liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Agosto 2006

La Hora de Todos: Agosto 2006

30 de Agosto de 2006

Perversos incentivos
El pasado jueves publiqué un artículo en La Gaceta de los Negocios titulado Perversos incentivos, sobre los diez años que se han cumplido de la reforma del Estado de Bienestar en los Estados Unidos.
La excusa era otra. Pero el mensaje era claro: "Si te conviertes en una madre soltera, siempre que evites casarte y que no tengas contacto con el mercado de trabajo, el Estado Federal de los Estados Unidos te proveerá de dinero suficiente como para que te mantengas y hagas lo mismo con tus hijos". ¿Es de extrañar que en tales circunstancias el número de madres solteras se multiplicase? La Gran Sociedad del Presidente Johnson extendió el Estado de Bienestar hasta niveles jamás conocidos, y a base de demandar candidatos para los beneficios públicos, el número de ellos no dejó de crecer.
(Leer más)

He esperado a que salga este artículo en la página del Juan de Mariana para recomendar la anotación de Ceaucescu sobre el mismo tema, en Ajopringue. Es un post excelente, notablemente mejor que mi artículo. Además, cuenta con un artículo del Acton que a mí se me había pasado.

28 de Agosto de 2006

Las siete marcas de la compasión
He estado (y estoy) de mudanza, lo que me tiene algo apartado de mi bitácora. No he encontrado el momento de anotar mi último comentario en el Juan de Mariana. Hasta ahora, esto es. Se trata de rescatar la síntesis que hace Marvin Olasky de su excelente libro The Tragedy of American Compassion. Se trata de Las siete marcas de la compasión.
Marvin Olasky es uno de los pocos autores que se sabe que haya influido en la forma de pensar de George W. Bush. Pero, claro, es algo más importante que eso. Es uno de los grandes autores sobre la caridad privada. Tiene una obra, The Tragedy of American Compassion, que hace, desde la erudición y el sentido común a toneladas, un repaso a la caridad privada en la historia de los Estados Unidos, desde la época colonial hasta la década de los 80’ del pasado siglo. Uno de sus capítulos, extrañamente colocado en el centro del libro, expone el núcleo de su pensamiento en "siete marcas de la compasión", que lo son en realidad de la marcha desde la pobreza a la autosuficiencia.
Las siete marcas son afiliación familiar y vecinal, relación con los voluntarios, categorización, discernimiento, empleo, libertad, y Dios. Si uno se fija en ellas, resulta que
Dadas la vuelta, cada una de ellas son un alegato en contra de la intervención del Estado en la empresa de luchar contra la pobreza ajena.
(Leer Más)

23 de Agosto de 2006

Un área de libre comercio para la mitad de la humanidad
Eso es lo que ha propuesto Japón, en el seno de la ASEAN. El fracaso de Doha está haciendo que se busquen acuerdos bilaterales y regionales. Buenas noticias.
Japón propone un área de libre comercio asiático que abarcaría a la mitad de la población mundial
La tendencia de los países de buscar acuerdos bilaterales y regionales para ampliar los acuerdos de libre comercio, tras el fracaso de la ronda Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC), acaba de encontrar en Japón una nueva muestra. Dicho país ha propuesto en la reunión que celebra estos días la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN) en la capital de Malasia empezar a estudiar el año que viene la creación de la mayor área de libre comercio internacional, formada por 16 países de la región y la mitad de la población mundial.

(Leer más)

Ver también: ASEAN-China, Good morning Vietnam!, 250 millones de asiáticos, arrancados de la miseria en 5 años, Hacer de la pobreza historia, Opening economies succeed.

22 de Agosto de 2006

Los antiglobalización y su dialéctica de los puños
El comercio internacional es la ampliación hasta niveles de complejidad detestables de un acto muy simple: el intercambio voluntario. Quien está en contra de la globalización lucha por impedir millones de intercambios myutuamente consensuados, y para hacerlo necesita de la violencia.

Por eso no es de extrañar que, metidos en expresar ideas de violencia, los antiglobalización recurran a ella para expresarla; así van entrenando.

En septiembre se reúnen Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional y por el momento los antiglobalización amenazan con acciones fuertes. Las veremos

Ver también: Anti-Globalización, Narnia antiglobi, Una historia del Foro Social MundialAl peso,

21 de Agosto de 2006

Accidente ferroviario en Palencia
Un tren ha descarrilado en Palencia. En el momento en que escribo son seis las víctimas mortales del accidente.

¿Cuántas noticias, comentarios, opiniones, harán mención de que la gestión del sistema ferroviario es público y lo relacionará con el accidente? ¿Cuántos harán recuento de otros accidentes ferroviarios, también con gestión pública, planteándose la conveniencia de mantenerlo o de volver al sistema privado?

¿Cuántos comentarios así no se producirían si la gestión fuera privada?

Claro, que ya ví la respuesta con el accidente de Zamora. Ocurrió y dejó de ocurrir lo mismo con el accidente de Metro en Valencia.

Actualización: Las causas inmediatas apuntan al exceso de velocidad.

Actualización II: Como estas desgracias no suelen venir solas, 58 personas han muerto en un accidente de trenes en Egipto, un país en el que han perdido la vida millar y medio de personas en los últimos cuatro años en accidentes de tren, avión y de barco.

Ver también: Trenes privados en Gran Bretaña, Gestión privada, pública, del sistema ferroviario, Seguridad, modelos de gestión y tratamiento informativo.
Ni libertad ni seguridad
El artículo de este lunes en Libertad Digital, Ni libertad ni seguridad, sigue con el asunto tratado en mi anterior anotación. No podemos renunciar a la primera para buscar la segunda, pues perderemos las dos.
Gracias a la rápida actuación de la policía británica, los criminales fueron detenidos. Antes de que pudieran reaccionar, les apresaron y metieron en calabozos durante dos horas, donde se les interrogó. Les quitaron los zapatos, les fotografiaron, tomaron muestras de su boca y guardaron su código de ADN. No tenían antecedentes penales, pero la información quedará a buen recaudo durante cinco años, por si volviera a ser necesaria. Pensaron en presentar los pertinentes cargos criminales contra Sam, Amy y Katy, de doce años, por arrancar varias ramas de un árbol con las que construirse una cabaña, pero la policía reflexionó y pensó que con una reprimenda era suficiente.
(Leer más)

19 de Agosto de 2006

Bush ya no está al aparato
Dejadme que os comente una noticia algo antigua, pero muy buena. Bush, en su cruzada contra el terrorismo, a cuyo ánimo me sumo sin un ápice de vacilación, está dispuesto a saltarse más de una barrera legal y moral. Esta idea de que la lucha contra el terrorismo todo lo vale es Maquiavelo redivivo. Es el liberalismo y el Estado de Derecho en su opuesto. Pero eso es lo que ocupa la Casa Blanca, qué le vamos a hacer.

Este hombre ya ha mostrado su desatención, desinterés, desprecio, etc por los principios en más de una ocasión. La última penúltima es que se ha erigido en espía de la ciudadanía, nada menos. El Gran Hermano reaparecido. En España los socialistas se pusieron serios con su propia ideología y espiaron del Rey abajo a todo aquél que se moviera. ¿Hubo críticas por parte de la derecha española? Sí. ¿De los liberales? De los que había, que tampoco da España para más. Pues esto, igual.

Cinco años de Programa de Vigilancia de Terroristas. Tras el 11 de septiembre, George W. Bush autorizó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a realizar escuchas inadvertidas de llamadas internacionales, así como entrar en el contenido de los correos electrónico, y a hacerlo sin autorización judicial siempre que la persona observada fuera sospechosa de pertenecer a Al Qaeda. El Fiscal General, Alberto Gonzales, declaró en su día que estamos seguros de la legalidad de este programa, lo cual tranquiliza mucho. Porque Gonzales fué nombrado para pronunciar esa frase.

La juez Anna Diggs Taylor lo ha echado abajo, y ha declarado en su fallo que el Programa de Vigilancia de Terroristas violaba la libertad de expresión, la protección contra las vigilancias no razonables y los contrapesos del poder de la presidencia. La juez Taylor le ha dicho al Presidente que No hay reyes hereditarios en América ni poderes no creados por la Constitución. Lo que nos hace pensar que se la ha leído. Al propio Bush no le vendría mal.

Precisamente eso, lo que aún resta de Estado de Derecho en los Estados Unidos, es de lo que más me gusta de ese país. Eso es lo que merece defenderse. Si caemos en el GAL, no tendremos argumentos morales contra los terroristas. Si el Gobierno puede violar nuestro derecho a la intimidad, ¿Qué es lo que estamos defendiendo frente a los terroristas? Si perdemos nuestros derechos más básicos, ¿no hemos perdido ya? ¿No nos han ganado los terroristas? A mí se me hace evidente que sí.

La claridad moral ante el rerrorismo ha de ser total, que para comprenderles, quererles, amarles, perdonarles y justificarles ya está la izquierda.

Pero la misma determinación tenemos que tener frente al Gobierno.

Nuestros derechos solo a cada uno de nosotros pertenece. ¿Porqué condenamos el terrorismo? Porque violan nuestro derecho a la vida y a la propiedad. Porque atacan nuestra libertad. Pues, si es ese el motivo de nuestra determinación, ¿En qué habríamos de ser menos críticos del Gobierno cuando hace lo mismo y en la medida en que lo haga?

Ver también: Lew Rockwell, No renunciemos a nuestra principal arma.

18 de Agosto de 2006

Feministas e islamistas de la mano
Sarah Baxter era la característica feminista de su tiempo; una activista que salía a la calle con pasquines y pancartas que lanzaban mensajes feministas. Han pasado los años. Ella no ha cambiado en sus ideas, y por eso está algo más que sorprendida. Nos lo cuenta en Wimming at War:
Varias mujeres llevando a sus hijos en carritos, portando el símbolo familiar de la Campaña para el Desarme Nuclear, se manifestaron la pasada semana con pendones que proclamaban “Ahora todos somos Hezbolá” y con extremistas musulmanes gritando “Judíos, el ejército de Mohamed volverá”.

Como una persona favorable al movimiento feminista de los 80’, nunca podría haber imaginado que mucha de la misma gente con la que pasé tanto tiempo hombro contra hombro con grupos islámicos antifeministas militantes, cuyas visiones sobre las mujeres hacen parecer al patriarcado occidental un picnic pacifista de Greenham. Ni hubiera predicho que las feministas de hoy serían tan indulgentes hacia Irán, una nación teocrática en la que constituye un acto de resistencia enseñar una o dos pulgadas de pelo tras el velo, y cuyo presidente, Mahmoud Ahmadinejad, no bromea sobre sus intenciones asesinas hacia Israel y los judíos.

Y sigue:

Por supuesto, las mujeres tienen perfecto derecho de oponerse a la guerra de Irak, o percibir que Israel está sobrereaccionando brutalmente a la provocación de Hezbolá. Pero, ¿dónde está el debate paralelo, igualmente vital, sobre cómo combatir el fundamentalismo islámico?

El resto del artículo merece la pena leerse. Vía Pajamas Media.

Por cierto, hablando de manifestaciones. Mirad estas dos: París y Berlín. Más cocktails antioccidentales.

Ver también: Machismo y feminismo, La mujer, gran beneficiada por el capitalismo.

Actualización: Si antes lo escribo... Mirad la anotación de Evita Perón.
¿Qué conduciría Jesús?
El artículo de La Gaceta de los Negocios que me quedaba por traer a estos lares es el de la semana pasada, ¿Qué conduciría Jesús? En él me fijé en la campaña, aún sólo rumorosa pero de la que oiremos hablar pronto, contra los vehículos grandes. Otro gesto de envidia llevado a la política.
Con este planteamiento, preguntando What would Jesus Drive? (¿Qué conduciría Jesús?), un grupo ecologista evangelista iniciaba hace seis años una de las campañas más memas contra el consumo. Venía a decir que "Jesús querría que sus seguidores condujeran los vehículos menos contaminantes y más eficientes", en lugar de los SUV (Sport-Utility-Vehicle). Irreverente y poco respetuosa, la campaña era una muestra más del disgusto que produce a muchos los avances materiales de nuestras sociedades.

En Italia, el ministro de Medioambiente ha lanzado recientemente la posibilidad de prohibir la circulación de estos vehículos en las ciudades, pero es más probable que prospere la sugerencia del presidente del Parlamento de elevar los impuestos sobre estos coches. La idea ha sido expresada también en España, y como no nos faltan políticos con más sentido del populismo que escrúpulos, no sería de extrañar que una medida así acabara por imponerse.
(Leer más)

17 de Agosto de 2006

Cuba libre
Me pongo al día con mis últimos artículos de La Gaceta de los Negocios. Cuba libre salió poco después del traspaso de poderes entre Castros. Dije entonces:
No lo parecería por el carácter milagrero con que la propaganda oficial le trata, pero es verdad: Castro es mortal. Y no me refiero sólo a su relación con los cubanos, sino al hecho de que algún día finará, y con él puede que su régimen. La experiencia socialista en Cuba es un doloroso ejemplo, uno más, de hasta qué punto se puede destruir una sociedad. Si Jared Diamond recurre a factores ecológicos para explicarse los colapsos sociales, Castro ha sido capaz de conseguirlo en una isla en la que la naturaleza es la única que mantiene, impertérrita, su exhuberancia.

Mientras el régimen y su creador se debaten entre la vida y la muerte, podemos plantearnos qué sería de una Cuba ganada para la democracia y la libertad. Eso de pasar del socialismo a la economía de mercado ya se ha hecho en otras partes del mundo, por lo que tenemos algunas pistas de por dónde pueden ir las cosas cuando, quiera Dios que sea pronto, los cubanos recuperen la libertad.
(Leer más)

15 de Agosto de 2006

De la limosna al trabajo
La revolución conservadora de 1994, liderada por Newt Gingrich, y en coincidencia con Bill Clinton (que llegó al poder prometiendo acabar con el Estado de Bienestar tal como lo conocemos), inició una serie de reformas al Estado de Bienestar. El fruto llegó en agosto de 1996, se aprobó una ley que forzaba a los Estados a hacer esfuerzos por llevar a los receptores de la beneficencia pública al mercado laboral. En inglés, literalmente, From welfare to workfare ($), como se titula el artículo de The Economist. La ley forzaba a limitar el período de concesión de subvenciones a cinco años como máximo. Por otro lado, los Estados ganaron libertad para hacer el uso que quisieran del dinero federal destinado al welfare (Estado de Bienestar, o beneficencia). Muchos Estados han redirigido las ayudas. Ya no pagan a una familia a condición de que no trabaje, sino que por el contrario es necesario trabajar para obtener la ayuda.

Al parecer, los conservadores esperaban que, si se quitaba a las madres pobres los ingresos que recibían sin contribuir a la riqueza, sino extrayéndosela de la que producen otros, acabarían por incorporarse al mercado de trabajo. Un Think Tank progre, The Urban Institute, auguró 1,1 millones de niños más en la pobreza (en la pobreza de allí).

¿Quién ha tenido razón? Mirad:


A partir de 1994, el número de personas que reciben la beneficencia pública ha caído de forma dramática. Y a partir de ese mismo año, el porcentaje de madres pobres (de allí, insisto) que se han puesto a trabajar, a hacer aportaciones a la riqueza y a ganarse honradamente sus ingresos, ha aumentado también de forma notable.

También ha ayudado, lo explica el artículo, que las ayudas se han dirigido a créditos (rebajas) fiscales a quienes generen una renta trabajando, por debajo de determinado salario.

Jason Turner, de la Heritage Foundation, se duele de que la izquierda política cree en el modelo hospital para los pobres: cuidados y compasión, pero bajas expectativas. Los conservadores, por el contrario, tenían mayores expectativas para ellos, explica el semanario. El resultado ha sido notablemente positivo. Las madres solteras ganan más trabajando, creando sus propios ingresos, que cuando los sacaban de otros por medio de la beneficencia, según The Brookings Institution.

Con el trabajo ganan una carrera.

Tras dejar la beneficencia por un trabajo como cajera, obtienen la suficiente formación y educación, en ocasiones con ayuda del Gobierno, como para convertirse en enfermeras, profesoras o trabajadoras sociales.

Por otro lado,

Estos trabajos no sólo aumentan su paga notablemente, (…), sino que también dan mejores seguros de salud, y horarios lo suficientemente flexibles como para permitirles cuidar a sus hijos más fácilmente. Como resultado, la calidad de vida de esas mujeres ha mejorado dramáticamente.

Más adelante, el artículo considera que

Habiendo ganado en gran medida la batalla contra la desocupación y la dependencia, America está ahora en una posición mucho mejor para luchar contra la pobreza.

No quiere decir que no haya problemas. Los discapacitados tienen los suyos propios, y, especialmente gracias a la relocalización, lo que quieren los empresarios estadounidenses son trabajadores con algún tipo de formación especializada. Ello obliga a ofrecer formación a las madres que, gracias al Estado de Bienestar, no la han adquirido porque les ha privado de obtenerla en el mercado laboral.

Como expliqué en mi artículo sobre la pobreza,

El camino para aliviar la pobreza es la producción y la acumulación de capital. Y puesto que ambas dependen no de los bienes materiales sino de la actitud de cada uno, la caridad ha tendido siempre a reformar las personas más que a la atención de las necesidades por la mera cesión de bienes o rentas.

La izquierda, materialista ella, quiere redimir a los pobres ¡dándoles dinero!

¡Menudo despiste!

Ver también: Pobreza y moral, El camino de la pobreza a la propiedad, El Estado contra los pobres, ¡Lo que nos cuesta mantenerlos pobres!, El fracaso del Estado de Bienestar, Lotería y riqueza,

14 de Agosto de 2006

45 años de El Muro de Berlín
Los he recordado en mi último artículo en Libertad Digital, en el que observo que la izquierda, falta de referencias, se ha lanzado al multiculturalismo como nuevo totalitarismo antioccidental.
El 13 de agosto de 1961 se puso la primera piedra del símbolo por excelencia del Siglo XX: El muro de Berlín. Cuando muchos se cansaron de tanto infierno a cambio de la eterna promesa que es el socialismo, cuando la búsqueda de la propia dignidad sólo podía estar al otro lado de la frontera, los socialistas llegaron a la conclusión que debían erigir un muro que impidiera a los alemanes huir del paraíso comunista. Resulta chocante que haya habido quien defienda el socialismo: una mentira a punta de pistola por el bien de la víctima y a la que hay que sujetar porque al menor descuido se escapa al capitalismo.

(Leer más)

Ver también: Día Internacional de la Libertad, Apaciguamiento, Mr Gorbachov, tear down this wall!
De Bolivia a Zimbabwe

Bolivia acaba de reconocer, recientemente, que no tiene medios suficientes para llevar a cabo la nacionalización. Estos socialistas que de listos que son, se pasan. La cuestión es que, no sólo no se desaniman, sino que tienen nuevos y más ambiciosos planes.

Según he visto en Freedom and Prosperity, que el Gobierno de Bolivia ha anunciado una revolución agraria, según la cual los títulos sobre la tierra serán revisados en función de que los dueños cumplan con los objetivos sociales de la propiedad sobre la tierra. Esa milonga de los objetivos sociales de la propiedad, que es excusa sobre el crimen.

El objetivo es expulsar a los propietarios extranjeros, que no crean problemas políticos. Y en concreto, los brasileños; como el conflicto diplomático con Brasil está ya abierto, no importa tanto.

Evo Morales, el narcopresidente socialracista, lleva a su país por el camino de Zimbabwe, el del ecologismo, el robo, el racismo, la nacionalización y el hambre. No es de extrañar que sea tan admirado por la izquierda.

Si lleva a cabo su plan, veremos sensibles reportajes en La 2 sobre lo necesario que era esta revolución agraria, y poco después, en uno o dos años, hambre generalizada.

Ver también: Stiglitz aplaude a Morales, Bienes comunales frente a bienes privados. Zimbabwe, Zimbabwe: el arrase, El hambre como arma política.

13 de Agosto de 2006

Yasmina Reza por la relocalización
Con ironía, sí. Pero mirad este texto de Yasmina Reza extractado de En el trineo de Schopenhauer:
Te voy a contar un secreto, me pongo muy contento cuando me entero de una deslocalización. Personas que se morían de hambre en el Tercer Mundo van a tener trabajo, van a empezar a integrarse en un sistema económico. ¿Por qué debería ser menos solidario con los desgraciados de la India o Bangladesh que se mueren de hambre que con el tío que cobrará indemnizaciones aquí? Es el futuro del mundo lo que está en juego, la paz, la prosperidad. En cuanto al tipo que echan a la calle en Alençon, en vez de continuar cortando burdamente camisetas horribles, recibirá una formación, participará en productos que tendrán el doble de valor añadido, es la oportunidad de su vida.

Vivimos en un sistema de la compasión, en el que hace falta drama por todas partes. ¿Me puedes decir por qué no se organizó una fiesta nacional el día en que se cerró la última mina? Tenemos carbón bajo los pies pero ya no hace falta enviar a pobres desgraciados seiscientos metros bajo tierra para intentar extraerlo mientras cogen la silicosis o se libran de una explosión de grisú. Es maravilloso. En vez de eso, tuvimos que soportar un discurso lacrimógeno del estilo es una parte de la historia de la clase obrera que desaparece. ¡Coño, pues tanto mejor! ¿Te gustaría tener a tus hijos en el fondo de una mina? Es extraordinario vivir en un país que tiene carbón bajo sus pies y que puede prescindir de ir a buscarlo, que ya no necesita mandar a personas a arrastrarse como ratas por los túneles y a dar martillazos a algo repugnante. El mundo mejora, nos guste o no.
La ironía es un recurso inteligente, pero puede ser perfectamente estúpida, especialmente si se utiliza para huir del pensamiento. Me da que es el caso de Reza, Yasmina.

El hecho de que se cree empleo en países pobres
1) No es por un acto de generosidad de los empresarios y capitalistas, sino porque logran llegar a acuerdos con los trabajadores locales que benefician a ambos.
2) Todo el mundo dice estar a favor de la creación de empleo. ¿Es bueno si se produce en nuestro país pero malo si se produce en otro? De verdad, que lo del racismo de la izquierda es brutal.
3) La inversión de capital en países pobres eleva la productividad de los trabajadores de allí. Como la productividad está ligada a los salarios, la inversión de capital eleva los salarios locales (ver China o Vietnam, por ejemplo). Mejora la situación de los pobres.
4) Lo que ocurre no es una mera redistribución de empleo de los países ricos a los países pobres, algo que a la izquierda le parece dolorosísimo. Sino que en los países ricos se abandonan los trabajos menos productivos, menos capital-intensivos, en favor de otros con más capital humano y material por trabajador. Los bienes que dejamos de producir los compramos de donde ahora se producirán, con beneficio para nosotros y para los países receptores de la inversión.


Vía Escolar vía Escolar.

Ver también: Salarios en China, Good mrning Vietnam!, España ante la relocalización, La realidad del trabajo infantil, La mujer, gran beneficiada del capitalismo,

11 de Agosto de 2006

Michael Moore y las víctimas del 11-S

He visto hoy en Best of the Web, de James Taranto, que éste recordaba unas palabras de Michael Moore, ese héroe moral de la izquierda patria y foránea. Para probar que condiciones no le faltan para tanta admiración siniestra, he traducido lo que él declaró el 12 de septiembre de 2001. Con ustedes Michael Moore:

Muchas familias han sido devastadas esta noche. Esto no está bien. Ellos no merecían morir. Si alguien hiciera esto para darle en las narices a Bush, lo han hecho matando a gente que ¡no votó por él! Boston, Nueva York, DC, y los destinos de los aviones – California. ¡Esos fueron los sitios que votaron contra Bush!

¿Porqué matarles? ¿Porqué matar a nadie?

¡Estos terroristas! ¡Mira que matar a gente inocente que ni votó a Bush ni nada! ¡Como si no hubiera edificios altos en Dallas!

Moore basaba su crítica a los terroristas en lo inadecuado que resulta matar a gente que no votó a Bush. Tampoco es para darle el Nobel de la Paz, pero un premio a la ética progresista o algo así ya se ha ganado el chico.

Ver también: Michael Moore miente sobre sí mismo, Moore vs O'Reilly, Moore miente (una vez más).

10 de Agosto de 2006

Good morning Vietnam!
China ha marcado el camino de las reformas económicas y el inmovilismo político que está siendo seguido por Vietnam. Su economía se ha abierto a la red mundial de intercambios voluntarios que llamamos globalización, y lo está haciendo con un éxito descollante. Lo último es que, nos dice Rafael Rangel Aldao,
En la más pura expresión de capitalismo el gobierno vietnamita abrirá un fondo de capital de riesgo para empresas innovadoras de tecnología.

Lo cual significa una apuesta sin marcha atrás por la apertura al mercado libre. Rangel Aldao lo explica así:

También quieren atraer empresas foráneas para nivelar a sus poderosos y dinámicos vecinos. Ese modelo de capital de riesgo nacido en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en la década de los cuarenta alcanza gran éxito en los setenta y ochenta impulsado por la Universidad de Stanford y el Silicon Valley, y es imitado en el mundo entero con distintos resultados. La fórmula obviamente no es mágica, requiere excelencia científica, amplios mercados de capitales e instituciones sólidas, una economía abierta y exportadora, sumado al dinamismo del intercambio entre empresas y universidades.

En estos momentos, nos dice Johan Norberg, Nike

Tiene casi cuatro veces más trabajadores en Vietnam que en los Estados Unidos.

Unos trabajos que

Vienen acompañados con salarios fijos, comidas gratis o subsidiadas, servicios médicos gratuitos y formación y educación.

Es también sólo un ejemplo de la integración económica vietnamita en el comercio mundial.

¿Cuál es el resultado?

En Good morning at last ($), The Economist explica que esta apuesta del país por el capitalismo está arrancando de la miseria a millones de vietnamitas.

Antes de comenzar sus doi moi, las reformas pro-mercado de mediados de los 80’, la república socialista de Vietnam flirtreaba con el comunismo y estuvo muy cerca de la hambruna. Desde entonces, fue tomando forma un proceso de reformas que al comienzo fue desigual. El crecimiento económico reciente, aunque no tan estelar como el de China, ha sido notable. En 2001-05 alcanzó una media del 7,5 por ciento, alcanzando un pico del 8,4 el pasado año. Este año el Gobierno ha apostado por alcanzar un objetivo del 8 por ciento.
Desde 1990, las exportaciones de Vietnam han crecido más rápidamente que las de China.

Tiene tanto éxito que Brasil está alarmada por la competencia del café vietnamita, y los europeos están recurriendo a la milonga de las prácticas de dumping para frenar a los exportadores vietnamitas. Pero sigue el artículo:

La revolución económica está siendo acompañada por la social. Aunque Vietnam es todavía uno de los países más pobres de Asia, con un ingreso per cápita por debajo de la de India, su reciente crecimiento ha sido impresionantemente igualitario. El Banco para el Desarrollo de Asia (ADB), reconoce que la pobreza severa en Vietnam (definida como un ingreso equivalente a menos de un dólar al día) es ahora sólo un poco mayor que la media del sudeste asiático, mientras que en 1990, los datos de Vietnam más que doblaban la media regional. Por esta medida, Vietnam ha cogido a China, India y las Filipinas, y ahora es sólo ligeramente más pobre que Indonesia.

Los datos:


Vietnam está viviendo una revolución capitalista que está librando de la lacra de la pobreza a millones de personas. Esperemos que esa liberación social tenga también su vertiente política.

Ver también: La realidad del trabajo infantil y 250 millones de asiáticos, arrancados de la miseria en 5 años, ASEAN-China, Salarios en China, Opening Economies Succeed.

Crímenes sin víctima
El comentario de hoy del Juan de Mariana trata de un asunto al que he prestado atención, como lo han hecho, por ejemplo, Albert Esplugas y Juan Ramón Rallo entre otros. Me refiero a los crímenes sin víctima:
Cada uno tiene derecho a hacer consigo y con su propiedad lo que le plazca, siempre que no invada la de los demás o dañe a otras personas. Así expresado, este principio parece aceptable para la mayoría de la gente. Pero cuando se trata de seguirlo hasta sus últimas consecuencias, parece que esta idea pierde el interés o el atractivo inicial. Prueba de ello es la proliferación de los crímenes sin víctima, o crímenes consensuados, que son aquellos que se hacen sobre sí mismo y su propiedad, en soledad o en cooperación voluntaria con otros.

La lista de crímenes sin víctima es larguísima. En una recopilación de urgencia incluimos el suicidio, el consumo de drogas y todo el proceso de producción y distribución de las mismas, el juego, la homosexualidad, la poligamia y el matrimonio homosexual, la posesión de armas, la mentira, la pornografía, la prostitución, el vagabundaje y la holgazanería, multitud de delitos medioambientales y muchos otros.

(Leer más)

Ver también Libertinaje, Inquisición y Comunismo, ¿A quién le importa lo que yo haga?, ¿Se puede comprar el delito?, Órdenes espontáneos.

9 de Agosto de 2006

Freedom is my Anti-Gov
Los fenómenos de Bureauchash han lanzado esto.

Vía The Swamp Land Exile.

8 de Agosto de 2006

Izquierda racista, también hoy
Ya hemos visto el carácter violenta y sinceramente racista del progresismo americano del primer tercio de siglo. El racismo de la izquierda no se agotó con esos héroes progresistas, tipo los Webb o George Bernard Shaw. Una tradición renovada por Michael Dukakis y Daniel Mitchell.

Pero eso choca. Si algo sabemos en este mundo es que la izquierda es ilustrada, internacionalista, antiracista y comedora de tofu, mienrtras que la derecha es ignorante, retrógrada y racista. Y no come tofu. Bueno, pues no está nada claro.

Por medio de Dissecting Leftism llego a este artículo, que a su vez se refiere a un estudio que ha controlado los comportamientos de los estadounidenses ante los necesitados por el huracán Katrina.

Habrá que ver cómo está hecho. Ellos lo describen diciendo que
Nuestro principal interés era rastrear las conexiones entre la forma en que se cubrían las noticias y los deseos de apoyar la asistencia gubernamental a las víctimas de los huracanes. Pedimos a los participantes que indicaran con cuánto dinero se debía asistir a las víctimas, en forma de alojamiento y gastos generales para vivir. Para cada tipo de asistencia, podían elegir una caja que iba de 200 dólares al mes, a 1.200 al mes. Los participantes también indicaron por cuánto tiempo (desde un mínimo de tres a un máximo de dieciocho meses) debían recibir asistencia las víctimas.
La media eran 1.500 dólares durante un año. Entre sus conclusiones hay dos, resumidas aquí. La primera es que
Los votantes demócratas, por supuesto, votaban por dar más dinero a las víctimas del huracán, y durante más tiempo. Esto es difícilmente sorprendete: los Demócratas, como losan votantes Laboristas aquí (en Australia), están encantados de dar el dinero de otros y, para ellos, un destastre natural es tan buena oportunidad para hacerlo como cualquier otra.
Y ahora la segunda observación:
Pero espera, ¿qué es esto? La investigación revela que los Demócratas estaban dispuestos a dar 1.500 dólares más a las víctimas si eran blancas que si eran negras. ¿Cómo? ¿Dar menos dinero a víctimas inocentes sólo porque son negros? Eso me temo. Es más, los Demócratas darían más dinero a los blancos que a otras minorías, como los asiáticos y los hispanos.

Los Republicanos, por su parte, no estaban influidos por la raza en absoluto. La visión de los Republicanos, como lo dice Lyengar (uno de los autores) lo ha dicho, se guían más por los principios, pues apoyan más el individualismo que las dádivas: 'Para Independientes y Demócratas, por otro lado, es más fácil que resulten por marcas raciales'. Incluso The Washington Post, el 23 de junio, tuvo que conceder que este evidente sesgo era desagradable.
Ah, pero la cosa no acaba ahí, porque el artículo del australiano Neil Brown se refiere a otro estudio
De Franklyn Gilliam Jr., de la Universidad de California, Los Ángeles, que muestra que si bien los votantes Republicanos apoyan un tratamiento duro de los criminales, los Demócratas y otros apoyan medidas más duras 'cuando el sospechoso criminal que encontraron no era blanco'.
Ahora, para demostrar que las estadísticas no siempre funcionan, diré que no soy racista y como tofu, si se tercia.
Bienes comunales frente a bienes privados. Zimbabwe
Izquierda y derecha, las del espectador. Atención a la imagen que ofrece el Center for Global Development, en una anotación sobre la reforma agraria en Zimbabwe.

La imagen muestra el antes y el después. Pero lo más impresionante para mí no es tanto el cambio, como la clara división entre la zona comunal, a la izquierda y la de la propiedad, a la derecha.

Vean, vean. ¿Hace falta más?

Para antes y después, estas imágenes.

Por cierto, que me he acordado de esta anotación.

7 de Agosto de 2006

El manifiesto capitalista
Un fantasma recorre Europa. Es el evangelio del libre mercado, liberado de sus cadenas.

Con estas palabras comienza un artículo del Newsweek que habla de Ehssan Dariani, un empresario de 26 años que recuerda que cuando iba a la escuela, en una ciudad del este de Alemania, aprendía lo que nosotros. Que todos los males del mundo provienen del mercado y de los empresarios. Es más,
Nunca aprendimos cómo los precios afectan a la oferta y a la demanda, sólo aprendimos sobre malvados gestores y salarios injustos.
El sueño de todo joven europeo ha de ser convertirse en un fiel servidor del Estado, sugiere el artículo. Y dice más adelante que
Esta clara desinformación muestra más luz sobre el debate de porqué los europeos están tan detrás de los americanos en el ratio de creación de empresas y empleos. Pero recientemente parece haber un pequeño pero creciente revuelta contra la popular denigración del capitalismo. Impensable hace sólo una década, asociaciones empresariales, think tanks y toda una bandada de activistas capitalistas y libertarios, muchos sólo en sus 20 y 30 y tantos, están liderando un pequeño pero ruidoso contraataque.
¿Alguien se ha acordado del Insitituto Juan de Mariana, de Liberalismo.org, de Red Liberal? Es el caso del vivo nuevo liberalismo español. Pero por ahí hay más ejemplos.

Stephan Theil, autor del artículo, pone el ejemplo de la Asociación de Banca de Alemania, que ayudará a 20.000 profesores a mejor comprender el mercado. Más tarde habla de Johan Norberg, y de la Stockholm Network, una red de apoyo a think tanks europeos. Son muchos los que están haciendo cosas muy interesantes en toda europa. El artículo hace bien en fijarse en un fenómeno que no deja de crecer.

Vía Kinsella en LewRockwell Blog.
Reuters retira todas las fotografías de Adnan Hajj
Se puede ver en su propia página.

Esto por lo que se refiere a la pregunta de agolmar. Pero, solucionado ya este tema (porque tenemos bloguerío, que si no hubiera colado) también podemos hacernos otras preguntas.

¿Cómo llegaron a contratar a un volcado como este?

No se puede conocer a priori a todo el mundo, está claro. Pero ¿cómo pudo pasar un editor esa famosa foto?

¿Cómo pudo pasar esta segunda?

¿Qué ha impulsado al editor responsable a pasarlas? ¿Qué va a hacer Reuters al respecto?

Si la manipulación hubiera sino en el sentido contrario, intentando abundar en la idea de que Israel puede defenderse, ¿no conoceríamos el asunto por los medios de comunicación de masas?

Las imágenes son tan inmediatas que la manipulación es más vistosa y tiene piernas más cortas. Pero ¿y las noticias? ¿Cuántas noticias no se manipularán en contra de Israel y que, llevadas a la imágen, podrían parecerse a esto?
Reutersgate
Cierto, el título del artículo no es muy original. En él encontraréis una nueva fotografía manipulada por el mismo tipejo. Me temo que no se va a quedar en estas dos fotos.

Un ave cubierta de un espeso manto negro fue la imagen de la guerra de Irak. Recorrió los telediarios de todo el mundo y por el contexto se convirtió en una especie de denuncia estólida de la guerra. Con el tiempo se ha convertido en un icono del comportamiento de los medios de comunicación, tolerantes con la manipulación y el engaño hasta el punto de repetir, todos, una imagen falsa, evidenciable para cualquier ornitólogo. Las guerras se suceden, pero la preferencia de ciertos medios por la manipulación, no.

El último caso lo ha protagonizado la agencia Reuters, que ha enviado a los medios una fotografía manipulada de Beirut, que pretendía aumentar la impresión que se llevara el público del caos de destrucción causado por Israel en la ciudad. Como en el caso Rathergate, las bitácoras han vuelto a aportar su capacidad descentralizada para controlar lo que aparece en los medios de comunicación y develar sus manipulaciones. En este caso ha sido el gran blog Little Green Footballs, que ha dado la voz de alarma.

(Leer más)

6 de Agosto de 2006

Escudier, más miseria sobre Castro

Castro ha sido la piedra de toque de la izquierda mundial. El crimen como ideología, el socialismo, vaya, llevado a cabo con un férreo convencimiento íntimo. Eso es el castrismo. ¿Cuál ha sido la posición de la izquierda? Le adora, con grados diversos de entusiasmo, léase lipidia moral.

Escolar nos enlaza un artículo de Juan Carlos Escudier que intenta lavar esa piedra. Comienza con el mito del buen revolucionario:

La historia le hubiera absuelto pero eso fue antes de que le pasara por encima.

La historia me absolverá, ha dicho el tirano, y Escudier se apunta al sí en sus primeras horas, cuando era revolucionario, cuando era bueno. Porque luego, pasadas las décadas de represión, en fin, se hace duro eso de reconocer que le queremos bueno. Lo llamaremos dictador. Dice Escudier:

Fidel Castro empezó siendo un revolucionario, luego se transformó en un dictador y hoy, a sus 80 años y con su intestino declarado secreto de Estado, es sólo un anacronismo.

Dictador dice, aséptico, Escudier. Hoy es sólo un anacronismo. Ya, ni siquiera es dictador aséptico. Es, simplemente, que la historia ha pasado por encima de él; como si él no hubiera pasado por encima de su pueblo. O como si no importara.

Fidel Castro sólo puede ser un anacronismo si los crímenes contra la propiedad y la vida humana prescriben. Pero lo único que prescribe ante ellos es la moral de cada uno. A Escudier le ha pasado la moral por encima. Hoy es sólo un amoralismo.

Si nos golpean la rodilla y nuestra pierna se mueve, involuntaria, ¿qué juicio moral podemos hacer de ese movimiento? Un automatismo, una reacción, no tiene hueco para la condena o el aplauso. ¿La izquierda y Castro?

Desde la izquierda fue imposible durante mucho tiempo no sentir simpatía por aquel comandante indomable, que se erguía allí donde el Chile de Allende había perecido o donde la Nicaragua sandinista terminó por rendirse.

Allende, el que dijo que el Chile de los periódicos derechistas cerrados y las decisiones de los jueces juzgadas por la suprema ley socialista no era el socialismo. Que el socialismo era nuestro hermano mayor, la URSS, y que a eso tendían (decía el). Y los sandinistas, rojos como la sangre que hicieron derramar a su pueblo. Tiene razón Escudier. En la izquierda el apoyo a los atropellos a los derechos humanos es un automatismo.

¿Atropellos…?

Los atropellos a los derechos humanos y la persecución de los opositores fueron vistos como los daños colaterales de esa resistencia ante un imperialismo real, al que la instauración de la democracia allí donde no existía, bonita excusa, le traía completamente al pairo.

A la izquierda jamás le trajo al pairo. Nunca quiso democracia en Cuba. Esa es la diferencia. Por cierto, qué bonita expresión esa de los daños colaterales.

Pero los miles de muertos por la aplicación del socialismo sobre sus vidas, la multiplicación de las cárceles en la isla, el haber convertido a la misma en una cárcel, los campos de concentración para disidentes y para homosexuales. Algo tiene que haber que los justifique, a la vista de la izquierda. Escudier nos lo recuerda:

Si a ello se unían los indudables avances que la sociedad cubana había logrado en parcelas como la educación y la sanidad, es comprensible que Castro, que nunca fue un tirano sanguinario como algunos se empeñan en presentarle ni daba muestra alguna de enriquecimiento personal –seguimos a la espera de que Forbes explique dónde está su pretendida fortuna-, fuera contemplado con notable indulgencia e, incluso, con admiración reverencial.

Los logros económico-sociales como justificación de los crímenes. Siniestra brutal. ¡Eh! ¡Y no se ha enriquecido! ¡Que ya sabemos que los ricos son nuestros enemigos! Claro, que ya sabes. Si no puedes con tu enemigo, únete a él. Y allí van los progresistas del mundo, en cuanto les dejan.

Todo vale, que para eso el artículo es una justificación del primer castrismo. Y también vale decir una cosa y la contraria, que la lógica es de lo más antirrevolucionario. Resulta que Cuba no quería, ella no queríaoiga. Pero los malos le empujaron:

Fue Estados Unidos quien echó a Cuba en brazos de la Unión Soviética y quien, con sus martillazos, ha moldeado el castrismo.

Mientras que lo que planeaban los criminales de Sierra Maestra era precisamente eso, el socialismo:

Es imposible que la Cuba que imaginaron aquel puñado de barbudos que se hicieron fuertes en Sierra Maestra y derrocaron a Batista guarde algún parecido con la triste imagen que devuelve el espejo de la realidad actual.

Su sueño, nos lo dice Escudier, era ser la patria del socialismo. ¿En qué quedamos? ¿No era porque les habían empujado los malos?

Pero si Cuba es socialista y ha fracasado (nos lo dice Escudier en varios sitios del artículo), el socialismo es, también allí, un fracaso. Pequeña dificultad para Juan Carlos Escudier, para quien la realidad actual es

Un país de presos políticos y de cartillas de racionamiento, un régimen que ha colocado en cada esquina a un comisario del partido, un prostíbulo sórdido que satisface los deseos más bajos del turismo del todo incluido no puede ser la patria del socialismo. Forzosamente, el socialismo ha de ser otra cosa.

Y santas pascuas. ¿Qué tiene éxito? (jamás ninguno en la historia, por cierto), pues es socialismo. ¿Qué fracasa? No lo es. Luego el socialismo no fracasa, QED.

3 de Agosto de 2006

Jóvenes franceses huyendo del Estado de Bienestar
Francia, el sumun de la socialdemocracia impuesta sobre el mercado laboral, ofrece tantas oportunidades a sus jóvenes, que tienen que cruzar el canal para poder trabajar. Unos 15.000 jóvenes franceses van todos los años a Gran Bretaña a trabajar.

Fanny Lehideux, de 26 años: En Londres sientes que puedes hacer todo: ya sea aprender cómo bailar salsa o poner en marcha una empresa.

Ella tiene una empresa de servicio a domicilio de comida orgánica, principalmente francesa. La puso en marcha sin experiencia previa en negocios, porque hacerlo en Gran Bretaña es fácil. Hacer lo mismo en su país, dice, sería imposible o, como mucho, un dolor de cabeza burocrático.

Francia, explica el artículo, es un país progresista de lo más, en el que predomina una mentalidad anticapitalista. El resultado es que uno de cada cinco gabachos de 18 a 25 años está en el paro, mientras que en Gran Bretaña es la mitad.

Mientras que en Francia para encontrar un trabajo necesitas un currículum y una carta de recomendación, en Gran Bretaña la situación es distinta: En Londres se trata de lo que puedes hacer, no de lo que has hecho, dice Guillaume Rigal.

Muchos se quedan fuera del mercado laboral. Pero ¿Y los que están dentro? La norma, dicen, es encadenar un contrato temporal tras otro.

Pero da igual. No hay fracaso, por estrepitoso que sea, que les haga bajar del burro a los socialdemócratas.
Adiós a la paga de la globalización
El artículo de La Gaceta de los Negocios del pasado jueves lo dediqué al fracaso de la ronda Doha, que ha seguido tan bien Huber.
Ahogada en el calor de la canícula, una de las noticias que más nos influyen ha pasado con más pena que gloria. Siendo, como es, un fracaso, quizá sea mejor así. Me refiero a las negociaciones de la ronda de Doha, celebrada en Ginebra, donde los representantes de numerosos países se han reunido para tratar las barreras que aún mantienen al comercio internacional.

Uno, mientras lucha como puede por combatir el calor estival y disfrutar del verano, puede pensar que aquello le queda un poco lejos, pero con una economía mundial tan integrada ello ha dejado de ser cierto. Se lo demostraré. Un estudio del que se ha cumplido poco más de un año llamado The Payoff from Globalization (la paga de la globalización), de Gary Clyde Hufbauer y Paul L. E. Grieco, hacía un cálculo de lo que dejaban de ganar los estadounidenses por no abrir totalmente sus fronteras al comercio: en torno a 10.000 dólares por persona y año. ¿Cuánto dejamos de ganar los europeos? Habría que arremangarse y hacer el cálculo, pero no le andaría muy lejos. Cuente el número de comensales cuando la familia esté reunida frente a la mesa y hágase una idea de a qué estamos renunciando por no forzar a nuestros políticos a que abran las fronteras a más bienes y servicios.
(Leer más)

1 de Agosto de 2006

Cooperación internacional, pública vs privada, o Carlos Taibo liberal

Estamos habituados a leer (o ver en películas, por ejemplo) contenidos puramente liberales de autores socialistas. Les es fácil en el caso de los Estados Unidos, porque en su totalitarismo combinado con antiamericanismo, identifican al gobierno federal con la sociedad americana, y para criticar a Estados Unidos echan diatribas contra el primero. También pasa con la crítica al militarismo, que en la izquierda es sólo contra el norteamericano. En su vileza, son capaces de recurrir sin reparo a sus odiados argumentos liberales, si se pueden dirigir a los Estados Unidos (o España o cualquier otro país occidental).

He encontrado un nuevo contenido liberal en un libro socialista. Se trata de Rapiña Global. Una introducción a la política internacional contemporánea, de Carlos Taibo. El libro es peor de lo que os podáis imaginar, pero incluye esto:

En 1999, y al calor del conflicto de Kosovo, el gobierno español (a la sazón encabezado por José María Aznar) asignó 8.000 millones de pesetas a ayuda humanitaria, para luego desembolsar, generosamente, 600 millones más. ‘El Gobierno ha cumplido, y ha cumplido con creces’, e palabras de Francisco Álvarez Cascos. Bien es verdad que en el desglose de los gastos correspondientes las sorpresas, no ciertamente menores, aparecían por doquier.

De los 8.600 millones de pesetas, 600 fueron para la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) en concepto de ayuda humanitaria y 500 se destinaron a acogida de refugiados en España (luego resultaron ser 1.500 millones). El resto, es decir, 7.500 millones de pesetas, los recibió el Ministerio de Defensa, que envió dos barcos a Albania con el propósito de instalar un campamento de refugiados. La asignación de esos 7.500 millones fue la siguiente: 1.668 millones se invirtieron en gastos de desplazamiento de los barcos, 434 en transporte aéreo complementario, 1.200 en la instalación de un campamento, 713 en material vario (al margen, al parecer, del campamento) y 3.500 en sueldos de los militares durante seis meses… A ello se agregaron 600 millones para alimentación de los refugiados durante, también, medio año.

Así las cosas, mientras Cáritas desembolsaba 200 millones de pesetas para construir uin campo destinado a 2.000 personas (100.000 pesetas por refugiado), el ejército español gastaba 8.100 millones a acoger a 5.000 personas (1.620.000 pesetas por refugiado).

Es decir, que la actuación del Estado es más de 16 veces más cara. Taibo demuestra con este ejemplo que su adorado socialismo es un fracaso, y que la iniciativa privada es siempre más efectiva.
Bush y los republicanos suben el salario mínimo
En su camino de huída en desbandada de los principios liberales, los republicanos han pedido, votado y aprobado una subida del salario mínimo. Todo ello para hacerse perdonar algo tan justo como la reducción (no hablemos ya de eliminación) de ciertos impuestos sobre la herencia. A este feo asunto, más al racismo progre que reaparece de la mano del salario mínimo y que ya conocemos, he dedicado mi último artículo en LD.
Los republicanos, llevados por la pesada mano de George W. Bush, están dejando los principios en un oscuro rincón del armario. El colmo es que hayan propuesto y aprobado una ley que, para colar una rebaja de impuestos a las sucesiones, se hace perdonar con una subida del salario mínimo. Tenían que haber explicado lo injusto que es ese impuesto, pero les han faltado arrestos, porque lo que no tienen es principios desde los que defender la eliminación del postrer robo estatal, que a uno no le dejan de rapiñar ni en la tumba. En cambio se quieren hacer perdonar incluyendo en la ley una subida del salario mínimo.
(Leer más)
Blogs, academia abierta
Se aprende mucho leyendo (ciertos) blogs. Hay quien lo ha comparado con una academia abierta. Truck and Barter reúne en una anotación varias otras que pertenecen a diversas bitácoras y que considera especialmente instructivas en materia económica.
Bibliografía sobre la guerra
David Gordon, quizá el mejor intelectual del Mises Institute (aunque ese título está disputado), ha dejado en LewRockwell una amplia bibliografía sobre el asunto más importante de nuestro tiempo, la guerra.

Llama la atención encontrarse a un mentiroso compulsivo como Noam Chomsky entre los autores. Simas intelectuales aparte, cita otros libros muy buenos y muchos otros que seguramente lo son también, pero que no he leído.

Para guardarlo con mimo

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande