liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Orden Natural » Julio 2004

Orden Natural: Julio 2004

28 de Julio de 2004

La naturaleza del hombre

Los seres humanos somos animales racionales. Esto implica una naturaleza al menos dual (cuerpo y mente), capaz de imaginar y diseñar nuevos medios y fines todo el tiempo, y que no se circunscribe a satisfacer necesidades fisiológicas. A las que emanan o se generan al interior de la persona, les podemos llamar síquicas y espirituales.

De estas necesidades podemos hacer categorías, como lo hicieron Aristóteles y Maslow, entre otros.

Sin embargo, los satisfactores son únicos e infinitos, dada la creatividad humana. Es por eso que un sistema de derechos individuales puede ser considerado natural o congruente con esa naturaleza humana. En ese sentido y dadas las fuerzas sico-biológicas que permean la vida humana, existe sólo un código ético que permite la supervivencia de la especie, cosa que sabemos por reflexión previa y por resultados históricos: respetar la vida y propiedad ajena, y utilizar consecuentemente la fuerza, sólo en función defensiva.

"No puede existir conflicto de intereses entre hombres racionales"- Ayn Rand. Cuando se respeta la ética racional y se piensa en los efectos no sólo de corto plazo, añadiría yo.

26 de Julio de 2004

Once upon a time in America


El comediante P.J. O'Rourke dijo que cuando la legislación regula el comercio, lo primero que se compra es los legisladores. Pero debajo de los legisladores existen muchos otros que pagan la cuenta moral de una injusticia. La película "Once upon a time in America" nos muestra cómo la prohibición del alcohol en los EE.UU. terminó generando una estructura de mafias/corrupción policial/política que hasta el momento sigue en pie, gracias a la prohibición de las drogas. Igual pasa en todo el mundo, por industrias y sectores de la sociedad, lastimosamente.

Si bien los directores como Martin Scorsese y Sergio Leone se especializan en mostrarnos el lado más crudo de la sociedad estadounidense, para un liberal el mensaje es claro: indagar las causas para poder erradicar los males. Al margen, lejos de la violencia y la deshumanzación, el estadounidense promedio seguía trabajando, educando a sus hijos y creandose un futuro mejor. Pero cuando una estructura como el Estado se impone a la sociedad, sus defectos empiezan a permear la cultura, haciendo de los ciudadanos cómplices, indiferentes o héroes, es decir, obligandoles a reaccionar ante la situación anormal.

Esta película ilustra magistralmente el punto. Se puede ver actos de nobleza e ingenuidad de manos de un grupo de gangsters (Robert de Niro, James Wood, otros) que luego de un rato nada más, van a perpetrar actos abominables. Hay muchas lecciones, y entre ellas, la capacidad de una prohibición sobre el legítimo uso de propiedad y cuerpo para generar corrupción, dado que la prohibición es corrupta en su propia concepción. Si quiere contrabandistas, invente aduanas. Si quiere mafias, prohiba algo injustamente. Si quiere corrupción generalizada, viole con actos de gobierno la ética universal.

Además, esta obra de Sergio Leone (con música del maestro Ennio Morricone interpretada parcialmente por Zamfir) muestra mucho de los cambios en NYC a lo largo de este siglo, para que el espectador pueda contrastar distintas épocas -estética y económicamente.

Addendum: Un sindicato, si pasa de ser un club a ejercer coacción contra el propietario de una empresa -violando los contratos, que son individuales por definición- está iniciando el uso de la fuerza. No justifico a priori el uso de la fuerza organizada contra ellos, pero siempre la legitima defensa tiene su última expresión en las armas, como sabe cualquier esposa maltratada del planeta. En situaciones como la de la película, ambas partes llegaron a ser equivalentes en métodos. Pero jamás se debe perder de vista el tema fundamental, como nos enseñó Ricardo Rojas: quién inició el uso de la fuerza.

22 de Julio de 2004

El tax freedom day


Desde 1967 los norteamericanos no habían sido tan libres económicamente según este índice. Buenas noticias, pero lastimosamente hay que hacer una corrección:

1) Deuda estatal: Si bien no implica impuestos hoy, sin lugar a dudas representa impuestos mañana, o

2) Inflación: El dólar ha sufrido una caída frente al oro o cualquier paridad histórica, inmensa. Un dólar de hoy vale 2 centavos aprox. de 1913.

3) Regulaciones: El llamado red tape se ha vuelto tan común que no se toma en cuenta un cálculo de oportunidades perdidas.

Por lo tanto, tener impuestos bajos en un entorno de deuda estatal, inflación y regulaciones, no es lo mismo que en 1967 ni en 1920. Sin embargo si se toma el tema impositivo aisladamente, hay progreso.

20 de Julio de 2004

Contra el poder tutelar

Un poder tutelar es un fracaso, eso va para el Estado pero también a niveles más pequeños.

En el tema de la guerra contra las drogas es evidente. En el mismo planeta donde la heroína podía comprarse en farmacias a principios de s.XX, y los únicos en convertirla en vicio eran los viajeros que importaban la ansiedad de la prohibición de sociedades autoritarias (no necesariamente estatistas pero sí nada permisivas con los vicios personales), ahora tenemos grandes porcentajes de la juventud experimentando y volviéndola un estilo de vida. ¿Alguien puede decirme (salvo los iletrados económicos e históricos) que la guerra contra las drogas no ha sido la causante de la popularidad de las mismas y su desproporcional daño? ¿Alguien puede sostener que los principales beneficiarios de la misma no son los narcotraficantes, los pushers y las fuerzas estatales que combaten (lo hagan o no) el problema? El daño es para los niños y la gente que normalmente no tendría nada que ver con el tema. Un pusher necesita crearse nueva clientela y no hay nada más adictivo que una droga para que el cliente regrese una y otra vez. Es el producto que jamás debería prohibirse, ya debería saberse que el Estado no resuelve problemas, los subsidia, como dijo algún personaje en este siglo. De hecho es la base de la comprensión liberal del mundo: nada valioso se logra por medios violentos, nada que valga la pena se puede forzar.

En el caso de una familia, si un valor no se transmite y se acepta voluntariamente (los padres autoritarios suelen tener hijos rebeldes entre otros que asienten y callan y otros que gustosamente asimilan el autoritarismo, pero las tres siguen siendo neurosis en mi visión: rebeldía, escapismo y heredar el problema original. Incluso, para mí, la primera de las tres es la más valiosa pues al menos implica repensar, aunque luego se retorne a los valores familiares de los cuales uno renegaba por forma de transmisión y no por su fondo. Las familias exitosas giran alrededor del liderazgo de los progenitores, no de su jefatura. El primero se basa en incentivos positivos y persuasión, la segunda en incentivos negativos (amenaza de castigo) y mando.

¿Puede algo escapar a estos principios? La educación pública, de financiamiento obligatorio, asistencia obligatoria (2,3), pensum obligatorio, ¿puede traer bienes o traerá males como regla? ¿Existen casos históricos que ilustren estos principios?

There is no worse tyranny than to force a man to pay for what he does not want merely because you think it would be good for him.
-- Robert Heinlein
El alimento de un hombre es veneno de otro


Mises, Hitler y Stalin encuentran la lámpara maravillosa.

El genio se les presenta y les dice: "Expresen su deseo"

Hitler dice: "Quiero crear un país del mundo donde todos los fascistas y nacional-socialistas creen un mundo nuevo. En este país todos los nacionalistas vivirán juntos y decidirán su destino. Que el resto del mundo (capitalistas) vivan en otra parte"

Stalin dice "Yo quero crear un país socialista, donde todos los comunistas y socialistas creen un nuevo mundo socialista. Todos nosotros viviremos juntos ahí y crearemos una economía socialista basada en la producción para el uso. Que el resto del mundo (capitalistas) vivan en otra parte"

Mises, luego de ver los deseos de ambos, hace el suyo: "En ese caso, yo quiero una Coca-cola"


(Recibido a través de Mateusz Machaj, desde Polonia)

19 de Julio de 2004

¿Autoritarismo o contractualismo?

Contrastando con anotaciones interiores, esta es una invitación abierta al diálogo. Quiero plantear un desafío para quienes estamos repensando la sociedad luego del lavado cerebral del s.XX: ¿Existe alguna función o fenómeno deseable que no pueda ser logrado mediante exclusión contractual (dejar fuera a gente de comportamientos o actitudes menos que deseables) y requiera de la fuerza, salvo impedir el propio uso de la fuerza?

Adelanto mi posición: no.

Es más, un poder tutelar siempre genera efectos contrarios a lo deseado, incluso poco distinguibles, como señalaron Bastiat y Hazlitt con su concepto de "lo que se ve vs. lo que no se ve".

16 de Julio de 2004

La fachada intelectual para el socialismo


Hans-Hermann Hoppe publicó un artículo muy corto pero fundamental en 1988, "The intellectual cover for socialism". En él dice lo que Mises demostró genialmente en "Teoría e Historia": los hechos solos no dicen nada a favor ni en contra de una teoría. Dado que es imposible inducir relaciones causa-efecto en las ciencias sociales (con objetos, tubos y demás entidades inanimadas es mucho más fácil el tema pero nada es certero, salvo temporalmente), el tema deductivo es fundamental. El empirismo (la exageración o negación autocontradictoria del uso de la observación) es la nueva fachada intelectual para el socialismo, lo cual es patético, pues Marx era claramente un seguidor del método deductivo por erradas que hayan sido sus bases y conclusiones. Él llamaba a su edificio deductivo "socialismo científico", pero ahora se le llama "científico" sólo a lo que puede ser sometido a experimento.

Sencillamente las leyes económicas y los axiomas éticos deben guiar nuestra lectura de la realidad y la historia. Sin que a uno le cuenten las ridículas intervenciones del MITI japonés, uno ya debería saber que la fortaleza del sector externo nipón se debe a su alto grado de competencia con el mundo y no a la desastrosa intervención del ministerio de comercio exterior. Pero hay gente como Ronald Coase (Premio Nobel) que insiste en "someter a prueba" las hipótesis, para finalmente aceptar que no conoce una sola regulación con buenos resultados en la historia. Leer la entrevista que Reason magazine le hizo fue un poco sorprendente. Me pareció bastante curioso lo siguiente:

"Reason: ¿Que tan sorprendido estuvo usted a raíz del colapso de la Unión Soviética?
Coase: Muy sorprendido. Nada que había leido o sabido sugería que el colapso iba a ocurrir".


Como diría John Stossel "Give me a break!"

Dos preguntas para Coase:

1) ¿Cómo reconocer una situación que mejora o empeora si no es con conceptos a priori, con lo cual se reconoce que A=A y la irrefutabilidad del axioma de la acción humana sobre la misma base?

2) ¿No sería mejor evitarse tanto experimento (de comprobabilidad limitada a los propios conceptos, por ende un esfuerzo un poco absurdo) dejando de evadir un concepto de derechos individuales el cual debe preceder cualquier modelaje de situaciones?

La segunda pregunta es muy importante, pues el tecnócrata postmoderno nunca prueba en sí mismo sus geniales ideas, si no en otros. Si vamos por coherencia y consistencia con la pretensión de una ética universalmente aplicable, quedan los marxistas y los austro-libertarios. Pero la palabra aplicable deja a los primeros sin piso, gracias a las leyes de la economía y la sicología (ver Distopia: Orwell, Huxley, Vonnegut). Ya que la economía verdadera es una derivación de la ética, los empiristas y sus antecesores están en graves aprietos.

13 de Julio de 2004

Los devaluadores


La ley y el dinero son fundamentales en una civilización. Ambos han sido sujeto de manipulación, diseño vertical, politización, etc etc. Pero también tienen historias paralelas en distintas épocas y lugares, donde emergieron como lo que son: una institución humana espontánea. Es decir, allí donde haya intercambio y se necesiten contratos y un medio para evitar la inmediatez del trueque -respectivamente- aparecerán ambos,

En Latinoamérica lo común ha sido -salvando la Argentina de 1853 a los 1930's, Uruguay en similar período y el Chile actual- que el Estado esté manejado por personajes poco serios, razón suficiente para desconfiar del Estado central y revertir la confiscación de la vida económica hacia gobiernos locales. Tanto el dinero como la ley han sido devaluados por la clase política. Sobre la moneda no es muy difícil recordar las hiperinflaciones de Bolivia, Argentina, Perú, y los infames feriados bancarios.

Pero, ¿qué pasa con las leyes?. Lo mismo, crear más leyes equivale a inflación legal: las malas opacan la validez de las buenas, en una especie de versión ético-económica de la Ley de Gresham (cuando hay curzo forzoso, la mala moneda desplaza a la buena).

Veamos el resultado de algunas encuestas e investigaciones:

1) Sólo el 10% de los ecuatorianos considera bueno el servicio que recibe del sistema judicial, el 73% opina lo contrario. Los porcentajes para Colombia son de 36% vs. 31%. Vale decir que el Estado de Derecho es algo más sólido en el vecino país.
2) La honestidad del sistema de tribunales es considerada por el 62% de canadienses, el 33% de costarricenses, el 13% de ecuatorianos y sólo el 3% de peruanos.
3) En el sistema judicial creen el 45% de uruguayos, el 42% de colombianos, el 20% de ecuatorianos y el 19% de argentinos.
4) Ecuador: En el área civil, una persona natural tarda 442 dias hasta finalizar un juicio y las personas jurídicas 369 días, según el Banco Mundial.


Desde 1830 se han emitido 130.859 normas en Ecuador, según diario El Comercio, de Quito. De estas están vigentes (descaradamente, sin eliminar reglas contradictorias ni depurar lenguje o montos -en el caso de multas- para los tiempos actuales) 62.490, y se expiden cerca de 500 normas al mes. Así, ¿cómo saber lo que es legal, pero sobre todo lo que es justo?

8 de Julio de 2004

Museos del Comunismo

Ya es hora. Al nacional-socialismo, la variante socialista -basada en el complejo de inferioridad sico-sexual y empresarial frente a otras razas- de su primo-hermano el socialismo marxista, le han dedicado museos. Que nadie jamás olvide lo de Auschwitz.

Pero los nazis y fascistas en general fueron niñas de escuela en cuanto a logros asesinos frente a los comunistas. Gracias al "Libro Negro del Comunismo" de Stephane Courtois et al. el público va a poder cuantificar lo incuantificable: los muertos del socialismo izquierdista. Antes de llegar al tema clave de mi anotación -los Museos del mal encarnado- hay que recoger las palabras de Jorge Luis Borges, el más grande literato argentino "Un solo hombre ha nacido, un solo hombre ha muerto en la tierra...sostener lo contrario es mera estadística; es una adición imposible". Los 4 millones de cambodianos y 7 millones de ucranianos muertos de entre 120 millones o más en total, no eran piezas de la 'máquina' social. Pensarlo es repetir el razonamiento que llevó a la hecatombe. Somos individuos, somos únicos e irrepetibles: Yo soy, tú eres.

Jamás considere a los colectivistas como "sinceros aunque equivocados idealistas." El propósito de esclavizar a algunos hombres para el bien de otros no es un ideal. La brutalidad no es idealista y no importa cuales son sus designios. Nunca diga que el anhelo de "hacer el bien" por la fuerza es un buen motivo. Ni el deseo de poder ni la estupidez son buenos motivos. Ayn Rand

- Se planea la construcción de un Museo por parte de la "The Victims of Communism Memorial Foundation". Ojalá llegue antes que el revisionismo que ya empezaba a empañar la memoria de las nuevas generaciones en el tema del nazismo.

- Aquí el Museo del Comunismo de Bryan Caplan. Virtual pero muy sólido aunque el edificio sea la memoria.

¿Quién será el Steven Spielberg frente al socialismo? ¿Quién abanderará la causa de Solzhenitsyn en el cine y la TV? Para una juventud que lee cada vez menos -el cortoplacismo democrático-estatista en su máxima expresión- esos medios son la vacuna contra una nueva infección del mal encarnado: el colectivismo totalitario.

Para cerrar, otras palabras de Borges como mi homenaje anticipado a los esfuerzos que se hagan en este sentido: "Serás única patria contra las bestias del olvido".
Las bases católicas del Capitalismo


Max Weber comete graves errores de acción y omisión en su presentación sobre los orígenes del Capitalismo enraizados -según él- en el protestantismo, en especial el calvinismo.

1.- El análisis subjetivo de la economía (sujetos y no agregados inagregables, el mismo tema de siempre) nace con los Escolásticos tardíos que a su vez recogían la base metodológica de Aristóteles y Tomas de Aquino: el análisis de utilidad y las restricciones físicas a la acción humana
2.- El derecho natural, aunque atribuído a la naturaleza divina o de origen divino del ser humano, es expuesto por primera vez y de forma muy coherente al seno de la Iglesia Católica.

Ambos análisis son coadyuvantes a las nociones individualistas y catalácticas que permiten la emergencia del Renacimiento. Esto, en un país católico, claro.

El error de Weber, como señala Rothbard con su característica incisividad, es no saber entender la raíz filosófica del asunto: para un calvinista, el trabajo era divino, por ende todo trabajo tenía valor. Para un católico, la salvación si bien es ayudada por una vida recta, es una gracia o don divinos. Esto último permitía que al trabajo y sus frutos se los analice como un producto de valoración subjetiva, no intrínseca. El trabajo para un católico, es sencillamente algo mundano.

El resultado de la teoría laboral del valor es Marx, claro, y los 120 millones de muertes y cientos de millones de esclavos del totalitarismo, como responsabilidad intelectual.

Ni el Capitalismo es protestante, ni el trabajo tiene valor intrínseco. Lo que tiene valor es la vida y el proyecto de vida individual - incluyendo la peculiar valoración de fines y medios. Todos esos, para algunos de nosotros, son sagrados.

Archivo

2012: Agosto

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande