liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Areopagítica » Ecologistas vs. televisiones

24 de Abril de 2008

« Partidos políticos: esto no es cuestión de principios | Principal | La recalificación del Levante »

Ecologistas vs. televisiones

 

Ecologistas en Acción ha lanzado una campaña para que no veamos la televisión entre el 23  y el 29 de abril. Se trata de la “Semana Internacional sin Televisión” que con el lema “Apaga la TV. Enciende la imaginación” pretende denunciar el daño que supone para el medio ambiente las televisiones comerciales.

Según los ecologistas:

Detrás de la aparente función de entretenimiento o información de este medio, se esconde su verdadero objetivo: incitar al consumo de los productos de las compañías que las financian”.

Además:

La televisión promueve un distanciamiento de la realidad, físico y social que hace que nos desentendamos del planeta. Estamos colonizados y abducidos por un consumo irracional, más allá de nuestras necesidades reales”.

Lo primero que se me viene a la cabeza es la tremenda hipocresía de la que hacen gala. No dudan en ningún momento usar las televisiones, públicas y privadas, para propagar sus doctrinas y dogmas, con la colaboración activa de muchas de ellas, sin importarles en ese momento el “daño” que estas pudieran estar haciendo al medio ambiente, pero ahora, cuando a algún mandamás se le ocurre esta patochada, no les tiemblan el pulso para demonizarlas, para acusarlas de la destrucción de la Madre Tierra, de la propagación del consumismo y del capitalismo. Supongo que cuando reciben dinero o colaboración de estas empresas que ahora denigran, me refiero no sólo a las televisiones sino a los anunciantes, no lo rechazan indignados por su procedencia.

Aseguran que lo suyo no tiene nada que ver con las ideologías, sino con un mundo mejor, con la sostenibilidad, con el equilibrio entre la actividad humana y la supervivencia del medio ambiente, pero no dejan de lanzar proclamas que firmaría el mismísimo Lenin. Resulta que la publicidad, el único método honesto que tienen las televisiones en abierto para sacar el negocio adelante, fomenta el consumismo irracional. ¿Qué se debe hacer entonces, robar al contribuyente para dárselo a cuatro listos que se lucran del esfuerzo del ciudadano? ¿Es que no tienen ya suficientes canales de televisión de titularidad pública? Llamazares debe estar muy contento con Ecologistas en Acción, nacionalicemos los medios de comunicación, no más televisiones, no más periódicos, realizados sobre ese crimen contra la Tierra que se llama papel, no más radios, investiguemos Internet, que hay mucho delincuente anunciando sin control alguno.

Los ecologistas, como todos los ingenieros sociales, tratan al individuo como un perfecto gilipollas (con perdón), un menor de edad perpetuo que es incapaz de controlar sus propios instintos, que bajo el embrujo misterioso de la publicidad, le llevan a consumir “irracionalmente”. ¿Y quién son ellos para decir lo que es o no irracional? Acaso tienen el monopolio de la razonabilidad. Nosotros, pobres mortales, lejanos al Olimpo verde donde habitan, estamos abducidos por los demonios del capital que nos nublan las entendederas, desconocemos nuestras necesidades reales, necesidades que sólo conocen estos dioses engreídos, ensoberbecidos, fatuos. Olvidamos cuáles deben ser nuestros verdaderos objetivos. No, no debemos dar de comer a nuestros hijos, ayudar a nuestros familiares y amigos, no podemos divertirnos y disfrutar de nuestro ocio, no podemos trabajar para ganar nuestro dinero y disponer de él como queramos. Debemos seguir las expertas guías de nuestro Gran Hermano Verde. Él es el que sabe qué debemos hacer, cuáles son nuestras necesidades.

Lo que es digno de estudio detallado es cómo esta panda de fanáticos vividores explotan de una manera tan desvergonzada los temores y la buena voluntad de la gente y todavía siguen teniendo credibilidad y buena prensa entre el público. No nos engañemos, este tipo de gente no se preocupa por la calidad de nuestro entorno. Esta gente son expertos en ingeniería social que con la excusa de un medio ambiente sano, presentan políticas que rezuman un odio casi visceral contra el ser humano. Si por ellos fuera, mañana todos a la cueva, en el mejor de los casos, a la choza. ¡Qué vuelva el fascismo, pero el fascismo verde!


Comentarios

 
No sólo la ecología, sino que son los mismos que pretenden decirme que no puedo ver anuncios sexistas (por si yo no tengo criterio para saberlo), documentales sobre mujeres que aceptan prostituirse para vivir (porque difunde un rol para la mujer que ellos pueden juzgar y yo no) y que hablan de la telebasura como si no pudieran apagar la televisión. Una propuesta para los ecologistas en acción: ¿cuánto mal para el medio ambiente genera la irracional desproporción entre el gasto de las televisiones públicas y sus ingresos? ¿por qué en España hay más televisiones concedidas que las que el mercado soportaría? ¿O por qué hay zonas donde la televisión pública supone casi la mitad del espectro, financiada con anuncios consumistas en la parte que no pagan con mis impuestos? Ah, pero para contribuir al descenso del consumo absurdo no se pide el cierre de estas televisiones. Nadie se plantea si subvencionar cine produce un consumo irracional de películas. O si no pagar el agua produce un cultivo irracional de hortalizas.
Enviado por el día 24 de Abril de 2008 a las 09:10 (1)
Si no fuera por los ecologistas... qué excelente hombre de paja!

Un atasco de tráfico me parece la expresión más pura y bella de la libertad individual. ¡Y qué que tanta libertad individual acabe en la negación de esta! ¡Lo importante es mantener el discurso frente a viento y marea!

Las constantes referencias a la libertad esconden la incapacidad de enfrentarse a un discurso que nace de las ciencias físicas, parapetándose en una teoría económica que no es otra cosa que pensamiento mágico acientífico (sí, me refiero a la teoría económica neoclásica).

Ataques ad hominem y mucho fuego de artificio, y no se dedica ni una sola línea a rebatir con argumentos las premisas que esgrimen los ecologistas (el deterioro medioambiental de nuestra casa). Vamos, es que ni siquiera ya me mencionáis a Lomborj!
Enviado por el día 25 de Abril de 2008 a las 10:40 (2)
La discusión con ecologistas resulta siempre infructuosa, el ecologismo más allá de una ideología es una religión. Pero además de las antiguas, las primitivas creencias animistas de los tiempos oscuros. Sin embargo hay que insistir, porque estos como los nacionalistas, no convencen pero aburren.

Por cierto un ataque ad hominen quiere decir un ataque personal, si se critica una idea o una organización no es aplicable.
Enviado por el día 25 de Abril de 2008 a las 17:21 (3)
Los ecologistas y sus palmeros siempre lo solucionan todo de la misma manera, como el problema es global (pura propaganda), la solución tiene que ser global (simple razonamiento lógico lineal) y única y desde luego la que pregonan (pues no pueden estar equivocados). El cambio climático, antes calentamiento global, antes enfriamiento global tiene una única respuesta, la planificación central de la sociedad/economía/hábitos de la gente desde una perspectiva intervencionista/socialista/fascista.

No dejemos que unos locos, amigos de la libertad, vayan a demostrar que los problemas a lo mejor no existen o si existen son más locales que globales o que a lo mejor no tienen solución en el corto o en el medio palzo, o si la tienen no tiene porque ser la misma para todos y en todas partes, que a lo mejor la pluralidad permite un mayor número de respuestas que supere los retos.

Que la propiedad hace más por la defensa del medio ambiente que su ausencia. Que la generación de la riqueza (la economía no es un juego de suma cero) es esencial para hacer frente a los problemas que puedan surgir para conseguir lo que algunos llaman tan rimbombantemente un medio ambiente sano.

Algunos se dedican a atacar alegremente el liberalismo y no dedican ni una línea a rebatir sus principios, principios que cuando se han aplicado han mejorado la vida de todos, incluso de la de la Madre Tierra.
Enviado por el día 26 de Abril de 2008 a las 20:32 (4)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande