liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » El Democracy de Hoppe en español

3 de Mayo de 2004

« No era ignorancia | Principal | Del lado correcto »

El Democracy de Hoppe en español


El profesor Hans Hermann Hoppe es uno de los máximos exponentes vivos de la Escuela Austriaca de Economía. Siguiendo a su maestro Murray Rothbard, sus aportaciones recorren el campo de la ética -donde fundamenta los derechos naturales en la argumentación habermasiana- , de la epistemología -sistematizando la metodología de la economía, equiparándola con la geometría, las matemáticas u otras ciencias a priori-y, cómo no, en la economía -refutando el concepto de bienes públicos y perfeccionando la crítica austriaca a la imposibilidad material del socialismo.

Ahora bien, quizá su teoría más controvertida y estudiada haya sido el análisis de la monarquía y de la democracia, contenido en su obra "Democracy, the God that Failed". Durante sus conferencias en España del pasado mes de abril, el profesor Hoppe aprovechó para presentar la edición española de su libro con el título Monarquia, Democracia Y Orden Natural. Una Vision Austriaca De La Era Americana.

El libro es, en realidad, una recopilación de artículos y charlas que Hoppe ha venido dando durante los últimos años. Su objetivo no es sólo reinterpretar la historia moderna, mostrando como el paso de la monarquía a la democracia supone, en realidad, una involución histórica, sino también defender el orden natural anarcocapitalista.

Para Hoppe el Estado es un monopolio territorial de decisión última que actúa mediante su aparato coactivo sobre los habitantes de dicho territorio. Y en este sentido, el régimen de propiedad que se detente sobre semejante aparato condicionará el grado de su calamidad. Así, la monarquía absoluta representa, generalmente, una propiedad privada sobre el Estado, con lo que las actuaciones del Rey tendrán un horizonte temporal a muy largo plazo, evitando dilapidar su patrimonio. La democracia, en cambio, supone una propiedad pública del aparato de compulsión, con lo cual, existirán incentivos para transformar el patrimonio nacional en liquidez -mediante la recaudación fiscal-, en aumentar la oferta dineraria o en contraer unas deudas que pagarán futuros gobiernos.

De alguna manera, los miembros de cualquier gobierno democrático, dada su efímera permanencia, intentan obtener beneficios demagógicos a muy corto plazo, despreciando las consecuencias de sus irresponsables acciones que tendrán que afrontar ulteriores gobiernos. Esto es claro, como ya hemos comentado, en el caso de la deuda pública. Un gobierno puede decidir endeudarnos ya que no será él quien deba afrontar su devolución y las consecuencias de su funesta actuación las padecerán otros gobernantes.

Contrariamente, el monarca absoluto puede, desde luego, contraer deuda pública, pero será una deuda frente a la que tendrá que responder él o sus sucesores. Los datos resultan elocuentes: rara vez la deuda pública alcanzó en las monarquías el 5% del PIB, mientras que hoy suelen posicionarse alrededor del 50%(y en algunos países como Japón alcanza el 160%).

También resulta interesante el análisis Hoppeano de la I Guerra Mundial como el punto y final de la época monárquica, cuyos efectos más tenebrosos fueron la dominación fascista y comunista de medio mundo. Hoppe asegura que el conflicto bélico trocó de una disputa territorial a un conflicto ideológico tras la intervención de los EEUU en lo que considera una "Guerra Civil Europea". La guerra ideológica desembocó en una guerra total, las economías nacionales se cerraron y se militarizaron, en una suerte de socialismo de guerra y el caos soviético tras la abdicación del zar alzó a Lenin, tras el golpe de Estado, con el poder absoluto. Tanto el kaiser alemán como el Emperador austro-húngaro (Estado desmembrado y humillado tras la I Guerra Mundial) hubieran frenado el avance fascista y nacional-socialista surgido al socaire de la amenaza comunista; pero las débiles repúblicas creadas por el intervencionista Wilson no resultaron suficientemente robustas para ello. La Pax Americana es, en opinión de Hoppe, uno de los mayores fiascos de la historia.

Aún así, el autor defiende únicamente la el sistema monárquico como un mal menor. Se declara un fanático anarco-capitalista cuyo ambición última es derrumbar el Estado; precisamente a esto, a explicar cómo funcionaría una sociedad sin Estado ni injerencias en la propiedad privada dedica otra parte de su obra.

Así pues, en un mismo volumen se analizan cuestiones tan polémicas como la involución democrática, el derecho a la secesión, la restricción de la inmigración, la necesaria alianza con los conservadores, la defensa de lo que él denomina orden natural, la producción privada de defensa, y la estrategia para acabar con el Estado ante la imposibilidad de limitarlo. Un libro muy polémico, con alguna carencia importante, pero, desde luego, de imprescindible lectura.

La traducción española y la introducción al libro han sido realizadas por D. Jerónimo Molina y el libro esta publicado en Ediciones Gondo. Precisamente ahí debéis escribir para pedir el libro.

Comentarios

 
Hoppe es un escritor muy provocante. Ni quienes estamos entre sus admiradores tomamos todo lo que propone, pero sin duda es una medicina muy dificil de tragar luego de cien años de socialismo democrático. Si el lector se queda con lo mejor de Hoppe, estará en buen camino para reevaluar el mundo y sus instituciones, cosa que este website y sus autores pretendemos.
Enviado por el día 3 de Mayo de 2004 a las 19:00 (1)
Muy interesante. Si lo leo ya lo comentaré. Saludos L
Enviado por el día 3 de Mayo de 2004 a las 19:28 (2)
No he leído este libro de Hoppe. A mí la impresión que me da el autor, por lo que sí he leído, es que se gana mucho con su lectura, pero que con grandes aciertos comete también algunos errores.

Claro, que es lo mejor que pueden decir de un autor, que comete errores junto con aciertos. En la mayoría de los casos solo hay de lo primero.

Hay que leerlo, pero mejora sustancialmente con otras lecturas.
Enviado por el día 3 de Mayo de 2004 a las 20:49 (3)
Gracias, Rallo. Precisamente llevo una semana rebuscando por la Internet en busca de Ediciones Gondo sin encontrar nada. Ahora mismo lo pido, dado que aún no lo había leido en inglés, y el personaje merece ciertamente la pena.
Enviado por el día 3 de Mayo de 2004 a las 22:09 (4)
Yo he leído casi todos los capítulos de Democracy. Al ser una colección de ensayos ya publicados, resulta algo reiterativo.

La idea central, la contraposición entre la monarquía (por ejemplo, la de los Habsburgo) y la democracia, favorable a la primera en lo que toca al desarrollo de, digamos, un orden de libertad, tiene su aquél. Ahora, creo que peca de simplificación y de insuficientes conocimientos históricos. De hecho, nuestros Austrias pueden ser, precisamente, el ejemplo de una monarquía patrimonialista que no se ajusta a lo predicho por Hoppe, pues siendo los reyes propietarios del reino, por mantener la propiedad (mediante guerras y una política exterior por encima de las posibilidades de nuestra economía) contribuye a minar el potencial de crecimiento "capitalista" que hubiera podido haber en la Castilla de las ciudades, por ejemplo.

Estoy de acuerdo, por tanto, con JFCarpio y José Carlos: aciertos y, sobre todo, sugerencias provocativas las hay y muchas, pero también errores--fruto, creo yo de querer abarcar demasiado sin poder contar, necesariamente con un conocimiento suficientemente profundo de los casos particulares.
Enviado por el día 3 de Mayo de 2004 a las 22:21 (5)
Hoppe se hace eco de la noticia: http://www.mises.org/blog/archives/001938.asp
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 00:48 (6)
Por ahí he entendido que la distribución era ya oficial.
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 01:06 (7)
Alguien seria tan amable de decirme que es lo que Hoppe dice acerca de la restriccion a la inmigracion?
GRACIAS
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:16 (8)
Cato. Puedes leerlo por ti mismo, en un número sobre inmigración muy interesante del Journal for Libertarian Studies (vol. 13, no. 2: http://www.mises.org/jlsDisplay.asp?action=sort&vo...), en el que se enfrentan las distintas corrientes libertarias. En síntesis, Hoppe argumenta en términos de cómo sería el comportamiento de la gente frente a la inmigración si todo (las calles, las autopistas, los aeropuertos...) fuera propiedad privada. Él viene a decir que la gente sería mucho más cauta que el estado a la hora de admitir "visitantes" de fuera--que sólo vendrían, si acaso, invitados. Cualquiera de los artículos está muy bien, especialmente el de Julian Simon.
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:27 (9)
Quería decir "Journal OF Libertarian Studies". Por cierto, en esta revista hay un montón de artículos de Hoppe, tratando los temas que trata en Democracy.
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:29 (10)
Muchas gracias, Wonka. Como siempre, muy bien informado. Un maestro.
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:42 (11)
Por cierto, Wonka, eres de Madrid?
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:43 (12)
Trabajo en Madrid. Vivo en Leganés.
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 11:50 (13)
Pues que sepas que yo el ano que viene, cuando vuelva de alemania, seguire estudiando en... Getafe. Derecho, Carlos III. Conozco personalmente a peces-barba y todo (!!) La mayoria de la gente que hay en esta web es de madrid y alrededores, me equivoco? Has estado en alguna "quedada liberal"?
Enviado por el día 4 de Mayo de 2004 a las 12:00 (14)
A mi me parece que quienes estais de acuerdo con las, en mi opinión disparatadas, teorías del sr hoppe, lo haceis con la tranquilidad que da el saber que no se vislumbra en un plazo razonable, la puesta en practica de las mismas. Intuyo que ni el propio Hoppe se toma en serio a si mismo.

No cabe duda de que Hoppe preferiria la dictadura de Franco (donde el Estado era mucho más pequeño que ahora, ciertamente) al periodo democratico contitucional del 78. Pero ojo, lo preferiría siempre y cuando no tuviera que vivir en él (comodamente desde Nueva York lo preferiría).

Intuyo que quienes estais de acuerdo con él tambien lo preferiis, y se me escapa el motivo por el que Hoppe esta contra el fascismo, que en mi opinión resulta indistinguible de la monarquía absoluta.

Enviado por el día 5 de Mayo de 2004 a las 19:05 (15)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande