13 de Febrero de 2012
Entre Garzón y una concejal de IU
Daniel Rodríguez Herrera

No debería quejarse tanto Garzón. Al fin y al cabo, la sentencia por prevaricación que lo inhabilita lo considera suficientemente capaz como para saber perfectamente que lo que estaba haciendo era completamente ilegal. Y es que no hacerlo significaría suponer que un juez de instrucción de la Audiencia Nacional con aún más años de experiencia a las espaldas que ego no sabe que escuchar las conversaciones entre abogado y cliente de forma indiscriminada no es legal. Para eso nos cargamos las oposiciones; total, no sirven para asegurarnos que los jueces conocen no ya las leyes que hayan podido violar aquellos a quienes investigan y juzgan, sino aquellas que regulan su propio comportamiento.

La diferencia ha quedado clara con la sentencia que exonera a la concejal de Izquierda Unida que revocó la autorización para la celebración de un homenaje a Agustín de Foxá. Básicamente, el fallo viene a decir que era tan sumamente idiota que no se puede dictaminar que se equivocó "a sabiendas".

Imagino que los fans de Garzón y el propio juez preferirían esa opción. No sé yo.


Página de inicio

© 2014 Liberalismo.org
Liberalismo.org