liberalismo.org
Portada » Bitácoras » Orden Natural » Diciembre 2005

Orden Natural: Diciembre 2005

29 de Diciembre de 2005

The Libertarian Forum


Un descubrimiento casi obvio, y supongo que no seré el único en enterarse apenas ahora. LewRockwell.com ha colocado en formato pdf las ediciones íntegras de The Libertarian Forum, el periódico de Rothbard y su movimiento libertario. Un verdadero festín de análisis coyuntural, estrategia y pensamiento político profundo de la mano del maestro.
Rechazo de dos términos vulgares


"Progresista" y "clase trabajadora".

El progreso es una noción eminentemente Occidental, y con más precisión, liberal. Es el liberalismo el paradigma que permite el cambio constante, la destrucción creativa, la movilidad social, el experimento para el éxito o error, la diversidad en tanto no afecte las bases del sistema de libertades que la permite en primer lugar, y el avance económico general de la población.

Los liberales somos los progresistas.

El trabajo no es mecánico, ni manual, es antes que nada y fundamentalmente intelectual. El operador de una máquina debe su productividad al creador, al comerciante y al técnico de la misma. Ninguna actividad humana productiva deja de tener una dosis de intelecto. Y las actividades como la gerencia, la asesoría empresarial, la especulación, el comercio, la intermediación financiera y la banca, son las que dan sentido y dinámica a la actividad física de los "obreros" (una empresa es una obra y nada simple, asi es que...). Ese trabajo manual o físico que los hijos espirituales de Marx de todos los partidos (aglutinados en la izquierda mayormente) consideran el "auténtico trabajo" o "lo único que crea riqueza" simplemente es visible, por no decir de fácil y burda apreciación. Pero no es ni el único, ni el fundamental en una economía post-agraria. Por el contrario: Bill Gates y Henry Ford también pudieron empuñar el azadón -y mucho mejor que cualquier sindicalista, pero decidieron optar por actividades más significativas. Ahí lo tienen, lo dije con todas las letras: el trabajo de la "clase trabajadora" es el que cualquiera puede hacer. El de la "clase ociosa" (ver Thorstein Veblen) es el que requiere de visión, creatividad y carácter superiores a los del aporte físico.

La clase trabajadora son los capitalistas, empresarios, especuladores y comerciantes mucho más que los "trabajadores".

Que el lenguaje deje de engañar es una tarea para divulgadores e iconoclastas. ¿Quién se suma?

14 de Diciembre de 2005

La esclavitud industriosa como alternativa a la pena de muerte


Sobre el tema de la pena de muerte se esgrimieron, en las últimas horas, estupendos argumentos de fondo.

La alternativa más fecunda a la pena de muerte, es la esclavitud industriosa. Me explico:

Cuando uno atenta contra la vida ajena, intencional y premeditadamente (sin atenuantes), uno pierde el derecho sobre la propia, al menos por un buen tiempo. En ese tiempo el principio de restitución en vez del de retribución entrará en juego. El reo deberá compensar (en lo posible, pues nada nos devuelve una vida o nos quita el tiempo pérdido por un trauma, etc) materialmente mediante flujos de caja ciertos, a los deudos o víctimas de una agresión. La cárcel, en vez de ser un centro de aprendizaje de criminalidad, de narcotráfico y de perversión sicológica, será un centro productivo. En esencia, una maquiladora. Esos flujos de caja servirán para educación, tratamiento sicológico o lo que el juez decida en el caso de menores de edad o gente con daños que causen impedimentos, y de un ingreso en el caso de adultos.

Además, debo decir que si bien un gobierno (o su aberración, el Estado) no puede matar por nosotros, tampoco puede perdonar por nosotros. Es nuestra potestad elegir entre dejar morir al asesino (en caso de pena máxima), o ponerle a nuestro servicio. La justicia debe desocializarse.

Actualización: Esto es para el caso de gente que de otro modo estaría condenada a muerte o penas largas. Las cárceles privadas ya existen, y no son ineficientes (son muy productivas), pues para empezar, el reo no cuesta a la "sociedad" si no que paga su propia estadía, y restituye en algo a las víctimas.

13 de Diciembre de 2005

El mapamundi por tamaños poblacionales






Click aquí para ampliar.


12 de Diciembre de 2005

Lech Walesa sobre el intervencionismo francés


"Why the heck did they for so many years encourage Poles to build capitalism when as it turns out they are communists themselves?"
Lech Walesa, the former Polish president and union leader who helped topple his country'''s communist leadership, on the French and their fear of competition from Polish laborers willing to work for lower wages

"¿Por qué diablos motivaron por tantos años a los polacos a construir el capitalismo cuando resulta que ellos mismos son comunistas? - Lech Walesa, el ex presidente polaco y líder sindical que ayudo a desarmar a la jefatura comunista de su país, sobre los franceses y su miedo a la competencia de trabajadores polacos dispuestos a trabajar por salarios más bajos [que los franceses]

Newsweek, Julio 11 de 2005

8 de Diciembre de 2005

Se busca editorial para libros de Friedman y Hoppe


Excelentes noticias para el mundo liberal: The Machinery of Freedom, de David Friedman está totalmente traducido al español (por Francisco Borja, ecuatoriano), y A Theory of Socialism and Capitalism, de Hans-Hermann Hoppe estará listo antes de Marzo (traducción a mi cargo). Se busca editorial en España o Latinoamerica, para publicación en el mundo hispanohablante.
Sobre la generación Y


Muy interesante. De lo que más me llama la atención en el análisis es eso de que se opte por recompensas síquicas como la familia y los amigos, más que por logros profesionales en la generación Y. Creo que ese dato golpea en la cara a quienes critican el mercado porque "nos vuelve de X o Y forma" o nos "hace hacer X o Y". Cada uno elige sus prioridades. No confundamos tentaciones (es tentador dormir o ver cine todo el día) con imposiciones.

El mercado no te "obliga" a nada. Te abre opciones, y muy tentadoras. Pero a un hombre casado también le tienta una mujer guapa, y no por eso le justificamos la infidelidad conyugal. Igual debe hacerse con la publicidad de un producto o un salario tentador: analizárseles en su justa medida.

5 de Diciembre de 2005

Auschwitz, el conformismo, el estatismo y el experimento de Milgram


El ya clásico experimento en la universidad de Yale, nos da luces sobre la capacidad humana de obedecer órdenes, para tercerizar (hacer outsourcing) la responsabilidad hacia arriba en la cadena de mando. Si "el sistema" o "la autoridad" nos colocan en medio de una cadena de causas y efectos, nos facilita el ser parte de un mal causado a escala masiva.

2 de Diciembre de 2005

Del más célebre analista de la Ley Consuetudinaria anglosajona


Para mi sorpresa y deleite, acabo de encontrar los afamados "Commentaries" de William Blackstone en la web. Una lectura muy recomendable para los estudiosos y promotores del orden espontáneo en el derecho y otras áreas.
"No todo es blanco y negro"


"No todo es blanco y negro". Si tienes ideas firmes sobre algo -sobre cualquier cosa en la vida cotidiana- probablemente escuches eso todo el tiempo. Esto equivale a decir: "No tengo respuesta para lo que estás diciendo. Pero en vez de ser honesto acerca de este hecho y declararlo, voy a tratar de intimidarme moralmente. La mejor forma que se me ocurre de intimidarte moralmente es acusarse de ser una persona "de blanco y negro" en vez de una persona de grises". - Dr. Michael J. Hurd, Ph.D.

1 de Diciembre de 2005

¿Qué hay en un nombre?, por Thomas Sowell


Publicado el 29 de Nov. de 2005, en www.CapMag.com


Las personas siempre han buscando sobresalir pero las maneras en que han tratado de distinguirse de otros han variado inmensamente. Algunos han dejado que sus logros hablen por ellos pero otros hacen que su ropa, sus tatuajes, su cuerpo con aretes o simplemente su tono de voz alto y estridente fundamente su intento de llamar la atención.

Los exhibicionistas han sido especialmente rampantes en nuestro tiempo. En una era anterior, Joe Lous vestía los mismos shorts de box que otros peleadores, a diferencia de los boxeadores de hoy, que llevan toda clase de colores y diseños excéntricos. Pero Joe Louis es recordado por ser un gran campeón y por su dignidad como hombre.

Una de las formas en que alguna gente busca sobresalir hoy en día es mediante los nombres que les dan a sus hijos. No sólo los nombres son distinguidos, esos nombres permanecen como distinguidos siempre y cuando otra gente no les dé a sus hijos esos mismos nombres. Así es que los nombres de ahora tienen una tasa de reposición mucho mayor que en el pasado.

En el Massachusetts del siglo 17, más de la mitad de todas las niñas se llamaban Mary, Elizabeth o Sarah. Mary se mantuvo como el nombre para niñas más popular, a lo lardo de la nación, durante el siglo 18, el 19 e inicios del 20. Hoy no está siquiera entre los diez primeros.

En efecto, ninguno de los diez nombres de niñas más populares en 1960 seguían entre los diez primeros del 2000.

¿Qué significa todo esto?

Tal vez significa que estamos preocupados por sobresalir - sin hacer nada que amerite nuestra distinción.
Tal vez queremos distinción de la forma barata.

Tal vez ni siquiera entendemos lo que un logro es. Había un tiempo en que la gente que no era ni rica, ni una celebridad, ni destacada en nombre o apariencia, era sin embargo percibida y muy apreciada como pilar de su comunidad debido a sus cualidades personales y carácter.

Los nombres son una de las superficialidades de nuestro tiempo que han reemplazado al carácter, la sabiduría y el logro.

La rotación alta de nombres en parte representa a gente de niveles económicos bajos imitando los nombre de gente en los niveles de ingresos altos. "Heather" solía ser un nombre popular entre círculos sociales altos. Con los años, sin embargo, se ha vuelto tan popular entre gente de bajos ingresos y menor educación que ha desaparecido entre las élites.

Ninguno de los cinco nombres de niñas más populares entre las familias de educación baja está entre los cinco más populares entre las familias de altos niveles de educación. Lo mismo es cierto de los nombres para niños.

Los negros y los blancos solían poner a sus hijos básicamente los mismos nombres. Ya no. Desde los 1970´s la segregación racial ha regresado, esta vez en los nombres.

California es uno de los ejemplos más extremos de esto, y de muchas otras tendencias extremas. Más de 40% de las niñas negras nacidas en California durante un año determinado tienen un nombre que no se encuentra en siquiera una niña blanca en el mismo estado.

Los asiáticos no se han unido a esta charada de los nombres, así como en gran medida han evitado otras charadas. Tal vez su énfasis en el logro ha hecho que esas otras formas de llamar la atención sean innecesarias.

"¿Qué hay en un nombre?" preguntó Shakespeare. En estos días, muchas veces bastante.

Ha habido estudios que señalan como discriminación racial que haya empleadores que rechazen con más frecuencia un postulante para un trabajo que se llame DeShawn o Jamal que uno llamado Jack o Scott.

Los nombres son indicadores de más que de la raza, sin embargo. También son indicadores de valores o actitudes en las familias de las cuales esta gente en particular proviene. Igual con otros indicadores. Una señora que trabaja en una oficina de empleo me contactó hace poco porque su jefe le había dicho que rechace postulantes que lleven dientes de oro. Se preguntaba si eso era moralmente correcto.

No tengo experiencia contratando a gente con dientes de oro, asi es que no tengo idea de qué tan confiable sea eso como indicador. Pero ya que el empleador paga el precio de equivocarse, es su potestad, no la mía.

Los padres que creen que están haciendo algo inteligente o lindo - o simplemente afirmando algo políticamente - cuando ponen nombre a sus hijos podrían considerar qué consecuencias habrá luego. Podrían también considerar darles a sus hijos bases más sólidas que un nombre para lograr algo valioso en la vida.

Archivo

2012: Agosto

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande