liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Diciembre 2006

La Hora de Todos: Diciembre 2006

30 de Diciembre de 2006

ETA da carpetazo a la tregua
Lo cierto es que tregua no ha habido jamás, ya que en todo este tiempo ha estado cometiendo crímenes. Zapatero y ETA definían la tregua en términos laxos, para que la gente tragara. Y el que ha querido, se lo ha tragado todo, todo. Pero ya con esta bomba en Barajas (que he escuchado perfectamente esta mañana) no se puede seguir diciendo que ETA no quiere matar.

Si uno sigue con atención los términos del alto el fuego permanente (...será eterno mientras dure) ETA no ha renunciado a nada:
1) Mantiene intactos todos sus objetivos, y lo dejó claro en sus dos primeros comunicados. En los siguientes (creo que han sido seis en total) se ha reafirmado.

2) No sólo mantiene sus objetivos, sino que jamás ha renunciado a la lucha armada, es decir al crimen, que ha estado llevando a cabo todo este tiempo. Y se ha reafirmado en mitad de la negociación en este punto.
Mantenían una negociación con algo que no les pertenece: la nación española y sus instituciones. Es decir, hacían política, que precisamente en eso consiste, en quitar y dar lo que no es suyo. En esta negociación había una parte que tenía claros sus objetivos y sus métodos, ETA, y otra de la cual desconocemos sus objetivos, fuera del de ganar las siguientes elecciones, y de dividir aún más a los españoles. Tampoco sabemos los límites que hubiera impuesto el Gobierno a su felonía, o si los había. Zapatero se ha limitado en todo este tiempo a mostrar su confianza en el proceso, y a repetir hasta producir un hastío insoportable la palabra paz.

Por cierto, que hay seis víctimas más de ETA para que el Gobierno, Prisa y demás las desprecien.

Veamos ahora cómo lo ven los bloggers:

Barcepundit ha sido el primero en tratarlo, echándole en cara la miserable expresión que utilizó Zapatero, trágico accidente; una expresión que se le volvió en su contra según la iba pronunciando.

Carmelo Jordá también la utiliza. E incide en lo siguiente:
Aunque pueda parecer anecdótico, uno de los aspectos más significativos de este atentado es que se haya producido tan sólo un día después de la comparecencia ante los medios y el “resumen del año” del presidente. No sólo han dejado al eufórico Zapatero en un estruendoso ridículo sino que nos hacen comprender algo francamente escalofriante: el gobierno cuenta en este momento con una información extremadamente pobre sobre los movimientos y las intenciones de la banda terrorista.
Politeia hace el siguiente análisis:
El gobierno de la Nación y Zapatero no supo o no quiso ver el callejón sin salida al que conducía la tregua de los terroristas. Minimizó las pruebas de la reorganización de los terroristas y menospreció a las víctimas que exigen libertad y justicia en lugar de paz. Miles de españoles salieron a las calles en numerosas ocasiones para expresar su desacuerdo con el proceso de rendición ante los terroristas. Y mientras tanto el principal partido de la oposición, el PP, ha sido demonizado y tratado como un partido radical y extremista. Mientras el gobierno de la Nación y representantes del PSOE se reunían a distinto nivel con terroristas de la ETA o de Batasuna, los terroristas planeaban el atentado de hoy.
Ajopringue se pregunta Y ahora, ¿Qué?
Si ha sido ETA, Zapatero y los progres tienen un gran problema. Y se van a tener que tragar muchas cosas. Y si son islamistas, creo que sería aún peor. Porque ellos afirmaban que los atentados islamistas en España fueron porque Aznar tenía tropas en Irak. ¡Pero ya no estamos en Irak! No sé qué me preocupa más, la verdad. No recuerdo quién dijo aquello de: “A Zapatero le puso en el poder una bomba, y le sacará del poder otra bomba” (algo así)
Pues yo tampoco lo recuerdo. Pero la única baza que tiene el Gobierno en su negociación con ETA es la frase:
No querréis que el PP vuelva a gobernar
Esa es toda su estrategia. Pero ETA no va a renunciar a sus objetivos, y sabe que tendrá que doblegar al Estado con o sin el PP. Y, por otro lado, si se siente suficientemente fuerte (y Zapatero les ha dejado rearmarse), esa baza negociadora de Zapatero ya no tiene tanta fuerza.

Sonia Blanco dice que Se acabó la tregua de ETA. Y cae en la cuenta (LD lo ha explicado en sus editoriales) de que ZP no controla la situación:
Un día después de que nuestro presidente dijera que el proceso de paz estaría mucho mejor el año que viene, se mutila la esperanza de cientos de miles de personas de vivir en un país en paz. Resulta preocupante que Zapatero no tenga la menor idea de lo que ocurre en el país que preside.
Don Corleone, en el blog de la Asociación Liberal UDE, dice lo que sigue:
Bueno, pues ojalá me equivoque pero a buen seguro la izquierda inventará excusas para seguir emponzoñados en el fango y cargará contra falsos culpables, dando la espalda a los principios y a los hechos que los reafirman. Tal es su contaminación mental. Tal es su condición política. Tal es su catadura moral.
Habrá que esperar a lo que diga la izquierda. Por de pronto sí diré que el bloguerío liberal vuelve a ser el que más pegado está a la actualidad.

Actualización 13:20. Pues entro en Red Progresista, Las Ideas y Red de Blogs Socialistas y me encuentro con que quien tiene la culpa de la bomba de ETA es... Lo habéis adivinado: el PP. Luego Michael dice que la cosa sigue, al parecer sin mayores cambios.

28 de Diciembre de 2006

25 de Diciembre de 2006

Feliz Natividad de Nuestro Señor Jesucristo
En fin, Feliz Navidad. Lo del título es para recordar qué se celebra estos días. Como el sentido verdadero de la navidad está cada vez más proscrito, decirlo suena casi como una blasfemia. Es lo que tiene la corrección política.

Aprovecho para traeros un artículo de LD escrito desde Manhattan con el título políticamente correcto de Felices Fiestas.

Claro, que a corrección política no le gana nadie a Nihil Obstat (Vía Arcadi). Ahí va:

Felices fiestas

Como todos los años, el árbol del Rockefeller Center está engalanado por navidad, como lo está toda la ciudad y todo el país. Los motivos navideños invaden también el salón por los anuncios y los programas de televisión. Pese a ser un pueblo con tan breve historia, o quizás por ello, el norteamericano se aferra con devoción a sus tradiciones. Da la impresión de que si uno se trasladara cien años al pasado o al futuro reconocería perfectamente las costumbres de su compatriotas al acabar el año. Pero esta solidez parece haberse quebrado en parte en los últimos años, y se ha hecho notar especialmente en este. El saludo casi obligado de estos días ha sido siempre feliz navidad (happy christmas) y este año se está abandonando en parte por felices fiestas (happy holidays). Un cambio que seguramente no tiene ninguna relevancia por sí mismo. Lo que sí lo parece es la motivación detrás del cambio: un nuevo triunfo de la corrección política. Se evita pronunciar la palabra navidad para no ofender con el saludo a quien no sea cristiano. Varios comercios optan por no hacer referencia a las navidades y mucha gente ha sucumbido a la disciplina de la corrección política. A mí no solo no me ofende que me faciliten las navidades, pese a ser agnóstico, sino que incluso me podría sentir ofendido si se considerara una afrenta hacer referencia a la que es mi cultura. He de reconocer, no obstante, que tampoco es el caso.
 
Aún en el país donde nació la corrección política como solución en falso al problema del racismo, y que se ha ido extendiendo a otros ámbitos, resulta sorprendente que se haya llegado a las navidades aquí, donde el 77 por ciento se declara cristiano. La llamada corrección política, bajo el velo de la equidistancia y el respeto, toma como ofensivo lo que no lo es ni puede serlo. Parte del error de considerar afrentoso hacer mención de la realidad, de lo que se huye hasta niveles ciertamente absurdos. Por evitar la palabra negro se llama afroamericano a estadounidenses cuya familia lleva diez generaciones en el país, pero nunca se lo llamarían a Teresa Heinz, mujer de John F. Kerry, americana nacida en África.
 
Muchos ven este cambio en el saludo navideño como la última manifestación de un ataque al cristianismo. Yo no creo que lo sea. Aplicando la navaja de Occam, que elimina una explicación cuando no es necesaria, no hay porqué recurrir a ese ataque para explicárselo. Y eso que hay dispersas manifestaciones por el país del deseo de vaciar de contenido el significado de estas fiestas. En varios colegios se prohíbe la representación del nacimiento de Jesús. Este asunto tiene más importancia, ya que se hace desde la aplicación estricta de la separación de Iglesia y Estado, con resultados de lo más injusto. Si lleva a la proscripción de lo religioso en lo público, mientras que el Estado interviene en más ámbitos de la vida privada, el resultado es orillar lo religioso de la vida civil desde el Estado. En cualquier caso, aunque con algo de retraso, les deseo feliz navidad.


18 de Diciembre de 2006

Trujillo okupa y resiste
También quiero destacar el último artículo en LD de Gabriel Calzada. Aunque hay que leerlo entero, quiero destacar el tercero de los cuatro párrafos. Atención:
Su rechazo de la propiedad privada y del mercado es tan evidente que resulta intrigante por qué está tratando últimamente de enmascarar su incendiaria y okupadora ley del suelo con un barniz liberal. El texto de la ley no deja lugar a dudas: se cambia el sistema de valoraciones para poder expropiar a precios de risa, se incorpora una reserva mínima del 25% de la edificabilidad para viviendas protegidas que presionará los precios de mercado al alza, se aumenta (del 10% al 20%) el porcentaje de cesión de las plusvalías generadas por la promoción inmobiliaria que ayudará a una mayor subida artificial de los precios, se permitirá a todo ciudadano opinar sobre el destino de la propiedad ajena y se acepta el nauseabundo agente urbanizador del PP (una figura con derecho a suplantar al propietario a la hora de realizar una actuación urbanística), dejando abierta la puerta a la expansión de esta nueva okupación legal al sector de la edificación. Intervencionismo en dosis de caballo que exacerbarán la especulación política y la corrupción de quienes la ejercen.
Pues a esa España vamos.
La cara oculta de El País: Ultra
Hoy me ha pasado algo curioso. Había terminado, en el límite del tiempo, y a falta de un remate final, el artículo escrito para Libertad Digital. Entonces miro mi correo y leo uno de Barcepundit que me remite a un artículo de Joaquín Estefanía, titulado La cara oculta de Pinochet: ultraliberal.

Me ha entrado un sordo cabreo recordando los editoriales de El País elogiando a Ceaucescu, o la campaña por Ortega y contra Violeta Chamorro en Nicaragua, por citar dos de sus múltiples defensas de dictaduras. Y le he pedido al director de Opinión de LD que me diera algo más de tiempo para cambiar de asunto. Lo he escrito tan rápido que ni me había dado cuenta de que había escrito Faubistas como lo habéis leído, con "b" (gracias Dlluis por hacérmelo ver). En fin, ahí va:
La cara oculta de El País: Ultra

Ha escrito Joaquín Estefanía la que a estas horas debe de ser su penúltima villanía. Un artículo en el diario El País titulado "La cara oculta de Pinochet: Ultraliberal". Pinochet dio un golpe de Estado para convertirse en dictador y en criminal. Todos lo sabemos, porque es el dictador de Iberoamérica más denostado por los medios de comunicación, por delante otros que le superan en su cuenta criminal, como Castro o Videla. Algo tendrá Pinochet, que fascina a nuestra izquierda.

Estefanía dice que Pinochet era ultraliberal para poder manchar moralmente al liberalismo las desapariciones en transitivo de centenares de chilenos, y los asesinatos; crímenes que se cuentan por tres millares. No nos hace falta hablar de socialismo y crímenes para dejar al periodista en su sitio. Dice que la libertad económica sólo se puede ensayar en una dictadura, porque en las democracias el pueblo tiene la capacidad de resistirse. En concreto ha escrito hoy que los Chicago boys "no pudieron experimentar con todo vigor en los países democráticos (por la resistencia de los ciudadanos, a través de los partidos políticos y de los sindicatos) lo ensayaron con éxito con Pinochet".

(Leer más)

17 de Diciembre de 2006

Reisman sobre Mises
Me decía Dani por un hueco instantáneo de Internet: Dentro de un rato colgaré en lib.org un artículo que te molará. Ya lo creo. Se trata del artículo-homenaje de George Reisman a Ludwig von Mises, defensor del capitalismo.

Es un gran artículo y su lectura completa merece la pena. Pero voy a destacar algún pasaje. Por ejemplo este sobre la posición y la relevancia del argumento miseano:
Mientras que la única respuesta que otros podían dar era idear planes para quitar algo menos de la riqueza capitalista de lo que los socialistas demandaban o reclamar que de todas formas los derechos de propiedad debían respetarse a pesar de su incompatibilidad con el bienestar de la mayoría, Mises cuestionaba el supuesto básico para todos. Demostró que el capitalismo opera a favor de los intereses propios materiales de todos, incluyendo los no capitalistas (los llamados proletarios). En una sociedad capitalista, demostró Mises, los medios de producción de propiedad privada sirven al mercado. Los beneficiarios físicos de las fábricas y talleres son todos los que compran sus productos. Y junto con el incentivo de ganancia y pérdida y la libre competencia que implica, la existencia de la propiedad privada asegura una oferta siempre creciente de productos para todos.
Y esta otra, en la que se da cuenta de hasta qué punto el mercado es la institución social por antonomasia. Reisman está explicando el argumento de Mises contra el socialismo, y recalca en lo siguiente:
Mises demostró que la planificación económica requiere la cooperación de todos los que participan en el sistema económico. Sólo puede existir en el capitalismo, donde cada día los empresarios planifican a partir de cálculos de pérdidas y ganancias, los trabajadores a partir de los salarios y los consumidores a partir de los precios de los bienes de consumo.
Sí. La cooperación de todos. Y sigue:
Así pues, Mises demostró que el capitalismo es un sistema económico planificado racionalmente a través de los esfuerzos combinados e interesados de todos los que participan en él. Demostró que el fracaso del socialismo se produce por el hecho de que no representa una planificación económica, sino la destrucción de la planificación económica, que sólo existe bajo el capitalismo y el sistema de precios.
Y este párrafo:
Lo que he escrito acerca de Mises sólo ofrece una mínima indicación del contenido intelectual que puede encontrarse en sus escritos. Escribió aproximadamente veinte libros. Y me atrevo a decir que no recuerdo haber leído un solo párrafo en ninguno de ellos que no contuviera uno o más profundos pensamientos u observaciones. Incluso cuando me he encontrado en desacuerdo con él (por ejemplo, en su opinión de que pueden existir monopolios en el capitalismo, su defensa del servicio militar y ciertos aspectos de sus opiniones sobre epistemología, la naturaleza de los juicios de valor y el punto de partida apropiado para la economía), siempre he encontrado que lo que tiene que decir resulta extraordinariamente valioso y un poderoso estímulo para mi propio pensamiento. Creo que nadie puede afirmar que sea completamente culto si no ha asimilado una buena parte del inmenso conocimiento presente en sus obras.
Que da la medida de la talla intelectual de Mises, y este otro, que da la medida de su talla moral y personal:
Mises debe ser juzgado no sólo como una pensador extraordinariamente brillante, sino asimismo como un ser humano extraordinariamente valiente. Mantuvo la verdad de sus convicciones por encima de todo y estuvo dispuesto a quedarse solo en su defensa. No le preocuparon ni la fama, ni la posición personal, la las ganancias financieras, si le suponían obtenerlas sacrificando sus principios. Toda su vida fue rechazado e ignorado por el establishment intelectual, a causa de la veracidad de sus opiniones y la sinceridad y poder con los que hacía trizas las falacias y mentiras con que desarrollaban sus carreras profesionales la mayoría de los intelectuales de entonces, y de ahora.
Leed el resto.

Por cierto, Dani. Ya sé que lo sabías, pero que tu labor tiene consecuencias. Mira si no esta anotación sobre el artículo traducido (gracias de nuevo) por Mariano Bas. Dice su autor:
La verdad no tenia idea de que Ludwig von Mises hubiera hecho tanto, tampoco sabia que el existia :) . Voy a tener que comprar sus libros. Aca pongo una referencia sobre los mejores libros que son de lectura obligatoria.
Pues nada. Ánimo.

16 de Diciembre de 2006

Estonia y Adam Smith
Otro artículo publicado en La Gaceta de los Negocios, éste explicando el éxito de Estonia:
Se identifica a Adam Smith como el padre de la economía. Publicó su libro inmortal hace exactamente 230 años, y el problema que intentó resolver, el crecimiento económico o la riqueza de las naciones, como él lo llamó, sigue sin una respuesta plenamente satisfactoria.

Quizá no la haya nunca, pero sí hay ciertas cosas que parecemos saber. Nos las ha señalado, entre otras experiencias de éxito, la del pequeño país báltico de Estonia. Recientemente ha aprobado su adhesión a la Constitución Europea, sin duda una mala noticia. Mala, porque lo que le ha otorgado un éxito con pocos precedentes es exactamente lo contrario de lo que pretende el infumable texto de Giscard d’Estaing: una apuesta decidida y sin compromisos por la libertad económica.
(Leer más)
Hacer perverso lo razonable
Os traigo un artículo publicado en La Gaceta de los Negocios que recoge la idea de Defending the undefendable, de Walter Block, pero con un tipo de ejemplo distinto.

Block pone una serie de ejemplos extremos en los que él da argumentos a favor de la libertad. Si en los casos extremos es mejor la libertad, ¿no lo será también en el resto? Pues el argumento de mi artículo es lo mismo, pero al revés. Escojo la regulación más razonable de todas, y observo que su efecto es negativo. ¿No lo serán mucho más las que claramente están menos justificadas?

Y es que la regulación hace perverso lo razonable:
El riesgo tiene mucho de paradójico. Nosotros castigamos nuestros humores exponiéndonos ante situaciones arriesgadas por placer, por ejemplo corriendo al volante. Y son precisamente estas alarmas naturales las que nos deberían mostrar el disco rojo. Pero la condición humana es así, se burla de su parte animal para conseguir objetivos no programados por nuestros genes.

Las contradicciones no acaban aquí. Al Gobierno no le gustan las malas noticias, como las de los accidentes de tráfico, e intenta moderarlas obligándonos a hacer lo que privadamente debemos hacer: ponerse el cinturón, moderar la velocidad, equipar el coche con todas las medidas de seguridad... Con lo absurdas que son otras regulaciones, ¿habrá alguna más sensata y más sana que estas?
(Leer más)
3, con retraso
Con cuatro días de retraso, tres años los que cumple este espacio abierto por Daniel para mí y quienes me leéis.

Habría tenido que recordarlo el martes, pero no logro recuperar una rutina adecuada. Dudé mucho si pedirle el favor a Dani que me permitiera abrir aquí una bitácora o no, porque si lo hacía me vería forzado a mantener cierta regularidad (que es clave en un blog). Por el momento, con algún breve hiato, la he logrado mantener.

Aprendo mucho escribiéndola, así que no creo que la abandone.

También 2, Gracias, La hora de todos.

11 de Diciembre de 2006

Muerte de Pinochet
Veremos lo que nos depara el día en la red con la muerte de Pinochet. Por el momento destacaría el editorial de Libertad Digital, que dice:

No hay que esperar al juicio eterno de la Historia para saber que Augusto Pinochet merece la condena de quienes tienen algún aprecio por los derechos inalienables del Hombre. Hay que recordar cómo llegó al poder. Chile vivía entonces bajo el Gobierno de Salvador Allende, que experimentaba "la vía democrática al socialismo". Democrática por lo que se refiere a la llegada al poder, pero antidemocrática por su ejercicio. Pasó por encima del Estado de Derecho y cerró los periódicos que le resultaban molestos. Sometió la economía chilena a una dura socialización que llevó de inmediato al país al caos y extendió la miseria a marchas forzadas. Allende decía "esto no es el socialismo, pero es el camino al socialismo", en referencia expresa a "nuestro hermano mayor", la URSS.

Es en ese contexto cuando se produce el golpe de Estado liderado por Pinochet. Todo el juicio que podamos hacer sobre la vía allendista a la sovietización de la sociedad chilena no nos debe hacer perder de vista que Pinochet ejerció la tortura, el asesinato y toda laya de crímenes contra su propio pueblo, con el sectarismo, el odio y el desprecio por la vida humana y los derechos individuales como compañeros. Si estos crímenes no justifican la actuación del Gobierno que sustituyó a golpe de cañón, nada puede alegarse asimismo para justificar la dictadura de Pinochet y la violación sistemática de los derechos personales.

Luego trata los Chicago Boys, el referendum y la justicia internacional.

Dani pone el dedo en la llaga sobre la dictadura y su juicio moral desde el liberalismo:
El que celebremos que China esté prosperando no significa que haya que apoyar la dictadura, simplemente porque éste es injustificable y, además, las políticas económicas liberales pueden implantarse en democracia. Cuba, eso sí, ni siquiera tiene el falso salvoconducto de estar acabando con la pobreza. Y con el hermano al frente, sigue atropellando los derechos humanos en este día.
Luis de Amézaga:
Como dictador que fue se merece mi desprecio. Sus últimos años resultaron una carrera por procesarle y pedirle cuentas, unas cuentas que nadie se atrevió a ajustarle cuando estaba en el poder, un clásico con los déspotas. A diferencia de tipos como Castro fue repudiado por casi todo el mundo; era de derechas.
En Doce Doce:
A estas alturas no es muy necesario ponernos a dar lecciones de Historia a nadie, así que sobre Pinochet sólo mencionaré los cuatro puntos que considero más destacados:
  • El final del gobierno comunista de Allende.
  • La liquidación de la democracia y los crímenes por los que nunca habría pagado suficientemente.
  • Su política económica.
  • Los que le apoyan y los que no, el roto que parece tener la sociedad chilena y que su muerte quizá cierre.
Antaltu escribe una anotación polémica, pero que está muy bien. Se trata del pobre aparataje dialéctico con que se defiende uno de los generales de Pinochet. Por un lado defiende el Golpe de Estado (que a mí, ya lo adelanto, me parece defendible). Pero todas las consideraciones que podamos hacer de Allende no justifican la actuación de Pinochet a partir de ese momento. Es decir, había una vía no criminal que el dictador eligió no seguir. El que lo hiciera no tiene justificación alguna.

El colmo es cuando dice que era una guerra. No es comparable por número ni por escala ni por objetivo, pero ¿era el Gulag una guerra? ¿No era más bién la persecución de una parte de la sociedad desde el Estado? Pues esto es igual.

Evita Perón escribe en Ajopringue lo que sigue:
Y como cada uno transita hacia la democracia como puede, en Chile Pinochet dejó el poder de forma pacífica, no sin antes asegurar la inmunidad para él y sus compinches. ¿Se podría haber hecho mejor? Por supuesto, igual que él también lo podría haber hecho infinitamente mejor cuando depuso al gobierno golpista y corrupto de la izquierda revolucionaria y degenerada. Lo digo por Allende, ese icono progresista cuyo poder de seducción sobre las chicas izquierdistas no consigo comprender. Cada vez que veo su foto en el despacho de alguna sociata siento lo mismo que Libertymad cuando se topa con alguna camiseta de Che Guevara en el barrio de Chueca. Si ellas supieran lo que Allende les habría hecho a sus hijas… Pero me temo que en los próximos días la Torres, la Rigalt, y otras chicas del montón se dedicarán a intentar convencernos de que Allende no fue sino una versión de Valentino sin maquillaje. Peor para ellas.
Coase hace dos paralelismos que... en fin. Seguro que le hacen mucha gracia a la izquierda.

Adam Selene, sentencioso:
Murió un tirano. Toda la sangre que ha vertido está gritando contra él ante el Eterno.
El Perdiu juzga al ex dictador:
Mediocre militar, autoritario, asesino y, según parece, ladrón consumado. Aprovechándose de la dinámica de la guerra fría, se encumbró en el poder de modo violento y se mantuvo en él durante quince años, rompiendo además una larga tradición de constitucionalismo democrático en su país. Pertenece a esa estirpe de salvapatrias ladrones que tanto adornan la historia de Iberoamérica y que la recorren de izquierda a derecha o de derecha a izquierda.
Pues hay a quien le encantan los salvapatrias. Por cierto, que recibe la visita no censurada de José Luis Prieto, que rebosa miseria por todos los lados; tanto, que también se la ve en los demás. También visita Ajopringue, donde encontramos, genial, a maromosurfero:
Oh Dios. Ahora Garzón está, de nuevo, ocioso. Posiblemente, es lo peor de la muerte de Pinochet.
Me da que en la izquierda se utilizarán las críticas liberales a Allende para achacarnos una defensa de Pinochet. Son así, pero a ver si me equivoco.

Actualización 13:17. Adam Selene vuelve recordando una pasada anotación:
Hace tiempo escribí un obituario anticipado de Pinochet. Pretendía ser una sátira por cómo estaban tratando los medios de comunicación la muerte de Arafat, aunque hubo quien (como muestra el comentario del lector chileno) pensó que iba en serio.

Sí sería interesante anotar los defensores de la democracia y los derechos humanos que se aprestan a asestar lanzadas al Pinochet muerto, recordar qué dijeron de Arafat y estar pendientes de lo que dirán de Castro.
Espérate lo peor.

14:10. Arcadi Espada se da cuenta del momento histórico en que la izquierda no entra en justificaciones de criminales. Merece la pena citarle:
Este es uno de esos gloriosos momentos en que la socialdemocracia desatiende causas, contextos, nurture. “Pocos nombres condensan el horror y la desvergüenza con la eficacia con que lo hace el de Augusto Pinochet, el general golpista y luego dictador despótico y corrupto…” arranca el editorial del periódico. Y me complace, desde luego, que por una vez no suceda lo que suele al narrar la vida y obra de gángster, terroristas o asesinos en serie: ni infancias abandonadas, ni el desarrollo desigual, ni la respuesta (equivocada, of course) a siglos de opresión, ni la manera (exagerada) de procurar el bien a los otros, ni la interpretación (extraviada) del Libro. Solo el Mal, químico. Al fin, un hombre y no una sociología.
Scrooge, icono progresista
Si no os lo creéis, leed mi último artículo en Libertad Digital, Navidades progresistas:
Las navidades son época de mortal aburrimiento; hora de tedio y hartazgo si cometemos la imprudencia de estar demasiado pendientes de los medios de comunicación. Los medios son la vía por la que nos inoculamos el malestar con nuestra civilización, con nuestra forma de vida. Es un desasosiego mortecino e inútil, pero con el que muchos quieren convertir nuestras conquistas contra la miseria en argumentos para sentirnos mal. Son las navidades progresistas, que convierten estos días, que debieran ser de celebración, en un motivo más para sentirnos culpables por ser como somos y vivir como lo hacemos. Curiosamente, si hay algo típicamente cristiano es el sentimiento de culpa existencial; los progres se han ido a quedar con lo peor del cristianismo, para rechazar todo lo que tiene de bueno.
(Leer más)

Por cierto, genial artículo de Slate sobre las virtudes cívicas de Scrooge.

7 de Diciembre de 2006

Ya puestos, veamos donde estamos
Arcadi Espada se ha situado en el espectro ideológico según un conocido test (Political Compass). Lo he hecho y este es el resultado:



Ya hice el de Bryan Cablan, con un resultado preocuante. De estar bien diseñado, no sé en qué punto me habría Political Compass en el eje izquierda-derecha, pero en el vertical debería de estar abajo del todo.
Adam Smith da su perfil en 20 libras
El Banco de Inglaterra, el primer Banco central de la historia, ha anunciado que los billetes de 20 libras llevarán la imagen de Adam Smith. Me entero vía Economía para no economistas, vía Alemania, economía, sociedad y Derecho.

La primera detalla que:
No es mala noticia que la gente le tenga presente.

Actualización 08-XII: Mblanco me ha recordado que Böhm Bawerk aparecía en las notas de 100 schillings austríacos. Altar nos ha facilitado la imagen:


5 de Diciembre de 2006

Oh, Estado, sálvanos de los peligrosos terroristas
Esto es sentido común, versión gestión pública:



Vía Jeffrey Tucker.

Ver también: Terrorismo y riesgo, La ley patriótica.

4 de Diciembre de 2006

Rallo vs. Cabrillo
La cita, a la que no podéis faltar, es el 13 de diciembre, miércoles, a las seis de la tarde (18:00) en la sede del Instituto de la Democracia de la Universidad San Pablo-CEU, de Madrid, en la calle Julián Romea, 23. Dirigíos al primer piso, edificio del patio.

Juan Ramón Rallo va a presentar nada menos que su Estado contra Mercado: El Derecho como Institución Espontánea. El profesor Francisco Cabrillo, catedrático de Economía y experto en Economía del Derecho, le dará la réplica.

Me da que va a ser fantástico.
¡Al carajo con el Estado de Bienestar!
Y ya puestos, mi último artículo en LD, ¡Al carajo con el Estado de Bienestar!
De la cuna a la tumba. Vivimos en una sociedad oprimida por los impuestos y las regulaciones, sí, pero en la que no se nos deja caer porque a lo largo de toda nuestra vida tenemos la fría mano del Estado, recogiéndonos. Mermados en nuestra libertad y responsabilidad, tratados como niños de teta, no como auténticos ciudadanos, tenemos al menos al Leviatán haciéndose pasar por madre amantísima. El consenso es amplio, o al menos tan poderoso como para que los políticos (en Europa, no fuera) no se puedan permitir discursos contra el Estado de Bienestar.

Solo que, como todo lo político, ese consenso es falso. Pagamos impuestos porque no podemos elegir otra cosa. Pero a la hora de recibir los presuntos beneficios confeccionados por la Administración con nuestro botín, los rechazamos. No nos devuelven el dinero, una vez nos quitan lo que hemos generado con trabajo y ahorro, no hay vuelta atrás. Todo lo que rechacemos de las dádivas del Estado no lo podremos recuperar por otro lado. Para mantener una conversación con amigos y demostrar a los demás lo solidario y generoso que es uno con el dinero de los demás, incluso para votar, está muy bien eso de defender el Estado Providencia.

(Leer más)

En mi artículo recogo y añado algunas cosas al excelente artículo de Toni Mascaró La teoría del desprendimiento. El de Mascaró es uno de esos artículos que merece la pena grabar en la memoria, verdadero food for thoght. Me permito reproducirlo aquí entero:

La teoría del desprendimiento, por Toni Mascaró

Prácticamente nadie pide la completa abolición de la educación pública, si bien todos los que pueden se aseguran de matricular a sus hijos en escuelas privadas o, cuando menos, de ofrecerles clases de repaso que ofrecen instituciones privadas y particulares. Tres cuartos de lo mismo sucede con la sanidad, los planes de jubilación, la seguridad, los transportes, las comunicaciones y tantos otros servicios ofrecidos por el Estado.

Tranquiliza pensar que si las cosas pintan mal, llegará Papá Estado cual John Wayne al mando del 7º de Caballería al rescate. Además, aun cuando uno no lo necesite para sí, se siente cierta satisfacción al saber que se contribuye en un esfuerzo colectivo para con aquellos que sí lo necesitan de verdad. Y, sin embargo, a poco que se pueda, cada cual intenta escabullirse de John Wayne. No es sólo que todo el mundo intenta pagar los menos impuestos que su conocimiento (o atrevimiento) fiscal le permite, ¡es que incluso se escaquean de recibir buena parte de los beneficios!

Pagan un impuesto sobre el valor añadido cada vez que compran cualquier tipo de mercancía, o un impuesto especial todavía más elevado si se trata de gasolina, tabaco, alcohol o por matricular un vehículo. Se les aplica una retención en su sueldo por el hecho de tener un trabajo honrado. Se les cobra un impuesto por el hecho de heredar. Pagan otro impuesto si es que su patrimonio se ha incrementado. Pagan otro por el simple hecho de tener ese patrimonio. Paga otro por las donaciones. Y otro por tener bienes inmuebles. Si son accionistas pagan otro en forma de impuesto sobre la sociedad en cuestión y si compran al extranjero pagan en la aduana. Destinan, en fin, más de la mitad de su riqueza a engrosar las arcas del Estado. Y cuando éste les ofrece sus servicios “universales y gratuitos”, ¡oh, sorpresa!, todo el que puede contesta en la práctica con un rotundo “¡no, gracias!” que, de hecho, es un “¡no, gracias, y quédese el cambio!”

Mientras tanto, con el menguante tercio que los Estados graciosamente dejan cual limosna a sus súbditos, los mercados intervenidos de las economías mixtas modernas producen unos servicios que todo el mundo prefiere a los de los Estados. Con lo que sobra, encima, el sector privado es capaz de producir bienes triviales y superfluos como entretenimiento y diversión de todo tipo, por no hablar de innovaciones técnicas.

En sus torres de marfil prehistóricas, los estudiosos con sueldos a cuenta de los contribuyentes, producen teorías según las cuales los ciudadanos cambian de residencia en función de los saldos fiscales. Es cierto, llegan a reconocer en un alarde de honestidad, que a la gente no le gusta pagar impuestos y, por tanto, tiende a huir de los regímenes confiscatorios. Pero, ojo, a la gente, dicen, le gustan los beneficios del Estado del Bienestar, por eso lo de votar con los pies depende de un cálculo de costes y beneficios. Se olvidan convenientemente de este pequeño detalle que he venido comentando: esos “beneficios sociales” los esquiva todo el que puede.

El hecho de que a la gente no le guste pagar impuestos no se debe a la tacañería antisocial de unos insolidarios. Se debe a que cada cual quiere comprar lo mejor que su riqueza le permita. Y nadie confía en que lo mejor pueda proceder de una institución que elimina a sus competidores a base del monopolio de la fuerza. Eso, cuando lo hace un hombre, es tachado de chantaje y matonismo. Cuando lo hace un grupito, se tacha de mafia. Que se haga democráticamente puede empujar a muchos a darle coba de cara a la galería. Pero, cuando se trata del bienestar propio, la gente no se deja engañar.

Y así, a medida que empeora la hipertrofia de las instituciones, más son los que van desprendiéndose del Estado. La madre que busca un refuerzo escolar a sus hijos porque, vote lo que vote y diga lo que diga, no se fía de la educación pública aunque no pueda permitirse matricularles en una privada. El padre que les va guardando unos ahorrillos porque, diga lo que diga y vote lo que vote, sabe que con las pensiones públicas lo van a tener crudo. El comerciante que descubre una forma de evitar tal impuesto o tal prohibición. El consumidor de cierto artículo o sustancia que se da una alegría al conseguir disfrutar de lo prohibido sin molestar a nadie. Una sociedad de adultos con ganas de emanciparse de un Papá Estado carca, metomentodo y fracasado. No es un desprendimiento tajante. Es gradual a medida que cada uno va descubriendo nuevas salidas hacia la libertad y la responsabilidad individual. Se agrava el problema de la economía sumergida, dirán los que se han especializado en partir y repartir desde arriba. No, lo que pasa es que la confianza en el Estado del Bienestar se hunde porque éste hace aguas y la gente se espabila y aprende a nadar.



Zapatero nos quiere dar lecciones de moral
Lo anterior me recuerda que no he traído aún mi penúltimo artículo en LD, Zapatero nos quiere dar lecciones de moral:
¿Compraría a Zapatero un coche usado? Piense en los que siente más cercanos. ¿Se lo comprarían ellos? A que no le resulta fácil encontrar a alguien que verdaderamente pusiera su dinero confiando en la palabra de Zapatero como garantía de un vehículo de segunda mano.

Pues ahora hágase la siguiente pregunta: ¿confiaría a Zapatero la educación moral de su hijo? El simple planteamiento produce escalofríos. Pero eso es exactamente lo que va a ocurrir para millones de familias españolas, gracias a la Formación del Espíritu Progresista, también llamada Educación Para la Progresía.

(Leer más)

El asunto me tiene verdaderamente preocupado, y la muestra es que es el segundo artículo que le dedico. El primero fue Formación del Espíritu Progresista:
Lo explica Sowell. Los socialistas tienen una visión maleable del ser humano, ven a la persona como una pieza de plastilina y se excitan con ensoñaciones de futuras sociedades compuestas con nuevos ciudadanos moldeados a su imagen y semejanza. Personas que han descartado las tradiciones, la cultura caduca en la que aún vivimos y han adquirido hasta los tuétanos los ideales de la nueva sociedad. Es la construcción del "nuevo hombre socialista" que se intentó el pasado siglo, llevándose de por medio, nada, a decenas de millones de seres humanos. Los socialistas de todo pelaje guardan todavía esta ensoñación totalitaria, que en España ha tomado la forma de una nueva Ley de Educación: la LOE. El texto habla literalmente de "construcción de ciudadanos", siempre desde los valores de la izquierda.
El asunto es escalofriante. Por eso abogo por la libertad de enseñanza.
Pues en contra. De la Educación para la Ciudadanía, digo.
El bueno de David Millán ha escrito un artículo en Hispalibertas, ese buen refugio liberal, en que sale En defensa de Educación para la Ciudadanía.

David menciona, en contexto de crítica la alusión de la Iglesia a la desobediencia civil. Apuntilla: léase hacer campaña en nombre de Dios. Pues no, es desobediencia civil y punto. Es decir, el derecho a no someterse a normas injustas, que van contra la propia conciencia y contra la santa voluntad (hala, lo que he dicho) sobre lo que a cada uno le pete.

Pero entonces viene el centro de su argumento. Por un lado:
Sí, es cierto, en las clases de EpC los docentes de la susodicha -adictos a la masonería, a la Institución Libre de Enseñanza, al darwinismo simiesco y al marqués de Sade- intentarán que sus hijos dejen de llamarle «papá» para que pase a denominarse «progenitor A, B, C, D, E, F o G». Sí, también es verdad que inculcarán en sus hijos la idea de que la sodomía es algo «normal», una simple opción sensual más. Sí, ciertamente es muy posible que el palabro «laicidad» salga en danza alguna que otra vez y que sólo se mencione nuestra querida «teocracia» para ponerla de vuelta y media.
Peeeeero, todo ello es bueno:
Sin embargo, es precisamente en esta urdimbre pedagógica tejida por el Maligno donde los chavales podrán vislumbrar con mayor nitidez el contraste entre la obscuridad mundana y la cegadora luz del Evangelio, debidamente avivada tanto en casa como en la parroquia.
Monseñor Millán, gracias por su consejo moral y pedagógico y moral. Pero plantéese la posibilidad de que, útil como es, sea desconsiderado por otros padres que, simplemente, no quieren oír sus sabios consejos. Una vez se vislumbra la posibilidad de que los demás puede que tengan sus propios criterios sobre los asuntos propios... No sé, como que se ve todo mucho más claro.

El problema con Educación para la Ciudadanía es que, es verdad, va contra la Iglesia y quizá por ese lado pueda parecer moderno y bueno. Y además ¿cómo aprender de lo malo si no se tiene delante? ¿Y qué mejor sitio para aprender que la escuela, que se supone que es dónde? Pero el problema, digo, es que está impuesta. Es una educación moral impuesta. Y aunque por directa o por perifrástica se pueda considerar que es buena para los niños del mundo, Monseñor Millán, a lo que no hay derecho es a las imposiciones. Morales. ¡Desde el Estado!

La cuestión no es EpC buena o mala, sino educación libre o impuesta.

2 de Diciembre de 2006

Milton Friedman en tres historias
El jueves, 16 de noviembre murió Milton Friedman. Ese mismo día me lancé a escribir un artículo sobre él para LD. El 18 por la mañana escribí otro, pero para La Gaceta de los Negocios, titulado Milton Friedman en tres historias:
La primera comienza recién estrenada la década de los 40. El Departamento del Tesoro consultó a Milton Friedman sobre la mejor forma de luchar contra la inflación causada durante la Segunda Guerra Mundial. Él ofreció varias recetas posibles: recortar el gasto público, aumentar los impuestos e imponer controles de precios. Ni una sola mención a la cantidad de dinero.

Sería la primera escena de una película que narrara toda una transformación. La escena estelar de esta historia sería su primer discurso como presidente de la American Economic Association, con el modesto título de "El papel de la política económica", en 1968. Quienes le escucharon, y luego quienes le leyeron, vieron como la curva de Phillips se empinaba hasta quedar vertical. A largo plazo, nadie osó transitarla. ¿Eso qué quería decir? Que el desempleo dependía de fenómenos reales y no de los vaivenes de la demanda agregada.

Es decir, que había acabado con el keynesianismo. Ese mismo 1968 declaró lo siguiente: "En un sentido, todos somos ahora keynesianos. En otro, ya nadie lo será jamás. Todos utilizamos el lenguaje y los aperos keynesianos; ninguno de nosotros aceptamos ya las primeras conclusiones keynesianas."

(Leer más)


Arde París
Otro artículo publicado en La Gaceta de los Negocios es Arde París, que trataba al año de ocurridos los disturbios que convirtieron la ciudad de las luces en... Bueno, pues eso.
Hace un año los telediarios de todo el mundo se teñían de fuego. El de miles de coches convertidos en fogatas por centenares de jóvenes franceses. Un trágico error de dos chavales les llevó a la muerte, y ello fue la chispa que encendió los odios y la rabia acumulada de muchos. ¿Por qué?

Muchos medios, el lector sabrá que no todos, ocultaban la militancia islámica predominante entre los incendiarios. Francia ha llevado a la práctica con denuedo el multiculturalismo, esa idea según la cual quien llega al país de acogida no tiene porqué integrarse ni aceptar sus normas de convivencia. Como la de no quemar coches, pongo por caso. Ello ha favorecido la creación de inmensos guetos.
(Leer más)
Gracias por fumar
Mi primera idea política fue crear un partido que prohibiera fumar. Era un niño y he cambiado mucho desde entonces. Pero me hace gracia recordarlo. Ahora escribo artículos como Gracias por fumar:
Recuerdo que, cuando Rodríguez Zapatero dijo que en época de Franco no había españoles, tuve la sensación de que, además de un radical, estábamos ante (bajo) un iluminado. Claro, que para entonces ya había dicho que los fumadores son de derechas. Son frases sin sentido, que no tienen ni la intención de referirse a la realidad y con el sectarismo como única clave. Algo así como la (memo)ria histórica.

Así que los fumadores son de derechas. Pues ni siquiera ese disparate es lo que mueve la ley del tabaco socialista. Se supone que se escribió para mejorar nuestra salud, pero sustituyendo nuestra capacidad de tomar decisiones por las prohibiciones del Gobierno. Al final, a lo que lleva es a que hasta los hechos más cotidianos nos pueden dejar fuera de la ley. Si van a prohibir hasta a los gordos. Si nuestros comportamientos más íntimos y habituales nos convierten poco menos que en criminales, perdemos nuestra condición de ciudadanos. Todo lo que hagamos está bajo sospecha, con el gran hermano socialista observándonos.

(Leer más)

Precios contra la pertinaz
Últimamente he estado un pelín desconectado de la red, por lo que no he comentado mis últimos artículos. En La Gaceta de los Negocios saqué Precios contra la pertinaz, que comienza así:
A España se le seca la piel de año en año, por lo que la lucha contra la pertinaz ha preocupado a varios de los mejores españoles al menos desde la Ilustración. El Gobierno popular apostó por trasvasar el agua sobrante del norte a las áreas deficitarias. El socialista ha paralizado el Plan Hidrológico, pero no ha acertado a substituirlo por algo más eficaz.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha propuesto que los ayuntamientos apliquen tarifas crecientes en diferentes tramos, a partir de los 60 litros por persona y día. El objetivo es claro: limitar el consumo a los usos más urgentes.

No es la peor de las ideas que puede salir de ese Ministerio, pero las hay mucho mejores. La tarifa es un precio falso, un mal reflejo de lo que haría un mercado en libertad. ¿Por qué no, entonces, introducir verdaderos precios?

(Leer más)

Asia sigue luchando contra la pobreza
Veo en Johan Norberg que el Banco Mundial ha lanzado un informe sobre Asia Oriental. Norberg destaca que en los países de ese área que están en desarrollo, el crecimiento será en 2007 superior al 8 por ciento. Una información más detallada, en este cuadro:



Y que en los tres primeros cuartos de 2006 habrán salido de la pobreza (con la medida de 2 dólares al día, no uno que es el habitual), nada menos que 25 millones de personas. De nuevo, ved este cuadro, que muestra la caída en los niveles de pobreza de varios países asiáticos:



Vietnam, que en 1990 superaba el 80 por ciento, ha registrado una notable caída, que se ha incrementado con su incorporación al mercado global. En 2007 se acercará al 30 por ciento. En China la caída ha sido pronunciada, también, y rondará el 20 por ciento el próximo año. Y lo que es más impresionante: Una de las conclusiones es que 9 de cada 10 asiáticos vivirán en un país de ingreso medio en 2010, destaca Norberg.
La ofensiva cultural neocón ¡Tachaaaaaan!
Libro de Notas se cuida de no caer en mencionar los artículos de la columna derecha de Libertad Digital, o los de sus suplementos. O los de Hispalibertas. O los del Juan de Mariana. O los de liberalismo.org. O las bitácoras agregadas en Red Liberal. No es que de año en año no se le escape, claro. Pero en general, huye.

Ello no quiere decir que no haga menciones, aquí y allá, al liberalismo. La penúltima (involuntaria) es el artículo de Luis del Val que comenté en mi anterior anotación. La última (¿hay niños delante?) es... La ofensiva cultural neocón. Buuahahahahahahaaaaa.

El artículo es una cuidadosa selección de tonterías. No me voy a perder en todas, claro, pero sí en la que destaca Alberto Haj-Saleh.

Antes, de todos modos, explicaré brevemente lo que para el autor, que escribe bajo el bello pseudónomo de trinitro, acaso elegido en un momento de embriaguez progresista, es la ofensiva cultural neocón (dicho sea con música de Historias para no dormir).

Pues lo es todo. La ultraderecha en la derecha, la Thatcher y el Reagan, las grandes corporaciones (que por supuesto a la vez controlan y les controlan), Internet, el OPUS, el diseño inteligente, el antiterrorismo y el brazo incorrupto de Santa Teresa. Bien agitado y mezclado.

Y a donde queríamos llegar:
En cierta manera esa ofensiva cultural neocon se basa en dos ejes esenciales: un nuevo teismo moral que ha de llenar las mentes de los ciudadanos y en lo que Hayek alertaba como la rígida insistencia de algunos liberales en ciertas toscas reglas rutinarias, sobre todo en el principio del "laisserz-faire". O sea la defensa a ultranza de la libertad industrial como decía Hayek “Y como se estableció indudablemente una fuerte presunción en favor de la libertad industrial, la tentación de presentar esta como una regla sin excepciones fue siempre demasiado fuerte para resistir a ella”. Pero no la libertad industrial de los años 20, de los ricachones e industriales como Rockefeller o Carnegie, sino la libertad industrial de lo que Galbraith llama la tecnoestructura. La libertad de los directivos de las grandes compañias de hacer los que les dé la gana, por tanto un combate a las leyes antimonopolio, a los controles ambientales, una ofensiva a los sistemas impositivos que reducen los grandes beneficios de los directivos, una ofensiva contra los sindicatos y cualquier mecanismo que intente compensar el sobrepoder negociador, monopsonista, de las corporaciones empleadoras. Una ofensiva en definitiva para conseguir el “laisserz-faire” que incluso Hayek considera pernicioso. Una defensa de privilegios que perjudica a largo plazo a pequeños accionistas, a trabajadores, a pequeños empresarios, a emprendedores y a las personas mas desfavorecidas de la sociedad.
Sí, señor, con un par. La cuestión es arrejuntar lo que le suene mal. Nada de relacionarlo en un relato lógico. ¿Para qué, si al final sabemos que son los malos, que es de lo que se trata?

Vamos, que había que meter a Hayek por algún lado, y porqué no maltratarle así. Hayek defendía la libertad de todos, no la de ningún grupo en particular. Y de tener favoritismo personal por alguna estructura empresarial es por una sociedad de empresarios autónomos, que se estarían batiendo a diario con la realidad del mercado. Y achacaba la pérdida de perspectiva de muchos respecto del funcionamiento de la sociedad libre precisamente en que muchos trabajadores pertenecían a grandes empresas, trabajando por cuenta ajena. Todo esto, dicho sea para el lector interesado e inteligente.

Porque, yo cada vez estoy más convencido de lo siquiente: La gente
1) Es razonable e inteligente con sus asuntos, con lo que le toca y lo que le pertenece
2) Es tonta (por lo general) con lo de los demás. Con la política, con las ideas sociales, etc.
Porque, ¿Cómo sino desde la idiocia se puede uno creer que haya gente por ahí queriendo defender a las grandes corporaciones frente al 99% de la sociedad restante, a la que por supuesto pertenecen?

El autor, nitroglice, sigue quejándose de lo siguiente:
Es bueno identificar como por ejemplo, en España, el think-tank de derechas no es “liberal” en el sentido clásico europeo de la palabra, sino neocon, como se han apoderado en internet del espacio y los conceptos liberales de una forma tan obscena, como todo orbita alrededor de un grupo de presión, siguiendo el hilo de cualquier proyecto neocon en la blogosfera española encontramos detrás Libertad Digital o la COPE. De una forma aplastante lo que debería ser un espacio de centro-derecha, lo ha copado la extremaderecha. Un conjunto de pensamientos de centro-derecha o incluso en algunas interpretaciones de centro-izquierda que se ha opuesto al conservadurismo mas rancio que representan los neocon y que ha ayudado a construir el modelo social occidental del pacto capital-trabajo, como es el pensamiento liberal hoy por hoy está secuestrado por la ofensiva cultural neocon.
Claro, si es que va por ahí la gente, haciendo lo que le viene en gana, y nos encontramos con gentuza que va y dice lo que le viene en gana. Y eso no se puede tolerar. Y claro, en la derecha debería estar el centroderecha, es decir, la izquierda no militante. Todo lo que se salga de ahí, ¡al gulag!

Pero no puede dar rienda suelta a sus sueños más que en el seudónimo, se modo que acaba bajando el tono, y diciendo:
La ofensiva cultural al menos en España la tienen clara, y ante esta lo único que podemos hacer es defender las ideas con racionalidad, aliarnos con los verdaderos liberales a la hora de poner en evidencia que hay quienes desde una óptica u otra de la vida y de la política, desde la derecha o la izquierda, estamos comprometidos con la democracia y la racionalidad y dispuestos a escuchar al que no opina como nosotros y otros, hoy disfrazados de liberales, pero claramente defendiendo las tesis de los neocon forman parte de una ofensiva cultural que lleva años fragüándose y que en España plantean la lucha con mas eficacia en internet.
¿De modo que quieres debatir racionalmente? Aquí te esperamos, elige el tema. (Si es que no aprenden).

Y, por supuesto, una nueva mención a Internet. Como es el espacio de expresión más libre, como aquí no caben licencias ni regulaciones, los serviles lo tienen crudo.

1 de Diciembre de 2006

Intervencionismo XXL
Estamos llegando a extremos ciertamente absurdos. Los ministerios metiéndose en nuestras decisiones más íntimas, como nuestra elección de comer una hamburguesa de cierto tamaño.

Desde luego que el tamaño de nuestro culo no es asunto del Gobierno, como sugiere Pablo. Pero es que hay más. Si prohíben una hamburguesa que se llama XXL, ¿quién impide a un consumidor comerse dos Wopper? (sí, yo lo he hecho).

Hay un restaurante en Nueva York, muy famoso, que se llama Carnegie, que está al lado del Hall que lleva ese nombre. El primer apartamento que tuve en la ciudad, en la calle 54 (cerca de Studio 54), pillaba al lado. El sitio es genial, todo decorado con fotografías dedicadas de famosos americanos que han pasado por allí. La gracia del sitio es que te dan unos emparedados enormes, y lo divertido es ver la cara de lo turistas cuando les traen uno. La primera vez que fuimos Gloria y yo, cenamos la mitad de un Woody Allen (sandwich de salami), y a la noche siguiente la otra mitad. Vamos, que allí la XXL no llamaría la atención.

Pero a lo que iba. Cuando el Gobierno asalta nuestras decisiones más íntimas, es que definitivamente hemos ido demasiado lejos. Lo dice hasta Luis del Val:
Ni siquiera cuando mis hijos eran pequeños lograron hacerme entrar en una hamburguesería. Y, si entro en alguna, será debidamente escoltado por una pareja de la Guardia Civil, y en contra de mi voluntad. Ahora bien, lo de plantearse el Ministerio de Sanidad una demanda por anunciar unas hamburguesas muy grandes me ha dejado estupefacto. Otrosí, parece que en el mismo ministerio se están planteando colocar unos carteles avisadores en las botellas de licor en las que se informe de que el alcohol perjudica seriamente la salud.

Comprendo que en el ministerio se levanten todas las mañanas con la preocupación de que los españoles estemos sanos y fuertes, pero hay parcelas que pertenecen al área de la voluntad subjetiva, y cuyo control choca con la libertad individual. Que una hamburguesería no pueda vender hamburguesas grandes y en el bar de enfrente se puedan servir bandejas de torreznos sin ningún control, resulta de un agravio comparativo espeluznante.

El proteccionismo es muy apropiado para los niños, porque no distinguen las consecuencias de sus actos, pero aplicado a los adultos en todos los ámbitos de la vida infantilizaría todavía más nuestra ya infantilizada sociedad. Como sigamos así, llegado el caso, habría que colocar, a la entrada del Ministerio de Sanidad, un gran cartel en el que se leyese: Este ministerio perjudica gravemente su libertad individual.


Diplomacia
Hans Blix va en nombre de la ONU a advertirle a Kim Jong Il de que o le dejan inspeccionar sus instalaciones, o se tendrá que atener a las consecuencias. El estadista de progreso Kim Jong Il está lógicamente preocupado. Vean, vean:





De la fantástica película Team America.

Vía Atlas Shrugs.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande