liberalismo.org
Portada » Bitácoras » 1812 » Krugman ni siquiera entiende la falacia de la ventana rota

12 de Septiembre de 2012

« El petróleo no se acaba | Principal | Dos nuevos blogs en Red Liberal »

Krugman ni siquiera entiende la falacia de la ventana rota

Es sabido que los keynesianos tienen un especial apego por la destrucción, a la cual creen generadora de crecimiento económico. Esta absurda idea, contraria al sentido común, fue refutada por Bastiat mucho antes de que naciera el propio Keynes. Si un gamberro rompiera la luna de un establecimiento con una piedra, el dueño del local se vería obligado a comprar una nueva. Un keynesiano diría: ¿véis? Está generando negocio para los cristaleros. El problema es que si no hubiera tenido que comprar un cristal habría empleado el dinero en otras cosas: comprarse un traje, por ejemplo. La destrucción hace que el mundo no tenga un traje más del que tenía antes.

Viene esto a cuento de la última o penúltima deposición de Krugman en su blog del New York Times. Seguramente como forma de exculparse ante las numerosas críticas que le caen cada vez que habla de lo bueno que sería para la economía una invasión alienígena, asegura que quienes argumentan que el iPhone 5 generará crecimiento a la economía caen en la falacia de la ventana rota, porque para que se produzca dicho crecimiento es necesario que los antiguos propietarios se deshagan de su antiguo móvil (que sería la ventana original) por el nuevo producto de Apple (la nueva ventana instalada por el cristalero).

Em. No. Al margen de que es mucho suponer que la gente se quitará de encima sus anteriores móviles (yo, por ejemplo, aún tengo un iPhone 3G ejerciendo de iPod para el coche), en el ejemplo de Bastiat se sustituía una ventana por otra perfectamente equivalente. No había aumento de riqueza. Pero si el iPhone 5 resultara indistiguible de sus predecesores, nadie sustituiría su antiguo modelo por uno nuevo. Quienes lo compren lo harán con la idea de que es mejor que lo que tiene. De modo que en este caso sí hay aumento de riqueza.

¿Se puede ganar un Premio Nobel de economía sin entender argumentos que hasta un pobre informático es capaz de entender? Se puede.


Comentarios

 

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande