liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Inversor rico, inversor pobre

17 de Julio de 2007

« Mi intervención en El País de las Maravillas | Principal | Un Estado policial »

Inversor rico, inversor pobre

Continuando con el artículo que cité ayer sobre las bondades del interés compuesto, me gustaría matizar un punto que muchas veces no se entiende de manera correcta pero que es fundamental.

La esencia del interés compuesto es que usted se enriquece cuanto antes y más tiempo esté invirtiendo su dinero. Por tanto, la inversión es una actividad que requiere austeridad y paciencia.

Austeridad porque quienes quieran vivir a todo tren hoy no podrán ahorrar tanto como quien se priva hoy de placeres para disfrutar de una mayor renta futura. Paciencia porque el interés compuesto va creando más riqueza conforme pasa el tiempo.

Los inversores suelen utilizar la llamada regla del 72 para ilustrar este último punto. La regla del 72 es sencilla: si obtiene un interés anual del 10%, su capital se doblará cada 7,2 años (72/10), si logra un interés del 20, doblará cada 3,6 años (72/20).

Por tanto, si comienza con un capital de 100 y lo rentabiliza al 20%, en 4 años tendrá 200. En 8 400; en 12 800, en 16 1600, en 20 3200, en 24 6400, en 28 12800, en 32 33600... Podemos ver claramente como los grandes incrementos de riqueza se producen una vez ha transcurrido mucho tiempo desde la inversión inicial.

Hay un cuento chino que también nos sirve para ilustrar este caso. El emperador le pedió a un maestro de ajedrez que le diera clases y éste accedió a cambio de que el emperador se comprometiera a entregarle todo el arroz que resultara de colocar un grano en la primera casilla del ajedrez e irlo doblando hasta llegar a la última. Esto es, 1 grano en la primera casilla, 2 granos en la segunda, 4 en la tercera... Al final del tablero el ajedrecista había logrado 9223372036854780000 granos. Y aun suerte que no había 65 casillas.

Este relato serviría para ilustrar las ganancias de quien invirtiera un euro y fuera capaz de doblar su inversión cada año (rentabilidad del 100% anual). Obviamente esto es casi imposible, pero rentabilidades del 15% no son tan complicadas de obtener, lo que permitiría doblar el capital aproximadamente cada cinco años.

Austeridad y paciencia: cuanto más se invierta, mayor capital podrá doblarse; cuanto más tiempo se invierta, mayores veces se doblará.

Esto es importante por varios motivos que explica Richard Rusell en el artículo que ayer enlacé. Los ricos saben cómo invertir, los pobres no (lo que coincide con la tesis de Kiyosaki en Padre rico, padre pobre de que los pobres carecen por completo de cultura financiera).

Para entender esto hay que diferenciar entre riqueza y renta: la riqueza es una fuente de renta, pero no satisface directamente nuestras necesidades. Por ejemplo, el Rey Midas creaba mucha riqueza (el oro), pero no podía acceder a la renta (cuando quería comer y transformaba sus manjares en oro). Necesitamos la riqueza (el capital que invertimos) para producir renta (el interés que obtenemos) y conviene que convirtamos esa renta en más riqueza (reinversión) para obtener mayor renta en el futuro.

Por ello:

a) El rico tiene la ventaja de que sus necesidades actuales están cubiertas con una parte muy pequeña de la renta que le proporciona su riqueza, con lo que puede reinvertir el resto de su renta para así tener más riqueza y aun mayor renta futura. El pobre se siente presionado en obtener renta: necesita dinero ya y por tanto tiende a consumir (incluso endeudándose) más de lo que debiera.

Si llegamos al extremo de gastar todo lo que tenemos y de endeudarnos para consumir por encima de nuestras posibilidades actuales, tenemos el peligro de caer en lo que Kiyosaki llamaba "carrera de la rata": dado que mi consumo está permanentemente por encima de mi renta, necesito endeudarme. Pero mañana mi renta será aun menor que hoy, porque tengo que devolver los intereses, así que tendré que endeudarme aun más para mantener mi consumo. Al final, los intereses pueden comerse toda nuestra renta, lo que nos imposibilitaría a acumular riqueza y vivir de las rentas futura. Recuerde: austeridad. Por tanto: planifíquese financieramente, recorte gastos innecesarios e inviértalos.

Los de Ayco suelen dar un consejo bastante juicioso a mí entender: pase a ver el ahorro como un gasto fijo. Si cobra 1000 euros al mes, retire inmediatamente una cantidad fija, por ejemplo 500, y consuma el resto. Es decir, que el ahorro no sea el residuo del consumo, sino al revés.

b) El inversor rico suele estar habituado a operar en los mercados financieros y sabe distinguir entre valor y precio, por adoptar el vocabulario de Graham. El precio es coyuntural, el valor es un fundamento subyacente al que tiende a ajustarse el precio. El rico le interesa el valor, al pobre el precio. No estudia los fundamentos de un activo, sino que actúa como manada. Cuando los precios suben tiende a comprar y cuando los precios bajan a vender.

Esto es un comportamiento irracional que atenta contra la lógica que empleamos en el resto de nuestras vidas. En los mercados de capitales tendemos a comprar cuando está caro y a vender cuando está barato. Opere al revés: aprenda a reconocer cuando un precio está por debajo del valor real del activo (y cómprelo) y cuando está por encima del mismo (y véndalo).

De otro modo, si sigue a la manada, tendrá que ser más rápido que sus rivales: el primero en comprar cuando el precio empiece a subir y el primero en vender cuando empiece a bajar.  Pero piense que hay especuladores profesionales que SÓLO se dedican a eso, así que mejor deje el papel de Lucky Luck a otros.

c) Si combinamos a) y b) tenemos un pecado bastante habitual entre los inversores pobres. Necesitan renta YA y para ello están dispuestos a comprar cualquier basura que le prometa la más nimia rentabilidad. Los ricos saben lo que buscan (valores inferiores al precio) y están dispuestos a esperar hasta encontrarlo. Recientemente Warren Buffet comentaba que estaba sentado sobre un montón de dinero esperando el momento adecuado.

En otras palabras, aprenda a distinguir en qué momentos está invirtiendo (cuando el precio es inferior al valor) y en qué momentos está especulando (cuando cree que el precio va a subir o bajar no porque lo justifique el valor, sino porque el resto de personas creerán que subirá o bajará). Si mete su dinero en la bolsa sin saberlo, lo más probable es que lo pierda. Y para especular ya tiene el casino o la quiniela.

d) En definitiva, como dice Rusell, aprenda a aprovechar el mercado y no a que el mercado se aproveche de usted: Quien entiende el interés lo obtiene, quien no lo entiende lo paga. O en castizo: que el dinero trabaje por usted y no usted para el dinero.

Por consiguiente, si quiere ser rico actúe como los ricos, que no lo son por casualidad. No crea que la prosperidad es un camino sencillo y rápido: en caso contrario todos seríamos multimillonarios. Requiere de sacrificios presentes y futuros. La alternativa es sencilla: o trabaja toda su vida para pagar sus vicios diarios, o termina con sus vicios diarios actuales y disfruta de ellos sin trabajar en el futuro.

Austeridad y paciencia vs prodigalidad obsesiva.

Comentarios

 
Si cobra 1000 euros al mes, retire inmediatamente una cantidad fija, por ejemplo 500, y consuma el resto. Es decir, que el ahorro no sea el residuo del consumo, sino al revés.
Muy cierto. Deade el año pasado estoy haciendo eso automáticamente. Comence con 10% pero ahora he aumentado a casi 40% de mi salario y continuaré viendo si puedo llegar a 45 o incluso 50%.

Por ahora estoy comprando CDs en ING al 5,35% que si bien no es mucho si se compara con una inversión en el mercado (digamos 10%), en ING no tengo riesgo alguno :P
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 21:05 (1)
pero rentabilidades del 15% no son tan complicadas de obtener

Dime cómo y ya me verás doblando mis ahorrillos en cinco años... En serio.
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 21:16 (2)
Bestinver.
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 21:47 (3)
Exáctamente lo mismo que dice el blog que enlazas. Parece interesante...
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 21:59 (4)
Bueno, el blog sólo lo enlazaba por contener la frase de Buffet, al margen de otras cosas.

Sobre Bestinver, sí, muy interesante, sobre todo por cómo invierte García Paramés :P:

Autodidacta, su estilo de gestión se basa en la aplicación estricta de los principios de la escuela del valor (Graham, Buffet, Peter Lynch), en el marco de un profundo conocimiento de la Teoría austríaca del ciclo económico. (http://www.bestinver.es/equipo.aspx)
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 22:03 (5)
Sí, he seguido el enlace y me he leído varias entradas del blog que lo recomendaban. La verdad es que llevo un par de años ganando bastante poco con mis ahorros. La pega es que no creo que sea buen momento para invertir porque en un año imagino que fundiré mis ahorros en un master.

Por cierto, felicidades por lo de negocio.

Un saludo
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 22:09 (6)
Gracias. Y solo bajo el capitalismo se puede acumular tanto ahorro.

Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 22:16 (7)
Vanguardist es o rico o soltero, no?
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 22:18 (8)
"En otras palabras, aprenda a distinguir en qué momentos está invirtiendo (cuando el precio es inferior al valor) y en qué momentos está especulando (cuando cree que el precio va a subir o bajar no porque lo justifique el valor, sino porque el resto de personas creerán que subirá o bajará). Si mete su dinero en la bolsa sin saberlo, lo más probable es que lo pierda. Y para especular ya tiene el casino o la quiniela."

Sera que es posible aprender esas cosas solo con dedicacion y esfuerzo? Pienso que algun talento especial es necesario. Buffet sabe cuando, obviamente, y el de Bestinver...yo no, ni idea. (El casino me resulta mas atractivo por eso; ojala pronto pueda darme un viajecito a Las Vegas, mi ciudad favorita. Voy ganando creo.)

Por lo menos uno deberia saber reconocer a tiempo quien sabe. :(
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 22:30 (9)
Y esto es lo que entiende Rallo por "matizar un punto"

;-)))))

Ahora en serio, totalmente de acuerdo. Los americanos dicen "pay yourself first" es decir, nada más recibir la nómina tener automatizado un "pago a uno mismo" igual que si se pagara una letra o un "recibo de la luz" No es necesario empezar con mucho, bastan 20€ digamos pero hacerlo sin falta cada mes y luego poco a poco irle cogiendo afición a lo de ahorrar e ir subiendo.

Enhorabuena por lo de Negocio. Sentí no coincidir el sábado contigo, llegué cuando ya te habías ido.

Huber
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 23:20 (10)
tranquilocomp: ninguna de las dos cosas, soy casado así que entre los dos podemos ahorrar más
Enviado por el día 17 de Julio de 2007 a las 23:51 (11)
Vanguardist:
Oye, dale un poquito de plata a tu mujer ;). Asi cualquiera ahorra el 50%.
Enviado por el día 18 de Julio de 2007 a las 02:42 (12)
Vanguardist ahorrativo, te felicito.
Enviado por el día 18 de Julio de 2007 a las 02:46 (13)
Muy interesante el artículo. Hoy he leído la introducción del libro de "Padre rico, padre pobre" y me han entrado ganas de comprarlo. También me ha dado que pensar de la utilidad del sistema educativo (y de la obligación del mismo: obligar a estudiar materias que a uno no le interesan (en el caso de que a una persona no le interese estudiar) y que seguramente muy pronto olvidará) y también he sonsacado los beneficios del 'Homeschooling' (no sé si soy yo pero implícitamente me ha parecido defender los valores que propugna el 'Homeschooling').

Por otra parte, lo de la austeridad creo que para mucha gente es difícil, y pongo un caso. Una persona joven de 23 años que lleva toda su vida ahorrando y que al acabar estudios decide pagarse un master de 10.000€... se pule todos sus ahorros y tiene que empezar de nuevo.
Otra cosa: si ahora de repente buena parte de los españoles decidiéramos llevar este ritmo de vida, bajaría el consumo y se "perderían" puestos de trabajo. Sería necesario un ajuste importante, ¿aumentaría la demanda de empleo en el sector financiero? pero si es así, trabajadores de industrias de bienes de consumo poco cualificados, ¿qué posibilidades tendrían?
He puesto un caso hipotético muy exagerado, lo sé. Normalmente estas cosas no suceden así de repente.

Y otra cosa, ¿lo del periódico gratuito Negocio en qué ciudades se reparte? Enhorabuena por el artículo
Enviado por el día 18 de Julio de 2007 a las 13:49 (14)
Sobre la caída del consumo y sus efectos: http://www.juandemariana.org/comentario/739/

Negocio se distribuye por suscripción a empresas.
Enviado por el día 18 de Julio de 2007 a las 13:59 (15)
Tranquilocomp: mi mujer firmó el contrato de alquiler así que ella paga esa parte jeje.
Enviado por el día 19 de Julio de 2007 a las 17:13 (16)
Vanguardist,
Ya entendi: los dos trabajan y uno ahorra ;).
Enviado por el día 19 de Julio de 2007 a las 17:56 (17)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande