liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Cómo agravar una crisis

30 de Julio de 2008

« ¿Crisis económica y crisis de paradigma? | Principal | El crecimiento cae al 1,8% »

Cómo agravar una crisis

En el artículo de esta semana en Libertad Digital explico por qué el déficit público en el que acaba de incurrir la Administración Central, lejos de ayudar a la recuperación, la retrasará aun más (que ya es decir):
El problema es que, como ya expliqué, tirar del gasto público no es la solución para ninguno de los problemas de la economía. Si durante años la sociedad española ha estado concentrándose en producir vivienda, pagando las importaciones (especialmente el petróleo) con cargo a la deuda, parece claro que, ahora que nos han cerrado el grifo, la única manera para superar el bache consiste en reorientar nuestra estructura productiva para financiar nuestras importaciones con nuestras exportaciones.

Pero ¿qué está haciendo el Gobierno para combatir la crisis? Simplemente, olvidarse de todo lo anterior. ¿Que estamos endeudados hasta las cejas? No pasa nada: yo, el Estado, me endeudo todavía más. ¿Que debemos ahorrar y restringir el consumo? No pasa nada: yo, el Estado, voy a gastar mucho más. ¿Que hemos de dejar de basar en el ladrillo el modelo productivo? No pasa nada: yo, el Estado, me voy a hartar de construir carreteras y viviendas de protección oficial. Puro keynesianismo suicida.
Leer más

Comentarios

 
El problema es que si la gente deja de consumir y no conseguimos vender la producción al extranjero las empresas tendrán que cerrar y echar gente con lo cual se consumirá menos todavía.

Una cosa que debería hacerse ya es sustituir la producción eléctrica con petroleo por energía nuclear.

Otra posibilidad sería intentar venderle pisos a los jubilados alemanes y que se vengan aquí a fundirse la pensión.
Enviado por el día 30 de Julio de 2008 a las 16:37 (1)
No, la gente dejará de consumir en cuanto las empresas sigan cerrando porque no logremos vender al extranjero. El dilema no es entre consumo interno o consumo externo, sino entre consumo externo o restricción de la producción interna. Y si cae la producción interna difícilmente podremos consumir.

En cambio, si cae el consumo interno es cierto que muchas empresas cerrarán (especialmente las que están más próximas al consumo), pero se creará una masa de ahorro y de factores productivos libres para financiar la creación de nuevas empresas que exporten.
Enviado por el día 30 de Julio de 2008 a las 17:14 (2)
Y, por cierto, para financiar la sustitución de electricidad basada en el petróleo por energía nuclear hace falta inversión. Y si no nos prestan fuera, habrá que ahorrar dentro (menor consumo interno).
Enviado por el día 30 de Julio de 2008 a las 17:17 (3)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande