liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Todo un hombre de Estado » Sí había alternativas a la nacionalización

11 de Septiembre de 2008

« Otro que es demasiado grande para quebrar | Principal | El colapso prosigue »

Sí había alternativas a la nacionalización

Uno de los argumentos más cacareados en los últimos días para defender la nacionalización de Fannie Mae y Freddie Mac ha sido que la alternativa (su quiebra) era mucho peor, ya que habría arrastrado a todo el sistema financiero.

Ya comenté que sí había alternativas a la quiebra y era convertir a los acreedores en accionistas. Alex Barron, del Agency Trading Group, desarrolla ampliamente este plan:

1. Desde un punto de vista económico, lo que ha hecho el Gobierno es su mayor acercamiento hacia el socialismo ya que ha impedido que funcione el libre mercado. Lo que necesitamos no es conservar, sino restructurar. Esto significa permitir que los inversores que asumieron el riesgo de invertir en Fannie y Freddie a cambio de una remuneración absorban las pérdidas y no los contribuyentes.

Esto básicamente consiste en que las accionistas comunes y los preferentes pierdan toda su inversión y que cada 1000 dólares de deuda se transforme en una combinación de 500 dólares de deuda y 500 dólares de fondos propios. Esto habría permitido que Fannie y Freddie estuvieran suficientemente capitalizadas y que los antiguos deudores absorban las pérdidas futuras con sus nuevos fondos propios.

2. Desde el punto de vista financiero, lo que necesitábamos era una privatización completa de las funciones de Fannie y Freddie, y no tener al Gobierno metiendo las narices y los mercados financieros, y ayudando a Freddie y Fannie a proveer más hipotecas no rentables.

Si queremos salir del agujero, primero hay que dejar de seguir cavando. Si queremos solucionar el problema de Fannie y Freddie, lo primero que tienen que hacer es dejar de comprar hipotecas que no son rentables. Mientras los precios de la vivienda sigan cayendo (y continuarán haciéndolo dado que las propiedades inmobiliarias de los bancos y los inventarios siguen creciendo), el riesgo de perder dinero préstando dinero a la gente para comprarse una casa, sigue presente.

La única manera de minimizar el riesgo es pidiendo un pago inicial mayor y tipos de interés más alto y restringiendo los préstamos a los deudores realmente cualificados. Una empresa privada debería hacer eso y, si no lo hace, quebrar. Un banco hipotecario público simplemente continuará prestando dinero a bajos tipos de interés para ofertar "casas al alcance de todo el mundo" y así "expandir la propiedad de la vivienda" (obligando finalmente a que el contribuyente absorba las pérdidas).

3. Desde una perspectiva de riesgo moral, esto lanza una señal al mercado de que el Gobierno no permitirá quebrar a nadie demasiado grande. El Gobierno los rescatará simplemente imprimiendo dinero. Esto generará una enorme cola de gente para recibir las dádivas públicas. La inflación consiguiente no debería sorprender a nadie.

La Reserva Federal y cualquier banco central es una institución socialista. Se mete en los mercados cuando el capital privado decido no prestar porque el riesgo es demasiado elevado y entonces presta el dnero de los contribuyentes (ya os daréis cuenta de que esto es así cuando la Fed pida al Congreso que le deje imprimir dinero para compensar sus propias pérdidas).
Por cierto, sobre el punto 2 de Barron (tras la socialización, Freddie y Fannie seguirán ofertando hipotecas que no son rentables), Thomas Lund, vicepresidente ejecutivo de Fannie Mae, ya se ha encargado de confirmarlo:
Como sabéis, la FHFA se ha convertido en tutor de Fannie Mae y ya ha expresado su deseo de que Fannie Mae continúe funcionando como venía haciéndolo hasta ahora. Dicho de otra manera, la FHFA no variará la manera en que Fannie Mae interactúa y trabaja con el resto del mercado ni tampoco los procedimientos que usamos para trabajar con ellos (...) Valoramos muchísimo el negocio y nuestras relaciones con el mercado hipotecario, por lo que estamos deseosos de mantenerlo y fortalecerlo, trabajando junto con el Gobierno de EEUU, para ayudar a que el mercado supere este período.
Vamos, estás dirigiendo una empresa que ha quebrado y los tíos dicen que seguirán comportándose como hasta la fecha. Así funciona el socialismo y las empresas públicas. Chapó para los liberales pronacionalizaciones.

Comentarios

 
Lo malo de esta historia es que esta crisis se esta vendiendo como una crisis del neoliberalismo americano, y desgraciadamente rebatirlo no nos es tan facil como a Juan ramon.
Hay que basarse en que si un gobierno cualquiera llamese como quiera, posee total o parcialmente un banco eso no es liberalismo, sino proteccionismo estatal, neosocialismo en definitiva intervencionismo. Osea si se mueve y se contonea como un pollo es un pollo.
Enviado por el día 13 de Septiembre de 2008 a las 11:51 (1)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande