liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Seny » Sir John Cowperthwaite (1915-2006)

26 de Enero de 2006

« We Don't Speak The Catalonien Dialect | Principal | Spanish Inquisition »

Sir John Cowperthwaite (1915-2006)

Traduzco este excelente obituario que firma Brian Micklethwait en Samizdata:

Sir John Cowperthwaite (1915-2006)

¿Qué británico ha hecho más por el bien del mundo durante el último medio siglo o desde la Segunda Guerra Mundial? Nomino a Sir John Cowperthwaite, Secretario de Finanzas de hong Kong de 1961 a 1971, fallecido el pasado sábado.

Al aplicar la ideología del laissez faire a Hong Kong con mayor flexibilidad que cualquier otro en esa época, se convirtió, en palabras de Patrick Crozier's en el padre del boom económico de Hong Kong.

Y eso, a fin de cuentas, convierte a Cowperthwaite en el abuelo del boom económico chino.

Sin el brillante ejemplo de Hong Kong, y la influencia economicamente benigna que Hong Kong fue durante mucho tiempo sobre lugares todavía controlados por Beijing, ¿quién sabe en qué estado económico (y político) estaría hoy China?

Cowperthwaite fue criticado mientras ocupó el cargo por no poner más impuestos a la gente de Hong Kong y por ignorar, en particular, la educación. ¿Pero acaso a habido jamás un ejercicio más estupendo en el negocio educativo y en cualquier otra cosa educativa en que uno pueda pensar que en Hong Kong? Hong Kong ha sido la Universidad del Cómo Hacerlo para millones y millones de chinos, chinos que ahora se esfuerzan para que la propia China deje de ser una suicida y asesina amenaza mundial para pasar a ser un creativo contribuidor para el mundo. Los modelos productivos y comerciales que se siguen ahora en China fueron mayormente desarrollados en Hong Kong, y Hong Kong sigue ofreciendo una enorme conexión entre la China y el resto del mundo.

Así que, existe, cuando menos, una decente posibilidad de que China emerja al escenario mundial no como una superpotencia beligerante según el molde soviético, sino como una superpotencia creativa más semejante a los Estados Unidos o Gran Bretaña decimonónicos.

Por supuesto, China sigue enfrentándose a severos problemas, como bien se ha explicado aquí. Podría irse todo muy pronto al traste. La riqueza y la fortaleza que China ha ganado creativamente pueden todavía (tras algún tipo de implosión económica) usarse para sufragar los gastos de una trastada a gran escala.

Pero la fortaleza económica china no es una completa ilusión; no lo es más (bueno, tal vez un poquito más) que la fortaleza económica de EE.UU. a finales de los 1920. (El problema con esa comparación es que los EE.UU. demostró que podía ser la locomotora del crecimiento económico mundial sólo después de una enorme depresión y una enorme guerra mundial). Y si, dentro de cien años, los historiadores son capaces de echar la vista atrás para ver un siglo de (principalmente) creatividad y progreso chino en vez de caos y horrores chinos, Sir John Cowperthwaite ciertamente merecerá más reconocimiento por ese venturoso resultado que cualquier otro individuo.

La pesadilla siempre fue que el pueblo chino sintiese que tenía que luchar y destruir para hacerse respetar en el mundo. El Hong Kong de Cowperthwaite mostró al pueblo chino que eran capaces de desencadenar un modo mejor y más creativo para ser respetados, un modo del que todo el mundo ya se está beneficiando.

Patrick Crozier, a quien agradecemos el link, escoje esta cita en concreto de la necrológica del Telegraph de este gran hombre:

En cuanto a la escasez de estadísticas económicas de la colonia, Cowperthwaite explicaba que se resistía a las solicitudes de ofrecerlas, pues podía ser usadas como munición por aquellos que querían más intervención del gobierno.

El estado no es tu amigo. Cuanto menos sepa, mejor.


Comentarios

 

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande