liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Sobre la expulsión de Alfredo

19 de Julio de 2008

« El último rescate de la Fed contribuye a derribar al dólar | Principal | El fin del neoliberalismo »

Sobre la expulsión de Alfredo

No es que el tema merezca mucha más atención, pero dado que se está manipulando el asunto desde los frentes más diversos, conviene aclarar varios puntos:

- Cuando Dani metió a Alfredo en Red Liberal (9 de mayo), éste no había escrito ninguna burrada antiliberal. Pueden consultarlos. Aparte, a un tío que ha estudiado en Columbia se le presupone cierta cordura. Las tonterías antisodomitas, homófobas o teocráticas fueron posteriores.
- Se ha dicho que el motivo real de la expulsión de Alfredo no ha sido que insultara a los demás bloggers, sino que se metiera con el anarcocapitalismo. Sin embargo, entre los pocos posts que le valieron a Alfredo el ingreso en RL, uno de los temas más recurrentes (I y II) era su fobia contra el anarcocapitalismo.
- Se ha criticado que Dani ejerce un excesivo control sobre la línea ideológica de RL. Al mismo tiempo también se ha dicho que Dani no ha expulsado a Alfredo por considerarlo antiliberal, sino por otros motivos. Ambas proposiciones son incompatibles. En su post de réplica a Alfredo, ya dejó claro desde el primer párrafo que sus opiniones no le parecían liberales, pero no por ello procedió a expulsarlo. (Por supuesto, esto también sirve para demostrar que Dani no trató de encuadrar las leyes antisodomía en ninguna variante del liberalismo).
- Cuando se expulsó a Iracundo muchos quisieron ver en ello una represalia por haberse metido con Losantos. El argumento ni era bueno entonces (ya que otros bloggers se habían metido con Losantos previamente) ni, por supuesto, encaja con la expulsión de Alfredo. Una conspiranoia menos.
- Y por último, mi opinión un poco desarrollada sobre este y otros casos.

Ya comenté que un cierto corporativismo es imprescindible para que cualquier grupo pueda sobrevivir. La suma de elementos aislados no suma una sociedad, ya que también son importantes la cantidad y la calidad de los nexos entre los individuos. Aun cuando todos los individuos sobrevivan, la sociedad muere cuando esos vínculos se rompen.

Los individuos que tratan de debilitar y romper nexos podrían ser útiles en la medida en que destruyan nexos sobrantes, redudantes o peligrosos (es decir, actúan como purgadores o fiscalizadores internos). Pero los individuos que hacen de su objetivo vital la quiebra de todos los nexos de un grupo por querer destruir ese mismo grupo o adaptarlo a su particular visión, simplemente sobran en ese grupo (con independencia de que tengan o no razón en sus planteamientos). Del mismo modo que para EEUU no tiene sentido admitir a un general del Ejército Rojo en el Pentágono, tampoco lo tiene mantener dentro de RL a sujetos que quieren destruir RL o rediseñarla a su antojo, generando un estado de malestar permanente entre sus miembros.

E igualmente, no todos los individuos valen lo mismo en un grupo: los individuos con mayor empatía dentro del grupo (los que tienen más o mejores contactos o más posibilidades de expandirlos) valen mucho más que los individuos marginales o excéntricos dentro del grupo, simplemente porque esos individuos aportan poco a la supervivencia del grupo como grupo (aun cuando pudieran complementarlo o mejorarlo por otras vías). En esto último puede influir, por supuesto, el tiempo que llevan dentro del grupo (han tenido más ocasiones para tejer redes), pero no es el factor determinante. Algunos individuos más gruñones o menos empáticos pueden haber sido marginales desde un principio.

En fin, cambio y corto, que este tema tan irrelevante (no me gusta el ombliguismo y menos cuando el tema que lo motiva son chorradas de este calibre) no merece más atención. Especialmente con la crisis económica que se nos viene encima.

Comentarios

 
Sr. Rallo, creo que la retórica le ha dejado una mala pasada y debo decir que esos ultimos párrafos han quedado de una música colectivista que se me hace rara. En cierta forma, nos está hablando de que hay que someterse al grupo o ser irrelevante o expulsado. Supongo que me encuentro entre los marginales de esta red, y lo estoy muy a mi bola: sólo me he dejado salpicar un poquito por estos cruces creo yo - ustedes dirán - para seguir manteniendome en mi barrio marginal. En cierta forma, y perdón por la presunción, la marginalidad aporta valor, porque si no todo sería uniforme, las vanguardias no existirían y nunca entrarían a formar parte del mainstream. No entro en nada de lo que dice el señor expulsado porque nunca me ha interesado leerle y no lo he hecho con detenimiento. Así que no sé a quien coños insulta o deshonra. Continúo pensando que es cosa del Sr. Herrera hacer lo que le venga en gana. Simultáneamente, la pléyade de presuntos fracasos empieza a ser larga y eso debería llevar a cuestionar los métodos de acceso y "deceso". Lo digo como una sugerencia, no como una petición. Pero lo esencial es que no me identifico con eso del grupo que tiene que cohesionarse no dejando lugar a opiniones extravagantes u ofensivas.
Enviado por el día 20 de Julio de 2008 a las 01:59 (1)
En ningún momento he negado eso:

simplemente porque esos individuos aportan poco a la supervivencia del grupo como grupo (aun cuando pudieran complementarlo o mejorarlo por otras vías)

No hay que someterse a ningún grupo. Tan sólo no tener como prioridad el destruirlo (cosa distinta es ignorar al grupo o tratar de purgarlo). Al menos, si se quiere permanecer dentro del grupo. Lo que no quiere decir que la supervivencia del grupo sea un valor en sí mismo, sino que es lógico que el grupo trate de sobrevivir y se enfrente a quienes lo obstaculizan.

Y necesariamente me queda un texto colectivista cuando reflexiono sobre el colectivo y su lógica interna.
Enviado por el día 20 de Julio de 2008 a las 07:26 (2)
"Del mismo modo que para EEUU no tiene sentido admitir a un general del Ejército Rojo en el Pentágono, tampoco lo tiene mantener dentro de RL a sujetos que quieren destruir RL o rediseñarla a su antojo, generando un estado de malestar permanente entre sus miembros."

Interesante el concepto pero dificil imaginarse como alguien puede hacer eso con un blog. Puede dar sus opiniones nomas...que va a destruir? O persuade el hombre? es bueno? Yo ni lo conozco por falta de tiempo, francamente, pero eso de que es tan peligroso me hace preguntarme si no sera mas bien bueno el tipo.

Si alguien con sus opiniones amenaza la supervivencia de un grupo...aplausos oye! :) (No tan corto.)
Enviado por el día 20 de Julio de 2008 a las 09:24 (3)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande