liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Octubre 2004

La Hora de Todos: Octubre 2004

30 de Octubre de 2004

El talante zapateril está dispuesto a recurrir a todo en contra de sus adversarios enemigos políticos. Lo último, la intimidación, la advertencia, la mafia, la policía del pensamiento. Guillermo de Ujúe ha contado lo que ha pasado recientemente en Murcia con motivo de la visita de Pío Moa al Casino de esa ciudad. No se lo pierdan.
100.000
Ha salido un estudio (registro gratuíto) diciendo que el núimero de civiles muertos por causa de la Guerra de Irak asciende a 100.000. Un número tan redondo, a cinco días de las elecciones, me hizo sospechar que podría ser un fraude. Yo recordaba otras cifras, más cercanas a las dos decenas de miles.

Efectivamente, es un fraude. Es lo de menos, porque siempre será efectivo para quien decida creérselo. Pero cuando menos es el resultado de un error tras otro, según explica Shannon Love en un comentario reciente, que deja el informe en la nada.

29 de Octubre de 2004

Los Presidentes de Gobierno de la Unión Europea se han reunido en Roma para firmar el texto de la Constitución Europea. Los ciudadanos tenemos el deber moral de oponernos a ese texto, que dice de sí mismo ser fruto de la voluntad de los europeos. Es fruto de la voluntad de los burócratas europeos y está ideada para crear una estructura administrativa sin contenido democrático que sirva sus intereses, no el de los europeos. Es el comienzo del fin de la libertad de los europeos si no nos resistimos.

Es lo que nos merecemos por mirar con recelo y no con admiración a los Estados Unidos. Muchos europeos quieren construir un contrapoder a los Estados Unidos y lo que proponen no son más que medidas para debilitar nuestra economía, y con ella todo lo demás. China está tomando una importancia creciente. Rusia sigue siendo un misterio, al menos para mí. Pero Europa lleva tiempo apostando por un modelo de decadencia, con el proteccionismo, la regulación y las subvenciones como aliados de los intereses particulares contra los ciudadanos europeos y del mundo. La Constitución Europea índice en ese camino regresivo de nuestras libertades y derechos.

Tengo un libro tamaño octavilla que contiene en 58 páginas la Declaración de Independencia de los Estados Unidos, la Constitución y todas las Enmiendas. La base de esos textos son los derechos del individuo. El texto de la Constitución Europea es extremadamente largo y desanima al lector más esforzado. No está basado en los derechos de las personas, que cita de forma escasa y torticera. En realidad la Constitución Europea se ha convertido en un programa político que da a las Administraciones todo el poder necesario para llevarlos a cabo.
Divergencias entre Republicanos y Demócratas
Walter Williams ha publicado un artículo, interesante como todos los suyos, titulado Economic Efficiency Scores: How Should You Vote?. En él hace referencia a una página que ha dado puntos a los distintos candidatos a Congreso y Senado según su fidelidad a los principios liberales.

En España esa página no tendría sentido, porque aquí no hay circunscripciones uninominales, el sistema electoral más democrático. Lo que tenemos es una lista que elige el líder y los diputados debiéndose a éste, no a quienes le votan. La libertad de voto es una quimera y el criterio del diputado no cuenta ante la llamada disciplina de voto. Habrá ocasión para hablar de ello, pero en los Estados Unidos, como en Inglaterra o Francia, hay circunscripciones uninominales y los diputados y senadores tienen sus propios criterios, que mantienen en ocasiones en contra de los de su partido.

Por tanto, en los Estados Unidos una página que estudie y calibre los votos y opiniones de los representantes tiene sentido. Observando Econ E-Score se puede comprobar que a pesar de las diferencias dentro de cada partido, son muy significativas las diferencias entre los partidos. Econ E-Score calibra las ideas liberales de Representantes y Senadores, y los resultados son reveladores. Por lo que se refiere a los senadores, la puntuación media (de cero a 100) de los republicanos se queda en 68,3 y la de los demócratas en 41,0, mientras que en la Casa de Representantes las cifras son 52,2 y un paupérrimo 17,4. Por eso siempre es una buena noticia que los republicanos tengan mayoría en Congreso y Senado, como parece que ocurrirá a partir del próximo noviembre, al menos durante dos años.

Desde 1980, los republicanos han tenido control del Congreso a excepción de ocho años. Pese a ello han fracasado en llevar a cabo sus reformas, sobre todo por las diferencias ideológicas dentro del GOP. Pero al parecer el liderazgo dentro de la Casa de Representantes de Tom DeLay está cambiando eso, lo que podría ser muy importante en el caso de que GWB mantenga el empleo.

28 de Octubre de 2004

Para seguir las elecciones
Hay una página muy buena para ver la evolución de los votos electorales previsibles según las encuestas, que se llama electoral vote. Han hecho lo mismo pero con tradesports, aquí. De todos modos, cuidado con los datos de tradesports, que han estado manipulados a favor de Kerry (se sospecha que por Soros).

Otra página de interés es Rasmussen Reports.
No van a dejar de recordar la Guerra Civil. El objetivo es desligitimar al PP como opción democrática.

27 de Octubre de 2004

Lancaster
El pasado día de Acción de Gracias lo pasé en el condado de Lancaster, en Pensilvania, acogido por una familia de menonitas. Recordaréis el paisaje y el paisanaje por la película Único Testigo. Os vendrá a la memoria los amish uniformados de negro y blanco, ellos con un sobrero a juego con el traje y ellas con una cofia blanca en la cabeza, recorriendo su condado en Horse and Buggies. Los del Old Order viven como hace 500 años. Tienen electricidad, en contra de lo que en ocasiones se cree, pero con generadores propios. No se conectan a la red porque no quieren relación con el exterior. Pagan impuestos, no tienen otra, pero no Seguridad Social. A cambio no se benefician del Estado Providencia, porque la rechazan. Entienden que corrompería la moral de la comunidad, construida en parte sobre la base de la ayuda mutua.

De forma absolutamente mayoritaria son partidarios de los Republicanos. También favorecen a George W. Bush, pese a que son radicalmente pacifistas y es seguro que están en contra de la guerra de Irak. Pero también están en contra de la práctica del aborto (que acaba con más vidas todos los días que la guerra de Irak). Pero Bush tiene un pequeño problema. Como decía recientemente un miembro de la comunidad amish a un periodista de The Economist, nosotros rezamos por los republicanos, pero no votamos republicano. Simplemente, porque no votan. Solo un 10% lo hizo en las pasadas elecciones.

Pero últimamente, en lugar de proscribir moralmente el voto los responsables de la comunidad dejan esa decisión a la conciencia de cada uno. Los republicanos llevan tiempo trabajándose el voto de ese condado y hoy George W. Bush lo visita. Es muy importante, porque las encuestas muestran una ligera ventaja para John Kerry, que cambiaría de signo simplemente con una mayor participación en el voto de amish y menonitas (dos ramas del mismo tronco). Si Bush gana ese Estado, es casi imposible que pierda las elecciones.


Actualización: Se me ha olvidado comentar que pese al chocante anacronismo en el que viven, amish y menonitas del Viejo Orden no son cosa del pasado. Doblan la población cada 20 años, aproximadamente.
Presidencia de USA y Gasto
Pa principal razón de que la elección del Presidente de los Estados Unidos para el período 2004/2008 no será un desastre es que el las dos cámaras del Congreso estarán dominadas por los Republicanos.

Según nos enteramos por Out of Control, en la última edición de la revista Liberty hay un artículo que estudia la evolución del gasto con Republicanos y Demócratas en las últimas décadas. De los 40' a los 70' los demócratas eran partidarios del gasto público y los republicanos de controlarlo. Pero eso ha cambiado, dice Bill Bradford, autor del artículo, porque desde 1970 los republicanos han aumentado el gasto un 64% más rápido que los demócratas. Cabe preguntarse cómo ha pasado esto, con Reagan ocho años en el poder.

Una de las razones (aparte de tener a Bush II en el poder) es que la combinación más favorable al control del gasto ha sido en las tres últimas décadas un Presidente Demócrata y un Congreso Republicano. Como en época de Clinton. Lo que concluye el articulista, leemos por Out of Control, es que contando con la victoria Republicana en el Congreso, una victoria de Kerry sería buena para controlar el actual aumento, desbocado, del Gasto Público. Yo también lo creo, como pienso que con Bush repitiendo en el Despacho Oval el Congreso sería más indulgente con el Presidente. No obstante, para la justa valoración de cuál de los dos candidatos es peor también hay que considerar otros aspectos, como su modelo de reforma.

26 de Octubre de 2004

A ver si el mal fario del innombrable acaba con la campaña.

24 de Octubre de 2004

Lunes negro para Kerry
Eso parece avecinarse, según adelantan Powerline y Redstate. Una noticia, publicada en un gran periódico, demostraría que Kerry miente en un asunto relacionado con la política internacional.

A estas alturas quizás no sea tan llamativa.

Vía The Corner.


Actualización: Después de tantas mentiras y tanto vaivén, la esperada noticia se ha quedado en nada con limonada.

22 de Octubre de 2004

Una nueva Unión Aduanera
El próximo noviembre se comenzará lo que podría ser la mayor área de libre comercio del mundo, que formarán China y ASEAN. Lo que salga de la primera reunión en la capital de Laos incluiría a 1.700 millones de personas, y en 2010 tendrían un PIB conjutno de 2 billones de dólares.

Más aquí.
Globalización y paz
Un reciente artículo de la excepcional The Independent Review defiende una estrategia capitalista, o globalizadora, para promover la paz. Sus ideas no son nuevas, pero no viene mal recordarlas. Se resumen en estos cinco puntos:
1) Las democracias raramente guerrean entre sí. El único contraejemplo histórico que se me ocurre es el de la Guerra de Cuba.
2) El desarrollo económico favorece la democracia. Esto tiene relación con el punto 5).
3) El intercambio entre países ricos y pobres favorece el crecimiento de ambos, pero especialmente el de los países pobres (el más necesario). A este respecto no está de más recordar un dato ofrecido por un informe de The Economist y el Banco Mundial: Si la reunión de la OMC de mediados de septiembre de 2003 no hubiera fracasado, la expansión del comercio habría generado más de 0,5 billones de dólares de riqueza, más del 60% de la cual se generaría en los países pobres.
4) El librecambio reduce la posibilidad de guerra porque crea una relaciones provechosas que se interrumpen con la guerra. Cuanto más intensas son las relaciones, mayor es el coste de interrumpirlas.
5) El comercio ha estado también ligado a una moral más abierta a las diferencias, más respetuosa del individuo, más civilizada. Una sociedad basada en el intercambio voluntario tiende a adquirir una moral opuesta a la que se basa en la conquista y la guerra. No es en vano que Hayek llamara al mercado libre orden de cooperación humana o catalaxia. Palabra esta última que se traduciría como admintir en comunidad o convertir el enemigo en amigo. Además, el librecambio no solo permite la llegada de bienes; abre las puertas a ideas y formas de vida foráneas.

Erich Weede pone algunos ejemplos históricos interesantes. Yo me quedo con el de China, donde según un informe que cita está empezando a descubrir los beneficios de un Estado de Derecho; precisamente de lo que más falta en ese país, que sigue siendo una dictadura. Sería un ejemplo del punto 2).

Luego propone una estrategia para acrecentar el libre comercio, y con él la paz:
1) Exportando un modelo de libertades y crecimiento.
2) Abriendo sus fronteras a los bienes producidos en otros países, especialmente a los países pobres.
3) Invirtiendo en dichos países.
4) Con ayuda directa. A diferencia del punto anterior, Weede se refiere a lo que pueden hacer los ciudadanos privados, pero también a las ayudas públicas.
5) Finalizar con las ayudas a los productores locales. Weede da un dato pasmoso. La ayuda de la Unión Europea por africano es aproximadamente 8 dólares. Los subsidios por cada vaca en la UE 913. Más significativo es otro dato que también ofrece: Con gran diferencia, las economás más grandes como Estados Unidos o Japón dan relativamente menos ayudas que las pequeñas economías escandinavas tales como Noruega o Suecia. Pero las barreras a la importación de los países pobres son las más bajas en Estados Unidos y las más altas en Noruega. ¿Cuál de los dos países está ayudando a los más pobres?

No obstante, aunque el librecambio favorezca las relaciones de paz, no las asegura. Por eso sigue siendo un problema abierto cómo hacer triunfar a la paz. Sabemos, eso sí, que el estatismo y el proteccionsimo llevan a lo contrario.

21 de Octubre de 2004

He hablado de la competencia fiscal en alguna ocasión. En una anotación escribí sobre los casos de Irlanda, Islandia y Austria. Sobre Islandia comenté un excelente artículo de la hacendista Veronique de Rugy, de la AEI. El caso de Irlanda merecería a su vez un artículo. Lo escribí en su momento para el Informe Mensual de Bankinter, pero lo he perdido lamentablemente.

La competencia en el robo a los ciudadanos daña a los Estados más ladrones y más gastadores. Los que más han desarrollado la política de compra de votos con el dinero ajeno. Francia y Alemania, unidos en contra de la libertad de los europeos, no están dispuestos a permitir tal competencia. Así que han llamado a la armonización fiscal, lo que se traduce en la prohibición de una imposición por debajo de unos mínimos. La baja fiscalidad es la clave, aunque no el único factor, detrás del descollante éxito económico de Irlanda, y será el camino para los países excomunistas, entre ellos Estonia, el sexto país económicamente más libre del mundo.

Hans Labohm explica en TCS en qué consistieron las reformas de Estonia, lideradas por el joven Mart Laar, historiador (y creo que lector de Murray Rothbard). Impusieron un tipo marginal único del 26% que ha sido un éxito sin precedentes, porque la medida tampoco los tenía. Como explica Labohm, en Estonia, el tipo único ha favorecido la formación de capital, ha llevado a mayores niveles de productividad, mayores salarios, y la creación de empleo. Además el tipo marginal único es un sistema fácil de colectar y controlar. Hoy Estonia está incluso considerando una nueva reduccuión del tipo impositivo al 20%. Además han introducido otras reformas liberales, como la eliminación de todas las tarifas a la importación, la estabilidad presupuestaria por ley, o una desregulación que Labohm llama masiva. El ejemplo de Estonia ha servido de acicate para reformas parecidas en otros países europeos que han recuperado su libertad hace poco más de una década. La que Francia y Alemania, nuestros queridos aliados, les quieren quitar.

Palabras de Mart Laar: Especialmente en un país en transición, donde la economía tiene que moverse de un sistema totalmente controlado a otro basado en el mercado, es muy importante liberar la iniciativa privada y dar libertad de acción para crear valor económico. El gobierno no debe penalizar a las personas (con iniciativa); tiene que favorecerlas, también por medio del sistema de impuestos. El gobierno solo tiene que asegurarse del buen juego.

Veremos en qué queda esta revuelta fiscal europea.
Subcontratación
Chester Stranczek logró la alcaldía de Crestwood en 1969. Desde entonces no ha dejado de recibir el favor de sus votantes. No es para menos, sus 12.000 habitantes podrían firmar las palabras de uno de ellos, Joe Cistaro he tenido mi negocio en Crestwood durante ocho años, y es la mejor ciudad de los Estados Unidos.

No cabe duda. Para una población así la media de funcionarios ronda los 150 y ellos tienen 17. ¿Cómo se llevan a cabo los servicios? Por medio de la subcontratación. Las empresas lo hacen. El alcalde, empresario él mismo, ya que posee una compañía de camiones, sabe del valor de la competencia empresarial (y de la incompetencia pública). Y lo ha llevado a la práctica.

Las empresas no son exitosas trabajando con pérdidas. Una obviedad, que en boca de un político se convierte en una excepción. Sigue el alcalde Stranczek: Cuando me convertí en alcalde, cercenamos el enorme departamento de Obras Públicas que gestionaba las fugas de agua, etc. Simplemente contratamos para esos problemas a empresas privadas. Así que en vez de tener un montón de trabajadores holgazaneando cuando llueve, pagar salarios, seguros, beneficios médicos, más la maquinaria (...), contratamos empresas que hagan el trabajo. Los ahorros son fantásticos. Lo mismo pasa con la contabilidad. Simplemente pagamos a un auditor 8.000 dólares al año para que haga el trabajo. Ahorros: sobre los 35.000 dólares anuales. Gracias a un gobierno eficiente hay dinero de sobra para pagar los servicios necesarios. Devolverá a los ciudadanos el 75% de sus impuestos sobre la propiedad y planea que el porcentaje se acerque al 100%.

Todo ello aquí.

20 de Octubre de 2004

Soluciones Globales
Bjorn Lomborg se ha convertido en un autor de referencia, después de su imprescindible El Ecologista Escéptico. Más tarde ha tenido una exitosa iniciativa, llamada Copenhagen Consensus. De esta reunión ha salido un libro llamado Global Crisies, Global Solutions: Priorities for a World of Scarcity.

Bien está que cite la escasez, lo que le aleja años luz de los vendemantas habituales. Pero cae en el mismo error que otros vendemantas: plantearse problemas globales y tratar de darles una solución también global.

Los problemas sociales son en gran parte económicos, porque la economía se refiere al cumplimiento de nuestros fines. Y sabemos desde la revolución marginal (que hace ya más de 130 años, señores), que los bienes, es decir los medios para nuestros fines, son concretos, contingentes. Ni los fines ni los medios con que los cumplimos son o pueden ser generales ni tener un contenido global. Son los individuos, ejerciendo su función empresarial, quienes han de descubrir y solucionar del modo más económico posible las necesidades concretas humanas.

Si algo positivo se le puede encontrar al libro de Lomborg es que las respuestas que da son más juiciosas que habitualmente.

Via Adam Smith Blog.
Mirar para otro lado.
Atención al primer comentario en la anotación de Arcadi Espada de hoy.

La libertad pisoteada en Cataluña; el fascismo institucionalizado, y muchos mirando para otro lado. Me extrañaría que a la lista de El País, La Vanguardia, El Periódico, El Mundo, radios y televisiones catalanas, no se unan las agencias.
Cuba, Aznar, Moragas y JJLL
Daniel comentó ayer un post de Juventudes Liberales, en el que cree Daniel, y yo con él, que se equivocaron. De la anotación de Daniel salió un interesante debate sobre el necesario papel de JJLL y la conveniencia de otras estrategias.

Hoy aciertan de pleno, por ejemplo con esta anotación sobre Cuba, Aznar y Moragas. No merecería especial atención, ya que son los aciertos lo que más abunda en esa bitácora. Pero dado que en la anotación se citan a dos políticos del PP, y sobre ese partido trataba la anterior anotación, creo que merece ser notado.

19 de Octubre de 2004

¿El Fin del Petróleo Barato? Costes crecientes
Siguiendo con mi anterior anotación, voy a criticar otro aspecto del artículo de Marcel Coderch, El Fin del Petróleo Barato. En mi anterior comentario decía que, con ser importante, la disponibilidad de petróleo no era necesaria para el desarrollo económico. Que de no haber existido nunca el oro negro, se hubiera producido el crecimiento económico que hemos conocido en los dos últimos siglos. Quizás hubiera sido menor. Quizás no. En cualquier caso hubiera tomado una forma distinta. Marcel ha tenido la amabilidad de responderme en un largo comentario que está enlazado en sus palabras. Allí continuará la discusión sobre ese punto.

Pero ahora me intereso por otro distinto. El que se trata en estas palabras de Coderch: La viabilidad de la sociedad industrial actual y la continuidad de sus avances científicos, económicos y sociales depende en gran medida de la disponibilidad creciente de una fuente energética flexible, abundante y hasta hace poco fácil de obtener, pero finita. Aun así, el ser humano actúa como si el modo de vida consumista que ha acompañado a la industrialización fuera un derecho adquirido por tiempo indefinido y un objetivo extensible a buena parte de la población mundial: se disfruta de la herencia geológica como si de una renta vitalicia se tratara. Luego nos encontramos ante un grave problema: hay que afrontar que el planeta está a las puertas de un fenómeno que puede provocar un cambio económico y social sin precedentes: el pico de la producción mundial de crudo. Se podrá extraer por mucho tiempo, pero cada vez a un ritmo menor y a un coste mayor. Aunque luego precisa: éste es un horizonte lo suficientemente próximo como para que nos afecte directamente, si no a nosotros, a nuestros hijos.

Para llegar a esta conclusión da dos argumentos. Uno de ellos, la finitud física del petróleo, en la que no voy a entrar. El segundo, que la industria se encontrará a costes crecientes de extracción que elevarán sin remedio el precio final del petróleo. Me voy a concentrar en este aspecto. Dice el autor: La extracción de petróleo está sujeta a condicionantes geográficos y geológicos ineludibles. En primer lugar, hay que encontrarlo mediante un proceso de análisis geológico y costosas perforaciones. Lógicamente, son las bolsas mayores las primeras que se descubren y se explotan. A medida que queda menos crudo por descubrir, resulta más difícil encontrar nuevos yacimientos, y los hallazgos son de menor entidad. A lo que añade una serie de datos y pruebas siempre interesantes.

Es cierto que hay un límite económico a la explotación de los recursos, como explicó en su momento Julian Simon. El error de Coderch está en afirmar que los costes solo pueden crecer en el futuro. En primer lugar, la tendencia histórica ha sido exactamente la contraria. Los costes de extracción no han hecho más que caer y las posibilidades técnicas de dicha explotación nada más que mejorar. En segundo lugar Marcel se deja llevar por una intuición que puede ser válida a corto plazo, pero no a largo plazo.

1) A corto plazo nos podemos encontrar con unos rendimientos decrecientes. Con lo cual, para extraer la misma cantidad de petróleo en un pozo, tenemos que recurrir a costes en alza.

2) Pero a largo plazo se puede sustituir el actual sistema de extracción por otro, más productivo o más barato. Para este proceso de sustitución tecnológica no existen las limitaciones que él ve en otros problemas, como la finitud física de los recursos. Aquí no hay más limitaciones que el ingenio humano y el capital acumulado. Cuánto se invierta en el desarrollo tecnológico depende también de los precios, pero eso quedará para otra anotación.

El hecho de que se hayan explotado los pozos más fáciles de extraer no quiere decir que las futuras extracciones sean más caras. Con una determinada tecnología y capital (a corto plazo), sí. Pero a largo plazo precisamente lo que nos ofrece el desarrollo económico es, entre otras cosas, el descubrimiento de métodos más efectivos y baratos para conseguir lo que deseamos.

Ello desplaza el problema a las cantidades que queden de petróleo y a la adaptación a su agotamiento.
Why Globalization Works
Martin Wolf ha escrito un gran libro llamado Why Globalization Works y que responde al título. Nadie espere encontrarse un liberal más que moderado en el principal comentarista económico del Financial Times. Yo estoy todavía a medias, pero por lo que llevo se ve que es un libro muy recomendable. Además de estar bien armado de teoría económica (neoclásica), Wolf tiene un conocimiento difícilmente igualable en el conocimiento más práctico o histórico del proceso globalizador. Y de la literatura tanto técnica como anti-globalizadora.

Daniel Ben-Ami ha escrito una gran recensión del libro, en la que ensalza sus virtudes, pero reconoce un gran fallo, o más bien falta. Wolf no critica, pese a que conoce perfectamente dicha literatura, los fundamentos destruccionistas de los anti-globalización. Dice Ben-Ami: Si hay un fallo en el trabajo de Wolf es que no capta por completo los fundamentos misántropos que sunyacen la discusión de la globalización. Como resultado, no va lo suficientemente lejos su la crítica al debate de la globalización. En particular, señala Daniel Ben-Ami, para los actuales pensadores anti-globalización, el problema con el capitalismo es que crea demasiado crecimiento.

Pero el libro contiene muy buenas críticas a las que los antipobres lanzan contra la globalización, así como una historia de la globalización desde 1870 hasta la Gran Guerra. Era la Belle Époque, en la que el liberalismo llegó a su máxima expresión, justo cuando se estaba larvando su mayor crítica.
Salarios en China
Como consecuencia del crecimiento económico, y del aumento de la productividad del trabajo, los salarios en China están subiendo.

En el mercado hay dos procesos que tienden a la igualación de los salarios con iguales productividades. Uno es que el trabajo se dirija a donde hay más capital, y otro es que éste vaya a donde el trabajo esté más barato. Es el caso de la relocalización y en China se están viendo los efectos.
Guía de estudio de MES
Es decir, del Man, Economy and State. Está realizada por Robert Murphy, y ya ha completado el primer capítulo.

18 de Octubre de 2004

El Crash de Estefanía
Comparto con Joaquín Estefanía la pasión por el periodismo y por la economía. Seguro que no es lo único, pero desde luego no compartimos la misma visión del mundo.

Estefanía ha tenido el acierto de acordarse de que hoy 18 de octubre se cumplían 75 años del Crash del 29. No se ha acordado de que hace 33 años y un día llegué yo al mundo, pero no se lo tengo en cuenta. Lo que sí le tengo en cuenta es que un señor tan serio como él diga cosas estupefacientes en público. Vamos al artículo y a sus chocantes afirmaciones.

Los felices 20'
"La producción y el empleo eran altos y aumentaban constantemente. Los salarios no subían demasiado y los precios eran estables... Los negocios prosperaban y permitían ganancias que se incrementaban rápidamente; era una suerte ser hombre de negocios en aquella época... Merecía la pena volver a considerar la idea de una inexorable ley de la compensación: los 10 buenos años habían de pagarse con 10 malos... en los treinta". Una cita de Galblaith. Mal consejero para esa época, luego veremos porqué. Pero Estefanía hace suyas esas palabras, así que los capones irán para él. Los precios fueron estables y los salarios anuales subieron en términos reales y por trabajador un 15,7% de 1923 a 1929. Un 15,7%, señor Estefanía. Que no está nada mal. Que no lo llaman los felices 20 solo por el cancan y por la desinhibición. Y ese crecimiento per cápita en una sociedad que en los mismos años había pasado de 111,9 millones de personas a 121,8.

Galbraith y Estefanía se pasan. Ávidos lectores de la Biblia, se acuerdan del Génesis 41, cuando José interpreta los sueños del faraón y predice 7 años de buenas cosechas, seguidos de 7 de cosechas malas. Con el mismo criterio científico, 10 años de bonanza habrían de pagarse con 10 de depresión. Pero la teoría de los ciclos ha mejorado mucho desde el génesis. Y echar la culpa de 10 años de depresión no a las políticas seguidas entonces sino a las de la década anterior me parece un exceso incluso para Galbraith. Incluso, diría, para Estefanía. Que pese a leer la Biblia no sabe lo que es una premonición. Considera como tal las palabras de Galbraith sobre la Depresión de los 30', pese a que la primera edición de su libro es de 1954. ¿Será a esto a lo que se refieren cuando dicen que los economistas se dedican a predecir el pasado?

Estefanía nos da más pistas sobre los 20'. Falsas. Porque dice: Hasta poco tiempo antes, todo parecía ir bien en EE UU, que vivía los felices veinte aprovechando la hegemonía obtenida en la guerra de 1914: potencia del dólar, exportaciones masivas a una Europa destruida y a América Latina, su entorno natural. Caray. El éxito económico ¡está basado en el éxito militar! ¿No se habían atrevido a tales ideas otros keynesianos, como Hitler? Ni que decir tiene que me parece un error. Pero la frase no agota aquí sus tonterías. Porque resulta que Estados Unidos triunfaba porque exportaba masivamente a una Europa destrozada. Si estaba destrozada, no sé cómo podría comprar. Especialmente con un cambio del dólar muy fuerte, nos dice don Joaquín. Pero claro, si el éxito económico proviene del militar estas sutilezas económicas tampoco le resultan relevantes. Uno tiene la impresión de que los americanos iban azotando con bienes a los europeos, que los aceptaban de mala gana. Pero no llaman a los bienes así por nada. Sirven para cumplir nuestros deseos, don Joaquín. Por otro lado, el crecimiento estadounidense en los 20' no se basa solo en el sector exterior.

Es cierto que ese crecimiento tenía algo de insano. Y es que estaba forzado por una política monetaria expansionista, como brillantemente expone Murray N. Rothbard en su America's Great Depression. Y, como explica la teoría austríaca del ciclo, esa expansión de medios fiduciarios ha de acabar en una liquidación de proyectos, que generalmente se llama depresión. De hecho sí hubo premoniciones de la Gran Depresión. ¡Incluso antes de que ésta se produjera, no 25 años más tarde! Claro, que más que premoniciones eran juicios basados en una sólida teoría del ciclo, expresados por Ludwig von Mises y Friedrich A. Hayek.

La Crisis
Llega la crisis y el desastre. El republicano Hoover fracasó a la hora de corregir esta coyuntura, nos dice Estefanía. Afortunadamente, llegó al poder el demócrata Franklin Delano Roosevelt, (que) con un programa keynesiano tradicional de expansión de la demanda y protección social, la economía volvió a la senda del crecimiento. Y colorín colorado, a Estefanía se le ha ido la olla.

Republicano malo, demócrata bueno. Eso lo sabemos quienes leemos El País (yo ya menos, que me pilla muy a desmano). Pero luego la realidad va por su lado, más compleja que lo que el editorialista de El País pueda imaginar. Primero, porque Herbert Hoover era un creyente en la planificación, como recuerda Gene Siley (1). Y segundo porque inició las políticas que lideraría más tarde FDR. La diferencia con su sucesor es que FDR las siguó con más ahínco y decisión, y que le puso el absurdo nombre de New Deal.

Segundo, porque el New Deal comenzó en 1933, aunque las políticas de planificación y desequilibrio fiscal habían comenzado con Hoover. Y el resultado son los 10 años malos de los que hablaba Galbraith. Es más, hubo una segunda depresión en 1937, gracias a la eficaz labor de FDR de luchar denodadamente contra la producción, como ahora veremos. No se recuperó el nivel de vida hasta despuiés de la II Guerra Mundial. Joaquín Estefanía, el que considera que un 15,7% de aumento real en los salarios de 1923 a 1929 se puede expresar como los salarios no subían demasiado, se llena ahora de optimismo y considera que FDR, que llegó al poder en 1933, tuvo éxito con sus políticas. Con una depresión en plena depresión y un nivel de vida que no se recupera hasta después de la IIGM, con Truman ya en el poder. Lester Chandler, un historiador de la época, dice que en la mayoría de los países la depresión fue menor y menos prolongada(2). Exitazo.

Hagamos un somero repaso a las políticas de FDR que Estefanía considera tan positivas.

1) Una política comercial proteccionista, con la tarifa Smoot-Hawley. A lo que hay que sumar el dumping con subvenciones a la exportación de productos agrícolas.
2) Triplicó los impuestos, de 1,6 millones de dólares a 5,3. El porcentaje de los impuestos federales sobre el PIB pasó del 3,5% al 6,9%. De nuevo se multiplicaron los impuestos en la II GM.
3) Una política laboral que consistió en subir en la medida de lo posible los costes del empleo, así como en multiplicar el salario mínimo.
4) Llevar a cabo una política de planificación con el objetivo de mantener altos los precios y restringir la producción
5) Un castigo denodado y sistemático contra las grandes empresas.
6) El Gasto Público creció incluso más rápido que los ingresos.

Una maravilla, en definitiva.

Luego dice: ¿Pueden volver a repetirse en el futuro episodios tan dolorosos como los citados? Desde 1929 se ha aprendido mucho. No él, desde luego. ¿Escribe Estefanía editoriales de El País sobre Economía? Miedo me da


(1) Smiley, Gene. Rethinking The Great Depression. The American Way Series, Chicago, 2002. Pág 11.
(2) Citado en Powell, Jim. FDR's Folly. Crown Forum, Nueva York, 2003.
Mapas
Vía Mhalanobis he visto que ha salido un mapa global que ha medido durante 18 meses las concentraciones de dióxido de nitrógeno en la atmósfera terrestre. El mapa se puede ver aquí.

Por otro lado hay un mapa mundial que viene a ser una fotografía por satélite de una noche que cubra todo el globo. La imagen está aquí, y yo la tengo como fondo de escritorio.

The Raw Pawn ha comparado los dos mapas, que grosso modo reflejan en una imagen desarrollo y contaminación. Se ve que la contaminación se concentra en las ciudades (todo un hallazgo, dirán algunos). Pero también se ven cosas interesantes, como que China contiene el área contaminada más grande del mundo o que hay zonas de mucha contaminación en la península arábiga.

Por cierto, atención a la foto nocturna de Corea. Creo que lo dice todo.

16 de Octubre de 2004

Economistas contra el empleo
No lo entiendo. Lo cuento, porque me parece curioso, pero insisto en que no lo entiendo.

¿Recordáis que hablábamos de 368 economistas que firmaban una carta en contra del plan económico de Kerry? Pues ahora los economistas son 562 y firman ¡a favor de un aumento del salario mínimo! Hablamos de premios Nobel, como Paul Samuelson y Robert Solow.

Yo me pregunto qué teoría de los salarios tienen.

Vía, como no podía ser de otro modo dado el contenido, The Conspiration to Keep You Poor and Stupid.
Palo al palo de hockey
Ya lo anunció el New York Times, y lo recogió jahd en su bitácora. Un estudio, decía la información, habría demostrado que la teoría del palo de hockey podría estar equivocada. Como explica jahd, esta teoría debe su nombre a la forma de palo de hockey (tumbado) que ofrece la gráfica de temperaturas: estable durante siglos y con un repentino incremento en el siglo XX, lo que sugeriría 1) un calentamiento global reciente y 2) que ese calentamiento es antropocéntrico. Un palabro que viste de cientifismo la simple idea de que es el hombre el culpable. Léase el desarrollo, léase el capitalismo.

Ese estudio ha salido y revela que alguien no sabe hacer bien las cuentas. Todo ha sido un error matemático.

Y político, y económico...
Educación. Gasto, modelo, resultado.
Llaman al gasto público en educación inversión en educación. Si es el caso, es una inversión de resultados ciertamente penosos. Cojamos el ejemplo estadounidense. En ese país, a diferencia de España, los colegios privados no reciben dinero del Estado, por lo que la gran mayoría de los colegios son públicos (¿Quién está pidiendo un modelo parecido en España?). Veamos el coste y el resultado.

Empezando por lo último, veo en Out of Control que según un reciente estudio realizado sobre 1,2 millones de escolares que hicieron sus exámenes este año, solo el 22% de los mismos están preparados para la Universidad en Inglés, matemáticas y Ciencias. Otro 19% adicional está preparado para dos de las tres materias, y podría aprobar en la tercera con un poco más de esfuerzo. Deprimente. Pues otro de los hallazgos del estudio es que no se ha producido un progreso en los últimos 10 años, por lo que debemos suponer que los estudiantes estadounidenses eran a mediados de los 90' igual de zoquetes.

Ahora vamos al coste. The Liberal Order, que se ha fijado en el mismo estudio, ha tenido la paciencia de preguntarse cuánto se gastan los americanos en educar a sus pipiolos. Quizás sea que en los Estados Unidos el gasto por alumno sea muy bajo en comparación con la complacida Europa. ¡Meeeek! Error. Está entre los países que más gasta. Es más, el gasto medio por alumno se ha disparado en un crecimiento sin descanso.

¿Cómo es posible que con tan ingentes recursos por pupilo el resultado sea tan pobre? ¿Cómo que habiendo multiplicado el gasto no haya mejorado la educación en una década? ¿Podría sugerir que el modelo de educación pública ha fracasado incluso en el segundo país con mayor inver... digo gasto por alumno?

Los políticos son unos amos echándose en cara los unos a los otros que no gastan lo suficiente en tal o cual partida, o presumiendo lo mucho que gastan. Pero, como acertadamente dijo John Kerry a W. en el tercer debate, no se trata de cuánto se gasta, sino de los resultados que se obtienen.

Si lo que falla no es el nivel de gasto hay que mirar al modelo. Un cheque escolar con abierta competencia de colegios y libre elección curricular sería infinitamente mejor.

15 de Octubre de 2004

Kerry y los impuestos
Kerry es el típico plutócrata campeón de los pobres. No con su propio dinero, sino con el de los demás. Vamos, que es un progresista. Generoso con lo ajeno. No solo prescribe la liberalidad con lo que pertenece a los demás, sino que es el gran perseguidor de ricachones como él mismo. ¡Subamos los impuestos a los más ricos!, ¡Acabemos con las peligrosas reformas fiscales de W.!

Son peligrosas, sí. Pero precisamente para fortunas como la de John Kerry. Como diría García, ojo al dato:
Tipo medio efectivo pagado por Laura y George W. Bush: 30,4%
Tipo medio efectivo pagado por la típica familia media: 20%
Tipo medio efectivo pagado por Teresa y John F. Kerry: 12,8%

No he escrito mal el número. El tipo medio efectivo pagado por los Kerry es del 12,8%. Ambos tuvieron un ingreso el año pasado de 6,8 millones de dólares, y pagaron 725.000 dólares. Un 12,8%.

Estoy seguro de que los Kerry no se han saltado la ley. Solo la han aprovechado al máximo para pagar los menos impuestos posibles, un derecho perfectamente asentado en Estados Unidos desde una famosa resolución del juez Marshall. ¿Qué ocurriría con un aumento de impuestos como el que propone Kerrry? Para él no mucho, mientras se mantengan los agujeros por los que se puede conseguir pagar menos impuestos, algo que siempre beneficia a los que más ganan. Mientras que la reforma propuesta por Bush no solo reduce los tipos, sino que haría el sistema más sencillo y con menos desgravaciones y agujeros, lo que resultaría más oneroso para los más ricos.

Yo no digo que Kerry mantenga la posición que tiene por estrictos intereses personales. No lo puedo descartar, aunque no lo creo. Pero me parece indignante que se ponga como sufrido perdedor de su reforma fiscal si gana él.

Pero claro, todo esto ya lo sabíais por la corresponsal de TVE en Nueva York.


Más aquí.
Leave us Alone
Grover Norquist ha escrito un artículo en el Wall Street Journal en el que dice que la coalición Leave us Alone (dejadnos solos) sigue funcionando. Es una coalición de conservadores y libertarios del Partido Republicano que coinciden, frente a otras diferencias, en limitar el tamaño del Estado y su poder sobre los ciudadanos. La coalición no solo se mantiene sino que se fortalece, dice, porque los republicanos que han propuesto medidas antiliberales como subidas de impuestos, las limiaciones a la inmigración o el proteccionismo han fracasado electoralmente.

Quizás debería mirar un poco más arriba, a un Presidente que ha aumentado sin medida el Gasto Público. Lo interesante es que la victoria del Partido Republicano en el Congreso es casi segura, independientemente de lo que ocurra con la Presidencia. Y con Kerry se repetiría el modelo Clinton-Gingrich, ya que no dejarían a Kerry salir adelante con sus programas de gasto. Y tendría muy difícil aumentar significativamente los impuestos. Con Bush podrían ser más indulgentes. No obstante hay dos políticas que Bush podría llevar a cabo en la segunda legislatura y que son de interés. Por un lado una liberalización parcial del sistema de pensiones. Y por otro abriría la posibilidad de crear cuentas privadas con lo que sería dinero para la Seguridad Social.
Crecimiento y Propiedad Privada
El crecimiento económico es en parte un misterio. Y es que se quiere explicar en función de una causa, o de varias, o de una determinada combinación de las mismas. Pero con el tiempo hemos aprendido mucho y al menos hay ciertos aspectos que se sabe que sí son claves en la explicación del desarrollo. Quizás el más destacado es la seguridad en los derechos de propiedad. Ya no hay economista del crecimiento o historiador económico más o menos respetado que no tenga en cuenta este aspecto. Las diferencias son ya de grado, sobre cómo se combina con otros factores (principalmente la división del trabajo, la acumulación de capital, la tecnología, etc) o, no menos importante, cómo unas sociedades han llegado a asegurarse la propiedad privada y otras no.

Digo todo esto como introducción a un artículo de James Gwartney y Robert Lawson para el Fraser Forum. Una excelente revista del Fraser Institute, autores del Economic Freedom of the World. Con la base de dicho informe, el artículo se pregunta Can a Country Prosper without a Sound Legal Structure?. La respuesta es no; los países necesitan de un sistema legal que proteja la propiedad de los ciudadanos para prosperar.

Resulta revelador el contraste entre dos tablas que recogen, respectivamente, los países con mejores y peores sistemas legales, su riqueza y crecimiento respectivos.


Actualización: No me acordaba, pero ya había tratado el tema en otra anotación con casi el mismo título.

14 de Octubre de 2004

Economistas contra Kerry
Hace relativamente poco, The Economist publicaba un interesante artículo ($) en el que recogía la opinión de varios economistas sobre los programas respectivos de John Kerry y George W. Bush. Estos profesionales mostraban por lo general una predilección por el demócrata. A mí me parecía un poco estupefaciente, especialmente teniendo en cuenta que uno de los ámbitos en los que Kerry se ponía por delante de Bush en las consideraciones de estos economistas era nada menos que en ¡comercio internacional!.

Ahora otros economistas han escrito en contra del plan económico de Kerry. Nada menos que 368 que incluyen seis premios Nobel. Edward C. Prescott, Milton Friedman, Robert Lucas, Gary Becker, James Buchanan, y Robert Mundell. Y muchos otros economistas de primerísima fila. Hablamos de gente como Bruce Benson, Arthur Laffer, Deepak Lal, Allan Meltzer, George Reisman, Robert Tollison, Gordon Tullock... La lista es larga y granada de grandes economistas. Por desgracia, el artículo de The Economist no contaba con la lista de participantes.

La carta abierta de los 368 cuenta a quien pudiera interesarle, las contradicciones de Kerry en sus propuestas políticas. Lo que más me interesa no son estas, ya que la contradicción es la definición de su persona, sino el siguiente párrafo:

John Kerry ha propuesto incrementos en los impuestos que amenazan con minar la vitalidad de la economía y reducir el crecimiento a largo plazo. De forma específica, Kerry propone 'reponer los dos tipos impositivos más altos a los niveles bajo el Presidente Clinton'. El también, entre otras cosas, recuperaría 'los impuestos sobre las ganancias de capital y dividendos para familias que ganan más de 200.000 dólares sobre los ingresos que superen los 200.000 dólares, a los niveles del Presidente Clinton'. A lo que añaden algo importante: El deseo de Kerry de equilibrar el presupuesto y elevar el gasto federal de forma sustancial requeriría ciertamente impuestos mayores y más amplios que los que ha propuesto.

Recogen una opinión de Tax Notes por la que reconoce que nadie ha presentado un análisis que relacione el plan de Kerry con la creación de un millón de empleos, mucho menos 10 millones que el demócrata ha prometido. De hecho prevén que las políticas kerryanas inhibirán la creación de capital, deprimirá el crecimiento de la productividad y harán a los Estados Unidos menos competitivos internacionalmente. El resultado final sería menor empleo en los Estados Unidos y (menor) crecimiento real de los salarios.

Castigan su proteccionismo, diciendo que dados los beneficios generalizados del comercio sin trabas, las políticas de comercio de Kerry dañaría por igual a los productores y consumidores estadounidenses.

Más aquí. Vía Prestopundit.
Fernando sobre el Che
Fernando Díaz Villanueva, que está escribiendo unos artículos prodigiosos en Libertad Digital, ha vuelto a ejercer de historiador con la biografía. En este caso el estudiado ha sido Ernesto, el Che, Guevara.

El pasado miércoles le entrevistó Federico Jiménez Losantos. No se lo pierdan.

Si a alguien tiene problema con el enlace, que opte por esto: http://www.cope.es/audios/manana/libreria_131004.wma

(Gracias, Marzo).
Bush gana el debate
No lo sabrán quienes hayan tenido que recurrir a TVE para ver el tercer y último debate entre los candidatos a Presidente de los Estados Unidos. Pero esta ha sido una victoria, limitada pero clara, de George W. Bush sobre John F. Kerry.

Bush ha estado bien. En el primer debate estuvo muy mal, y en el segundo bien solo media hora después de comenzado. En el tercero ha mantenido a John Kerry (que siempre ha estado bien, con sus fallos) contra las cuerdas. A la defensiva. Ha explicado lo que va a hacer y cómo y se ha postulado exitosamente como un Presidente reformista. Cuando mejor ha estado su rival es cuando le ha acorralado en dos temas: el salario mínimo y el control de armas. En el primero porque Bush no se ha atrevido a decir que crea desempleo y ha salido por peteneras, y en el segundo porque tampoco ha entrado en el debate, diciendo que ha apoyado a los servidores públicos de la seguridad. Como si te dicen que es de noche y respondes pero es martes.

Lo de TVE sencillamente no tiene nombre. Cuentan con que el público está tan absolutamente fuera de lugar como ellos. Pero el nivel de odio sin reservas, de manipulación, de forofismo por John Kerry es sencillamente ridículo. Es tan desbocado, tan desenfadado, que incluso desvirtúan a John Kerry.


Actualización: Ya hay una transcripción del debate. Un resumen gracioso aquí, y las reacciones aquí y aquí.
USA importa pobreza
Quizás de obvio, este hecho esté pasando desapercibido para muchos ya que no se señala. No, al menos, con estas palabras. Pero los países ricos reciben inmigrantes, que acuden a ellos precisamente por esa riqueza del país receptor. Es el caso de los Estados Unidos, a donde acuden personas de todo tipo, pero en gran número quienes menos tienen. Es decir, que los Estados Unidos, como Europa, importa a los pobres.

Robert Samuelson, en un artículo de Newsweek titulado The Changing Face of Poverty. En este interesante artículo, destaca este párrafo:

Now look at poverty. For 2003, the Census Bureau estimated that 35.9 million Americans had incomes below the poverty line; that was about $12,000 for a two-person household and $19,000 for a four-person household. Since 2000, poverty has risen among most racial and ethnic groups. Again, that's the recession and its after-math. But over longer periods, Hispanics account for most of the increase in poverty. Compared with 1990, there were actually 700,000 fewer non-Hispanic whites in poverty last year. Among blacks, the drop since 1990 is between 700,000 and 1 million, and the poverty rate—though still appallingly high—has declined from 32 percent to 24 percent. (The poverty rate measures the percentage of a group that is in poverty.) Meanwhile, the number of poor Hispanics is up by 3 million since 1990. The health-insurance story is similar. Last year 13 million Hispanics lacked insurance. They're 60 percent of the rise since 1990.

Es decir, que quienes han engrosado las filas de los llamados pobres en los Estados Unidos son en gran parte los hispanos, en gran parte inmigrantes. Dice Robert Samuelson, pero no hay misterio aquí. Si entran en el país más gente pobre y sin preparación (y tienen hijos), habrá más pobreza.

Vía Prestopundit y Econpundit.

13 de Octubre de 2004

Prescott pide menos impuestos
Edward Prescott, reciente Premio Nobel de Economía, ha criticado los recortes de impuestos de George W. Bush... por insuficientes.

Stefan Karlsson nos pone sobre la pista de un artículo de Prescott en el que explica la diferencia de horas trabajadas en Estados Unidos y Europa precisamente por la diferencia en la imposición. El propio Stefan Karlsson había llegado a la misma conclusión.
Hugo Chavez, Premio Derechos Humanos
... de Lybia.

Sin duda lo tiene perfectamente merecido, no menos que otros galardonados por Muamar Gadafi, como Fidel Castro.
¿El Fin del Petróleo Barato? Combustible y crecimiento
En agosto publiqué tres artículos (I, II, III) en los que trataba la idea de que nos quedaremos sin petróleo. El asunto abrió un vivo, y en ocasiones muy interesante debate en Crisis Energética. Uno de los colaboradores habituales de esa página, Marcel Corderch, ha tenido la amabilidad de anunciarme la reciente publicación de un artículo suyo en Foreign Policy, titulado significativamente El Fin del Petróleo Barato.

El artículo está bien armado de datos y argumentos, pero a mi modo de ver falla en la demostración de su conclusión final: nos encontramos en un momento único en la historia, inevitable y anunciado; no volveremos a tener combustible barato dado que su principal fuente, el petróleo, se agota sin remedio. Para llegar a este punto da varios pasos por un camino que se ha recorrido muchas veces. Le seguiremos en cada uno de ellos, y señalaremos otro camino que lleva, creo, a una mejor comprensión del fenómeno.

El artículo comienza con un error. Es este: Si en los últimos 150 años el hombre ha podido desarrollar la sociedad industrial ha sido gracias a encontrarse con una herencia insospechada e irrepetible: cientos de miles de millones de toneladas de hidrocarburos atrapados en el subsuelo del planeta. Es fácil caer en este error en primer lugar porque es solo de grado y en segundo porque ambos elementos, desarrollo económico y combustibles fósiles, han coincidido. Súmese a eso el especial papel que ha jugado la energía en industria y transporte y la conclusión parece obvia: Ha sido el petróleo barato lo que nos ha permitido el desarrollo económico que hemos disfrutado; que no tiene precedentes y que no tendrá consecuentes por el agotamiento de ese preciado recurso, si no hacemos algo al respecto.

Pero el desarrollo económico es mucho más complejo que eso, y se hubiera producido de todos modos. No habría tenido la forma, quizás ni la intensidad que ha tenido históricamente, pero se habría dado. Y el motivo es que los dos pilares del crecimiento son la acumulación y buen uso del capital y la división del trabajo. Todo ello movido por la empresarialidad y en un entorno institucional que la favorezca. La división del trabajo, que es esencial para entender el crecimiento, queda fuera de los análisis que acaban en tan tétricos augurios, quizás porque de haberlo hecho no habrían llegado a tan desagradables conclusiones. Ya que la existencia o no de tal o cual recurso, con ser importante, no afecta al proceso de generación y profundización de la división del trabajo. Lo mismo ocurre con la acumulación de capital, que necesita del ahorro y de la existencia de un sistema que defina y defienda eficazmente los derechos de propiedad. Nada que quede afectado por la existencia o no del petróleo.

Marcel Corderch evita caer en el error de señalar a los combustibles fósiles como única causa. Es más, reconoce que no puede atribuirse una causa única a un hecho de esta magnitud, resultado de una acumulación de procesos madurados a lo largo de siglos, pero acto seguido afirma que si se analiza en detalle, se verá que hay una causa física que habilitó los demás factores.

Si a alguien se le ocurre un si, pero... que espere a otra anotación.

12 de Octubre de 2004

El International Chamber of Commerce ha sacado un estudio llamado Standing up for the Global Economy, en el que hace recuento de los principales hecho de la globalización, y responde a alguna de las críticas más conspicuas a este proceso liberador. Está dividido en varios capítulos, de los que voy a extractar lo más significativo.

1) ¿Qué es la Globalización?
Es la creciente integración de las economías mundiales por el comercio internacional. Un proceso antiguo, pero que se ha acelerado desde los 1980', y que está causando una enorme transformación en la faz del mundo. Ha sido ayudado por la liberalización económica de los 80' y por las instituciones que han logrado echar abajo los muros al libre intercambio.

2) ¿Crecen más las economías más globalizadas?
Desde luego. A lo largo de los 90', las economías menos globalizadas cayeron un 1% anual en PIB per cápita, mientras que las más globalizadas han crecido al 5%. El motivo está en que el comercio permite un mejor uso y distribución de los recursos, y abre nuevas posibilidades de negocio. Dos economías que se han sumado a este proceso, con enorme provecho, han sido India y China. Pero todavía quedan barreras al comercio, como las tarifas que los países ricos imponen a los pobres, y que les impide progresar como podrían. Según un estudio del Banco Mundial, la liberalización generaría un incremento de la riqueza de 0,8 billones de dólares en 2015, más de la mitad de los cuales (0,5) serían para los países pobres (llamados también en desarrollo, con más voluntarismo que realidad en muchos casos). No obstante, aunque necesario y positivo, el librecambio ha de estar acompañado de otras políticas para aprovechar sus posibilidades.

3) ¿Porqué la agricultura recibe toda la atención de los negociadores de la Organización Mundial del Comercio?
Porque, pese a que es un sector vital para los países pobres, es un tema tabú para los lobbies de los países ricos (ATTAC, por ejemplo). La liberalización del comercio agrícola internacional tendría un gran impacto entre los más pobres, con beneficio también, entre otros, de los consumidores de los países ricos.

4) ¿Está destruyendo la globalización los trabajos de los países ricos?
No. Lo que está haciendo es forzar a un cambio en el tipo de trabajo que se realiza en los países ricos. Siguiendo con el proceso de especialización, el trabajo en los países con más capital se especializa en destinos de mayor valor añadido. Por otra parte, mientras que se pierden empleos en los países ricos que se ganan en los pobres, el incremento en los niveles de vida de éstos genera nuevas demandas, que aumentan las oportunidades globales de empleo. Por supuesto, el proceso no es automático y conlleva ajustes que pueden ser localmente dolorosos, aunque todo el proceso sea beneficioso desde un punto de vista global.

5) ¿Lleva la globalización a una carrera hacia atrás en los standards sociales y medioambientales?
No. Primero, el 80% de la inversión se dirige a los países ricos, con regulaciones sociales y medioambientales estrictas. Muchos de los países pobres cuentan asimismo con esas regulaciones. Pero lo que es más importante, varios estudios, de los que el documento cita uno elaborado por la OCDE y el Institute for International Economics, muestran que los salarios pagados por las compañías inversoras doblan los salarios locales. Las plantas construidas por estas compañías, más avanzadas, contaminan menos que las locales. Y el crecimiento económico permite mayores inversiones en control medioambiental, por lo que la situación no irá a peor, sino todo lo contrario. Los niveles de polución comienzan a bajar cuando la renta per cápita media supera los 8.000 dólares.

6) ¿Se está abriendo la diferencia de ricos y pobres por la globalización?
Hay estudios que lo afirman. Pero para lograr llegar a esa conclusión han tenido que tener en cuenta el PIB medio per cápita de los países y no corregirlos por la paridad del poder de compra. Si pasamos de estas absurdas condiciones, a medir lo que ocurre a los individuos, no a la media de países, y teniendo en cuenta su poder real de compra, la situación es muy distinta. Un famoso estudio de Xavier Sala i Martín, elaborado con estas ideas, ha observado que desde que se aceleró la globalización las diferencias entre ricos y pobres no solo no se han acrecentado, sino que han disminuido. Nada que nos importe a los liberales. Lo realmente significativo es que se ha reducido la pobreza y el hambre, de la que han logrado salir millones de familias, especialmente por el cambio en las políticas y en los resultados de China e India.

7) ¿Es la globalización una amenaza a la diversidad cultural?
Sí y no. Por un lado incrementa el intercambio cultural, que desde el origen de las sociedades no tribales ha acompañado al comercio. Y está haciendo más barato el acceso a la cultura; un aspecto de la riqueza en el que había una espectacular diferencia entre países ricos y pobres y que se está estrechando. Pero existe el miedo de que por esa vía se imponga la cultura occidental. A mí no me parece lo peor que podría ocurrir, pero son los receptores, que ahora ganan en opciones, quienes tienen el derecho de tomar esas decisiones. Por otro lado, contar con más medios potencia también las posibilidades de las culturas propias.

8) ¿Cómo se ve la globalización en el mundo?
Según un estudio realizado entrevistando a 25.000 personas en 25 países, 14 de los cuales son pobres, muestra que casi un 75% cree que la globalización mejorará su vida. Es muy popular en Nigeria, Corea del Sur, Kenia, Indonesia, Vietnam o China. Menor, pero también recibe el apoyo en los países ricos. El que alberga una mayor oposición entre los más ricos es Francia. Es más popular entre los jóvenes.


Vía Global Growth.
Debate
Pío Moa lo ha solicitado insistentemente, y solo dos historiadores han tenido la honestidad de intentar corregir al gallego. Enrique Moradiellos y el propio Pío Moa, que en un artículo revelaba algunos errores (sin importancia) de su libro Los Mitos de la Guerra Civil.

Hoy Marta Bizcarrondo ha tenido el mismo gesto de honestidad, y no se ha quedado, como tantos, en el insulto, la censura, la distorsión, el ataque personal. No; Marta Bizcarrondo ha escrito un artículo en El País dando argumentos. Se llama Octubre del 34: las dos memorias y tiene como objetivo declarado develar los errores de los panfletarios conversos. De Pío Moa, se entiende, aunque sin hacer la concesión al decoro o a la honestidad de citarle. Quizás le hayan prohibido mentarle en el periódico, y ella solo lo haya aceptado.

El objetivo del artículo es tener algo que decir a los lectores ávidos de razones para no leer, por supuesto, el libro de Moa sin dejar de vestir su rechazo de razones. ¿El libro? ¿Qué libro? Pues 1934: Comienza la Guerra Civil; El PSOE y Esquerra emprenden la contienda.

Pío Moa ha respondido en un largo artículo publicado por Libertad Digital y que se llama Más sobre el 34. Aunque el argumento de Bizcarrondo viene recogido en el artículo de Pío Moa, conviene recogerlo de su propio artículo y compararlo con el de Moa. ¿Habrá segunda parte?

11 de Octubre de 2004

Jagdish Bhagwati
David Gordon ha escrito una excelente reseña de dos libros muy importantes. Free Trade Today e In Defense of Globalization, ambos de Jagdish Bhagwati. Es el teórico del comercio internacional más prestigioso, y afortunadamente está en el lado librecambista, al que se ha pasado tras sus concesiones al proteccionismo al comienzo de su carrera. He leído el primero y es ciertamente bueno.

Gordon hace un comentario muy interesante. Mientras que para los austríacos el librecambismo es muy claro desde la Ley de Asociación de David Ricardo, recogido y ampliado por Ludwig von Mises, los neoclásicos no lo tienen tan claro. El motivo es el método de análisis. Sus modelos recogen supuestos no solo de las condiciones de la acción, como hacen los austríacos, sino de las características externas de la acción o de la estructura del mercado. Por ejemplo: precios que responden lentamente a los cambios en cantidades y demanda, o trabajadores que no se mueven de sus países en respuesta a los precios y salarios... Todo ello introduce distorsiones en el modelo de competencia perfecta (con sus propios supuestos externos, como la no diferenciación de productos y precios o el número de oferentes). Esas distorsiones les llevan a concluir, en un ejercicio ciertamente audaz, que no es su modelo el que está mal, sino la realidad (los famosos fallos del mercado). Estos fallos del mercado suponen, dentro del modelo neoclásico, nuevas dificultades para la defensa del libre comercio. Los austríacos, con una idea del proceso de mercado y de la competencia y monopolio muy distinta, no se preocupan por problemas que consideran no relevantes. Pero es en este campo donde ha destacado Jagdish Bhagwati, salvando las aparentes dificultades.

Por otro lado David Gordon recoge varias críticas que hace brillantemente Bhagwati a los críticos con el libre comercio.

Se pueden encontrar interesantes artículos del economista indio y otros en The Academic Consortium on International Trade.

10 de Octubre de 2004

Bush y el Gasto
Vía Johan Norberg veo que Kevin Drum ha hecho recuento de la evolución del gasto público no destinado a la Defensa de las últimas seis Administraciones de los Estados Unidos:

- Nixon/Ford: 6.8% per year
- Carter: 2.0% per year
- Reagan: -1.3% per year
- Bush 1: 4.0% per year
- Clinton: 2.5% per year
- Bush Jr: 8.2% per year

Revelador. En el último debate, Bush se reía (con razón) de que John Kerry pudiera presentarse como un conservador en materia fiscal. Pero es que ¡a su lado lo parece!. Nótese que las cifras recogidas son de gasto no militar. A mi modo de ver esto se explica por varios motivos. Uno, que el debate no se está centrando en la economía, sino en la guerra. Una cuestión, además, controvertida, por lo que una fuente extra de legitimidad, vía gasto público, no viene mal. A ello hay que sumar que George W. Bush llegó a su despacho con el discurso de un conservador compasivo (léase, con la mano suelta en la firma de gasto mal llamado social). Además, el pensamiento en la derecha estadounidense está cambiando.

Ver más aquí, aquí y aquí.

9 de Octubre de 2004

Democracia y mujer
Dos nombres para una misma victoria

8 de Octubre de 2004

Reforma social, moral, política
George Will ha escrito un artículo en el que hace un apunte interesante.

Los demócratas, el partido hegemónico de la izquierda estadounidense, tienen motivos para oponerse a las reformas del Estado Providencia. Las razones, en primer lugar, habrán de ser ideológicas. Ellos defienden el Estado Providencia como el mejor método para obtener una serie de objetivos.

Pero lo que añade George Will es que hay un elemento más para la preocupación de los demócratas. Las reformas del Estado Providencia forzarán a los individuos a ser más autosuficientes y a mirar menos al Estado como panacea. Este cambio en la moralidad de la ciudadanía tiene a su vez implicaciones de largo alcance sobre el sentido del voto. En palabras de Will, la reforma del Estado Providencia, el logro legislativo más grande de los 1990', disminuyó la dependencia de la compleja burocracia demócrata. Este complejo consiste en oficinas del gobierno y sus supervisores gubernamentales. Y la Sociedad de la Propiedad de Bush es otro paso en el plan de reducir la oferta de Gobierno, por medio de la reducción de la demanda de este.

7 de Octubre de 2004

Cañete
Siguiendo con el vacío ideológico del PP, me permito remitir a la última anotación de JJLL. Tienen razón en señalar que, salvo sorpresa, los liberales ya podemos empezar a temblar si el representante popular para Economía es una persona que se ha prestado a gestionar la PAC. Don Miguel Arias Cañete.
Las ideas frente al vacío
Resulta llamativo el contraste entre la indigencia intelectual del PP y la conferencia anual del Partido Conservador británico. En el segundo se han lanzado dos ideas realmente poderosas e interesantes.

Una de ellas la ha protagonizado Alan Duncan, quien ha dicho en su alocución que los mercados libres y abiertos son la solución a la pobreza. El proteccionismo es su enemigo. Y hace referencia a cómo, por medio de las reformas y de la apertura al exterior India y China han logrado arrancar de la miseria a decenas de millones de personas. (vía Global Growth)

La otra no en menos importante y es que quieren que Gran Bretaña vuelva una vez más a la vanguardia de la reforma económica, en este caso en el ámbito fiscal. Los principios que guiarán la reforma (de la que no sabemos aún su contenido) son la simplicidad y la reducción de tipos. Vía Tax-News.

¿Será mucho pedir alguna idea al partido que lidera la oposición? Rayas en el agua.
Juan Urrutia está preocupado por la deriva conservadora del liberalismo, que le parece peligrosa. Es lo que cabe pensar por el título. El cuerpo del artículo es mucho más denso, si bien más interesante que eso.

Urrutia parte de una cita de Martin Wolf en la que me había fijado yo mismo mientras leía las primeras páginas de su Why Globalization Works:
Aprendí que los valores ilustrados de libertad, gobierno democrático y búsqueda desinteresada de la verdad eran infinitamente preciosos y aterrorizadoramente frágiles. También descubrí que estos valores tenían muchos enemigos, unos francos y otros taimados. Los peores entre ellos eran esos intelectuales que se benefician de la libertad que solo las democracias liberales proporcionan, mientras hacen todo lo que pueden para socavarlas. Estos, descubrí más tarde, eran el tipo de gente que George Orwell hacia atacado antes, durante y después de la segunda guerra mundial. Pero regresan en cada generación, esparciendo sus estragos sobre los jóvenes inocentes. En los años sesenta el embaucador más influyente era probablemente Herbert Marcuse. Más recientemente parece haber sido Jacques Derrida.


La crítica de Wolf a quienes cínicamente se benefician de las libertades, que usan precisamente para lograr su destrucción, no puede ser más acertada para un libro sobre la globalización. De hecho comienza el libro criticando a los nuevos colectivistas milenarios.

Juan Urrutia se vale de la cita para preguntarse quiénes son los enemigos claros de la democracia; Nacional Socialistas y Comunistas van en primer lugar a los que se suman, ahora, los anarquistas. Urrutia nos lo cuenta así: A pesar de la fragilidad que aterroriza a Wolf, la Ilustración o la democracia liberal superó el test del Nazismo y del Comunismo que comparten con ella al menos parte de su progenia. Ahora está sujeta a un nuevo test, el del Anarquismo que, a través de estos filósofos postmodernos y como tales también herederos de la razón ilustrada, no ve en sus instituciones más que el maquillaje de pulsiones sociales nada liberales. Es posible (y deseable por mi parte) que también pase ese test; pero no lo logrará con exabruptos a lo Bloom o con la satanización del desorden del que abominan de Wolf o Posner. No queda más remedio que mirar de frente a esos librepensadores de hoy que no tienen miedo a la reacción social.

Una vez se sobrevive a los dos siguientes párrafos, llegamos a donde quería traernos Juan Urrutia: lo que aterra en la actitud de Wolf es que está basada en una cuestión de poder: quitemos de en medio a estos aguafiestas y trabajemos para establecer de una vez por todas y de manera global el sistema de mercado libre. No hace falta estar en contra de la globalización para rechazar esta actitud como proclive al uso del poder, académico, económico o físico. Y esa proclividad acaba cayendo en la adopción de de comportamiento conservadoras sobre las que quiero prevenir en el siguiente apartado. Juan Urrutia ve en la actitud de Wolf el peligro de que los liberales caigan en el neconservadurismo.

Resumiendo mucho, lo que Urrutia llama neoconservadurismo (y que en absoluto se identifica con el movimiento que se conoce como neoconservadurismo) consiste en una actitud de miedo y rechazo, de quienes se enfrentan a un mundo cambiante que está creando un individuo cambiante. En los dos párrafos que he ahorrado a quienes aún sobrevuelan estas palabras, Urrutia defiende la aventurada idea de que el individuo es una construcción social. La sociedad cambia y con esta el individuo. El problema de los liberales, nos advierte Juan Urrutia, es que su roca firme, el individuo con su esfera de libertad, es algo con una identidad vaporosa que puede cristalizar en diversas formas todas ellas efímeras. Con esta idea en mente Será peligroso todo liberalismo que no admita que somos como figuras de hielo que se derritan; pero que mientras duran pueden ser más o menos bellas y que no reconozca que nuestra responsabilidad es que esa muestra identidad individual poco estable sea lo más bella y estimulante posible.

Ánimo, que queda poco.

En definitiva: Esta es la peligrosa deriva que cabría denunciar en no pocos liberales: que prefieren alinearse en silencio con los que están dispuestos a usar la fuerza a hacerlo con aquellos que, maestros en el ejercicio racional, no consiguen mentirse sobre la superioridad imaginada de la Ilustración naturalizada y llevan hasta el extremo sin freno alguno las implicaciones de sus elaboraciones intelectuales. La traducción a nuestro idioma no es fácil, pero entiendo que viene a ser algo así: Cuando un liberal se aferra a la moral que se ha desarrollado en las sociedades occidentales se convierte en conservador. Especialmente si, como dice, están dispuestos a usar la fuerza con quienes maestros en el ejercicio racional, no consiguen mentirse sobre la superioridad imaginada de la Ilustración naturalizada y llevan hasta el extremo sin freno alguno las implicaciones de sus elaboraciones intelectuales, es decir, los antiglobalización, los anarquistas en el sentido más habitual.

A lo que diré lo siguiente:

O se defiende la fuerza contra un determinado grupo, o no se hace. En el primer caso no se será liberal y vive Dios que Wolf jamás pediría algo así, ni lo ha hecho. Es un liberal y por tanto defiende la libertad de aquellos que, maestros en el ejercicio racional, no consiguen mentirse. Pero cabe una posibilidad que Juan Urrutia no ha considerado debidamente. Se puede criticar a los antiglobalización; en definitiva, como ha expuesto Wolf con honrada claridad, a esos intelectuales que se benefician de la libertad que solo las democracias liberales proporcionan, mientras hacen todo lo que pueden para socavarlas. Y se puede hacer escribiendo un libro, sin ejercer ni pedir el ejercicio del poder sobre ellos. Y entiendo que la aplicación de la razón para revelar que quienes se oponen a la libertad de los demás no están en lo cierto no tiene nada de conservador.

No obstante, me quedo con una de las últimas frases de Juan Urrutia: El liberalismo individualista ha sido y seguirá siendo la gran fuerza creadora de riqueza y, lo que es más importante, de libertad individual. Amén.

6 de Octubre de 2004

Libertinaje, Inquisición y Comunismo
El tema de esta anotación no es el que se pueda sugerir con el título. Trata, más bien, de un error muy común que lleva a tres posiciones a la vez muy comunes y erróneas, que he llamado libertinaje, inquisición y comunismo.

El error es el de confundir lo legítimo con lo moral

Las acciones legítimas son las que se ajustan al derecho natural. Las que se hacen estrictamente en el ámbito de la propia persona o de la propiedad que se ha adquirido legítimamente. O las que en su interacción con las personas o propiedades ajenas se hacen desde la cooperación voluntaria, no desde la coacción. (I, II, III)

Pero no se agotan aquí las posibilidades de juicio de una acción. También se puede juzgar desde la moral, un conjunto de normas que cargan los comportamientos con un significado positivo o negativo, y que son compartidas por una parte de la sociedad.

Mientras que lo que sea legítimo o no entra dentro de la ética del derecho natural y sus leyes son inmutables, la moral suele ser más restrictiva, pero tiene un carácter subjetivo (aunque no necesariamente arbitrario) y cambiante. De este modo, una norma moral que tuvo en un momento histórico un sentido, puede perderlo por completo con el paso del tiempo, o con su aplicación a sociedades distintas. Como ejemplo se puede citar la condena cristiana del divorcio, que cuando fue adoptada por la moral cristiana defendía a la parte más débil, la mujer, que por entonces quedaba absolutamente desprotegida y desamparada de consumarse el divorcio. Pero la situación actual es completamente distinta. El robo, la conscripción, el asesinato, son siempre ilegítimos, independientemente de las circunstancias o del momento histórico.

La diferencia entre ambos conceptos debería ser clara, pero muchos los confunden, dando lugar a dos posiciones erróneas.

I- El Libertinaje. Es como podríamos llamar a la identificación de lo legítimo con lo moral y decir en consecuencia no se le puede criticar, porque tiene derecho a hacerlo. Uno tiene todo el derecho a la total promiscuidad, o al despilfarro de los fondos propios, o al abuso del consumo de drogas. Pero sin llegar a prohibir lo que es legítimo sí se puede decir, en determinados casos, que tal o cual comportamientos son inadecuados o inmorales. Por ejemplo, la creación de un club en el que no se dejen entrar más que a hombres, o se niegue la entrada a negros (como aquél al que perteneció, hasta que le denunciaron, Bill Clinton). O los bares en España en los que no entran más que colombianos, como ocurre en algún pueblo de las afueras de Madrid. En estos últimos casos tienen todo el derecho a reservar la entrada con el criterio que elijan (en este caso el racista), pero hay quien lo considera inmoral. Curiosamente, el libertinaje suele caer en la perversión de considerar inmoral que alguien condene moralmente los comportamientos legítimos de los demás. Cuando dar opiniones morales de comportamientos ajenos es perfectamente legítimo.

II- La Inquisición. Es la interpretación contraria del mismo error. Considerar a todo lo inmoral como ilegítimo. Y dar el paso de prohibir lo que se considera inmoral. Es un error de lo más común. Un caso claro es el de la Iglesia con el divorcio, cuando tenía poder para imponer por ley su moral. Pero los ejemplos son innúmeros. Muchos son los que quieren prohibir los toros, el consumo de drogas, o la expresión de opiniones que les parecen que atentan comtra los derechos de otros, como el nacionalsocialismo o el comunismo. Jorge Valín ha puesto recientemente ejemplos muy interesantes, como el del empresario sumergido o la prostitución. Esta posición de prohibir lo considerado inmoral, pero que es legítimo crea lo que se ha llamado crímenes sin víctima.

III- El Comunismo. Una actitud que practican muchos; quienes cuando denuncian lo mismo a otros lo hacen acusándoles de fascismo, que sería otra forma de llamarlo. Con comunismo me refiero a una actitud en la que se va un paso más allá. No es ya que se prohíba un comportamiento que se considera inmoral, sino que de impone otro, que se considera moral. Es una posición especialmente grave, porque la prohibición de un comportamiento deja libres todas las opciones no proscritas. Pero la prescripción obligatoria de un comportamiento no deja segundas opciones, por lo que es especialmente opresivo. Es el caso del Estado que obliga a los jóvenes a la conscripción; al alistamiento en el ejército. O de quienes quieren imponer por la fuerza su moral prohibiendo las exhibiciones de cines y espectáculos en la Semana Santa, como ocurría antes. O quienes como ahora, con el mismo desprecio por la libertad humana, quieren imponer su moral forzando la discriminación positiva o la ayuda a unos por medio de los impuestos.

Los liberales identificamos y condenamos estos errores, que de evitarse permitirían una sociedad a la vez más libre y más ordenada.


Actualización: Quienes hayan leído esta anotación ayer u hoy (miércoles, 6) hasta el mediodía verán que tanto el título como la forma de llamar a la actitud III ha cambiado. Lo he hecho por la acertada sugerencia de Daniel. Inquisición y comunismo, aunque propios de la misma mentalidad antiliberal, son dos cosas conceptualmente distintas, y merecen nombres distintos.
Olvidar la Historia
Agapito Maestre ha escrito un artículo en el que echa de menos que el debate intelectual que ha suscitado la obra de Pío Moa (cierto que debate protagonizado casi en exclusiva por él) se extienda a otros ámbitos del pensamiento. Me sumo a su amargo lamento.

Pero entonces habla de la Guerra Civil y dice: Más tarde, cuando leí con un poco de detenimiento la crítica de la Segunda República que hicieron los propios republicanos, o sea, la crítica que hicieron de la república los hombres que ayudaron a traerla, especialmente la crítica de Ortega, comprendí que la guerra civil era un suceso para olvidar. Y añade: En efecto, porque la guerra civil ha sido el mayor horror que haya podido parir pueblo alguno, debemos olvidarla. Porque la guerra civil española es un acontecimiento brutal para la historia de España, no debiera haber español que hablase de ese suceso sin sentir vergüenza. Por todo eso, la guerra civil es, sobre todo, un acontecimiento para olvidar. Sin ese necesario olvido nadie con principios morales podrá nunca recordarla, o sea historiarla.

Hacer un llamamiento al debate intelectual en un artículo, y en el mismo a abandonar todo debate suena, desde luego, de lo más contradictorio. Es cierto que los hechos y sus interpretaciones son difícilmente inextricables. Y que el odio, la venganza, la vindicación, siguen presentes en muchos historiadores, como en los lectores. Pero no debemos tirar al niño por el desagüe, con el agua de la bañera. Es cierto que debemos enterrar el guerracivilismo como actitud, para que nuestros nietos les puedan contar a los suyos una historia de España que no sea un arma contra media España. Pero solo se puede hacer desde el conocimiento de la vergüenza y del horror de la Guerra Civil, del que él mismo habla. Desde la constatación de que el sectarismo, al que muchos se están apuntando, lleva al desastre.

5 de Octubre de 2004

John Kerry contra los pobres
En la apretada carrera para ver quién será el Presidente de los Estados Unidos, corren con todas sus energías dos candidatos, a cual peor. Según sea el tema se van tomando la delantera, aunque en las encuestas, el que se lleva el gato al agua es Bush.

Hay un aspecto muy importante de la Presidencia de los Estados Unidos, y es su política comercial. El libre comercio mundial está arrancando de la pobreza a enormes masas de gente y un cierre de fronteras a los bienes exteriores puede condenar a muchos a la miseria o a la inanición. Precisamente este es uno de los peores aspectos de las propuestas de John Kerry, y eso que hay varios. Kerry, antiguo partidario del libre comercio, ha sido captado por los sindicatos, que con las contribuciones de sus afiliados, pero sin su consentimiento, financian en gran parte el Partido Demócrata y lo condicionan. Por eso, hoy más incluso que nunca, el Partido Demócrata es el partido enemigo de los más pobres.

He dedicado a este asunto mi último artículo de LD, pero lo comento porque curiosamente ha salido otro, éste en TechCentralStation. Su autor, un antiguo embajador de Australia en el GATT, muestra que el pretendido multilateralismo de Kerry (el de Sangre por Petróleo) se desvanece cuando llega la defensa cerrada de los intereses particulares frente a los generales, ante los que cede sin reparo, enfrentándose con ello a multitud de países.

Actualización: El AEI ha sacado un nuevo artículo sobre el asunto, en el que hace un repaso escalofriante del programa de John Kerry.
Moore se sobra
Moore está tan, tan, tan sobrao, que en sus manipulaciones no pone ya el más mínimo ciudado. Vean quienes no miran a las estrellas a diario.

Para que luego haya quien le haga caso.
Ucronía
Tras la épica reacción patriótica (hala, lo que he dicho) y liberal de 1812, de nuevo la reacción (esa sí), los bandazos, los pronunciamientos y todo eso. Por fin, tras el experimento de la I (Esto es una república, se decía ante un despropósito), la Restauración. Fue una época de relativo, pobre, retrasado liberalismo, pero liberalismo al fin. Se decía, por entonces, que España era el país con mayor libertad de prensa del mundo. La economía se recuperaba, las artes florecían, e incluso la ciencia.

Pero el modelo político era corrupto y estaba agotado. Sabemos a lo que todo ello trajo. La exasperación, el agotamiento, y por fin la celebrada Dictadura, el fracaso (y también por agotamiento) de la misma, la II, la Guerra Civil y la Dictadura.

Bien. Yo propongo una pregunta perfectamente absurda para empezar el día. ¿Qué hubiera pasado si...? Si las reformas democratizadoras del sistema que propuso Maura (y a las que se opusieron liberales y socialistas) se hubieran llevado a cabo. Si el sistema se hubiera reformado hacia una mayor democratización que hubiera ido asimilando incluso a quienes pedían en el Parlamento el atentado personal contra el Presidente del Gobierno. Si el destino de España se hubiera parecido al de Inglaterra. O al de Francia, que tampoco hay porqué pedir tanto. Democracia, participación española en la II GM con los aliados, acaso guerra en nuestro suelo contra el enemigo tras la espectacular caída de Francia, firma de la constitución de la ONU, entrada como miembro fundador en la CEE...

Yo adelanto un cambio importante que se hubiera producido: sin Franco, la izquierda tendría que buscar otras excusas para deslegitimar en la democracia a los conservadores y para justificar sus propios desmanes.

Se admiten más sugerencias.
El mercado cree en la victoria republicana
Siguiendo con mi post anterior, y con el quinto que escribí, no será malo volver a mirar al instrumento de los futuros sonbre política.

En Tradesports el mercado está apostando fuertemente por la victoria de George W. Bush. Lo mismo ocurre en el Iowa Elctronic Market.
La multiplicación de los beneficios
Don Boudreaux ha llamado la atención sobre un reciente estudio elaborado por el conocido economista William Nordhaus. El artículo se ha hecho la siguiente pregunta: ¿Qué proporción de los beneficios netos que causan las innovaciones van a parar a los empresarios que las promueven? El resultado es un sorprendente 2,2%.

Yo no me fijaría en el 2,2%, ya que resulta en el fondo imposible calcular el dato exacto. Pero si el dato se acerca a la realidad tendría que llegar el momento en que comencemos a mostrar algo de agradecimiento a los verdaderos héroes sociales.
Menor presión fiscal en Italia
Berlusconi ha decidido reducir los tipos impositivos. Reducirá el número de tramos de cinco a tres, el mayor de los cuales pasará del 45% al 39%, acompañado de otros dos del 33% y el 23%. Su plan era más ambicioso, pero sus alianzas le han obligado a una reforma fiscal más moderada.

Imagino que Il Cavaliere tiene en cuenta los buenos efectos que tienen las rebajas fiscales, económicos y electorales.
La izquierda contra los inmigrantes
Este es el título del artículo ganador del premio Ebro Puleva, que convoca mensualmente Libertad Digital. Dice lo siguiente:

Si existe inmigración ilegal en España es porque hay una fuerte demanda de trabajadores. Sin dicha demanda, los márgenes de tolerancia de la población a un colectivo sostenido desde la caridad (pública o privada) y con inevitables tendencias a la delincuencia serían mínimos. Sin embargo, ¿qué políticas económicas han contribuido a que dicha demanda se cubra con extranjeros en situación irregular? Intentemos elaborar una respuesta: La excesiva rigidez del mercado laboral y sus condiciones de contratación. (...) El resultado directo de dichas políticas es que una parte importante de la actividad económica se realiza de espaldas a la legalidad, donde se encuentran las condiciones necesarias para que muchos empresarios se arriesguen a saltarse la ortodoxia laboral contratando mano de obra ilegal, que además, es la más fácil de explotar

Y añade: Parece obvio que si se quiere terminar con el fenómeno, el primer camino a seguir sería una exhaustiva labor de identificación y castigo de los empresarios que contratasen mano de obra ilegal, así como un endurecimiento de las condiciones de entrada. De esta manera se limitaría el crecimiento del mercado de personas ilegales a lo que hay que añadir un segundo frente de actuación que consiste en facilitar al máximo las condiciones de contratación en el país de origen, y llevar a cabo una profunda reforma de la legislación laboral ajustándola a los márgenes que dicta una sana lógica económica . De esta manera sólo restaría el problema de la integración de los ilegales actuales.

Todo el artículo merece la pena, y el autor, de nombre Andrés Hernán Gil von der Walde, parece austríaco de lo que demuestra saber.

(Es broma, no me lo tengas en cuenta)

3 de Octubre de 2004

El Debate
Al parecer hubo un debate entre John Kerry y George W. Bush, porque las referencias al mismo aparecen por muchos sitios. Si el referido debate es lo que ví el otro día por televisión, la realidad es más decepcionante de lo que imaginaba. Afortunadamente hay quien ha hecho un redumen del mismo que coincide con lo que yo recuerdo. Gracioso.
Robert Lawson, de Division of Labour, ha recogido los datos de un reciente estudio sobre las más horas por ciudadano dedicadas a la cooperación, según los estados. Y los ha cruzado con el Economic Freedom of The World. El resultado es el predecible. Cuanto más libre (y por tanto más rica) es una sociedad, más horas dedican sus ciudadanos a la caridad y la cooperación. Solo uno más de los beneficiosos efectos de la libertad económica.
El premio que no dieron a...
El Premio Nobel de economía, es ese que no dieron a Peter Bauer, Frank Knight, Fritz Machlup, Ludwig von Mises o Julian Simon, entre otros. Estos son los nombres que lista Don Boudreaux en una reciente anotación.

Pero sobre todo es el premio que no dieron a Ludwig von Mises. Sus contribuciones a la teoría económica son muy numerosas, de una importancia imposible de exagerar, y todo ello con un armazón teórico de una solidez inusitada. Hagamos un repaso a las principales:

1) Una teoría del ciclo económico. Una de las pocas, casi la única que explica el ciclo desde una comprensión del funcionamiento del mercado.
2) La teoría regresiva del dinero, que introdujo a este bien dentro del paradigma marginalista.
3) La teoría del cálculo económico, y sus implicaciones en varios campos, como la estabilización económica y especialmente el socialismo.
4) La teoría de la función empresarial.
5) La metodología praxeológica, a la que dedicó una parte importante de su extensa obra
6) Las contribuciones a la teoría del capital.
7) Otras contribuciones, como la demostración teórica de la Ley de Rendimientos Decrecientes (que por sí misma habría merecido en Nobel), la crítica a la teoría del equilibrio u otras críticas a varias corrientes de la economía.

El recuento es incompleto, pero más que suficiente. Aunque habrá quien me considere exagerado, yo incluiría en la lista a Murray N. Rothbard. Creo que se merecería el Nobel por sus importantes contribuciones a la teoría monetaria, por su teoría de la Preferencia Demostrada. A ello hay que sumar decenas de aportaciones que reparte por su obra, también extensa, tanto en la teoría económica como en la social y en la historia.
El fraude y su futuro
El fraude se ha mantenido durante décadas, pero tiene que llegar a su final. Mahalanobis ha recogido un artículo de The Economist en el que se da cuenta de las previsiones de una terrible estadística: La proporción de la población de 65 años o más sobre la población de 20 a 64 años. De los países recogidos en el gráfico, España es el más preocupante, ya que del 28% actual pasamos al 73%. Lo que quiere decir que cada vez más jubilados han de ser sostenidos sobre menos hombros.

Mientras en un ejemplo de imaginación digna de los políticos se plantea la posibilidad de elevar la edad de jubilación para que las cuentas cuadren. Mientras, en el mundo real, el de Chile con sus pensiones privadas, la gente se retira mucho antes. El motivo es que los ahorros generados a lo largo de su vida profesional, invertidos en planes de pensiones privados, les dan unas pensiones que les permiten retirarse antes, y con un nivel de vida adecuado.
Integridad en la gestión
Forbes ha elaborado una lista de empresas según su integridad, entre las 30 que obtienen un mayor valor de cotización.

2 de Octubre de 2004

Blogs liberales en Portugal
Me he acercado, un poco por casualidad, a algún blog portugués liberal. Me puse en contacto con André Azevedo, de Causa Liberal, blog de CausaLiberal.net. André me ha informado de alguna otra bitácora liberal. Blasfémias tiene unas 2.500 páginas vistas por día. También hay otros como Tempestade Cerebral u O Intermitente, actualizado por Miguel Noronha, al que ya conocemos por la espectacular página Hayek Links, que en su día referimos.

Tanto este último, como Causa Liberal y Austríaco son muy interesantes.
XV Congreso del PP: Ángel Acebes
Los liberales y el PP. No sé de ninguno que esté emocionado con ese partido y sí de varios que son muy críticos. Pero como los liberales tenemos incluso menos esperanzas en el PSOE, no tenemos más remedio que mirar la evolución del Partido Popular, además de otras opciones. De ahí mi interés por este Congreso, primero después de Aznar, el 11M, el 13M y tantas cosas.

Como Manel ha comentado más que acertadamente el discurso de Alberto Ruiz-Gallardón, no lo haré yo. Pero sí me quiero acercar al de Ángel Acebes. Hay algunas cosas que ha dicho de gran interés.

Hace referencia a los insultos y descalificaciones personales, agresiones de todo orden, infamias, e incluso ataques a nuestras sedes o nuestros militantes que hemos tenido que sufrir en este tiempo, de los que él sabe bien. Llegaron a acusarnos de todo, de mentir, de ocultar pruebas, de presentar a S M El Rey decretos de suspensión de las elecciones, de golpes de estado o de inmediatas medidas extraordinarias de emergencia como la supresión de autonomías o las detenciones masivas. Pero Todo era falso y se propagó insidiosamente a sabiendas de que era falso. Ello ya lo sabemos.

Lo importante son algunas denuncias que no pensé que se atreverían a hacer:

La destransición: La recuperación del recuerdo de la discordia civil. Tanto en la campaña electoral, como después de formar Gobierno, el espíritu del 78 esta siendo sustituido por la incitación a recordar el 36, fomentando incluso con iniciativas institucionales, el recuerdo del escenario que desembocó hace 70 años en una guerra civil. A ello se suma el acoso a la Iglesia. Del que cada día nos trae un nuevo capítulo, sea de amenaza o de descalificación, y el linchamiento de Aznar y del Partido Popular. Otra crítica importante, la de la toma de las instituciones por el PSOE, es cínica y contradictoria, porque ellos hicieron lo mismo y dejaron la cacareada regeneración democrática en la nada, cuado no en la clara regresión.

Aún más importante es lo siguiente: les dura el cabreo por la humillación, la villanía y el asalto antidemocrático que sufrieron en cuatro días, y quieren reaccionar: Los socialistas, además, manejan el miedo para frenar apoyos al PP y esto debe saberse. Intentan atemorizar a determinados e importantes sectores sociales para restar apoyos al PP, para aislarle, para imponer su voluntad. Este juego se ha terminado. Lo denunciaremos cada día y tomaremos las medidas necesarias contra esta estrategia de degeneración democrática. ¿Hay oposición?

No está claro. Porque lo que no se ven son ideas. Pese a las palabras (vaya, al final he tenido que hablar de él) de Gallardón: no podemos olvidar que, además de gestión, una parte de los españoles espera algo más de nosotros. Descubrir ese algo más debería ser nuestra principal ocupación a partir de ahora, prestando atención a los cambios sociales, aumentando la presencia del Partido en la calle y redefiniendo nuestro ideario. Pero ¿qué ideario? Esperemos a los próximos días, pero me temo que nos quedaremos in albis.
Moviendo piezas
El mundo de la información está cambiando, y el poder que tenían los medios de comunicación no será ya el que era. Es un fenómeno que ha estallado en primer lugar donde debía, en el país más avanzado del mundo, con el caso rathergate. Antes de éste, los casos de John R. Lott, el pavo de plástico, Trent Lott (ninguna relación con el anterior), Kerry y sus fantasías camboyanas, demuestran que los medios de comunicación ya no están solos. Hay un nuevo agente en la creación y transmisión de información, y su carácter abigarrado y disperso hace difícil, quizás imposible, su control.

El fenómeno ha llegado a España. Ya avisó El Zapatazo, y se ha vuelto a repetir con el feo asunto del anuncio de elpais.es (y aquí). Saben que no tienen el poder de antes, y algunos de los responsables de medios de comunicación han comenzado a reaccionar. Hay varias manifestaciones de que están moviendo piezas, algo a ciegas, porque no saben qué hacer. Incluso Umberto Eco ha llevado su despiste (que con sus contribuciones ya le acompañaba en Apocalípticos e Integrados) a Internet.

Es una lucha que va más allá de la política. Pero como tiene implicaciones para la libertad y el poder, es inevitable que se hagan interpretaciones también políticas. Mientras unos mueven piezas otros habrán de tomar la decisión de sumarse a los liberticidas o denunciarlos.

Habrá que estar atentos.

Actualización: Recomendable, como todos, el nuevo artículo de Cristina Losada.

1 de Octubre de 2004

Homenaje
Confío en que Castro comprenderá la magnitud del homenaje que he rendido a su obra. Ninguno mayor puede ofrecerse a un libro que la redacción de otro para contradecirle. Las obras que suscitan reacciones críticas y que atraen polémicas son obras por las cuales corre la vida.
Claudio Sánchez-Albornoz, Españoles ante la historia. Losada, Buenos Aires, 1958., p 206.



Pues eso.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande