liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » ¿Qué pasa con los planes de rescate?

30 de Octubre de 2008

« La crisis no ha matado ningún liberalismo | Principal | Recesión, Solbes, recesión »

¿Qué pasa con los planes de rescate?

Varios comentaristas de mi anterior anotación han mostrado sus discrepancias con mi afirmación sobre los planes de rescate:
No es cierto que todos los liberales se opongan al rescate. Ahora bien, hay fundados motivos para creer que, aun cuando el rescate pudiera ser positivo, finalmente vaya a implementarse de una manera horrorosa. Algo sobre lo que la izquierda (al menos en España) no suele preocuparse demasiado.
Voy a intentar aclarar mi posición, que básicamente coincide con la nota de prensa que emitió el Instituto Juan de Mariana sobre este tema.

a) El peligro de la crisis es que no sólo se liquiden los malos proyectos, sino los buenos proyectos que dependen de seguir captando capital durante un cierto período de tiempo.
b) Los inversores y los capitalistas suelen examinar la rentabilidad futura de los distintos proyectos y aportar su ahorro para refinanciarlos. Dicho de otra manera, compran esos proyectos a un enorme descuento con la esperanza de que se revaloricen en el futuro cuando la economía se estabilice. Ejemplo: Warren Buffett con Goldman Sachs.
c) Los planes de rescate del Gobierno podrían ir destinados a refinanciar proyectos a largo plazo de calidad. Dicho de otra manera: el Estado emite deuda pública que los inversores adquieren voluntariamente; con esos fondos selecciona los activos de calidad de los bancos y los compra; en un futuro, cuando esos activos suban de valor, los vende y con las resultas repaga la deuda pública. El contribuyente no se ve implicado y lo único que hace el Estado es aprovechar un cierto liderazgo institucional que (por desgracia) conserva para movilizar el ahorro y aplicar una cierta incertidumbre. Si los planes de rescate se limitan a esto, no los considero criticables per se y no me parece que los liberales debieran oponerse.
d) Ahora bien, probablemente el escenario anterior sea una utopía. Por dos motivos:
- El Estado tratará de recapitalizar los bancos, no de refinanciarlos. Es decir, comprará activos basura que NUNCA volverán a alcanzar el valor que tenían (precisamente porque son malas inversiones que deberían liquidarse).
- Aun cuando el Estado quiera refinanciar los buenos proyectos, tiene serios problemas de información e incentivos para que logre tener éxito.

En cualquiera de los dos casos, el Estado fracasaría en su intervención y prolongaría la crisis al dilapidar el capital, retrasar el ajuste de los precios relativos y manteniendo las malas inversiones.

Así pues, mi conclusión puede ser algo paradójica. Suele pensarse que desde el purismo liberal debe rechazarse el plan de rescate pero que, desde el pragmatismo y el realismo, tenemos que mirar hacia otro lado y dejar que el Estado intervenga.

Mi posición es justo la contraria: desde el purismo liberal no deberíamos criticar que, con ciertas restricciones, el Estado apruebe los planes de rescate, pero desde un realismo que sí tiene en cuenta la naturaleza del ser humano y de la Administración (sus limitaciones y sus deficiencias de conocimiento y sus incentivos hacia la corrupción) y los rasgos de la crisis económica actual (insolvencia bancaria), habría que rechazar frontalmente estos planes.

Comentarios

 
A mí me parece que ni desde el purismo ni desde el realismo. No hay ni asomo de un mínimo diagnóstico. Los planes de rescate se han decidido en cinco minutos, las cifras no se sabe de donde vienen, hay un secretismo alucinante,....

Yo no le veo ni pies ni cabeza a ninguno de los planes. Hay mucha ansiedad por "hacer algo" o "que parezca que se hace algo", echando basura al futuro. Se ve a muchos comentaristas aplaudiendo planes sin siquiera conocerlos, llamadas a la unidad, a las acciones coordinadas (sin contenido concreto), una aprobación de lo que haga la autoridad (al estilo de Los Del Río cuando el referendum de la Constitución Europea), ...

Resumiendo, yo estoy en contra, por si no se nota.
Enviado por el día 30 de Octubre de 2008 a las 22:54 (1)
Dicho de otra manera Rayo, ¡que no te aclaras! Los planes de rescate lo ves buenos y malos al mismo tiempo. Sorprendente en un liberal y más aún en un ancap.

¿Por qué debería el estado emitir deuda pública (y por tanto captar fondos del público) para comprar activos que valen menos de lo que reciben los banqueros?

Mira eaco, mis sospechas sobre gente como tú van en aumento, más allá del infantilismo de pedir por un lado la disolución del estado y por el otro medio desear que intervenga en el mercado a favor de los ricos, lo que veo en ti, y en general en los liberales, es una defensa intelectual de los ricos, incluso llegando a la postura irracional de pedir al mismo tiempo una cosa y la contraria.
Enviado por el día 30 de Octubre de 2008 a las 23:06 (2)
Pues hombre, jose maria, tu problema parece más bien de comprensión lectora (y escritora, como se aprecia en tu incapacidad de escribir correctamente un simple apellido). Rallo se opone a los rescates y lo explica. Tú tienes una conclusión que intentas justificar como sea, y como no puedes, pues te inventas las razones.

Ahora, que el que queda como un imbécil eres tú. Tú sabrás qué ganas con tanta chorrada.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 01:56 (3)
Claro multivac, tú sí demuestras gran comprensión lectora. Eaco defiendem el rescate por un lado y lo rechaza por el otro, es decir que no se aclara.

desde el purismo liberal no deberíamos criticar que, con ciertas restricciones, el Estado apruebe los planes de rescate, pero desde un realismo que sí tiene en cuenta la naturaleza del ser humano y de la Administración (sus limitaciones y sus deficiencias de conocimiento y sus incentivos hacia la corrupción) y los rasgos de la crisis económica actual (insolvencia bancaria), habría que rechazar frontalmente estos planes.

En qué quedamos, ¿los apruebas o los rechazas?

Por otro lado multivac, tú eres justamente el líder de este pequeño movimiento de canallas liberales, que esencialmente, a la hora de la verdad, más allá de discursitos sobre la libertad, acabáis estando a favor de quienes os pagan, es decir los ricos. ¿Quién te paga a ti por cierto?

¿Liberales vosotros? ¡Y una mierda!
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 08:07 (4)
Jose Maria, comparto contigo en que un liberal autentico nunca estaría deacuerdo en el rescate. Pero comprende que la soledad intelectual en la que nos encontramos hace muy crudo estar encontra de todo el "mainstream" que lleva camino de imponerse en la actual coyuntura. No creo que nadie pague a nadie, pero es muy atractivo darle la razón a todo el mundo y muy solitario ser firme en nuestras convicciones. Yo lo achacaría más bien a un momento de flaqueza ante la previsible derrota.
Por otra parte, desde el punto de vista anarco-capitalista, contra más intervenga el estado más se pondrá en evidencia su inoperancia y más fácil será concienciar a la opinión pública de la necesidad de más libertad. El precio a pagar será muy alto, pero parece ser que no queda alternativa dado que los que culpan al mercado en la actual coyuntura ganan por goleada.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 09:42 (5)
Jose María:

Las situaciones provocadas por la intervención muchas veces hacen que la única salida posible sea intervenir o aceptar una mayor intervención.

Viene a ser como aquel que se tira por un tobogán de un parque acuático, pensando que es la mejor opción, y a mitad del mismo se da cuenta de que reparten bocatas arriba. Ir bajando por el tobogán ya no es la mejor opción. Lo mejor es subir. Pero intentar subir por el tobogán es prácticamente imposible, y por cada metro ganado se pierden dos. Mejor seguir bajando hasta el final, y subir luego la cuesta que lleva al principio del tobogán... llegarás mucho antes. Eso sin parar de dejar claro que lo bueno es estar en la cima del tobogán, y que es el mismo tobogán el que obliga a bajar, y no los bocatas de la cima. Que bajar por el tobogán es obligatorio por habernos lanzado, y no porque fuera necesario para conseguir los bocatas. Es más, para conseguir los bocatas lo mejor era no haberse lanzado.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 12:08 (6)
Yo creo que hay tres cuestiones que no hay que mezclar:
1. ¿es moralmente reprobable una intervención?
2. ¿existe la posibilidad teórica de que tenga efectos positivos? ¿y cuál intervención en concreto y realizada de qué modo?
3. ¿va a tener efectos positivos (globales) en la práctica alguna de las intervenciones?

A mí me parece que Rallo habla de que sí, es teóricamente concebible que un plan sea beneficioso pero que no lo va a ser en la práctica. Al menos, así entiendo yo este post.

En cuanto a la pregunta 1, para mí estos planes son absolutamente impresentables. Hombre, si por lo menos alguien pudiera explicar cómo y por qué van a tener efectos positivos o salvarnos de un desastre....me parecerían aceptables a regañadientes.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 13:12 (7)
Vamos a ver,

Por resumir:
- Plan de refinanciación: Me parece aceptable, pero difícilmente implementable.
- Plan de recapitalización: Me parece inaceptable.

¿Dónde dices, José María, que apruebo el plan y lo condeno? ¿A qué ricos dices que defiendo? Porque aquí tenemos dos alternativas: o los depositantes (tú y la mayoría de trabajadores del mundo) pierden hasta la camisa liquidando al descuento los activos o la deuda de los depositantes se refinancia (si es que los activos son de calidad) ya sea por el Estado o por inversores privados. ¿Que se arruinen los depositantes es defender a los ricos?

Yo no digo que el Estado DEBA emitir deuda pública para refinanciar a los bancos, digo que el Estado puede actuar como un inversor más y si toma la iniciativa refinanciar la deuda de los bancos (¡que es deuda con los depositantes!), con la única condición de que no meta a los contribuyentes en el fregado (lo que sucedería si recapitaliza a los bancos).
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 13:19 (8)
Pero Rallo, el gobierno la única forma de intervenir que tiene es con el dinero del contribuyente, el gobierno no tiene otro dinero.

La única alternativa viable hoy en día es la emisión de deuda pública, ya que no veo a ninguno recortando gastos y echando a su gentecilla de ministerios y demás feudos, con el alto coste que va traer al contribuyente debido a los altos tipos que vamos a tener que pagar.
Pero vuelvo a lo de antes, para hacer una refinanciación, hay que hacerlo con el dinero del contribuyente, osea con el del depositante, sería ya la trampa mortal de alargamiento de la crisis.

Yo la verdad prefiero que se liquide todo y empezar a pensar en sistemas bancarios mas sólidos y estables, lejos de esas teorías de que es el crédito fácil lo que da prosperidad a un país. Eso al final es lo que hace a los pueblos aprender y cambiar.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 14:57 (9)
Por cierto multivac, ¿toda tu argumentación ha sido que eaco no se apellida Rayo sino Rallo? Está claro que tu falta de argumentos "liberales" brillan por su ausencia, vividor sinvergüenza.

Yendo al grano. Eaco, por un lado has escrito:
desde el purismo liberal no deberíamos criticar que, con ciertas restricciones, el Estado apruebe los planes de rescate Luego aceptas los planes de rescate estatales (aunque sea con restricciones).

Por otro lado has escrito pero desde un realismo que sí tiene en cuenta la naturaleza del ser humano y de la Administración (sus limitaciones y sus deficiencias de conocimiento y sus incentivos hacia la corrupción) y los rasgos de la crisis económica actual (insolvencia bancaria), habría que rechazar frontalmente estos planes.Luego rechazas los planes de rescate. ¿En qué quedamos? O una cosa u otra.

Luego en tu posterior comentario dices que aceptas la refinanciación bancaria pero no la recapitalización, es decir que cierto tipo de rescates sí los aceptas y otros no. Acabáramos, aceptas la intervención del estado en la economía, cosa que como todo el mundo sabe es muy liberal y muy ancap. No sé como no se os cae la cara de vergüenza. ¡Hipócritas pseudoliberales!

Y luego continuas con tu ya lamentable falta de comprensión del sistema financiero, ¿de dónde coño crees que va a salir el dinero para refinanciar a los banqueros? De los impuestos y/o de la deuda pública, ¿y quién paga eso?

Puestos a refinanciar a los bancos para evitar perjuicios a los depositantes el estado debería de nacionalizar la banca, ¿qué es eso de que un grupo de familias mafiosas super-ricas, no solo se escape de rositas sino que encima se les dé más dinero para que continuen haciendo lo mismo, es decir forrarse creando dinero a través del crédito?

Y sí, vosotros los pseudoliberales defendéis a los super-ricos, porque a la hora de la verdad hasta los ancaps acabáis aceptando que les llegue la pasta del contribuyente.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 16:27 (10)
Por qué principio liberal un gobierno tiene que ayudar a una empresa que está en apuros, sea esta un banco o cualquier otra entidad?
Si un banco presta mucho más dinero que el que tiene en depósitos entonces en caso de quiebra es posible recuperar el dinero de los depósitos aunque no sea inmediatamente. En mi opinión el derrumbe del sistema financiero no sería tan grave como las consecuencias de una eventual intervención, y sería un escenario propicio para que surgiera un sistema monetario no basado en el fraude como el actual.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 16:31 (11)
Con ciertas restricciones=que el dinero sea para refinanciar activos de calidad y no para recapitalizar bancos.

La intervención del Estado en la economía no me parece especialmente criticable siempre que sea mediante vínculos voluntarios. Quienes adquieren deuda pública lo hacen voluntariamente y si los activos son de calidad, su venta amortizará esa deuda pública. En ningún momento tienen por qué entrar los impuestos (ni presentes ni futuros) en juego.

Tampoco he defendido que los gestores y los accionistas de los bancos se salven. No he entrado en ese debate; incluso puede instrumentarse un procedimiento de quiebra bancaria que, no obstante, salve las inversiones buenas en beneficio de los acreedores del banco (que son depositantes como tú, insisto).
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 17:13 (12)
Ya, pero la deuda pública hay que devolverla, ahí es donde está la no voluntariedad. Yo lo de los activos de calidad... es que no me lo creo.

jose maria: se puede discrepar de eaco sin necesidad de insultar en cada párrafo.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 17:31 (13)
Guau! Vaya convergencia tenemos: yo me escribo sobre liquidación de inversiones y tu dices esto:

"Tampoco he defendido que los gestores y los accionistas de los bancos se salven"

http://www.lorem-ipsum.es/blogs/equilibriosocial/?...

Te veo al borde de cruzar curvas.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 17:36 (14)
El problema no es que el que adquiere deuda pública lo haga voluntariamente o no, si no lo que el estado va hacer con el dinero que obtiene con la emisión de dicha deuda: favorecer a empresas que de otra forma verían en peligro su futuro. Porque no se pueden dejar caer los bancos? Alguien puede profundiar más en este tema, parece como si todo el mundo tuviera pánico a que quebrasen por eso del efecto dominó. No sería esta la forma más rápida de destapar las cartas de cada uno? y de paso sacar a la luz el fraude? porque fomentar la mala praxis cuando el mercado se empeña en castigarla? Así es como creemos en el mercado?
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 17:41 (15)
Yo el principal problema que veo es la existencia de entidades bancarias abocadas a la quiebra (zombies bancarios, por usar la expresión de eaco). Una vez que una entidad ya sabe que va a quebrar, no tiene ningún incentivo para perder lo menos posible, porque le da igual dejar un agujero de 80.000 que de 800.000 euros. Por tanto, la liquidación de activos tiene grandes posibilidades de ser pasto de corrupciones múltiples.

En ese caso (difícil de abordar), hay que pensar en intervenir, clasificar los activos, los pasivos y ordenar desde fuera el desmantelamiento.
Enviado por el día 31 de Octubre de 2008 a las 17:58 (16)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande