liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Areopagítica » Expo Zaragoza o la solución de siempre, más socialismo

13 de Septiembre de 2008

« El ecologismo cojonero | Principal | El extraño caso del pacifista violento (o del violento pacifista) »

Expo Zaragoza o la solución de siempre, más socialismo

La política española, la europea y si se me apura, la mundial tiene un fuerte carácter intervencionista, no deja de ser socialismo en mayor o menor grado. Siempre que es planteado un problema, un reto, un proyecto se concluye la necesidad de que un líder iluminado, un gobierno sagaz, un estado potente diseñe, implemente y ejecute algún tipo de plan maravilloso que nos transporte al Nirvana, que haga efectiva la utopía que hasta ahora no ha podido ser.

La Exposición Internacional de Zaragoza no podía concluir de otra manera. Su lema, “Agua y desarrollo sostenible” ya daba una idea de por dónde iban a ir los tiros. Su carácter público, pese a que parte del dinero que la ha financiado haya venido de patrocinadores privados, la presencia habitual de políticos de todos los continentes, los problemas ahí planteados y las soluciones propuestas rebosaban intervencionismo, excretaban el socialismo más ramplón.

La Tribuna del Agua presentó ayer sus conclusiones que serán leídas el día de la clausura por el ínclito y liberticida Federico Mayor Zaragoza, el amigo de dictadores y asesinos. Para abrir boca el coordinador Francisco Cubello declaró que “todas las personas deben disponer de agua por justicia”, se quejó de que 1.500 millones se enfrentan al hambre y a la enfermedad por falta de saneamientos básicos, declaró esencial la inversión en infraestructuras, para terminar asegurando que los gobiernos deben dar prioridad a este tipo de inversiones y objetivos.

No sé muy bien si me he enterado, pero don Francisco me está diciendo que décadas de socialismo en casi todos los países que pueblan el orbe no han podido sino condenar a 1.500 millones de seres humanos al hambre y a la enfermedad, han sido incapaces de diseñar, construir y mantener operativas las infraestructuras necesarias para que el agua llegue a los que la demandan y, después, pide a los Gobiernos, esos mismos que han sido incapaces de realizar lo que, en el mejor de los casos, habían prometido y en el peor, ni se habían planteado, que aumenten la intervención. Don Francisco es un cachondo, que diría un castizo, o no se entera o su propia ideología le impide ver el bosque.

Cuando se pide que el Gobierno asegure el abastecimiento a la población o a la producción de alimentos, lo que se consigue es que ésta sea la única institución que controle el suministro y que su distribución se haga en función, no de las necesidades de cada cual, sino de los gustos del político que en ese momento gobierne, que, por poner un ejemplo, puede considerar que los campos de golf son inadmisibles, pero no el maíz o la soja que más tarde inundarán en mercado mundial haciendo que los mismos productos de los países en desarrollo no tengan mercados donde venderse por lo que estos volverán a pasar hambre y las pocas pero necesarias infraestructuras que el gobierno rapaz o la guerrilla salvaje han permitido construir, sean irrelevantes. En fin, menos mal que están por ahí las ONG’s que nos ayudan a tener en blanco nuestras conciencias.


Comentarios

 
Hace muchísimos años recuerdo haber leído una entrevista a algún reportero progre de postín que se quejaba de lo injusto que era que en sus correrías por el corazón de África, había visto muchos pueblos sin agua potable, pero siempre podía encontrarse Coca-Cola.
Yo era entonces bastante joven y sin inquietudes económico-políticos, pero recuerdo que pensé "¿y por qué no se encarga Coca-Cola de llevar también agua?" pero claro, como el agua es un derecho, no puede ser tratada como una vulgar mercancía ni dejarse en manos del mercado porque entonces solo estaría al alcance de "los ricos".
Ángeles Caso, en una columna de hace un par de años, creo que en el suplemento de La Razón dedicado a salud y medio ambiente protestaba algo así como: "Si los capitalistas pudieran hacer negocio acabando con la pobreza, esta no duraría nada".
¡Qué buena e involuntaria defensa del capitalismo!
http://vidrierairrespetuosa.blogspot.com
Enviado por el día 13 de Septiembre de 2008 a las 22:06 (1)
hay algo muy curioso. En cuba, los cubanos siguen usando la misma infraestructura que dejó el capitalismo hace más de 50 años.
Enviado por el día 18 de Septiembre de 2008 a las 05:04 (2)
En España a quien detesta y culpa un don Francisco? En Latinoamerica tipos como el odian y culpan a alguien. Culpan al neoliberalismo diabolico, a la oligarquia, en fin, alguien los oprime.
Enviado por el día 21 de Septiembre de 2008 a las 00:16 (3)

No se admiten ya más comentarios.

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande