gente los beneficios que, expresados en tantos por ciento del PIB o en miles de millones de dólares, les queda un poco lejos. Si uno no se toma la media demasiado en serio, si la ve como un dato indicativo de lo que puede ganar una familia estadounidense media por la apertura al comercio exterior, el dato es muy interesante.

Dicen los autores, Gary Clyde Hufbauer y Paul L. E. Grieco:

Los estadounidenses no reciben este dinero en forma de cheque con la rúbrica 'sueldo por la globalización'. Es una pena. Por el contrario, la paga viene por las mismas rutas de otras ganancias económicas: menores precios en la máquina registradora, más opciones de productos,(...) y pagas más abultadas. Desafortunadamente para la causa de una continua liberalización, el reparto de los bienes por canales familiares sirve para esconder la contribución de la globalización.

Desafortunadamente para la causa de la liberalización, y para nosotros, que somos los protagonistas de la extensión del comercio y los beneficiarios de ella.
¿Porqué tantos bloggers liberales?
Eso es lo que se pregunta uno de nosotros, el Coyote, y a lo que intenta responder.

Comienza por bromear diciendo que, al igual que los progresistas se explican su preeminencia en la universidad en que son más listos, nosotros somos más en la blogosfera exactamente por el mismo motivo.

Pero luego se dirige a la explicación más certera, en mi opinión, que se refiere a la falta de acceso a plataformas de opinión. Él se refiere más a los partidos, pero yo estoy pensando más en los medios de comunicación, aquí, como allí, dominados por la izquierda.

Pocos sitios desde los que comunicarnos, pero otra de las claves es que es mucho lo que tenemos que decir. Tenemos una forma de pensar que desafía al poder y que rompe con lo que piensa la mayoría de la gente. Y nos valemos de unas ideas que son muy poderosas para explicarnos el mundo. En definitiva, mucho peso en muy poca superficie. Una presión que se ha liberado con internet.

El envés del argumento es que quien coloca sus mensajes en un telediario con millones de espectadores no necesita de una bitácora en internet. No es tan atrayente.

A ello hay que añadir que internet es muy apropósito para la expresión de ideas liberales, porque no es fácil de regular. Se escapa del control estatal como los granos de arena entre los dedos. Sin regulaciones estatales que facilitan el control de los medios, quienes defendemos la libertad sin restricciones lo tenemos más fácil.

Coyote incide, sin embargo, en otro aspecto. Dice que desconfiamos de las estructuras jerárquicas y que nos cuesta someternos a un control. Yo creo que más que eso es que, como también apunta el Coyote, la libertad y diversidad que caracterizan a internet, su versatilidad, son muy propias para la expresión de ideas liberales. De nuevo el envés del argumento es que a los socialistas estas cosas cambiantes, heteróclitas, imprevisibles y libres que pasan en la red no les acaba de encajar bien del todo. No a todos, como es demasiado evidente, pero sí a algunos.

2 de Junio de 2005

El Whiskey Tax
Me váis a perdonar la autocita, pero me hace ilusión ver mi primer comentario en la sección de artículos diarios en el Juan de Mariana. Trata del impuesto sobe el whiskey que arbitraron Washington y Hamilton y su significado político.
Nationmaster
Por medio de Mahalanobis, he llegado a la página Nationmaster, que aglutina los principales datos de los indicadores sociales por distintos países.

Vienen todos los países en PIB por habitante (atención al último, por cierto). A mí no me deja de sorprender el onceno puesto de Irlanda. También vienen los asesinatos per cápita, cuadro del que me quedo con los Estados Unidos, que hace solo década y media estaba en 0,9 por mil y ahora está en 0,4.

También me llaman la atención los datos de PIB per cápita de 1950. En la lista de los primeros hay varios habituales, pero quiero llamar la atención sobre varios países.

En primer lugar Venezuela y Argentina, entonces en los puestos cuarto y decimotercero. Hoy ocupan, respectivamente, el 110 y el 69. España ha pasado del 25 en el año 50 al 33. Y eso que del 60 al 90 fuimos el país que más creció del mundo, detrás de Japón. Pero son muchos los que han progresado rápido, en estos años. Claro, que en 1820 ocupábamos el puesto 12. Y no es que viviéramos nuestro mejor momento. Pero el siglo XX ha visto el nacimiento de nuevas naciones, y eso se refleja en los ránkings

Otros datos de interés son los que se refieren a la corrupción, el ránking de la FIFA (con España en un irreal tercer puesto), consumo de petróleo per cápita, y otros. Merece la pena visitarlo.


1 de Junio de 2005

Vuelven los extremistas
Holanda, ese país desquiciado y roto, reaccionario y tercermundista, ha votado NO a la CUE.

Otra vez los extremistas, como en Francia, se vuelven a imponer sobre los deseos del ciudadano medio. En concreto, según el ptimer sondeo, un 63% ha votado por el NO, con una participación del 62%.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande