liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Resumen sobre el salario mínimo

9 de Enero de 2005

« Diez años sin Rothbard | Principal | Con un tsunámetro se pudo evitar la existencia de cien mil víctimas humanas, por Antonio Muñoz Ballesta »

Resumen sobre el salario mínimo


En los últimos días hemos matenido una intensa discusión sobre los efectos del salario mínimo. Habida cuenta de que sus defensores sólo han sido capaces de argüir, con mayor o menor éxito, que el SMI no genera paro porque no lo genera, creo que conviene efectuar una guía sobre el salario mínimo y la refutación de las razones que suelen aducirse:

En primer lugar, hay que recurrer a este magnífico post de José Carlos en el que explica cómo se forma el salario en el mercado y por qué existe una inexorable tendencia a que la productividad marginal del trabajador tienda a equipararse con su salario. De ahí, que el SMI sólo pueda ser o irrelevante (por estar debajo de la productividad marginal del trabajador) o nocivo (por estar por encima, de manera que se lo condenaría al paro)

Asentado esta serie de relaciones teóricas podemos dar un trato más sólido a las excusas habituales del intervencionismo para imponer un SMI. En el artículo de Martín Seco encontramos dos de ellas. La primera se refiere a que el salario mínimo no produce inflación. Esto es rigurosamente cierto; apelar a los efectos inflacionistas del SMI es un profundo error, la inflación es hoy y siempre un fenómeno monetario. El segundo argumento viene referido a que el salario mínimo es bueno porque estimula la demanda interna y tira de la economía. Este argumento parte de la base keynesiana de que cuanto más consuma una sociedad más próspera será. Demuestra una incomprensión absoluta de la Ley de Say, tanto en su planteamiento keynesiano, como en el original.

Por último, también se suele emplear el argumento de que un incremento salarial obligará a los empresarios a invertir en maquinaria, lo que provocará un incremento de la productividad. Se trata de una mala aplicación del Efecto Ricardo, al olvidarse de que el capital es temporalmente limitado y que sólo puede ampliarse mediante incrementos voluntarios del ahorro y su consecuente traducción en mayor inversión en bienes de capital.

Con esta recopilación creo que podemos demostrar a cualquier intervencionista los efectos nocivos del SMI. Conviene tenerla a mano ante las recurrentes subidas que se avecinan.

Comentarios

 
¿Cuándo crees que empezarán a notarse los efectos de las medidas populistas y anti-económicas del gobierno socialista?
Enviado por el día 10 de Enero de 2005 a las 04:14 (1)
Por cierto, ¿no te parece que es inmoral en sus propios términos que les parezca estupendo que el incremento del paro (crean que) sea a costa de algo maravilloso como la productividad? Mucho hablar de que se trata de mejorar a los pobrecitos trabajadores para luego saltar de alegría por las mejoras en las empresas.

Creo que esta gente está cada día peor, si están enla consigna de "luchar contra los fachas" no salen de arrabaleros, si están "razonables" no pasan de la empanada moral (y mental, claro).

Ser de izquierda es esencialmente un ansia, como ya nos enseñó nuestro admiradísimo dúo de filósofos Ortega y Gasset.
Enviado por el día 10 de Enero de 2005 a las 14:38 (2)
Me parece que muchos progres piensan que los empresarios y los trabajadores son dos clases sociales al estilo de la nobleza, el clero, etc. de antes.

Olvidan que un empresario no tiene obligación de serlo, puesto que puede abandonar su empresa en un momento determinado y ponerse a trabajar a sueldo de otro y que un trabajador puede ser empresario y a su vez contratar trabajadores (asumiendo riesgos y evidentemente, con dificultades a lo largo del camino, como los demás empresarios).

A su vez, esa idea de que se trata de compartimentos estancos es perniciosa no sólo para entender este tema, sino en la propia actuación de muchos "trabajadores" (es decir, personas que, en este momento, trabajan para otros).
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 00:28 (3)
Buen análisis mano, no saben interpretar las diferencias entra la sociedad cimentada en el privilegio del antiguo régimen y las sociedades capitalistas abiertas.
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 00:31 (4)
sí, seneca. Es que todas las ideas progres sobre "el empresario" y "el trabajador" efectivamente, se entenderían (aunque el análisis en ese caso sería complejo también) SI y SÓLO SI fuesen clases sociales separadas legalmente.

Pero claro, toda legislación contra el empresario no daña a la "persona empresario", sino que va contra la "función del empresario", la hace menos atractiva y muchos empresarios actuales y potenciales empresarios futuros, simplemente abandonan esa función.
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 00:36 (5)
Humm, nuevamente atacando a los progres y diciendo que somos más tontos de lo que somos.
El concepto de clase social a lo Marx tiene que ver con la posesión o no de capital y bienes de producción, lo que implica la aceptación de una noción de clase dinámica distinta a la noción de clase social del antiguo Régimen ligada a la posesión o no de privilegios de cuna. La movilidad de las clases sociales, entre otras cosas, son factores que precisamente diferencian la sociedad capitalista de la sociedad del Antiguo Régimen. La noción de clase social es un elemento central en ciertas aproximaciones sociológicas cuya definición puede abordarse desde diferentes aspectos. Ya he dicho otras veces que a mí me gusta el concepto de habitus de Bourdieu lo que implica también una aceptación de que no es sólo la dinámica del capital económico la que determina la clase social a la que uno pertenece sino que también viene (sobre)determinada por la posesión o no de capital simbólico. Nada que ver con la noción de clase legal y los "si solo si". En fin. Dejen de caricaturizarnos, porque de esa manera sólo se caricaturizan a Uds. mismos.
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 12:15 (6)
Y no digo nada sobre el SIM que aquí no toca; reconocer, eso sí, que más que partidario del SIM soy de los colectivistas que defienden la renta básica.
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 14:32 (7)
f_jameson

No he pretendido llamar tonto a nadie ni caricaturizar a nadie. No me gusta esa manera de discutir. Lamento que lo haya parecido.

Puede que haya expresado en trazos demasiado gruesos mi opinión y, voy a expresarla de otro modo.

Si no hay división legal en clases sociales, las quejas sobre los empresarios explotadores, los sueldos presuntamente demasiado bajos, los beneficios presuntamente demasiado altos, etc., tienen mucho menos sentido que si existiera esa división.

Porque, si atendemos ese tipo de quejas acerca de beneficios exagerados, sueldos paupérrimos, negocio seguro, etc., la objeción lógica es: si es tan fácil ser empresario, si los beneficios son seguros, ¿por qué no hacerse empresario?. Por supuesto que no podemos empezar siendo magnates, pero paso a paso, sí podríamos labrarnos una cierta fortuna en unos años. Entonces, sólo entiendo el razonamiento si quien tanto se queja de los "empresarios", ha olvidado que también puede ser empresario o escamotea esa posibilidad de su razonamiento deliberadamente.

El tema de las clases sociales en ausencia de división legal, me parece complejo. Ya me parece difícil, salvo en los extremos de riqueza y pobreza, clasificar estáticamente en clases, o sea, que si añadimos el componente dinámico, me resulta todavía más difícil.

Apenas he podido leer sobre el habitus de Bourdieu que mencionas. Lo que he leído me parece interesante sociológicamente. Parece que aborda el problema de cómo se determinan socialmente las ideas de cada persona y de cómo se transmite, de forma más o menos implícita, una visión concreta de las cosas.

saludos
Enviado por el día 11 de Enero de 2005 a las 22:00 (8)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande