liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » El mundo que quieren los socialistas

25 de Enero de 2006

« El mal gobierno que promueve el Estado | Principal | Tribunales de Defensa de la Incompetencia »

El mundo que quieren los socialistas


Después de la reseña del Informe Lugano se hacía necesario comentar su secuela: Otro mundo es posible si.... En su primer libro, Susan George pretendía horrorizar a la sociedad a través de un informe presuntamente redactado por las élites neoliberales del planeta. En esta segunda parte, sin embargo, expresa sin interpuestos su opinión sobre el capitalismo.

En muchas ocasiones, George simplemente malinterpreta qué es el capitalismo:

La autora se declara una feroz enemiga del neoliberalismo, y en concreto de su materialización política, el Consenso de Washington. Según George, “la doctrina neoliberal, reforzada por el gobierno estadounidense, se viene imponiendo de forma implacable en todo el mundo”. Sus instrumentos son múltiples, y en el libro merecen el calificativo de adversarios: los terribles gemelos (el FMI y el Banco Mundial), la OMC, el G-8 y los agentes privados (multinacionales y mercados de capital).

No tengo ningún interés en defender las burocracias mundiales que George torpemente confunde con el liberalismo. La filosofía que subyace al FMI o la OMC es la del intervencionismo: la moneda, el crédito y el comercio dirigidos desde arriba por los políticos. Y hace bien la autora en recordar que se trata de organismos “concebidos por el economista británico John Maynard Keynes y su colega estadounidense Harry Dexter White”. Keynes estaba convencido de que sus políticas intervencionistas eran más fácilmente aplicables por un régimen totalitario que por un Estado reducido, y Harry Dexter White era un comunista infiltrado en los organismos de EEUU. Por tanto, comprenderán los socialistas que los liberales tengamos poco aprecio por esas criaturas burocráticas.


En otras, muestra la incomprensión de su funcionamiento, como cuando recrimina a las multinacionales que despidan a personas cuando sus beneficios aumentan:

George se queja de que las multinacionales “reducen constantemente su mano de obra por mucho que hayan aumentado sus ventas y sus beneficios”. Los ajustes de plantilla no tienen nada que ver con la buena o mala marcha de una empresa, sino con los costes de la misma. Si un empresario pierde dinero porque tiene contratadas a “demasiadas” personas, lo lógico es que otro empresario las contrate para comenzar nuevos procesos productivos. El empresario, guiado por la señal de los beneficios (no olvidemos que unos altos beneficios significan que el empresario está sirviendo de la mejor manera a los consumidores, despilfarrando el menor número de recursos), contrata a la cantidad adecuada de gente.

Ante esta problemática, la autora bosqueja una serie de soluciones que necesariamente desembocan en el gobierno mundial y el expolio universal:

la solución de George consiste en robar más y más al contribuyente para poder manejar sus vidas y sus propiedades. Poco importa que ello dé lugar a un masivo despilfarro de recursos y a una disminución de la riqueza que los empresarios hubieran podido crear.

En definitiva, el remedio siempre pasa por incrementar la violencia estatal valiéndose la cortina de humo del pacifismo y la falsa tolerancia:

George ni siquiera está segura de poder conseguir el poder sin derramamiento de sangre. ¿Qué clase de no violencia es ésta? Todo lo contrario; lo único que interesa a George, ATTAC y el Foro Social Mundial es tomar el poder de ese incipiente Gobierno mundial.

Leer más

Comentarios

 
Recuerdo a un amigo que siempre hablaba pestes de las multinacionales, pues bien, hoy en día es una multinacional la que le da trabajo para alimentar a sus 7 hijos. Cuando lo veo, obviamente le recuerdo sus discursitos, y nos reimos.

Estos progres también podrían hablar, con otro amigo mío, que trabaja para otra despiadada y malévola transnacional, y que gracias al esfuerzo y trabajo de él, ya ha ascendido y ya compró carro.
Enviado por el día 25 de Enero de 2006 a las 17:03 (1)
Eaco, ¿tienes algo sobre este informe? :Crecimiento económico no es la solución
Tengo curiosidad por saber como calcularon los $166 de crecimiento necesarios para disminuir la pobreza en $1.
Enviado por el día 25 de Enero de 2006 a las 18:40 (2)
Gracias por la información René. No tengo nada, estas semanas estoy bastante ocupado. Cuando vaya un poco más desahogado intentaré escribir algo; es un amasijo de burradas desde el principio al final.
Enviado por el día 25 de Enero de 2006 a las 19:18 (3)
Hay en muchos paises empresas mercantilistas, que se benefician de favores estatales, y lo mas facil es confundirlas con el capitalismo en si mismo cuando no tienen mucho de liberal que digamos. La gente misma es muy sencilla de manipular contra el empresariado porque, a fuerza de discurso repetitivo, se insiste en que los intereses transnacionales no representan solo iniciativas privadas extranjeras, sino tentaculos de sus estados. Me parece, que el liberalismo debe contraatacar con un libro de divulgacion mas contundente que estos panfletos de izquierda que aunque hacen gala de errores, suelen volverse muy populares.
Enviado por el día 25 de Enero de 2006 a las 21:14 (4)
Váse el caso del Che Guevara. Lo único que queda de él es una franquicia mul-ti-na-cio-nal con la imagen suya en ropa, objetos...
Enviado por el día 25 de Enero de 2006 a las 23:26 (5)
Benedicto XVI: " Un Estado que no se rigiera según la justicia se reduciría a una gran banda de ladrones, dijo una vez Agustín: « Remota itaque iustitia quid sunt regna nisi magna latrocinia? ».[18] Es propio de la estructura fundamental del cristianismo la distinción entre lo que es del César y lo que es de Dios (cf. Mt 22, 21), esto es, entre Estado e Iglesia o, como dice el Concilio Vaticano II, el reconocimiento de la autonomía de las realidades temporales.[19] El Estado no puede imponer la religión, pero tiene que garantizar su libertad y la paz entre los seguidores de las diversas religiones; la Iglesia, como expresión social de la fe cristiana, por su parte, tiene su independencia y vive su forma comunitaria basada en la fe, que el Estado debe respetar. Son dos esferas distintas, pero siempre en relación recíproca."
Enviado por el día 26 de Enero de 2006 a las 12:08 (6)
Enviado por el día 28 de Enero de 2006 a las 23:05 (7)
Como antiliberal de pro acabo de poner un post que me interesa mucho que leas... Digamos que me posiciono entre Alberto Garzón y tú mismo:

http://auxarmescitoyens.blogspot.com/2006/01/liber...

Hasta pronto, a partir del día diez estaré de nuevo en condiciones de seguir con el debate qeu teníamos pendiente. Chau!
Enviado por el día 30 de Enero de 2006 a las 20:08 (8)
Bien, yo tardaré un poco más en reincorporarme de lleno. Sé que tengo posts pendientes, pero ahora mismo no puedo.
Enviado por el día 30 de Enero de 2006 a las 20:22 (9)
Mi admirado Juan Ramón,

Has sido elegido, once again, me temo.

Te ruego que mires de que va el asunto, si es que no lo sabes ya, en:

http://esparteniense.blogspot.com/2006/01/la-locur...

Sería interesante que nos dieras a conocer algunas excentricidades de tu persona, cuando puedas, claro.

Un abrazo.
Enviado por el día 31 de Enero de 2006 a las 14:58 (10)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande