liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Octubre 2006

La Hora de Todos: Octubre 2006

31 de Octubre de 2006

Críticas al cheque escolar

Voy a Libro de Notas, que recoge lo que encuentra por el universo internetero en español con el doble criterio de que pueda interesar a sus lectores y que no provenga (no más de una o dos veces al año) de una fuente liberal, y me encuentro con un artículo interesante contrario al cheque escolar. Me dispongo a seguirlo con vuestra compañía, para darnos cuenta de que al cheque escolar lo más que puede ofrecer la izquierda es la obcecación. Y eso que se nota que A. Espinosa se ha trabajado bien su artículo, entiende los argumentos contrarios y simplemente expone porqué no le convencen, que su artículo, Debate sobre la elección escolar, está muy bien y es equilibrado.

Pero fracasa. Veámoslo.

Comienza situando el debate en los términos de las diferencias entre izquierda y derecha:

Mientras la izquierda pone más énfasis en el derecho a la educación, la derecha hace hincapié en la libertad de enseñanza.

Esto es importante. ¿Cómo hemos de entender eso del derecho a la educación que defiende la izquierda? Pues el derecho del Estado de educar a los niños, no el de los padres. Si se nos acusa de no querer entender a la izquierda, se añadirá que lo que en realidad se defiende es el derecho de los niños a recibir una educación, por lo que el Estado tiene que poner los medios que aseguren que incluso los más pobres pueden recibir instrucción. Suena bien. Tan, tan, tan bien, que es falso, y lo veremos de inmediato. Espinosa nos lo demostrará dentro de poco, pero antes, en la misma línea de explicarnos lo que dicen izquierda y derecha, echa la vista atrás y por un lado

Durante la transición democrática, todos los partidos de izquierda defendían la idea de una escuela pública, única y laica y rechazaban los conciertos.

Por el otro, la derecha defendía

el principio de libertad de enseñanza, entendido no sólo como la capacidad de crear centros privados con un ideario propio, sino como la libertad real de elección de los padres, la cual implicaba la necesidad de subvencionar la educación privada para que pudiera ser gratuita.

Pero hete aquí que llega la Transición, la Constitución, y se alcanza acuerdo entre izquierda y derecha, en torno a estas ideas:

La aceptación, por parte de la izquierda, del principio de libertad de enseñanza y de financiación con fondos públicos de los centros privados concertados y, por parte de la derecha, del principio de participación de los padres, profesores y alumnos en la gestión y control de todos los centros sostenidos con fondos públicos y de la libertad de cátedra incluso en los centros con ideario propio.

Y se crea el sistema de conciertos, que está funcionado con un cierto grado de aceptación por parte de los diferentes sectores implicados en el sistema educativo.

Pero claro, tenía que venir la derecha, a la que hemos permitido incluso opinar sobre este asunto, a fastidiarla: El cheque escolar vuelve a traer a primer plano las diferencias de modelo educativo y de enseñanza.

Aquí es donde expone en qué consiste la propuesta y porqué debemos rechazarla:

La idea del cheque escolar tiene una larga historia, con antecedentes en la obra de Thomas Paine y de John Stuart Mill. En su versión moderna fue plateada por primera vez en 1955 por Milton Friedman y posteriormente elaborada por el mismo autor y por Friedrich von Hayek.

Lo de Paine y Mill es nuevo para mí. Hayek lo único que hace es sumarse a la propuesta de Friedman, pero en Derecho Legislación y Libertad (inciso: Dios, dame el tiempo y las fuerzas para terminar de releerlo) Hayek sí explica el principio que hay detrás de la propuesta de Friedman:

La necesidad de aceptar los poderes coactivos del Estado para recaudar impuestos no implica necesariamente que el Estado tenga que ser también el que presta estos servicios.

Espinosa sigue, dando espacio a esta idea:

Ambos autores admiten que la educación básica se puede establecer con carácter obligatorio y que ha de ser financiada por el estado, porque de ello se derivan importantes beneficios para el conjunto de la sociedad. No obstante, los dos autores consideran mucho más discutible que la enseñanza deba estar organizada directamente por el poder público. Para ambos, es preferible que haya una amplia pluralidad de escuelas que satisfagan las diferentes preferencias de las familias.

Y los efectos del sistema:

Según los autores este sistema mejoraría la calidad y la eficiencia del sistema educativo en dos aspectos fundamentales. Por un lado, rompería el casi monopolio que durante décadas ha ejercido el estado en la provisión de la enseñanza, de manera que es más fácil que cada familia pueda encontrar la escuela que mejor se adecua a sus preferencias y valores. Por otro, el sistema educativo pasaría a ser un mercado, donde las escuelas mas eficientes obtendrían más recursos (serian más demandadas) y las menos eficientes tendrían más problemas para sobrevivir, por falta de demanda. Eso constituiría un poderoso incentivo porque las escuelas buscarían mejorar su calidad, como forma de asegurarse su cuota de mercado.

Pero

¿Se preserva el equilibrio necesario entre libertad de elección e igualdad de acceso al servicio público de enseñanza? ¿Suponen estos modelos una mejora en la calidad educativa? Mi respuesta a ambas interrogantes es no. Voy a intentar argumentarlo.

Pero no le vamos a dejar hacerlo todavía, porque, ¿qué principio es ese de igualdad de acceso al servicio público de enseñanza? Si esa igualdad es en el cero, me parece bien, pero lo que propone el autor como valor máximo ante el que todos los demás deben arrodillarse es que los colegios no tengan capacidad de influencia en la elección del alumnado. Como veremos, tampoco quiere que haya ninguna influencia en la decisión de dónde van los niños, tampoco del lado de los padres. Él da dos razones. Primer asalto:

En primer lugar decir que el sistema educativo es un mercado especial, porque la escuela plantea una oferta extremadamente rígida. En este mercado, lo más probable es que la demanda se concentre en unas pocas escuelas de gran calidad, que pronto cubrirían sus plazas, ya que no pueden ampliar la oferta. Así, muchos demandantes no pueden acceder al producto deseado. ¿Cómo se escoge a los que entran? Es la escuela la que decide, la que escoge, generalmente en función de las características sociales y académicas (que como sabemos están muy condicionadas socialmente) de los demandantes. En la práctica, en un sistema de libre elección de escuela, es la escuela la que tiene verdadera libertad de elección, no las familias, que sólo pueden aspirar a ser parte de los elegidos. Es muy probable que formen parte del grupo de escogidos los hijos de las familias de clase media y alta y aquellos que no tienen ningún tipo de discapacidad, es decir, los que serán más fácilmente socializados e integrados en la escuela.

Aaaaaaaaaahhh. Oferta rígida. Demanda insatisfecha. Interesante. Es tan falso que no sé por dónde comenzar. Es claro que si hay una demanda insatisfecha, mientras haya empresarios deseando llevarse beneficios habrá nuevas ofertas. De rígida nada, a no ser que esa rigidez la impongas tú desde el Estado. Que, curiosamente, es lo que propone el propio Espinosa. Vamos al segundo asalto:

En segundo lugar destacar que muchas familias, cuando eligen educación privada, están comprando en realidad lo que algunos consideran segregación social y otros llaman un medio social mas homogéneo con su origen social, y no tanto mejores profesores ni currículum. Por este motivo la política de cheques generalizada no funcionaria, porque las escuelas de calidad no estarían dispuestas a admitir muchos estudiantes de estatus bajo, y, si se vieran forzadas a hacerlo, el alumnado de clase media y alta abandonaría la escuela, como ya se ha podido constatar en EE.UU.

Es decir, que él considera que las familias no saben lo que se hacen la prueba es que lo único que buscan es que el ambiente en el que se desarrollan sus hijos sea el mejor posible, lo que le parece terrible. Es más, la gente es tonta y no quiere una buena instrucción para sus hijos. Espinosa sugiere que como los padres quieren lo primero no querrán ni en consecuencia podrán conseguir (¿se puede torcer más la lógica?) lo segundo. A mí me da la impresión de que, por lo general, los padres quieren lo mejor para sus hijos y que se esforzarán por enterarse de qué colegio cuadra con sus posibilidades y le ofrece a su prole las mejores condiciones de formación, instalaciones, ambiente, etc. Espinosa no lo ve así. Él, además, no tiene esos prejuicios que tienen todos los demás y tiene muy claro lo que le conviene a la prole ajena.

Y les advierte:

En relación con la mayor calidad educativa de los centros privados en respecto a los públicos, no existe una constatación empírica sobre tal cuestión. Hay estudios que muestran que los resultados de pruebas de matemáticas y de lectura entre alumnos de las escuelas privadas y estudiantes equivalentes de las escuelas públicas, no mostraban diferencias significativas.

¡Eh! ¡Que no os dejéis engañar! ¡Que los colegios privados no son buenos como todo el mundo piensa! De hecho, para que no nos engañemos, lo que propone Espinosa es no darnos ni siquiera la oportunidad de equivocarnos. ¿Para qué, si está claro que los colegios privados no son mejores que los públicos y que cuando los padres eligen no quieren lo mejor para sus hijos y sólo tienen pretensiones intolerables como que el ambiente del colegio sea bueno?

A mí me da la impresión de que la izquierda no tiene respuesta ante el cheque escolar. Defienden la educación pública en teoría porque quieren que todo el mundo pueda acceder a la educación sin que la falta de dinero condicione, pero cuando ofreces una alternativa que asegura que eso va a ser así pero que, eso sí, también asegura la elección de los padres, lo rechazan.

Que nos vamos conociendo.
Conversación de un socialista y un liberal. La alegoría de la aeronáutica

Si algún socialista tiene la curiosidad de saber cómo ve un liberal lo que sería una conversación con él, que preste atención. Tomaré el ejemplo, corregido y aumentado, que nos comentó a unos cuantos José Ignacio del Castillo.

Socialista: Tenemos que echar el motor al mar.
Liberal: ¿Cómo?
S: Sí. Es muy molesto.
L: Pero no podemos deshacernos del motor en pleno vuelo.
S: Eres un conservador.
L: Pero no tiene sentido.
S: El ruido del motor produce muchas molestias. Afecta a la salud del pasaje y degrada sus condiciones de vida. El vuelo sería mucho mejor sin el motor, la gente dejaría de sufrir ese ruido criminal y sería infinitamente feliz.

Claro, tú en ese momento lo flipas. No es que estés puesto precisamente en aeronáutica, ni eres ingeniero o algo parecido. Pero en ese momento te remangas y atreves a decir:

L: Bueno, es que sin el motor el avión se cae. Y eso sí que sería malo para la salud de los pasajeros, jeje.
S: Eso es mentira. Es más, hay un científico que ha demostrado que cuanto más peso tenga el avión, peor vuela. Así que si nos deshacemos del motor, quitaremos peso y el vuelo será mejor. Y además cesaría la opresión del motor en los oídos por la vía acústica.

A ti todo esto te suena raro. Crees que desde el comienzo de la aviación, los aviones han tenido algún tipo de motor que lo propulse. Pues nada, para poder seguir la conversación con tu amigo (que te habla además con esa soltura y esa seguridad, con esa indignación que parece volcar sobre ti), te pones a estudiar un poco de aeronáutica y de historia de la aviación. Y, oye, parece que, efectivamente. Los aviones necesitan un motor para cruzar el Atlántico y la historia de la aviación cuenta que siempre que se ha tirado el motor en pleno vuelo el resultado ha sido el violento encontronazo del vehículo con la superficie terrestre.

Vuelves a coincidir con tu amigo socialista, en otro vuelo transoceánico.

L: Pues mira, me lo he empollado y, efectivamente, los aviones necesitan de motores pare despegar y para realizar trayectos como este.
S: Tú estás al servicio de los fabricantes de motores.

Otra nueva sorpresa. ¡Pero si jamás has tenido trato con ellos! Es más, has llegado a tu conclusión de forma independiente, sin necesidad de que te paguen por ello. Además, ¡pagado por la industria de motores de aviones, nada menos! ¡Esos que prueban la resistencia de los motores echando niños pobres a las turbinas, como has visto una y otra vez en los medios de comunicación! No. De eso nada.

L: Mira, no. Por ahí no vayas, porque te equivocas.

Como lo de contar que el avión necesita el impulso del motor es un pelín largo, o al menos demasiado para la paciencia de tu amigo socialista, que no para de decirte las mismas tonterías de su autor ese, pasas a la historia. Y dices:

L: Es más, todos los aviones que han tirado el motor en pleno vuelo han acabado en el desastre. Mientras que los que lo mantienen llegan a buen (aero)puerto.
S: Eso lo dirás tú; recuerda el accidente de la PanAm de 13 de marzo del 79, que hubo 4.500 víctimas.
L: ¿Seguro que fueron 4.500? Es que no me cuadra. Y en cualquier caso fue uno, como otros que también se producen y de los que sabemos siempre por la prensa. Pero vamos, que la mayoría llega a su destino. De hecho hay un estudio que muestra las estadísticas de vuelos con éxito y accidentes con y sin motor y los resultados son claros.
S: Ese estudio está hecho por unos fascistas. Están al servicio de la industria de motores de aviones.
L: Pues tú me acusaste de lo mismo y es completamente falso. Y ¿tú has leído el informe?
S: ¿Para qué, si sus resultados están decididos de antemano?

A todo esto, el pasaje, que a estas alturas sabe que tú defiendes que se hagan pruebas de motores con niños pobres, que está conmovido por los documentales de accidentes de avión con motor, más las películas sobre el mismo tema, que no le suena mal eso de tirar lastre al mar, se une a tu amigo y entre todos echan el motor al Atlántico.

Muchos de vosotros, ¿no os sentís identificados?

30 de Octubre de 2006

Un millón de muertos por hambre
No muertos de hambre. Muertos por hambre, por el hambre como arma, como vía de exterminio. Leo en LD que

Un informe documenta que la dictadura de Corea del Norte dejó morir de hambre a un millón de personas

La firma de abogados estadounidenses "DLA Piper" ha divulgado en Londres un informe encargado por el ex presidente de la república checa Václav Havel, el ex primer ministro de Noruega Kjell Magne Bondevik y el Nobel de la Paz Elie Wiesel, en el que se pide al Consejo de Seguridad de la ONU a adoptar medidas contra la dictadura de Corea del Norte por sus constantes violaciones a los derechos humanos. La firma destaca que el régimen comunista está vinculado al tráfico de drogas y a la falsificación y lavado de dinero. Según el estudio, en los últimos años Pyongyang ha dejado morir de hambre a más de un millón de personas, además de mantener encarcelados a doscientos mil presos políticos.

LD (EFE) El informe titulado "Fracaso para proteger: Llamamiento al Consejo de Seguridad de la ONU para actuar en Corea del Norte", encargado por el ex presidente de la república checa Václav Havel, el ex primer ministro de Noruega Kjell Magne Bondevik y el Nobel de la Paz Elie Wiesel a la firma de abogados estadounidense "DLA Piper", afirma que el régimen de Pyongyang supone una "grave amenaza" para los norcoreanos.
 
El texto pide la intervención del Consejo de Seguridad de la ONU de a cuerdo al principio de que "cada estado tiene la responsabilidad de proteger a sus propios ciudadanos". Según DLA Piper, que hizo el informe en colaboración con el Comité de EEUU sobre los Derechos Humanos en Corea del Norte, las sanciones impuestas por el organismo multilateral contra los norcoreanos por su primera prueba nuclear, podrían haber empeorado de forma involuntaria la situación de los derechos humanos en esa zona.
 
El documento destaca que "el Consejo de Seguridad tiene una justificación independiente para intervenir en Corea del Norte, ya sea porque su Gobierno ha fracasado en su responsabilidad de proteger o porque es una amenaza no tradicional a la paz". Explica que la ONU califica como una "amenaza no tradicional para la paz" a aquellas que no son de naturaleza militar y que tienen graves consecuencias fuera de sus fronteras.
 
En el caso de Corea del Norte, dice que sus violaciones de los derechos humanos han creado un gran flujo de refugiados de unas cuatrocientas mil personas. Además, DLA Piper destacó la activa participación del Gobierno norcoreano en actividades delictivas como la producción y tráfico de drogas, así como la falsificación y lavado de dinero. Asimismo, la firma de abogados denunció que el régimen norcoreano ha cometido crímenes contra la humanidad por permitir que alrededor de un millón de personas hayan muerto de inanición.
 
Según indica el informe, "el hambre es un problema que persiste con un 37 por cierto de los menores con malnutrición crónica" en Corea del Norte. El régimen, añade, obstaculiza el acceso al Programa Mundial de Alimentación de la ONU a regiones necesitadas del país. También critica el tratamiento de los presos políticos, pues unas doscientas mil personas están detenidas en campos de concentración sin haber recibido juicio y al borde de la hambruna, mientras que cuatrocientas mil podrían haber muerto en prisiones en los últimos treinta años.
Ciudadanos
He sacado en Libertad Digital mi primer artículo dedicado a la política nacional. Ciudadanos:
Próximo como está el resultado electoral en Cataluña, el espectáculo que está dando la campaña no puede ser más lamentable. Y no me refiero sólo al ridículo autoinfligido de Montilla o el racismo por puntos de Mas. Los nacionalistas, con la soltura y el desparpajo que otorga la protección institucional, han llevado de nuevo a la práctica sus ideas con amenazas y llamamientos a nuevos pogroms contra el Partido Popular en Tortosa. El último domingo de campaña, el PP ha convocado a los medios de comunicación en Cataluña para informar del asunto. Y, ¿saben qué? No ha ido ni uno.
(Leer más)

29 de Octubre de 2006

Los puntos más contaminados del planeta
El Blacksmith Institute ha elaborado un informe con los puntos del planeta con mayor contaminación. Son los siguientes (en inglés):
El top ten viene acompañado de un mapa que sitúa estos lugares. ¿Qué destaca de esta sucia clasificación?

1) Lo primero que tres de los diez están localizados en Rusia. A ello hay que añadir uno de Ucrania y otro en Kirguistán. Es decir, cinco de los 10 en la antigua URSS.

2) Fijémonos un poco más en estos cinco sitios. De Chernóbil no hará falta que añadamos nada. A partir de ahí:
      -Dzerzhinsk. fabricación de armas químicas durante la guerra fía.
      -Norilsk. Según el informe, una ciudad industrial fundada en 1935 como un campo de trabajo esclavo, la ciudad siberiana de Norilsk es la gran ciudad más septentional de Rusia. Una ciudad donde la nieve es negra, el aire huele a sulfuro y la esperanza de vida para los trabajadores de las fábricas es 10 años menor a la media rusa, que es de por sí mediocre.
      -Rudnaya Pristan/Dalnegorsk. Dos ciudades del este de Rusia volcadas en la minería de plomo. Las pruebas iniciales limitadas han revelado que los niveles de plomo en sangre de los niños son de 8 a 20 veces los niveles máximos permitidos en los Estados Unidos.
      -Maiuu Suu. Minas de Uranio radioactivo. Metales pesados.
Estas dos últimas localizaciones tienen relación con la minería, como es también el caso de La Oroya, en Perú, o Linfen, en China. Pero las tres primeras menciones tienen que ver con la concepción de la industria que tenía el régimen comunista.

3) Ninguno de estos puntos negros se encuentra en países desarrollados. Una muestra más de que el desarrollo no viene necesariamente acompañado de polución. De hecho lo que parece es que a medida que aumenta el desarrollo, en un primer momento (hasta el entorno de los 8.000 a 10.000 dólares per cápita de PIB anual) sí aumentan los niveles de polución con el crecimiento. Pero a partir de ahí, la economía puede permitirse desarrollar industrias más limpias, sin renunciar a crecientes productividades. Véase, como ejemplo, el de los Estados Unidos.

Vía The Austrian Economists.

Ver también: Polución, CO2 y alarmismo, Economía austríaca y medio ambiente, Ecología y socialismo, Debate entre Carl Pope y Bjorn Lomborg, Esos molestos barcos de vapor...
Generador de discursos de Bush
¿Siempre has querido ser autor de los discursos de George W. Bush? Tu momento ha llegado. Ahora lo tienes al alcance del ratón; no tienes más que acercarte al generador de discursos de Bush, dar rienda suelta a tu capacidad de combinar y hacer hablar al hombre más poderoso del mundo.

Vía Marginal Revolution.
900.000 víctimas que aún recuerdan
LD ha informado de que cerca de 900.000 víctimas de la represión soviética siguen aún con vida, según la organización de Derechos Humanos Memorial, que continúa la obra de Andrei Sajarov. La noticia cuenta con un apoyo que recuerda los 100 millones de víctimas del comunismo.

Ver también: La medida del horror, De totalitarismos, El hambre como arma política, Democidio: 262.000.000, El miserable Eric Hobsbawn.

27 de Octubre de 2006

No compre cosas que no puede pagar
O lo que es lo mismo, un tratado de finanzas personales en una sola hoja.
Ella- Oh, no consigo que me cuadren estas cuentas
Él- Parece que jamás saldremos de este agujero
Ella- ¿Pagaremos alguna vez la deuda de esta tarjeta?
Experto financiero. Quizás podría ayudar (...) He creado este método único para gestionar sus deudas. Se llama "No compre cosas que no puede pagar".
Revolucionario. El vídeo, aquí.

Vía Microsiervos.

26 de Octubre de 2006

La salida: El capitalismo liberal
En caso de que a alguien se le haya pasado, no quiero dejar de recomendar esta anotación de Larry Nieves, autor de la fantástica bitácora El liberal venezolano.

En ella nos ofrece todas las vías para poder ver el documental La Salida, de Oliver Laufer. Es un esfuerzo brillante de intentar explicar qué es el liberalismo a un país sin tradición liberal. La tarea me parece extremadamente difícil, y creo que el resultado es francamente bueno.

Enhorabuena.

Actualización: Lo podréis ver en el comentario de Oliver Laufer, pero hay algo especialmente esperanzador en esta aventura, y es que el entusiasmo es capaz de suplir ciertas carencias. Dice:
Con La Salida queremos demsotrar que sin apoyos y sin capital se puede hacer mucho. El documental costo poco mas de 300 euros y dura casi media hora. Ha dado muchisimo de que hablar y lo han visto liberales muy importantes. Ojala nos sirva para encontrar un mayor apoyo internacional y seguidores en Venezuela: lo estamos logrando.
Una vía accidentada
Aquí le he prestado cierta atención a la gestión privada del transporte ferroviario. En mi último artículo en La Gaceta de los Negocios, Una vía accidentada, lo vuelvo a tocar:
Seis personas perdieron la vida el pasado miércoles, como consecuencia de la colisión de dos trenes, cerca de la frontera que separa Francia de Luxemburgo. Nosotros todavía recordamos los 41 muertos en el metro de Valencia y, más recientemente, los 6 de Villada. En Alemania acaban de enterrar a 27 personas tras un accidente. Han vuelto a la memoria de aquél país las 101 personas que perecieron en un tren de alta velocidad en 1998.

Nadie se ha preguntado, viendo cómo estas tragedias se suceden, si la gestión pública del transporte por tren es la más adecuada. ¿Imaginan que alguno de estos accidentes hubiera tenido lugar en Gran Bretaña? Todos los informativos abrirían con lamentaciones sobre la "polémica" privatización del sistema ferroviario.
En el artículo cuento cómo los gestores privados británcos han ido mejorando la seguridad del transporte ferroviario, y lo han hecho por su propio interés.

He esperado hasta ahora para comentar también el artículo de Gabriel Calzada En la vía equivocada, en que explica:
Resulta interesante observar que si alguno de estos accidentes hubiese tenido lugar en el Reino Unido, los medios de comunicación de todo el mundo nos estarían bombardeando con aquello de que la privatización de los trenes ingleses ha provocado un nuevo accidente mortal y no habría discusión más de moda que aquella que trata de la correlación entre inseguridad y libre mercado en el sector ferroviario. Los voceros del intervencionismo exigirían nacionalizar los trenes como solución. No en vano, todo el mundo cree “saber” que desde que los trenes ingleses fueron privatizados en 1996 la siniestralidad no ha dejado de aumentar. Los liberales nos defenderíamos explicando que el riesgo cero no existe, que su reducción tiene un coste y que el nivel de inversión en seguridad debe de ser aquel que elija el consumidor.

Sin embargo, la difundida asociación entre la privatización de British Railways y el aumento del número de accidentes mortales no es cierta. Es una gigantesca falacia que se ha extendido como una locomotora. La realidad es que desde que se privatizaron los trenes en Inglaterra se producen menos accidentes. En concreto, las muertes en accidentes de tren se han reducido a menos de la mitad. Es más, el ritmo al que se ha incrementado la seguridad de los trenes en Inglaterra una vez privatizados ha sido superior al que se venía produciendo durante los últimos años del ferrocarril público británico.

Pero merece la pena leerlo desde el comienzo.

Ver también: Intervencionistas a todo tren, Trenes privados en Gran Bretaña, Gestión privada, pública, del sistema ferroviario, Seguridad, modelos de gestión y tratamiento informativo, Accidente ferroviario en Palencia.

25 de Octubre de 2006

En AIPE
El Instituto Juan de Mariana ha alcanzado un acuerdo con AIPE por el que la agencia de artículos ofrecerá a sus clientes los comentarios diarios que escoja de nuestra página. Un acuerdo que me hace especialmente feliz.

Ya han sacado varios artículos y ahora me ha tocado a mí, y me hace mucha ilusión, cómo ocultarlo. De AIPE han cogido mi último comentario, al menos, Venezuela Analítica (donde me han achatado) y en Ideas.

24 de Octubre de 2006

Google ZeitGeist
Los últimos datos del Google ZeiyGeist son los de agosto. En ellos, sólo aparece un medio de comunicación:

1) rebelde 2) rbd 3) real madrid 4) lucia lapiedra 5) rebelde way 6) tatuajes 7) piratas del caribe 8) barbie 9) dulce maria 10) love 11) habbo 12) copa mundial 13) manga 14 libertad digital 15) shakira.

23 de Octubre de 2006

El voto libertario en Estados Unidos

Dice The Economist:

Puede que América sea la tierra de los hombres libres, pero los americanos que favorecen a la vez la libertad económica y social no tienen un hogar político.

Habla de los votantes bisagra olvidados, como he tenido a bien traducir The neglected swing voters, en referencia a los libertarios, liberales que diríamos por nuestras vecindades lingüísticas.

El artículo parte de un estudio de dos liberales (-tarios) de pro, David Boaz y David Kirby, escrito para el Cato Institute, y llamado The Libertarian Vote (resumen aquí). No es poco ese voto, a tenor del espectro ideológico estadounidense registrado por Gallup, recogido en una tabla que comprende el tiempo transcurrido desde 1993 hasta la actualidad. Los autodefinidos libertarian son del 17 al 24 por ciento de la población, según el momento, ligeramente por encima de populist (no tengo idea de a qué se refieren) y pure libreal (es decir, progre con credenciales), pero por debajo de los conservadores (pure conservartive).

El porcentaje de votantes es importante, y está creciendo. Del 9 por ciento en 1990 al 13 en 2004. Tiran al partido republicano, pero votan también al demócrata. 75-24 en el enfrentamiento de Nixon contra McGovern, 66-18 en el Reagan-Carter (otro 17 se fue básicamente al republicano Anderson), 72-20 en las elecciones de 2000 y en las últimas, 59-38.

Tienden a ser: jóvenes, varones, de ingresos medios o más altos, viven en el Oeste, son menos religiosos que conservadores y populistas, pero más que los progres. Están pegados a la actualidad que el público en general y se consideran bien informados. Desconfían de la Coalición Cristiana más que el público, y tienen más sentimientos de aprobación hacia los homosexuales que el votante medio. Tienen más inversiones en acciones que la media. Dicen que ningún partido político representa sus puntos de vista (lo que es interesante, porque hay un partido libertario con no poca tradición). Pese a estar menos organizados que otros votantes, el estar más educados e informados les hace participar en el voto con más frecuencia que otros grupos (eso dice el texto pese a la diferencia entre el 20 por ciento de personas que se declaran libertarios y el 13 de votantes que lo son).

El periodista de The Economist, tras leer el informe, considera que

Mr Boaz y Mr Kirby consideran que pedir el apoyo del voto libertario podría llevar a cualquiera de los partidos al éxito electoral. No obstante, con las elecciones a semanas vista, ninguno parece esforzarse en intentarlo. Los republicanos están jaleando su base religiosa con jeremiadas sobre la investigación con células madre y el matrimonio homosexual. Los demócratas, por su parte, subirían los impuestos, bloquearían la elección de educación y liderarían una caza de brujas contra Wal-Mart.

Es aquí donde pido el auxilio de Antonio Golmar, mi politólogo de guardia. Sigue diciendo el artículo del semanario británico que

Los libertarios son ignorados en parte porque son difíciles de encontrar, pero no menos porque quieren que se les deje en paz. Los políticos pueden llegar a los conservadores sociales por medio de las iglesias o a los afiliados a los sindicatos por medio de éstos, pero ¿dónde se reúnen/concentran los libertarios? Los partidos siempre cortejarán los votos que son más baratos de halagar porque, por una vez, están gastando su propio dinero.

¿Cómo tendría que auto organizarse el voto libertario para que a los partidos les resultara fácil y tentador dirigirse a él?

Ver también: 17,3%.

Actualización: Ver Escepticismo y libertad, donde Milton nos cita y nos lleva a Mankiw.
Paz y libertad. 50 años de la revolución húngara
La BBC publica hoy un reportaje llamado Paz y libertad, que explica la revuelta de parte del pueblo húngaro contra la tiranía comunista:

El 23 de octubre de 1956, los estudiantes de la Universidad Técnica de Budapest toman las calles para manifestar su solidaridad con un levantamiento obrero ocurrido en Poznan, Polonia.

En pocas horas no eran sólo los estudiantes los que protestaban.

Miles de personas de todos los sectores de la sociedad salían a las calles y un levantamiento a gran escala tomaba Budapest al grito de "Pan y libertad" y "Fuera los rusos".

La Revolución Húngara, llamada contrarrevolución por el lenguaje oficial del régimen comunista, estaba en marcha.

(Leer más)

Libertad de enseñanza
Para mi artículo más reciente en Libertad Digital, Libertad de enseñanza, me he servido de una cita excelsa del Duque de Rivas, que he sacado, como digo al comienzo, de un artículo muy bueno de Alicia Delibes. Dice:
El pensamiento es de suyo lo más libre entre las facultades del hombre; y por lo mismo han tratado algunos gobiernos de esclavizarlo de mil modos; y como ningún medio hay más seguro para conseguirlo que el de apoderarse del origen de donde emana, es decir, de la educación, de aquí sus afanes por dirigirla siempre a su arbitrio, a fin de que los hombres salgan amoldados conforme conviene a sus miras e intereses. Mas si esto puede convenir a los gobiernos opresores, no es de manera alguna lo que exige el bien de la humanidad ni los progresos de la civilización. Para alcanzar estos fines es fuerza que la educación quede emancipada; en una palabra, es fuerza proclamar la libertad de enseñanza.
Sigo, en mi artículo:
La libertad de enseñanza. ¿Existe hoy en España? El dueño de un colegio privado ¿De qué es dueño, aparte de las paredes que contienen las aulas, de las instalaciones, del material escolar? Pues lo que en ellas se enseñe no depende de su criterio, de su vocación educativa o de su deseo de cumplir con los deseos de los padres, sino de un programa oficial. En una sociedad libre, los colegios podrían elegir el suyo propio. Incluso habría programas elaborados por Reales Academias o por otras instituciones, a las que los colegios podrían adherirse, a voluntad. No habría limitaciones para la elección, en competencia, de nuevos y viejos métodos educativos. Los padres recuperarían en la práctica un derecho que solo a ellos pertenece, y es elegir lo que consideran más adecuado para la formación de sus hijos. Lo que entienden que les conviene para desarrollar su persona, para situarle en la sociedad, en el país y la cultura que les ha tocado.
Yo acabaría con la idea de un programa oficial. Al menos, con que fuera obligatorio. ¿Os imagináis varios currícula en competencia? Para cada cual trabajarían las mejores mentes (nada de políticos deseando envenenar las mentes más inmaduras), habría varias propuestas y cada colegio elegiría una u otra. Habría colegios independientes, con su propio curriculum o con variaciones hechas a partir de otros.

En mi artículo sigo exigiendo libertad de enseñanza, como no podía ser menos. Pero ahora me dirijo al que ha publicado Gabriel Calzada. Él, independientemente, ha tratado también el asunto de la libertad educativa en Euzkaldunización y educación pública. Explica que
El Foro Nacional de Debate del País Vasco ha llegado a un acuerdo de mínimos que siente las bases del modelo educativo de un País Vasco independiente y, como era de esperar, socialista. La idea es crear un sistema que sirva para "euskaldunizar a los alumnos" y que de paso ayude a la desaparición del castellano.
Son los sueños totalitarios y de transformación social que le dan vidilla a los serviles. Explica Gabriel que
Desde que en 1717 el estado totalitario prusiano legislara, por voluntad de Federico Guillermo I, la asistencia obligatoria de todos los niños a colegios estatales, el modelo se ha extendido por todo el continente y no ha habido político que se resistiese a la tentación de usar ese fabulosa arma de dominación política. "Educación del Estado, para el Estado y por el Estado"; así definió el modelo de público y obligatorio uno de los más destacados defensores prusianos de este esquema para abducir cerebros juveniles y disciplinarles para mayor gloria de la nación. La imposición del servicio militar obligatorio avanzó de la mano de la educación estatal y sería difícil imaginar que hubiese podido ponerse en práctica de otro modo. La Revolución Francesa es un buen botón de muestra. El caso francés es interesante porque los políticos revolucionarios franceses no sólo establecieron la educación obligatoria en 1793 sino que impusieron la lengua francesa como el único idioma de esa "República, una e indivisible".
Por eso hay que acabar con la educación pública. No basta el cheque escolar. Hay que cerrar las aulas gestionadas por el Estado.

22 de Octubre de 2006

Los precios suben. ¿Quién es el culpable?
Sé que él no estará de acuerdo, pero creo que Jorge Valín ha escrito uno de sus mejores artículos en el último que ha publicado en Libertad Digital. Me gusta, porque ha elegido un tema cercano a todos nosotros, cotidiano; el aumento de los precios. Y, con referencias a nuestra más reciente historia y a las tendencias de distintos sectores de nuestra economía, identifica la causa y la describe.

Año 2002, comienza el caos

Según un estudio del diario Expansión, desde el año 2002, en que se produjo la entrada en vigor del euro, el coste de la vida ha subido tres veces más que los salarios: tomar un café ahora nos cuesta el doble que en 2002, el cine se ha encarecido un 33%, el pan un 66%, algunos productos frescos han llegado a aumentar más del 150%, el pollo un 130%, el textil un 40% y, sólo en lo que va de año, el alquiler de un piso se ha encarecido un 70% más que el IPC. En realidad, sólo es la aceleración de una tendencia que ya existía; por ejemplo, según indicadores del INE y gobierno, la vivienda ha subido 17 veces más que los salarios en diez años.

Para algunos este increíble aumento fue debido al redondeo del euro. Esto equivale a afirmar que todos nosotros somos unos auténticos irresponsables y suicidas en el manejo de nuestra economía doméstica. El redondeo nos podría haber engañado el primer mes, el segundo a lo sumo, pero no durante más de cuatro años. Si así hubiera sido se habría producido una contracción de la demanda que hubiese provocado la bajada de los precios para igualarlos a las rentas: está claro que si no llegásemos a final de mes, nos desapuntaríamos del gimnasio, no iríamos al cine, no realizaríamos viajes, no nos hipotecaríamos ni nos permitiríamos ningún tipo de lujo. Pero no ha sido así, hemos mantenido el mismo tren de vida.

¿Cómo es que no se ha producido la contracción? Por el aumento del crédito. Nos hemos endeudado más porque el "dinero barato" nos lo ha permitido.

En efecto. El crecimiento del dinero en toda Europa ha sido notable, pero en España ha sido espectacular. Este aumento de los medios de pago no tiene porqué limitarse a la cesta de la compra (que se controla para hallar el IPC).

De esta situación no son responsables las constructoras, ni los especuladores inmobiliarios, ni los banqueros, ni el malvado charcutero que sube el jamón, sino las autoridades monetarias que se han dedicado a crear "inflación crediticia" que, a propósito, no tiene nada que ver con el IPC que sólo mide una pequeña cesta de productos y servicios y es calculado arbitrariamente por unos números índice. ¿Aparte de los "expertos" del estado, hay alguien que aún se crea los numeritos del IPC? ¿No le indigna que aparezca Solbes diciendo que vamos bien porque la inflación ha subido un tres por ciento? ¿La inflación de qué planeta está midiendo este hombre?

Sólo en el primer año del euro, el número de billetes en circulación se elevó un 21,7% según el Banco de España. Desde entonces, los agregados monetarios han seguido teniendo un fuerte aumento. De hecho, el mismo Banco de España nos lo confirma en su boletín de octubre: "los préstamos concedidos al sector privado registran todavía tasas de dos dígitos en términos interanuales".

Y es que hay más cosas que se pueden adquirir con dinero, aparte de la cesta de la compra. Valín:

Mirémoslo de otra forma. Desde el año 2002 el Ibex 35 ha doblado su volumen y su cotización se ha revalorizado más de 140%. El precio de la vivienda sigue aumentando a un ritmo fuerte aunque ha empezado a disminuir recientemente. ¿Pero no le extraña que haya tantísimo dinero como para encarecer el precio de todo, a la vez, y tanto? Efectivamente tenemos un exceso de liquidez, una inflación crediticia o "dinero barato" que han creado los bancos centrales y sólo nos sirve para ir perdiendo poder adquisitivo mes a mes. Además, bancos, constructoras y eléctricas están teniendo unos elevadísimos beneficios continuados que no son nada normales, y es que también han sido inflados por las nuevas Normas Internacionales de Contabilidad (NIC). Una parte de estos resultados se deben a la productividad real, otra a las NIC, y el resto no es más que inflación, humo, una ilusión de beneficios.
Y ahora, el futuro:
Muy probablemente gran parte de esta inflación o extrema liquidez se desvíe hacia la bolsa, como ya está ocurriendo, durante unos años más. Asistiremos a más benéficos y alzas, en algún momento oiremos los gritos de los "expertos" diciendo que esto no se aguanta. Cuando empecemos a escuchar sus griteríos es que aún quedan un par de años más de "bonanza" y subidas. Lo nefasto de esta situación es que al final la contracción vendrá, y cuanto más tarde, más fuerte será.
De nuevo, la causa:
La principal causa de tal calamidad se llama euro y "estabilidad de precios", eufemismo de los burócratas que sólo significa desequilibrio y pérdida de poder adquisitivo continuo.
El BCE no controla la inflación europea. Tampoco la cantidad de aumento de dinero, que en su magnitud M2 crece actualmente a ritmos cercanos al 9 por ciento, cuando su "objetivo" está, creo recordar, en el 4,5 por ciento. Por otro lado, si entiende la estabilización como control de la inflación, incluso si lo lograra, en una economía progresiva, siempre sería a costa de insuflar más crédito en el sistema, ya que con una cantidad de dinero constante o ligada al 100 por ciento a un valor real como el oro, los precios caerían. Pero no tenemos precisamente un patrón oro:
Esto es lo que ocurre cuando una panda de funcionarios manejan nuestro dinero como si fuera suyo y bajo ninguna responsabilidad. Evidentemente, después, nos culparán a nosotros por habernos endeudado demasiado. Impresentables.
Jorge no conoce la compasión con el burócrata. Eso está bien.

21 de Octubre de 2006

20 de Octubre de 2006

300 millones
Mi último comentario en el Juan de Mariana trata de la noticia de que este martes la población de los Estados Unidos alcanzaba los 300 millones de personas:
Este martes se producía uno de esos datos redondos que ofrece la estadística. Era el día en que la población de los Estados Unidos alcanzaba los 300 millones de almas. Por mandato constitucional, se realiza un censo cada 10 años, y el primero tuvo lugar en 1790. Poco después se realizó uno en Gran Bretaña, y la población temía que fuera un paso previo a una dictadura militar. La población de Estados Unidos creció a niveles sorprendentes en el cambio del XVIII al XIX, que despertaron los miedos y la imaginación de Malthus.

No es mala ocasión para hacer una breve reflexión sobre la población, especialmente cuando ciertos ecologistas se plantean (como expresión de su insaciable inquina por el género humano), qué bueno sería para la Tierra que la especie humana se extinguiera. Lo plantean como una extinción voluntaria, pero me temo que la desean como una eutanasia asistida. Hay ejemplos dramáticos de esa actitud antihumana.

(Leer más)

18 de Octubre de 2006

La pobreza no justifica el Estado de Bienestar

Con más retraso que el que me gustaría, quería postear el último comentario en el Juan de Mariana de Albert Esplugas, El cuidado de los pobres no justifica el Estado de Bienestar.

Y no lo justifica porque hay un trecho descomunal entre la justificación y lo que se pide con esa justificación. Una especie de non sequitur brutal. Me explico: se dice que se necesita una asistencia para las personas que no tienen medios suficientes para ciertos servicios, y lo que se acaba proponiendo (y llevando a cabo) es una prestación coactiva y universal de ellos. Y en muchas ocasiones, en monopolio. ¿Universal? ¿No habíamos quedado en que era para los más pobres? En fin, que con esa ambigüedad nos la han metido doblada. Dice Albert:

En primer lugar, concediendo a efectos dialécticos que esta objeción sea válida, es preciso aclarar que el cuidado de los pobres en una sociedad desarrollada no exige un Estado del Bienestar, sino a lo sumo una red de asistencia pública mínima que procure atención a esta minoría desfavorecida.

Y lo de erigirse en monopolio, otra desvergüenza:

En otras palabras, la objeción de los pobres no es un argumento en contra de un Estado poco intervencionista como pretenden algunos, en contra de la privatización de la sanidad, la educación o las pensiones, en todo caso es solo un argumento a favor de un sistema de cheques o subsidios selectivos a los más pobres.

Pero es que, además, si nos planteamos una alternativa al Estado de Bienestar, tenemos que hacerlo con todos los supuestos. Es decir, sin los impuestos necesarios para mantenerlo y con las ventajas (que no sólo son el precio y la calidad, sino el proceso de descubrimiento y transmisión del conocimiento de un mejor servicio; es decir, el aprendizaje), de la competencia entre empresas. Albert:

Algunos se fijan en las rentas netas de los individuos y en los precios de la sanidad o la educación privadas hoy y concluyen que los pobres (y los no tan pobres) no pueden tener acceso a estos servicios a menos que el Estado se lo proporcione. Pero no se trata de valorar si en el contexto actual los pobres (y los no tan pobres) pueden pagarse una sanidad o una educación privada, sino si podrían en otro contexto, en un contexto no-intervenido. ¿La renta neta de las capas menos favorecidas sería la misma si no hubiera impuestos y los trabajos estuvieran mejor remunerados? ¿La oferta y los precios serían los mismos en un marco enteramente competitivo, en el que no satisfacer a los consumidores comporta la quiebra en lugar de más fondos públicos?

Pero ¿Qué pasa en una sociedad libre con quienes no llegan? No será la universalidad para la que proponen el Estado de Bienestar, pero una parte de la sociedad sí se encontrará en esa situación.

Por un lado está, lo ha apuntado antes Albert, la posibilidad de pagar el servicio mediante cheques. Una cosa es que el Estado pague un servicio y otra que lo provea él mismo. Pero hay más:

Defender la asistencia pública alegando que en la actualidad la caridad privada se revela insuficiente para afrontar estos problemas supone, de nuevo, caer en el error de pensar que en un contexto no intervenido el volumen de donaciones (y la forma de canalizarlas) sería equiparable al que resulta en presencia del Estado del Bienestar. ¿Acaso los ciudadanos no podría destinar más dinero a beneficencia si su renta fuera más elevada y apenas pagaran impuestos?

Ah, pero todo el mundo piensa que él es bueno y los demás son malos. Y por eso hay que obligarles a acoquinar:

El argumento de los pobres adolece de una curiosa paradoja. Quienes lo plantean suelen decir: "yo ayudaría a los pobres, porque a mí me preocupan, pero no confío en que los demás hagan lo mismo, así que el Estado debe intervenir para garantizar esa ayuda a los pobres". Pero la inmensa mayoría de gente opone la misma objeción al liberalismo, por lo que tenemos al 99% de la gente diciendo que ellos ayudarían a los pobres, pero los demás no. ¿Es razonable pensar que en un contexto en el que el 99% dice personalmente estar dispuesto a ayudar a los pobres nadie lo haría? ¿Todos se comportarían exactamente como temen que se comporten los otros? Si la gente es en efecto sensible a la pobreza lo iluso no es tanto creer que habrá personas dispuesta a ayudar a los necesitados como asumir que los gobernantes tienen inclinaciones más altruistas y que la letanía de políticas del Estado del Bienestar favorece a los pobres.

Brillante. Ya dice Rothbard en Man, Economy and State, que todas las propuestas socializantes se aducen por altruismo y amor a la condición humana y a los más pobres. Él da por buenas esas declaraciones, y las toma como prueba de su argumento: que en una sociedad libre habría suficientes personas caritativas como para tratar con los pobres.

Pero hay más:

Tampoco debemos olvidar el efecto "crowding out" del Estado: el Estado no complementa la iniciativa privada, la desplaza. La única razón por la que mucha gente se muestra pasiva ante los pobres es que da por sentado que el Estado ya cuida de ellos (sic) y cree que en cualquier caso ya hace bastante pagando sus impuestos.

Y hay más ventajas de la cooperación voluntaria. Una que señala Albert y en la que no había caído, pero que me parece muy clara:

Por otro lado, las organizaciones sin ánimo de lucro que dependen de donaciones voluntarias tienen más incentivos para proceder honesta y eficientemente que el Estado, que no depende de las donaciones de nadie. A la ONG corrupta puedes retirarle tu favor, al Estado no puedes dejar de pagarle impuestos.

Pues no. Una pena.

16 de Octubre de 2006

Globalización y cayucos
En mi penúltimo artículo de La Gaceta de los Negocios (el último ha salido este como todos los lunes), hablo de las migraciones como uno de los dos caminoa por las que el mercado tiende a eliminar las diferencias de productividad de los trabajadores que hay entre las regiones del mundo.
El primero de ellos consiste en que el capital acude a los países poco productivos y por tanto con salarios bajos. Si el país de acogida le ofrece seguridad, el capital crea proyectos en los que el trabajador puede aportar más valor, y por tanto puede generar mayores rentas. Es lo que conocemos por deslocalización, pero que más bien debiera llamarse re-localización.

El segundo es el camino inverso. Son los trabajadores quienes vienen a los países en los que hemos acumulado capital y en los que su esfuerzo, por tanto, va a ser más productivo. La inmigración tiene su causa en el deseo de millones de personas de mejorar su situación, una aspiración legítima y profundamente humana.

(Leer más)

Ver también: Leyes contra la realidad, USA importa pobreza.

Para tontos
Ayer me tragué el bodrio que pasaron en La 2 contra la globalización. Me indigné por varias razones; por dedicarle siete programas a esto, mientras le niegan un espacio a Norberg, valga como ejemplo. Pero lo que más me ha indignado es que el documental era malo, malo, malo. Se dedicaban a repetir los viejos mantras marxistas sin aportar datos, dandolo todo por supuesto, sin cabida alguna a una voz crítica; nada.

En fin, una sarta de consignas para débiles mentales; para tontos:

Me he tapado la nariz para acercarme al basurero ideológico de Televisión Española, que ha esparcido su última contribución por los salones de millones de españoles. Se trata de una serie llamada "Voces contra la globalización"; según el director de propaganda tercermundista de la cadena, Jesús González, "esta serie documental es lo que significa la nueva televisión pública", que como la vieja, es un reducto antiliberal y nostálgico de viejas glorias.

Si usted ha pasado por la experiencia de ver la primera entrega de esta serie y ha salido convencido, hágaselo mirar. Porque está hecha para tontos. Para lerdos, estólidos y analfabetos funcionales. Para gente sin criterio. Para los estudiantes de la LOGSE, para quienes se dejan llevar con dos de hilo. Pues incluso quien esté en contra de la libertad de comercio en todo el mundo pero gaste más de dos dedos de frente se habrá percatado de la pobreza de ideas de esta pieza.

(Leer más)

Microcréditos, regulaciones y desarrollo
No comenté el viernes, pero lo hago ahora, que LD recuperó un par de artículos que habíamos publicado dos autores de la casa, José García Dominguez y el menda, sobre los microcréditos. La idea era completar la noticia de la concesión del Nobel de la paz a Mohammad Yunus, claro está.

El mío tiene un nombre de lo más vulgar, las cosas como son: Microcréditos, regulaciones y desarrollo. Y dice:
Pero por muy valioso que sea este avance en el sistema financiero, el microcrédito puede quedarse en la pretensión de construir una casa sin cimientos. Lo esencial no consiste en hacer llegar una pequeña cantidad de dinero a una familia de Calcuta, sino en convertir ese dinero en capital. Y para ello es necesaria la definición y protección del derecho de propiedad. Como ha explicado brillantemente José Ignacio del Castillo “sin propiedad privada, sin mercados y precios, sin división del trabajo y sin empresas, sencillamente no hay capital. Quizás habrá otras cosas: máquinas, edificios, tecnología, obreros. Pero no el alma que hace que todo eso funcione”. De nada valen 300 euros para una miroempresa si su creación cuesta cinco veces esa cantidad; si las regulaciones e intervenciones no le permiten funcionar adecuadamente. Un reciente estudio realizado en Filipinas muestra precisamente que, en palabras de su autor, si bien el microcrédito ha servido adecuadamente como ayuda para las necesidades básicas, no ha resultado en un instrumento útil para el desarrollo en ese país, ya que “la microfinanciación (...) no atiende las verdaderas causas de la pobreza”, que están en el mantenimiento de una economía regulada, asfixiada por las intervenciones, y que no reconoce adecuadamente, ni protege, los derechos de propiedad. Esto es, los derechos del individuo.
(Leer más)

El de Pepe, Grameen, el banco de los parias (que os recomiendo), comienza:
Es el principal banquero de su país, Bangladesh. Nunca ha realizado una obra de caridad. No cree que la acción del Estado vaya a ser capaz de resolver el problema de la pobreza extrema que acucia a la mayor parte de los 120 millones de sus compatriotas. La palabra solidaridad no forma parte de su vocabulario.
(Leer más)

13 de Octubre de 2006

Micronoticia
Atención a la nota de EFE sobre el nuevo Nobel de la Paz:

Nobel Paz a "banquero de los pobres", señal contra neoliberalismo


Oslo, 13 oct (EFECOM).- El Comité Noruego del Nobel ha lanzado este año un mensaje contra el neoliberalismo y la globalización desenfrenados al premiar con el Nobel de la Paz al llamado "banquero de los pobres", el bangladeshí Muhammad Yunus y su banco de microcréditos Grameen Bank.

¿Ein? ¿Contra el liberalismo? ¿Una institución como esta, que consiste en extender algo tan típicamente capitalista como el crédito? ¿Quién es el memo que ha escrito esto? Pues uno que dice que es antineoliberalcriminal ¡Porque este hombre quiere luchar contra la pobreza! El resto del bodrio:

"La paz duradera no puede lograrse si no se consigue abrir un camino para que una amplia parte de la población salga de la pobreza", señaló el Comité en su veredicto, que cayó por sorpresa, pues los galardonados no figuraban en las últimas quinielas.

Yunus, de 66 años, fundó su banco en 1976, y su ambición, a largo plazo, es contribuir a erradicar la pobreza del mundo, a través de microcréditos que benefician especialmente a las mujeres.

Lo que hace algunas década parecía una misión imposible y sin sentido desde el punto de vista de cualquier banquero, conceder créditos a personas sin recurso alguno, se ha convertido, como señaló el Comité, en "un instrumento importante en la lucha contra la pobreza".

Entretanto, Yunus ha visto premiado sus esfuerzos con un sinnúmero de premios, entre ellos, en España, el Príncipe de Asturias a la Concordia (1998) y el primer Premio Internacional Navarra da la Solidaridad (2002).

El Grameen Bank es una entidad que sólo concede créditos a los más pobres, que se convierten además en accionistas de la entidad.

Entretanto, el accionariado suma ya 3,8 millones de personas, el 98 por ciento de ellas mujeres.

El hecho de que la práctica totalidad de los clientes sean mujeres pone de manifiesto la relevancia de este organismo financiero en la lucha por la liberación de la mujer.

El Comité Nobel señaló que los "microcréditos se han convertido en una importante fuerza de liberación en sociedades en las que las mujeres tienen que luchar contra un entorno social y económico represivo".

Las mujeres que toman los préstamos, que se diferencian de todos los demás tipos de créditos por no requerir avales, suelen ser personas sin tierras.

Las solicitantes forman grupos de cinco, y son las dos mujeres más pobres las que reciben primero el crédito. Una vez que éstas empiezan a devolverlo, lo reciben las restantes tres.

De esta forma se crea una especie de red de apoyo que a la vez ejerce presión, lo que explica la elevadísima cuota de devolución, del 97 por ciento.

"Cada individuo en la Tierra tiene el potencial y el derecho de vivir decentemente. Yunus y el Grameen Bank han demostrado que hasta los más pobres de ente los pobres pueden trabajar para salir adelante", señaló el Comité.

Aunque la visión de Yunus de erradicar la pobreza en el mundo no pueda realizarse únicamente mediante microcréditos, el economista y el Grameen Bank "han demostrado que para lograr este objetivo, los microcréditos deben desempeñar un papel más importante", señaló el Comité Nobel en una abierta invitación al mundo financiero a seguir este ejemplo.

Yunus es el director ejecutivo del Grameen Bank. Nació en Bangladesh en 1940, es musulmán no practicante y estudió Ciencias Económicas en Nueva Delhi. Posteriormente amplió sus estudios en Estados Unidos con becas de las instituciones Fullbright y Eisenhower.

Volvió a su país en 1972 para dirigir el departamento de Economía de la Universidad de Chittagong. Fue allí donde se dio cuenta del abismo que existe entre las teorías que enseñaba y la realidad.

Las quinielas que se venían publicando en los últimos días daban como favoritos al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari, a la activista china Rebiya Kadeer, por su defensa de los derechos de la minoría uigur, y a la chechena Lidia Yusupova.

El anuncio del Nobel de la Paz es el último de la "ronda de los Nobel", después de que ayer se diera a conocer el de Literatura, que fue para el turco Orhan Pamuk.

Los galardones del año en Medicina, Física, Química y Economía fueron a parar exclusivamente a investigadores estadounidenses.

El año pasado, el Nobel de la Paz fue para el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Mohamed El Baradei.
Microcréditos. Macropremio
Le han concedido el Nobel de la Paz a Muhammad Yunus, el economista de Banglasesh que ha creado la idea de los microcréditos.

Yo tengo una impresión contradictoria al respecto. Por un lado me alegro, porque se premia la creación de una institución que favorece la iniciativa privada, que es el camino al desarrollo. Por otro lado, los microcréditos no son suficientes; sólo contribuyen a la riqueza si se conceden en un entorno en el que se protegen los derechos de la persona, como el de la propiedad, de tal modo que se permita la empresarialidad. Pero en conjunto me alegro.

Ahora bien, hay un fondo terrible en este premio. Porque tiene de fondo la idea de que la paz depende del desarrollo, de que las guerras tienen causas económicas. Es un trasfondo marxista que no me gusta nada, la verdad.

Mi enhorabuena a Yunus.

12 de Octubre de 2006

Petróleo. La teoría dinámica funciona.

Alguno de vosotros estará ya al tanto. Resulta que Chevron y otras dos compañías petrolíferas han dado con un pozo de petróleo que podría aumentar en un 50 por ciento las reservas de los Estados Unidos. En un 10 por ciento, según las previsiones más pesimistas. A cuenta de esta noticia, Pedro Calvo, de El Economista, sacó antesdeayer (siento no haber podido postearlo antes) un fantástico reportaje, que paso a comentaros. Empieza así:

A comienzos del siglo XX, se especulaba con la posibilidad de que apenas quedaran reservas para unas décadas. Y a principios de los mencionados años setenta (acaba de citar la película Mad Max), el Club de Roma, una organización integrada por científicos, políticos e investigadores, se atrevió a pronosticar que el crudo se acabaría en 1992.

Ya sabemos que todas esas predicciones tienen de científico lo que te diga Marcel Coderch. O incluso menos. Y han fallado miserablemente. Calvo cita a Enrique Parra, que dijo en 2003 que el tema de la duración del crudo es una de las polémicas más apasionantes que se repiten cada cierto tiempo en el mundo del petróleo. Yo añadiría que tiene visos de ser eterna. Es interesante la opinión de José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, que incluye Pedro Calvo: Con una perspectiva de largo plazo, lo sucedido en los últimos tres años ha servido para que los agentes incorporen a sus expectativas el problema energético como permanente y no como un simple choque coyuntural.

Vamos al grano:

Según los datos manejados por la petrolera British Petroleum (BP), la cantidad de reservas de petróleo probadas en todo el mundo ha crecido un 58 por ciento entre 1984 y 2005, hasta los 1,2 billones de barriles. En caso de mantenerse la demanda actual, que asciende a unos 31.000 millones de barriles de crudo al año, esa cifra demostraría que hay petróleo para unos 40 años.

Sin embargo, las reservas, como bien demuestran los datos de BP, no son estáticas. De hecho, los datos recabados por organismos como la USGS (United States Geological Survey) apuntan a la existencia de unos 3 billones de barriles en todo el mundo, una cifra que invitaría a pensar que, como poco, habría crudo al menos para un siglo más.

Un siglo para darle al coco y buscar alternativas al petróleo. No parece poco, incluso para quienes prevén el fin del mundo de aquí a una generación. Pero hay más (literalmente):

Estas osadas predicciones han recibido un espaldarazo recientemente gracias a las novedades difundidas por la petrolera norteamericana Chevron. En unas pruebas realizadas en el Golfo de Méjico junto con las también petroleras Devon y Statoil, la estadounidense podría haber encontrado unas reservasque podrían oscilar entre los 3.000 y los 15.000 millones de barriles.

Se trata del pozo Jack nº2, del que en estos momentos se extraen 6.000 barriles/día. Volvemos a José Carlos Díez, que tiene una opinión muy razonable (Coderch, tápate los oídos) respecto al futuro del crudo:

 Con el petróleo sucederá algo similar (que con el carbón), reducirá su cuota pero seguirá siendo una fuente de energía durante muchas décadas. Sólo un ejemplo: si generalizamos los motores híbridos consumiremos la mitad de gasolina o con la misma gasolina podremos tener el doble de coches.

Este hombre ha leído a Simon, claro es. Pedro Calvo observa que... en fin, que la gente ajusta su comportamiento a los precios.

En Estados Unidos, por ejemplo, la demanda de vehículos grandes y de mayor cilindrada ha disminuido en beneficio de otros automóviles menos vistosos, pero mucho más económicos.

Las consecuencias son claras:

Esta respuesta, que a su vez tiene sus correspondientes réplicas en la actividad industrial o en otros patrones de consumo, consolidan otra idea en la que se apoyan los que, más que en clave negativa, ven las reservas de petróleo de forma positiva: la demanda de petróleo es elástica y los incrementos de los precios, cuando son sostenibles en el tiempo, conllevan unos cambios que ayudan a emplear de forma más eficiente las existencia de crudo.

Y cita otro de los argumentos de los optimistas:

China e India, que conjuntamente representan entre un 10 y un 15 por ciento de la demanda mundial de crudo, están disminuyendo su capacidad de generar energía mediante otros caminos.

Es decir, que la capacidad de la teoría económica para predecir que el comportamiento individual se ajusta a los precios no es un invento de y para occidentales.

La propuesta de los 5.000 euros
La hice el pasado lunes en La Gaceta de los Negocios, no sin cierto miedo por los cálculos del gasto social. Consite en:
¿A qué vienen estas cuentas? A que hago mía la propuesta que Charles Murray para Estados Unidos. Él lo explica así: "Si simplemente dividimos el dinero que estamos gastando y se lo devolviéramos a la gente, podríamos dar a cada uno recursos suficientes para un nivel de vida decente, incluyendo el dinero con el que pagar la sanidad y ahorrar para el retiro". Lo que en el artículo de Murray y es "La solución de los 10.000 dólares", para la España que ya ha cumplido 18 años sería "La propuesta de los 5.000 euros". Se puede aumentar la cifra fijando un nivel de renta a partir del cual no se devuelven los impuestos, y dejando fuera a las más altas.
(Leer más)

Advierto, la propuesta es más para provocar el debate que otra cosa.

Ver también: El fracaso del Estado de Bienestar, De la limosna al trabajo y El modelo sueco ya no es atractivo.
El Islam es más simple que un cubo
Apple ha erigido en plena quinta avenida de Nueva York, en un lugar muy señalado, un cubo de cristal, con su manzana mordida en el centro. Es la parte a la vista del peatón de una nueva tienda en la ciudad. Yo conozco la otra, la del Soho, que es todo un logro del diseño.

Estamos hablando de las últimas sutilezas de la civilización. El diseño más sencillo y bonito al servicio de una tienda, que lleva a millares de hogares tecnología al servicio del ocio y del trabajo. Es sabido que Apple es la marca elegida por diseñadores, creativos, maquetadores... Apple es el instrumento ideal para permitirnos dar las formas más bellas a lo que hacemos.

Siendo así, ¿nos podemos extrañar de que la comunidad islámica se sienta ofendida por el cubo de Apple? Resulta que se parece a otro cubo, aunque se distingue de él en todo lo que cabe hacerlo. Se parece a la Ka'bah, también conocida como la Casa de Abraham.

Me pregunto si se sentirán ofendidos porque nos parecemos. Ellos y nosotros, digo. Tenemos la misma apariencia, los mismos órganos, las mismas necesidades ideológicas.

Se sienten ofendidos porque piensan, como los niños, que el mundo gira a su alrededor. Resulta que construyeron el cubo para ofenderles.

Estamos siendo miserables con ellos, cuando debemos ser orgullosos. Esta es nuestra forma de vivir en libertad y jamás nos plegaremos a vuestras imposiciones, debemos decirles. Sois el pasado y nosotros miramos al futuro.

O nos aferramos con orgullo a nuestras libertades, o acabaremos pidiéndoles permiso para todo.

Gracias, Manuel M. Almeida,  por la información.

10 de Octubre de 2006

Los despreciados por el Nobel

Aprovecho la noticia de que la Academia sueca ha elegido a Edmund Phelps para el Nobel 2006 para sacar a estos lares la reedición de la anotación de Don Boudreaux en Café Hayek del pasado viernes, en el que refiere a varios economistas que deberían haber sido predecesores del estadounidense, pero que no pueden serlo porque no se otorgan póstumamente.

Peter Bauer. Me encanta que se acuerde de él, y me parece evidente que es sólo para desprestigio del premio que no se lo haya llevado a la tumba. He escrito un retrato del bueno de Bauer en el número 29 de La Ilustración Liberal, que aparecerá pronto.

Fritz Machlup. Destacan, como dice Boudreaux, sus trabajos de metodología y los de economía internacional. También fue pionero en la economía del conocimiento, sí, pero yo destacaría su contribución al segundo debate del capital, contra...


Contra Frank Knight. Su Riesgo, Incertidumbre y beneficio es uno de los libros más influyentes de la historia de la disciplina en este siglo. Aunque...

Julian Simon. De los visitantes de La Hora de Todos bien conocido, Simon es un economista "nobelizable" como pocos. Hizo contribuciones a la teoría económica de los recursos a lo largo de toda su vida, y ha sido maestro de otros economistas que siguen su camino. Boudreaux dice, en un estilo muy Simoniano, que en los próximos cien años se le reconocerá como un hombre muy adelantado a su tiempo.

También considera a Oskar Morgenstein y a Joan Robinson. Y entre los vivos a Gordon Tullock, que por una terrible injusticia no acompañó a James Buchanan. Yo sumaría aquí a Israel Kirzner.

¿Qué? Ah, que echáis a alguien en falta...

Mises, claro. Ludwig von Mises. Es el mejor economista del XX, y la lista de sus contribuciones, por su importancia y por el número de ellas, no tiene rival. Su concepción metodológica como lógica de la acción (praxeología), su teoría del ciclo, su demostración de la imposibilidad teórica del socialismo, su teoría del capital y del interés, su demostración de la ley de rendimientos decrecientes, su teoría regresiva del dinero... Más la importancia de sus alumnos, como destaca Boudreaux.

¿Y Rothbard? No es un economista muy característico del Nobel, aunque hizo notables contribuciones a la teoría económica. Yo destacaría dos, cualquiera de las cuales le valdrían el galardón: Su teoría de la preferencia revelada y su teoría del intervencionismo. Pero sus contribuciones son muchas más.

Mmmm. Vaya. A estas alturas me doy cuenta de que con la repetición de Boudreaux me he repetido a mí mismo. Pues nada, el año que viene escribiré la misma anotación.

9 de Octubre de 2006

Intervencionistas a todo tren
Pablo Molina ha escrito un gran artículo en LD sobre la privatización del sistema ferroviario en Gran Bretaña. Un asunto este al que he prestado alguna atención, y que Pablo toca con la brillantez que acostumbra, y dando donde duele:
Recientemente se han cumplido diez años desde la privatización de los ferrocarriles británicos. Pues bien, para asombro de los profetas del apocalipsis ferroviario, la realidad ha sido exactamente la contraria. Gran Bretaña ha experimentado en estos diez años, de largo, el mayor crecimiento en transporte ferroviario de toda Europa, con veinticinco compañías privadas operando en el sector, mientras que la proporción de accidentes no ha dejado de reducirse hasta situarse en una de las más bajas de Europa, 0'1 accidentes por millón de kilómetros recorridos (por poner un caso cercano, en España la proporción de siniestros es exactamente el cuádruple).
Pero no hay realidad que les haga siquiera reflexionar. El problema... Ah, que Pablo también lo ha tratado:
El problema de la izquierda es que reduce su discurso a que las cosas se hagan según su método, aunque el resultado sea el contrario del previsto. Su receta es siempre ceder el control de los asuntos al poder político. Si hay un problema, el gobierno crea un organismo (generalmente un "observatorio", que ya es tener humor), se sangra un poco más el presupuesto a costa del bolsillo de los ciudadanos y se proclama que todo está en vías de solución. Por supuesto, la intervención estatal no hace más que agravar la situación, pero para eso el progresismo también tiene una respuesta preparada: "Las cosas están peor, sí, ¡pero aún lo estarían mucho más si no nos hubiéramos encargado nosotros de su cuidado!".
Y todo así.

Bien por Pablo.

Ver también: Trenes privados en Gran Bretaña, Gestión privada, pública, del sistema ferroviario, Seguridad, modelos de gestión y tratamiento informativo, Accidente ferroviario en Palencia.
Los intelectuales y el capitalismo
El artículo de este lunes trata del viejo tema de los intelectuales y el capitalismo, para resumir las explicaciones de porqué se llevan mal, pese a lo bien que el último trata a los primeros. Como aportación más personal, digo que el liberalismo es para los modestos.
Es un negocio extraño, este del cine español. Nos cobra a los españoles un favor que le hizo al PSOE las pasadas elecciones. Pero colgar el cartel de "se vende" tras las escenificaciones políticas o ponerse a la cola de las subvenciones no explica del todo la preferencia de los intelectuales, incluso de los que no leen, como éstos, por la izquierda. ¿Qué lleva incluso a los que han visto los libros fuera de la estantería a rechazar mayoritariamente las sociedades libres y preferir el socialismo o, al menos, la tutela del Estado?

Un amigo me sugiere que se identifican con el progreso e identifican a éste con la izquierda. Pero esa es una explicación que quedó obsoleta con la caída del muro. Tiene que haber algo más. Otra entiende que, simplemente, la izquierda tiene más y mejores razones que las que pueda jamás aportar el liberalismo. Pero es que no es así; hay al menos razones igual de buenas para preferir la libertad a otros valores que para no hacerlo. ¿Qué es, entonces?

(Leer más)


Ver también: Muñoz Molina y los intelectuales.

Actualización: Gracias.

8 de Octubre de 2006

Fumar provoca... (II)

Parece ser que lo de fumar es más grave de lo que pensábamos, amigos. Si el genio del humor, Al Gore, ha dicho, circunspecto él, que fumar contribuye significativamente al calentamiento global, la cosa podría no quedar ahí.

Ahora Brian S. Armour y M. Melinda Pitts se han planteado los perversos efectos sociales de fumar. Resulta que

Mientras que los riesgos para la salud asociados al tabaco son bien conocidos, el impacto sobre la distribución, no. Este estudio expande la literatura (dicen ellos) al examinar los efectos redistributivos de una elección de comportamiento, en este caso fumar, sobre los tipos impositivos marginales netos de la Seguridad Social (NMSSTR, por sus siglas en inglés). Los resultados arrojan que los fumadores, como resultado de sus esperanzas de vida más breves, incurren en unos mayores NMSSTR que los no fumadores.

Es más, dado que los trabajadores de bajos salarios tienen una mayor prevalencia del fumeque que los trabajadores con altos salarios, fumar hace mayor la (diferencia en) distribución de los ingresos. Este mayor tipo impositivo podría tener implicaciones tanto para la oferta de trabajo como para los fondos del sistema de Seguridad Social.

Señores, el tabaco es una de las causas de las desigualdades de rentas. Resulta que es un cáncer social, aunque por lo que se ve no tan extendido como la idiotez.

Vía New Economist.
El modelo sueco ya no es atractivo
Con motivo de la victoria de los conservadores en Suecia, escribí un artículo para La Gaceta de los Negocios explicando que El modelo sueco ya no es atractivo:
Gunnar y Alva Myrdal fueron una pareja extraordinaria. ¿Qué otro matrimonio puede presumir de ser los dos premio Nobel? Economía y Paz, que juntas parecen augurar un futuro esplendoroso para cualquier país. Ellos lo quisieron para el suyo, y su éxito fue enorme.

Suecia ha ido adoptando progresivamente el Estado de Bienestar que ellos concibieron en los 30, hasta llegar a ser el caso más extremo y aparentemente más exitoso de todos. Pero ha llegado tan lejos, que ha esclerotizado la economía y corrompido los otrora firmísimos valores suecos de responsabilidad y autosuficiencia, que se han disuelto en una solución de exigencia a los demás de las propias necesidades.

(Leer más)


Aprovecho para recordar Cambio en el modelo sueco, de Dani y Adiós, Suecia, adiós, de Emilio Alonso.

6 de Octubre de 2006

Vida de los Amish, en El Economista

José Luis de Haro ha escrito un interesantísimo reportaje sobre los Amish (por cierto, se pronuncia "amish", no "eimish". Bajo el título (hablamos de El Economista) Las Granjas Amish son un 50% más rentables que una explotación normal, descubro un texto que lleva como subtítulo No pagan seguridad social, los niños trabajan y son autosuficientes en educación.

Hace una breve biografía de este pueblo:

Los primeros Amish llegaron a Estados Unidos en el siglo XVIII principalmente para huir de la persecución y la obligatoriedad de cumplir el servicio militar.

Un pueblo que tiene la conciencia de su traslado a los Estados Unidos (único país del mundo en que podían haber sobrevivido) a la huida de la persecución religiosa y la conscripción tiene que desconfiar naturalmente del Estado. Sigue contando De Haro:

En la actualidad, el estado que más Amish acoge es Ohio (55.000), seguido por Pensilvania (47.000) e Indiana, con 37.000. En la actualidad la población sigue creciendo, toda vez que la media de hijos por familia se sitúa casi en la decena.

De hecho, doblan su población cada 16 años, a los ritmos actuales.

Los Amish se caracterizan, entre otras cosas, por su estricta forma de vestir… En su indumentaria raramente encontraremos botones, elemento que simbolizan los uniformes militares y, por tanto, se relaciona con la guerra y la violencia.

Más simbolismos:

Los varones solteros deben ir siempre afeitados, mientras que una vez casado podrán dejarse crecer la barba. El bigote está prohibido, al traducirse como un símbolo bélico.

Se guían por normas consuetudinarias, y llevan una vida libertaria:

Los Amish se rigen por sus propias reglas, u Ordnung; un conjunto de normas no escritas que varía en cada una de las distintas comunidades, por lo que en ningún momento atienden a ninguna imposición de los gobiernos locales, estatales o federales de las regiones sobre las que se asientan.

Están volcados a la vida sencilla que les permite el campo. Pero no les va nada mal:

Un estudio realizado entre 1.180 granjas convencionales en EEUU reveló que 19 comunidades agrícolas Amish de Renno, en el centro de Pensilvania, recibían ingresos netos de efectivo un 50 por ciento superiores a la medida de otros centros convencionales, gracias a sus altos niveles de productividad.

Y eso a pesar de utilizar tecnologías antiguas:

Sorprende que mediante sus formas de trabajo de la tierra, basados en el uso de métodos completamente tradicionales como los caballos o el arado manual, consigan ser mucho más productivos que las granjas contemporáneas.

Y hablamos de los Estados Unidos. ¿Os hacéis una idea de cuánto frenan la productividad las regulaciones locales, estatales y federales?

Pero hay más. La unidad económica es la familia. Sólo así se entiende que no se recompensa económicamente la mano de obra. Será que no se recompensa directamente.

Tampoco pagan seguros médicos y su autosuficiencia les permite evitar el pago de impuestos de seguridad social, pensiones, manutención por desempleo o educación.

Otro aspecto bastante polémico es el uso de menores en las tareas laborales de la comunidad, como parte de su enseñanza de la responsabilidad y la contribución a las familias.

Una diferencia más con las leyes del país.

Actualización: Ya sé que no soy el único liberal que admira esa sociedad (aunque no querría vivir en ella). Pero os traigo una anotación de Causa Liberal sobre ellos, con consideraciones interesantes: Amish, Cristianismo e Libertade.

Ver también: Lancaster, Una curiosidad.

Pásmense, la libertad funciona

Más recuperaciones. Esta del artículo de La Gaceta de los Negocios: Pásmense, la libertad funciona:

Medir la libertad es como hacer rayas en el agua. Pero desde William Petty la economía es machiana (por lo que dijo Ernst Mach de que la ciencia es medida), en ocasiones hasta el exceso. Si hasta la felicidad han intentado medir en ocasiones los esforzados economistas, con ingenios sutiles y brillantes. La libertad, al menos, se define como la ausencia de su opuesto, la coacción, y el negro rastro de ésta es más fácil de observar.

A esta ardua labor se dedican dos informes anuales, uno elaborado por la Heritage Foundation y el diario The Wall Street Journal, y el otro por los institutos Cato y Fraser. Este último, titulado Economic Freedom of the World (EFW), salió el pasado viernes a la luz pública, en su edición de 2006. Su objetivo es otorgar para cada país una puntuación del uno al diez, en función de la media que obtengan en cinco ámbitos: el tamaño del Estado, la estructura legal y la seguridad de los derechos de propiedad, el acceso a un dinero sano, la libertad de comercio internacional y la regulación del crédito, el trabajo y los negocios.

(Leer más)

Ver también: Economic Freedom of the World 2004, Index of Economic Freedom 2004, Index of Economic Freedom 2005, Freedom of the World 2006, Index of Economic Freedom 2006, Economic Freedom of North America, De indices, Libertad económica y virtudes públicas (atención al comentario de Wonka), Libertad y esperanza de vida, La mujer, gran beneficiada por el capitalismo, Más sobre la libertad económica.

5 de Octubre de 2006

A un año de Katrina

Un año y algo más, pero como estoy en plena recuperación de mis últimos artículos, vamos con Katrina cumple un año, en La Gaceta de los Negocios:

Antes de que el Katrina besara las costas de Luisiana, Home Depot distribuyó miles de generadores, leña, o baterías a la zona. La capacidad de Wal Mart de hacer llegar a los vecinos alimento, agua, más todo lo que creían más adecuado para su protección fue tan portentosa que su reconocimiento ha sido general. Las compañías telefónicas remozaron sus instalaciones y sus repetidores de señal para que ningún ciudadano se quedara sin hacer una llamada salvadora.

¿Qué fue de la actuación pública? El Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Tierra había construido unos diques preparados para un huracán de grado 4. Siempre se habló de mejorarlos ante el temor de que algún día llegaría a la ciudad un huracán con su máxima fuerza (5), pero los grupos ecologistas lograron detener la iniciativa, gracias a una eficaz campaña en contra. Más tarde, el pasado junio, el Cuerpo llegó a reconocer su mala gestión. Eso sí, elaborando un informe de 6.000 páginas que ha costado casi 20 millones de dólares. Las autoridades locales no supieron coordinarse y sólo supieron hacer funcionar a una pequeña fracción de las 149 bombas de achique que tenían en su poder.

(Leer más)

Aprovecho, claro está, para traer el artículo que sobre el mismo tema ha escrito Gabriel Calzada, Katrina, un año después:

Por otro lado, el omnipresente Estado no sólo gestionó de forma catastrófica la ayuda, secuestró a miles de habitantes y logró, como suele ser habitual en estas grandes organizaciones estatales, que la malversación de fondos obtuviera mayores titulares que las tareas de ayuda y reconstrucción. Además, se olvidan de que el Estado ayudó de manera decisiva a la catástrofe con su continuado intervencionismo en materia de seguros. Durante décadas, los esfuerzos de las aseguradoras privadas por exigir niveles de protección más elevados a los clientes que vivían en áreas con alto riesgo de huracanes chocaron frontalmente con los políticos de alta sensibilidad social. Los precios de las aseguradoras fueron regulados al tiempo que el estado concedía en cada nuevo huracán fondos públicos para las familias afectadas, reduciendo así el incentivo de los potenciales clientes para asegurarse frente al próximo huracán. Estas regulaciones fueron expulsando a las aseguradoras privadas, hecho que usó el Estado federal para crear seguros públicos como el Seguro Nacional contra las Inundaciones. Estos inventos propios de Estados del Malestar hicieron que los principios políticos sustituyeran a los actuariales extinguiéndose la relación contractual que ha probado ser la forma de prevención más eficaz contra los efectos en el ser humano de las catástrofes naturales y la manera más efectiva de restituir a los damnificados así como de restaurar las ciudades y su actividad.

(Leer más)

Ver también: Desastres naturales, desarrollo, y muertes, Catástrofes y Estado, Katrina arrasa el periodismo.

4 de Octubre de 2006

Esperanza Aguirre y los impuestos
Y ya puestos, vamos a ponernos al día con mis artículos. Comenzaré por el de LD, Esperanza Aguirre y los impuestos:

Según sus propias palabras, la primera vez que dio forma a su idea fue escribiéndola en una servilleta. Arthur Laffer describió una sencilla curva, como una u invertida, que describía cómo, según subían los tipos impositivos, los ingresos del Estado le seguían al comienzo, para llegar a un punto en que dejan de crecer e incluso cuanto mayor es el impuesto, menos consigue robar el Estado a la sociedad. El motivo es sencillo, y había sido expuesto anteriormente por Ludwig von Mises: "La idea de un impuesto total no puede ser llevada a sus últimas consecuencias", porque "si los empresarios y los capitalistas no derivan ningún beneficio ni perjuicio de la utilización de los medios de producción" se vuelven "irresponsables administradores desinteresados" de la propiedad. Vamos, que se dedican a cualquier otra cosa distinta de producir haciendo el mejor uso del capital. Y sin producción no hay impuesto que valga. El 100 por cien de cero es igual que el cero por ciento de 100. Por eso, hay un tramo en el que todavía se pueden rebajar los tipos, aminorar el desincentivo sobre trabajadores y empresarios y con el aumento de la actividad, aumentar los ingresos.

(Leer más)
Fumar provoca...
Y para comenzar desengrasando un poco, lo mejor será recurrir a un genio del humor.

Sí. Lo habéis adivinado, hablo de Al Gore. Si en su momento, cuando yo con el resto de la ciudad sufría entonces unas temperaturas inusualmente frías en Nueva York, Al Gore se fue a alertar del calentamiento global al gran helado de manzana, recientemente se ha superado.

Resulta que fumar contribuye significativamente al calentamiento global.
Con ADSL
Después de no pocas luchas con Telefónica, vuelvo a tener Intenné en casa.

¿He dicho casa? Ah, es que me he mudado de.

Es decir, que con la frecuencia que me permita el tiempo, vuelvo a repartir, como Quevedo en La Hora de Todos (salvando las galaxias que me separan de él, claro).

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande