liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Orden Natural » Octubre 2005

Orden Natural: Octubre 2005

25 de Octubre de 2005

Lo que el socialismo esconde


Excelente y pedagógico artículo de Albert Esplugas Boter.

Gracias, Albert.
¿Qué es la Kritarquía?


El gobierno de la ley, es decir el imperio total de la justicia.

Si se coloca en un eje el apego de una sociedad al derecho natural en el extremo derecho y al izquierdo el apego de una sociedad a la política y el igualitarismo, tenemos a la Irlanda medieval en el primer polo y a la Camboya del Khmer Rouge en el segundo. Si la justicia es, en la definición de Ulpiano, el "a cada uno lo suyo"; la política es el "a cada uno lo ajeno, o lo que es de los demás". Entre ambos extremos se sitúan las sociedades: entre la libertad y el socialismo. La kritarquía es el sistema de gobierno donde no existe el político, como ser capaz de a) redistribuir, b) estar por encima de las mismas reglas que rigen para los demás y c) tener un status cultural inmerecido, realmente ganado en base a mentiras, manipulación y parasitismo. Si el mercado es una meritocracia y un "race to the top" (carrera hacia la cima), la política es una kleptocracia y un "race to the bottom" (carrera hacia la sima).

La kritarquía es el antídoto para la política en su acepción más vulgar y conocida. Todo lo opuesto a la politización de todos (y todas, no se me vaya a olvidar) que sugieren los demócravencionistas-PolíticamenteCorrecto-nuevaizquierda-ecológico-igualitaristas, o liberticidas de cualquier variante.

24 de Octubre de 2005

Cinderella man


Corre 1934 y los EEUU encaran la estatalmente inducida y prolongada Gran Depresión. Un irlandés, James J. Braddock se acerca con la frente altiva a la oficina de Desempleo, y devuelve el dinero que había evitado tomar hasta momentos de la más grave necesidad, frente a un público atónito. Al día siguiente el gesto aparece en los diarios locales. Años antes, el mismo boxeador le había dicho a su hijo -mientras caminaban donde el carnicero a devolver un salami robado por el niño- que robar no era una alternativa, aún en casos de necesidad. Además, Braddock evita aliarse con su compañero de trabajo de estibador en las protestas políticas para lograr una revancha contra los ricos, supuestos causantes de la crisis económica.

¿Quién es este personaje? El irlandés y hombre de valores al que me refiero es el boxeador que ganara el título mundial de pesos pesados en esa época. Y sus hazañas, grandes y pequeñas, así como su talla moral están retratadas en Cinderella man, la más reciente película de Ron Howard. Los lectores de liberalismo.org seguro hallarán un reflejo de muchos de los valores que nos unen e inspiran: la ética del respeto al fruto del esfuerzo ajeno, el tesón, el coraje y la visión necesarios para lograr grandes cosas, y la humildad ante las cosas que no podemos controlar. No se la pierdan.

16 de Octubre de 2005

Razones para el optimismo

De la pluma del genial comunicador Johan Norberg, en sus comentarios en Sidney bajo invitación del Centre for Independent Studies.

Si suficientes lectores me lo mencionan como algo que vale la pena o quieren difundir, estoy dispuesto a traducirlo.

8 de Octubre de 2005

El Mito de la Eficiencia

Tomemos un individuo cualquiera. Ya que sus propios fines han sido establecidos y actúa
para alcanzarlos, seguramente al menos sus acciones podrían considerarse eficientes. Pero
no, no es así, porque para que sus acciones sean eficientes, debería poseer conocimiento
perfecto –conocimiento perfecto acerca de la mejor tecnología, o de acciones y reacciones
futuras de otras personas, y de eventos naturales futuros. Pero dado que nadie puede
jamás tener conocimiento perfecto del futuro, no se le puede llamar a la acción de ninguna
persona, “eficiente”. Vivimos en un mundo de incertidumbre. La eficiencia es por lo tanto,
una quimera.
- M. N. Rothbard
Ver todo el artículo.

6 de Octubre de 2005

La teoría de la ganancia y el interés de Reisman
Sobre la acumulación de capitales en pocas manos


Uno de los típicos argumentos contra el libre mercado, es aquel que dice que la riqueza muy pronto empezará a concentrarse en pocas manos. Es decir, que el mercado lleva a más desigualdad, y a más concentración de los recursos.

Diferencia entre clases sociales aumenta: falso.

Sobre el primer punto, hay un gráfico totalmente diáfano en el libro de Johan Norberg que demuestra que las economías más liberales tienen una diferencia de ingreso de 14 veces entre su quintil (20%) más rico y el relativamente más pobre. En los países más totalitarios/intervencionistas/feudales, la diferencia es de 32 veces.

Concentración de la riqueza aumenta: falso

Otro gráfico de dicho libro demuestra el cada vez más reducido peso de las grandes corporaciones sobre la economía norteamericana. Y cuando digo peso, digo responsabilidad por las innovaciones, generación de empleo y mejora en métodos gerenciales. Se ha masificado el acceso al capital y por ende, al know-how necesario para crearlo y sostenerlo.

Sin embargo, el punto principal de mi exposición hoy es el descubrimiento en la magna obra de George Reisman del capítulo sobre Net Consumption / Net Investment, que pone el clavo final en el feretro del ataud keynesiano/monetarista. Como demuestra paciente y detalladamente Reisman, en el contexto de una cantidad invariable de dinero (la misma cantidad de dinero cada año durante algunos años), las ganancias empresariales no tienden a desaparecer vía arbitraje. Sin embargo, mientras más capitalista es una economía (segura en propiedad y contrato, y largoplacista culturalmente concomitantemente) más bajas son las ganancias empresariales. Esto es así debido a que la capitalización de una empresa es inversamente proporcional al grado de consumo presente de sus accionistas/propietarios. Esto explica claramente (además del acopio de know-how internacional ya creado por Inglaterra, EEUU et al.) por qué el despegue japonés le permitió ser llamado un país "milagro": las empresas tenían una fuerte orientación hacia la postergación del consumo. Era muy raro ver un despliegue de derroche de parte de sus directivos, y los propietarios no sangraban a la empresa en utilidades cada año; la capitalizaban para el siguiente. De esta forma las tasas de crecimiento económico son fenomenales.

Ahora bien, el concepto de la consultora Stern Stewart llamado EVA®, ha permitido a las empresas norteamericanas generar más valor para los accionistas sin caer en la falacia del modelo renano, es decir, la imposición de redistribucionismo o el stake-holding británico, donde la "comunidad" (elegida por funcionarios, y por ello las comillas) tenía que destinar los fondos de la empresa. El EVA® permite concentrarse en la creación de valor y junto con el concepto de gobierno corporativo, es posible armonizar los intereses de ejecutivos (demostrar resultados pronto y ascender) con los de los accionistas (valorizar sus acciones y elevar sus dividendos a la vez). Nuevamente es una solución de mercado, la que permite a los norteamericanos acoplar lo que parecería un descubrimiento nipón pero que simplemente era el reflejo de eras más liberales de la humanidad (pensemos en el s.XIX por ejemplo), donde el disfrute no implicaba sacrificio, gracias al Capitalismo. Japón simplemente tenía una cultura frugal por la postguerra, pero no debe considerarse eso virtuoso, si no una coincidencia favorable pero de ninguna manera necesaria para un despegue similar.

Volviendo al punto de la concentración: las empresas/propietarios que elijan presentar utilidades altas por encima de capitalizarse, incurrirán en consumo presente vs. acopio de recursos (inversión). Por ende, las empresas que privilegien la valorización de sus acciones irán ganando tamaño en el mercado. Esto, desde luego y aunque ocurra a la par de la desconcentración que mencioné anteriormente, es un fenómeno totalmente favorable para la sociedad. Que quienes más ahorran, avisoran e invierten tengan cada vez más recursos en sus manos, y que quienes privilegian el ocio tengan menos para administrar, es bueno para la sociedad en su conjunto. Irónicamente, permite mejor producción y por ende mejor y más ocio. La armonía de intereses nuevamente se ve asegurada gracias a la economía de mercado (redundancia donde las hay), el Capitalismo.

Archivo

2012: Agosto

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande