liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Abril 2007

La Hora de Todos: Abril 2007

28 de Abril de 2007

¡Que viene el enfriamiento global!

¿Qué? ¿Esperando el achicharramiento planetario? Llegará de un momento a otro. Lo sé porque he visto Una verdad incómoda, de Al Gore.

El caso es que yo tenía en mente, antes de que se hablara del calentamiento global, los miedos de los 60-70 sobre un posible enfriamiento global. Entonces, como ahora, los ecologistas decían hablar en nombre del consenso científico; entonces, como ahora, la causa de ese enfriamiento científicamente probado era culpa del capitalismo; y entonces, como ahora, ese cambio sólo traería consecuencias catastróficas. Tampoco era un temor nuevo.

La cuestión es, amigos, que el miedo de un enfriamiento global se ha descongelado. Sí; de hecho:

Las corrientes oceánicas que dan a Europa su clima relativamente suave está interrumpiéndose (stuttering significa tartamudeando), lo que provoca el miedo de que pueda paralizarse enteramente y sumir al continente en una pequeña era glacial.

Este descubrimiento dramático viene de un estudio de la circulación del océano en el atlántico norte, y que ha hallado una reducción del 30 por ciento en las corrientes cálidas que llevan agua desde la corriente del golfo.

Yo, como os podéis imaginar, no entro en esto. Pero me divierte pensar: ¿Y si efectivamente viniera otra pequeña era glacial a Europa? ¿Qué dirían los ecologetas?

Pues lo más probable es que condenaran al capitalismo como culpable del enfriamiento global, dado que la utilización de tecnologías más avanzadas limita la emisión de gases de efecto invernadero, que de otro modo habrían contribuido a mantener la temperatura de la Tierra, y hubieran detenido este enfriamiento, que traerá consecuencias catastróficas.

No se me ocurre mejor salida, de producirse ahora un enfriamiento global.

27 de Abril de 2007

Vuelve Bowling for Columbine
Y lo hace en La2. Esta noche, a las 21:30. El texto con que anuncian la película, dice esto:
Tras la matanza acaecida en la Escuela de Columbine, en Littleton (Colorado), el 20 de Abril de 1999, donde dos jóvenes armados, asesinaron a una docena de estudiantes y un profesor toda una oleada de reacciones se desatan por Norteamérica, a favor y/o en contra de las armas, teniendo a Charlton Heston como representante "pro armamento".

Ah, eso debe de ser que es un documental bien hecho, porque recoge opiniones de las dos partes. Sólo que lo que Moore hace de Charlton Heston es descojonarse de él, aunque no de forma tan miserable como se desconona de quienes ven sus documentales ¡Y se los tragan! ¡Y son legión!

La cuestión es que aprovecho la ocasión para recordaros mi artículo Bowling for Columbine, escrito, entre otros, para quien desee descojonarse también de los incautos que desayunan ruedas de molino como churros.

Os llamará la atención, para quienes lo veáis, que primero quiere cargar contra las armas, luego cruza la frontera con Canadá y se da cuenta de que allí hay más armas por habitante que en EE.UU. y menos crimen (hay más, pero esa es una cuestión que a Moore se le escapa). Y entonces, cambia de argumento. El problema ya no son las armas. Es la cultura del miedo y la educación básica, o la educación pública, que en Estados Unidos es prácticamente lo mismo. (Inciso: me encanta cuando los progres se meten con lo mala que es la educación básica allí. ¡Pero si es lo que pide Izquierda Unida para España!).

Espectacular la manipulación del discurso de Charlton Heston. Si podéis, leed antes mi artículo.

26 de Abril de 2007

Las tiranías del petróleo
Para los dictadores vivir de una materia prima tiene una ventaja: no necesitan a su propio pueblo para alimentar las arcas del Estado, mientras que si se nutre de los impuestos tiene que tenerle en cuenta. Las tiranías del petróleo todavía tienen mecha, pero su era pasará a la historia.

¿Cómo he llegado hasta aquí (en 2.100 caracteres con espacios)?, Las tiranías del petróleo,en La Gaceta de los Negocios.
Violencia y armas
Os recomiendo vivamente el artículo de Paco Capella Violencia y armas, escrito para el Instituto Juan de Mariana. Me cuesta destacar algo del artículo, así que por no reproducirlo entero os remito a él directamente.

25 de Abril de 2007

Retrato de Peter Bauer

Escribí, para La Ilustración Liberal, un artículo dedicado a Peter Bauer. Un retrato de este gran economista, un disidente aliado de los pobres, como le he llamado:

La noche del 9 de mayo de 2002 debió de ser especialmente emotiva para quienes se reunieron en Washington para celebrar el 25º aniversario del Instituto Cato con la concesión del I Premio Milton Friedman a Peter Bauer, por su contribución al avance de la libertad. Había muerto seis días antes. La academia sueca no decidió hacer más grande el Nobel incluyéndole entre los galardonados, pero el Cato tuvo el acierto de elegirle para el galardón que lleva el nombre de quien fuera su amigo.

Peter Thomas Bauer, nacido Pieter Tamás, vino al mundo en Budapest en 1915. Ya en la escuela destacó por su descollante inteligencia. En 1933, recién llegado Hitler al poder, uno de los clientes del padre de Peter se ofreció para financiar su educación en Gran Bretaña. Poco después, su padre, un impresor propietario de un pequeño negocio, fue uno de los millones de judíos asesinados por el nacionalsocialismo.

Bauer consiguió que le admitieran en el Gonville & Caius College de Cambridge en 1934, con menos dinero incluso que dominio del inglés. No obstante, logró graduarse en Economía tres años más tarde. Tras una estancia breve en su país, donde estudió Derecho, volvió a Gran Bretaña en 1939. En 1947 se convirtió en profesor de Economía Agraria, y de ahí pasó a Cambridge. En 1960 recaló en la London School of Economics, donde ejercería su magisterio hasta 1982. En ese año fue nombrado Lord por el primer Gobierno de Margaret Thatcher, al que dio respaldo intelectual para su oposición a las ayudas a los países del Tercer Mundo.

No tenía compromisos políticos. Criticó con dureza a Geoffrey Howe en 1989 por permitir una inflación del 7%, ya que con ese aumento de los precios "el dinero pierde la mitad de su valor en diez años", lo que perjudica, recordaba, "a la gente con medios modestos".

(Leer más)

Sowell en sus cartas
Por cierto, amigos, que como anunciante oficial de los nuevos libros de Thomas Sowell, os doy noticia de A man of letters, una colección de cartas escritas desde 1960 hasta 2005. En National Review hay una recensión del libro, por Mona Charen.

Vía (cómo no) A constrained vision.
Virginia. La víctima es el culpable

Thomas Sowell ha vuelto a escribir un gran artículo. Se titula Aftermath of the 1960s? Y se pregunta si masacres como la de Columbine o Virginia no podrán sumarse a la larga lista de consecuencias desastrosas de las embriagadas ideas y de las extravagantes ideas de aquella década.

Luego iremos a las masacres, pero vayamos a las miserables ideas de aquellos años. Por ejemplo, esa culpa existencial y colectiva, pero que se proyecta sobre cada uno de nosotros, que acabamos siendo culpables, repito que cada uno, del hambre en el mundo, del esclavismo, del racismo de los demás, del comportamiento de los criminales, del asesinato de los hermanos Kennedy y Martin Luther King, como apunta Sowell…

El economista e historiador explica cómo la violencia callejera de los 60' la achacaba el presidente Johnson a lo siguiente:

Todos sabemos que esas condiciones son ignorancia, discriminación, los barrios degradados, la pobreza, las enfermedades y la falta de empleo.

 Responde Sowell:

Esta visión alocada y dogmática hacía innecesario rebajarse a algo tan mundano como los puros datos, que hubieran incluido el hecho de que los desórdenes públicos se producían más frecuentemente y de forma más violenta donde esa visión de culpa colectiva prevalecía. Las ciudades del sur, donde en aquél tiempo la discriminación y la pobreza era más pronunciada que en el resto del país, ni de lejos (sufrían disturbios) tan frecuentemente ni de forma tan violenta como en las ciudades que no pertenecen al sur. Detroit, la ciudad que sufrió los disturbios más sangrientos de los 60’, con 43 muertos, tenía una tasa de desempleo entre los negros del 3,4 por ciento, que era inferior a la tasa nacional de desempleo entre los blancos. Chicago, cuyo alcalde Richard J. Daley no compró la engañifa progre sobre la culpa de aquellos tiempos, fue una de las pocas grandes ciudades del norte en escapar a la ola de disturbios que arrasó el país en 1967. El tipo de disturbios urbanos en masa que ocurrieron en todo el país durante la Administración Johnson se convirtieron en prácticamente desconocidas durante los ocho años de la Administración Reagan, que proyectaron una visión diferente del mundo.

Los datos desnudos también apuntan a que el control de armas no frena, precisamente, los tiroteos en público, como el de Virginia, dice al final. Pero lo más valioso del artículo es lo que he extractado:

1)     Cómo la gente prefiere llevarse por sus ideas a contrastarlas con la realidad.

2)     Cómo son las ideas las que afectan el comportamiento, y no las “condiciones materiales”. Qué economicista, qué falsa es la izquierda.

Volviendo a Virginia,

Sea o no que la última matanza en masa en la Virginia Tech fueron resultado de un perturbado, siempre ha habido gente demente, pero no se han dado tantos tiroteos públicos con la frecuencia que los ha habido desde 1960.

Y

Si los demás son de algún modo responsables de todo lo que te pase en tu vida, cargar aleatoriamente contra individuos que no te han hecho nada personalmente puede sonar plausible para mucha gente.

De hecho, Seung-Hui Cho dijo vosotros sois la causa de que yo haga esto, que es una frase absurda si no se entiende en la clave que desvela Sowell en el último párrafo. Los demás, que no han hecho nada bueno ni malo hacia este desgraciado, son los causantes de su situación, que le viene dada, y de la que él no es en absoluto responsable.

¿Necesitamos más y mejores cierres?
En una ocasión, en un debate de Hayek con un autor italiano (no he logrado dar con el texto donde lo leí) éste le dijo al austriaco: O sea, que según usted necesitamos más y mejores quiebras. A partir de ahí, y del caso del fabricante Delphi, saqué este artículo en La Gaceta de los Negocios:
En una ocasión Friedrich Hayek recordaba uno de los debates que solía perder, el que mantuvo con un economista italiano cuando el ya viejo profesor vienés explicaba que había que permitir cerrar a las empresas. "Es decir", le repuso su colega, "que lo que necesitamos son más y mejores cierres". Inexplicablemente, el austriaco no supo dar con una respuesta eficaz en el momento ante el ingenioso comentario.

Puerto Real está en pie de guerra ante la decisión del fabricante Delphi de cerrar la factoría que mantenía en la localidad gaditana. Es un asunto grave para todas esas familias, que tendrán que buscarse otra empresa en la que aportar valor y generar una renta. Hay razones de peso para el desmantelamiento de la factoría. Además de los problemas que tuviera esta en concreto, España se enfrenta a la competencia mundial que llamamos globalización. Hay otras partes del mundo en la que hay trabajadores cualificados y que trabajan en unas condiciones menos onerosas para la compañía.

(Leer más)

24 de Abril de 2007

Colbertismo
Escribí para La Gaceta de los Negocios una nota, no se puede llamar recensión, a cuento del libro de Francisco Cabrillo Economistas extravagantes, y en concreto del capítulo dedicado a Colbert, Jean Baptiste. Colbertismo:

Francisco Cabrillo, colaborador habitual de estas páginas, ha escrito un libro absolutamente recomendable. Se trata de Economistas extravagantes, editado por Hoja Perenne: un paseo por varias de las biografías más chocantes de quienes han aportado algo a la ciencia económica, desde los grandes genios a los personajes más sorprendentes.

Resulta difícil destacar alguno, pero acaso, por la permanente vigencia de su legado, cabría destacar a Jean Baptiste Colbert, administrador de la hacienda de Luis XIV. Desde su privilegiada posición puso en marcha como ningún otro el programa mercantilista hasta sus últimas consecuencias, con una decisión y un convencimiento dignos de mejor causa.

(Leer más)

23 de Abril de 2007

La derecha en el país de las maravillas
En esta ocasión, además de informaros de un nuevo artículo (aunque en realidad es del pasado jueves), os recomiendo con todo el morro que lo leáis. Se trata de la recensión de La Nueva Revolución Americana. Por Qué la Derecha Crece en Estados Unidos y Por Qué los Europeos no lo Entienden, de José María Marco.Una de mis conclusiones es que no lo entienden porque no han leído el libro de Marco.

El objetivo de mi recensión es que el lector se entere de qué va el libro, e invitarle a que compre e incluso lea el libro, que está francamente bien. Es cierto que él es más favorable que yo a Bush, de quien tengo un juicio muy negativo, lo que no me impide reconocer el gran análisis que sobre la derecha estadounidense, ese fenómeno desconocido por europeos y españoles en particular, hace Marco. La derecha en el país de las maravillas:

José María Marco ha realizado una hazaña ciertamente audaz. Ha escrito un libro sobre algo de lo que todo el mundo opina y casi nadie conoce: la derecha americana. Una derecha que, desde la marginalidad, supo tomar conciencia de sí misma, ser intelectualmente activa y versátil y, finalmente, vencer en el campo de las ideas y las políticas a una izquierda esclerotizada.

El libro de Marco es extraordinario. Primero, porque no es fácil encontrar un autor europeo que tenga un conocimiento tan profundo de los Estados Unidos ("El País de las Maravillas", lo llama en sus análisis para el suplemento de Exteriores de este periódico), y en particular de la política y el movimiento liberal-conservador americanos. Si nos ceñimos a España, el número se reduce aún más. Yo, que no soy un experto pero sí conozco cómo se desarrolla la política en Estados Unidos, recuerdo la sorpresa que me causaba, cuando vivía allí, lo desenfocado (por ser benévolo) de las informaciones que publicaban los medios españoles sobre aquel país.

(Leer más)
Muerte en Virginia
El último artículo escrito para Libertad Digital trata de la tragedia de Virginia, la matanza de 32 personas por un estudiante surcoreano, antes de tener el gesto de cobardía de suicidarse. Muerte en Virginia:
Nos hemos vuelto a estremecer todos con un nuevo episodio de tiroteo público, el que protagonizó un joven estudiante coreano en la Universidad Técnica de Virginia. Muchos se han indignado contra los Estados Unidos y su relativa libertad de armas, a la que ven responsable de lo que ha ocurrido. Ellos se tendrán que plantear lo siguiente: en caso de que, en contra de lo que piensan, la libertad de armas salvara vidas y el control favoreciera los asesinatos, ¿están dispuestos a cambiar su opinión? ¿No les importará mantener una idea que está favoreciendo que haya más muertes? Si su indignación es tan fuerte, ¿no será que el asunto es lo suficientemente importante como para hacer el ejercicio de plantearse su posición con honestidad? Yo lo hice, lo que me obligó a cambiar de idea.

(Leer más)
De Homero a J.K. Rowling: Ingresos y división del trabajo

Alex Tabarrok ha escrito una gran anotación en Marginal Revolution sobre el progreso en la generación de rentas de los escritores a lo largo del tiempo. Pone cuatro ejemplos: Homero, Shakespeare, Tolkien y J.K. Rowling, que es la primera autora en ganar mil millones de dólares. ¿Por qué gana mucho más esta autora que los anteriores genios? Sigamos a Tabarrok:

Homero contaba grandes historias, pero no podía ganar más que lo que pudieran pagar digamos 50 personas por una tarde de entretenimiento.

Puede parecer poco más que pedir en la calle, pero entonces estos rapsodas creaban auténtico furor. Sócrates consideraba que su actividad era inmoral, porque hacían que el público perdiera el sentido, de la emoción que producían sus relatos. Pero a lo que vamos.

Shakespeare, director y accionista del teatro Globe, podía acoger a 3.000 personas y a diferencia de Homero, Shakespeare no tenía que estar en el teatro para ganar dinero. Sus palabras eran proyectadas al público.

Pero vayamos al autor de El señor de los anillos:

Las palabras de Tolkien eran proyectadas aún más lejos. Tolkien podía vender a centenares de miles, incluso a millones de compradores en un año, más de quienes podrían haber visto el teatro de Shakespeare en 400 años, vendiendo libros. Y los libros son más baratos de producir que los actores, lo que quiere decir que Tolkien podía ganar una parte mayor de los beneficios que Shakespeare.

Así escrita la última frase de Tabarrok es discutible, pero no me voy a detener en eso. Porque nos vamos a J.K. Rowling,

Que tiene la proyección del libro pero también la de la película, el videojuego y el juguete. Y la globalización, económica y cultural, implica que las palabras de Rowling, sus imágenes y productos son traducidos, transmitidos y transportados a cualquier lugar.

Tal como cuenta Tabarrok estos ejemplos, parece que el elemento que ha cambiado en este tiempo, el que explica la diferencia en los ingresos de los cuatro autores, sea la tecnología. Pero el elemento clave es la división del trabajo y cómo la profundización del mismo viene acompañado del desarrollo de procesos más capitalistas (la viva voz-el teatro-la impresión de libros-cine y videojuegos) y más productivos (de las 50 personas de Homero a centenares de millones de personas. La tecnología es la forma que damos a esos procesos más complejos, pero más productivos.

Lo curioso es que él plantea la diferencia en la capacidad de generar rentas de los cuatro autores a la desigualdad, cuando en el contexto de su ejemplo se refiere más al progreso. Y dice:

Las mismas fuerzas que han generado una mayor desigualdad en la escritura (la proyección del intelecto, la importancia en decadencia del trabajo físico en la producción de valor, la globalización) están en funcionamiento en toda la economía.

Debate en PeriodistaDigital sobre las armas

El otro día, por vez primera (nunca se sabe si última) participé en un debate de Periodista Digital. El asunto que nos concurría a los tres que participamos en él era el de la libertad de armas a cuento, lo habréis adivinado, de la terrible matanza en Virginia.

Los otros dos eran el moderador, Carmelo Jordá, y mi contrincante, Siro López (no, no es el periodista deportivo, es este caballero).

He de reconocer que estuve regular. Bien, es cierto, estuve bastante penoso. Vale, estuve empanao, especialmente al comienzo. Creo que Siro López estuvo demagógico (casi a su pesar, porque ví que ciertamente creía en lo que decía) y ese es un terreno en el que no me muevo bien. Él está en contra de las armas, cuando el debate era control de armas sí o no, no si cósmicamente debieran existir o qué pecado habremos cometido para que alguien invente cosas feas y malas y tontas como las armas. Llevarle a un terreno más cercano a una discusión lógica me llevó su tiempo, pero creo que al final del debate lo logré.

22 de Abril de 2007

Con Conthe no han podido
O al menos eso es lo que pensaba hace una semana, en Libertad Digital. Ya veremos este martes cuando comparezca en la Comisión de Economía en el Congreso, en qué queda.
Jamás he tenido el poder de forzar a otros a seguir mis planes si no es haciendo que los demás los compartan voluntariamente. Es decir, jamás he tenido poder. Vamos, que no me he encontrado en una situación que se parezca ni remotamente a sentarse en La Moncloa, ni me veré en esa tesitura. De modo que sólo puedo imaginarme la sensación que produce tener la voluntad de imponerse sobre los demás y creerse con la capacidad de tumbar cualquier oposición, pero me da la impresión de que José Luis Rodríguez Zapatero la conoce perfectamente.

(Leer más)

Aprovecho para recordar el artículo de La Gaceta de los Negocios E.On y el factor cancha, que ha quedado obsoleto, aunque no mucho pues, al fin, lo compra otra empresa extranjera (Enel):
La OPA de La Caixa sobre Endesa, vía Gas Natural, puede entenderse como un movimiento puramente económico. Ciertamente, no faltaban razones de ese tipo. Por desgracia, La Caixa no es una empresa como otra cualquiera, sino que depende en gran medida de los designios de la Generalidad.

Y no pocos han interpretado su asalto a Endesa como el intento de dar vida al punto 8 del Pacto del Tinell, el acuerdo político del tripartito, que preveía: "actuar desde la Generalidad, en concertación con el sector privado para impulsar la creación o consolidación, en su caso, de empresas y operadores catalanes, públicos o mixtos, en sectores estratégicos", como la energía.

(Leer más)

18 de Abril de 2007

ONGs y corrupción
Y ahora un artículo de Libertad Digital. ¿Alguien puede extrañarse de que haya corrupción en ONGs, incluso en las más conocidas? Reciben dinero público, ¿cómo no van a corromperse? Esto y más en ONGs y corrupción:

En los últimos días hemos sabido de la corrupción dentro de dos ONGs solidarias. Anesvad siempre ha jugado con el escándalo para promoverse, como cuando creó una "web trampa" de prostitución infantil. Protagonizó una campaña típica de las ONGs, insultando a los espectadores, en la que un hombre blanco y solidario se tapaba con una careta de Lady Di preguntándonos: "¿Te lo tiene que pedir alguien como ella para que reacciones?". ¡Qué llamada más brutal a la propia honestidad! Hoy sabemos que su presidente ha convertido a la ONG en Sodoma y Gamarra. Está claro que, para ser del todo honesta, a quien debió poner en los anuncios era su presidente, que es de los que piensan que la solidaridad bien entendida comienza por uno mismo.

Intervida, "aconfesional, apartidista, independiente", ha independizado una partida inconfesable de 45 millones de destino previsto hacia destinos más lucrativos como El Roure Construcciones, Argentina Inmobiliaria o (que no decaiga el humor) "Enriquecidos" Lácteos. Todo ello según los datos que maneja la Fiscalía Anticorrupción.


(Leer más)

Cuando la ciencia es un invitado incómodo
Si de algo son unos maestros los serviles del mundo es de destrozar cualquier buen valor en nombre de él mismo. Como, por ejemplo, la ciencia en la CCCP. Digo... IPCC. En La Gaceta de los Negocios, Cuando la ciencia es un invitado incómodo:
Lo característico del caso es que, según está previsto en el IPCC y ha ocurrido en las anteriores cumbres, está previsto que el informe científico definitivo, en lugar de recoger sólo las conclusiones de los científicos, se tenga que adaptar a las que se han escrito para el resumen. De este modo se da la paradoja de que los políticos dicen seguir las desinteresadas consideraciones de los científicos, cuando son éstos los que se tienen que adaptar a los primeros.

(Leer más)
Así en España como en Venezuela
Y seguimos con la recuperación del artículo perdido. En Así en España como en Venezuela, hablo desde La Gaceta de los Negocios de los planes del Gobierno de nacionalizar los manantiales de agua:
Imagínense lo que supone este precedente. El Gobierno considera que un determinado tipo de recurso es “bien público” y que en consecuencia (como si una cosa implicara la otra) la hace suya. Puesto que no hay criterios objetivos para decir qué es un “bien público” y si los hubiera el Gobierno no se atendría a ellos (como es el caso del agua), el Ejecutivo puede declarar “bien público” a prácticamente cualquier cosa. Una vez dado ese paso, poniendo su decisión arbitraria como argumento, puede apropiárselo sin más. Es decir, que en cierto sentido la propiedad privada lo es hasta que el Gobierno decida todo lo contrario, prácticamente sin limitación alguna.

(Leer más)
Histórica decisión del Supremo de EEUU
El Tribunal Supremo de los Estados Unidos acaba de fallar una sentencia muy importante. Ha resuelto que la ley firmada por George W. Bush en 2003 y que prohibía ciertas prácticas abortivas especialmente crueles se considera constitucional y no viola el derecho de la mujer a cargarse al nonato. Según el juez Kennedy, los oponentes no han demostrado que la ley sería inconstitucional en un gran número de casos.

Es la primera vez que la Corte Suprema restringe el derecho de la madre a matar al nonato desde Roe vs Wade sin tener en consideración la salud de la madre.

Una razón por la que esta decisión es importante es porque puede marcar un cambio de rumbo muy importante en el Tribunal Supremo, que en las últimas décadas ha escorado claramente a la izquierda. Incluso ahora, con 7 de los 9 jueces nombrados por presidentes republicanos, no hay una mayoría conservadora clara. Pero esta decisión recuerda a la sentencia más importante de la segunda mitad del siglo XX (Roe vs Wade, insisto) y el que haya sido en un sentido opuesto, aunque de alcance limitado, indica que por fin algo está cambiando.

Han votado a favor de la resolución, además del juez Anthony Kennedy (nombrado por Reagan en 1988 y que no es claramente conservador), han votado Clarence Thomas y Antonin Scalia, más otros dos elegidos por George W. Bush, Samuel Alito y John Roberts, que es presidente del Supremo.

Actualización: Es en estas ocasiones cuando siento no haber escrito un artículo sobre Alito, quien a diferencia de Roberts no es especialmente santo de mi devoción. Sí escribí uno sobre William Rehnquist, otro sobre la batalla por las dos nominaciones que se iban a hacer bajo el mandato de Bush (y que recayeron en Roberts y en Alito, que no en Harriet Miers), y sobre el activismo judicial.

17 de Abril de 2007

Las vidas perdidas en Virginia

Nos hemos vuelto a estremecer todos con un nuevo episodio, terrible, de tiroteos en los Estados Unidos. A estas alturas sabéis que Cho Seung Hui, estudiante surcoreano de 23 años, entró en la Universidad Virgina Tech con dos pistolas, munición y una sed de muerte que no esperaba a ser saciada. No tuvo la valentía de enfrentarse a su propio crimen, y prefirió acabar con su conciencia de un balazo certero.

Este es el momento del dolor, del recogimiento y del estremecimiento ante los extremos a que puede llegar el alma humana. Por un lado la venganza o el rencor infinitos, o lo que fuera que movió a Cho Seung Hui a matar a sus profesores y compañeros. Por otro lado Liviu Lubrescu (Gracias, Marzo), que, al ver lo que pasaba, bloqueó la puerta de su aula para detener al asesino, sabiendo que su segura muerte sólo le pararía por un tiempo, acaso el suficiente para que sus alumnos no corrieran su suerte. Este es momento del duelo por las víctimas y la compasión con los familiares y amigos.

Pero es inevitable que sea también la hora del debate. Quienes están a favor de que se le robe, también a los estadounidenses, su derecho a defenderse, han aprovechado la catástrofe para lanzar sus mensajes averiados, aprovechando el dolor y la confusión. Allá ellos y su conciencia, pero yo no me voy a callar, claro está.

En primer lugar, nos tenemos que plantear: ¿Cuál es el debate? No si las armas son buenas o malas, sino si tenemos la libertad de poseerlas para utilizaras en legítima defensa, o no. La respuesta, desde la ética, es que sí tenemos ese derecho.

Pero además está el mero cálculo de vidas, que no es una cuestión ética pero que, claro está, es muy importante. Acaso lo único importante, y en cualquier caso lo único que le importa a la mayoría de la gente. Pues bien, hasta donde yo sé la libertad de armas salva vidas. En el caso de los tiroteos públicos también es así. El dato más reciente que tengo (en realidad el único que tengo) sobre tiroteos en colegios públicos dice lo siguiente:

Del otoño de 1997 a la primavera de 2002, han muerto en los Estados Unidos 22 adolescentes en el colegio por armas de fuego (incluyendo peleas de bandas, robos, accidentes y tiroteos públicos); una tasa anual de una muerte por cada cuatro millones de estudiantes. Si multiplicáramos por cien la estadística de tiroteos públicos en colegios, seguiría sin entrar en la categoría de “evento raro” estadísticamente. Esto da una idea de la magnitud del problema, pero si decidimos obviarlo y nos centramos en las 22 vidas humanas que se han perdido, hay que recordar que todas las muertes han tenido lugar en las zonas denominadas “gun-free” (libres de armas).

La Virginia Tech era una zona libre de armas, un paraíso para un loco deseoso de matar.

Primero porque incluso los locos planean sus acciones, y este chaval de 23 años no hizo lo primero que se le pasó por la cabeza. Sabía lo que quería hacer, dónde y cómo. Sabía que en la universidad, donde nadie más tendría un arma, él sería todopoderoso.

Segundo porque, de haber tenido el valor de comenzar su plan criminal en un área en que le está permitido a la gente llevar armas, le habrían detenido antes de que su cuenta criminosa llegara a la treintena. Antes de que llegara a la decena. Y seguramente antes. ¿Cuántas vidas se hubieran salvado si todo el mundo pudiera llevar armas en dicha universidad?

La cuestión es, precisamente, que en la Virginia Tech se produjo un atentado el año pasado, cuando un preso huído de la cárcel mató a un guardia de seguridad de la universidad. Esto ocurrió en agosto de 2006. En enero del mismo año, el Parlamento de Virginia rechazó una propuesta que hubiera otorgado el derecho a los estudiantes y a los empleados de las universidades de ese Estado el derecho de portar armas en los campus.

El portavoz de la Virginia Tech, Lary Hincker, declaró entonces:

Estoy seguro de que la comunidad universitaria apreciará la decisión de la Asamblea General, porque ésta ayudará a los padres, a los estudiantes, a la facultad y a los visitantes a sentirse seguros en nuestros campus.

Espero que recuerde sus palabras.

12 de Abril de 2007

Capitalistas de Kioto III (vendiendo humo)
Gracias a Paco Capella me entero de la siguiente noticia:

El sector de la cerámica en Galicia gana más por vender humo que por fabricar ladrillos

¿Qué tendrá ese humo que está desplazando en las cuentas de resultados al noble arte de fabricar ladrillos? Pues que en vez de venderselo a la gente, se lo vende a la administración. Me explico. Vamos, que se explique la noticia:
La industria cerámica gallega ganó más el año pasado vendiendo humo que fabricando ladrillos. La puesta en marcha del Protocolo de Kioto ha impulsado un mercado de compraventa de CO2, por el que las empresas que emiten por debajo de lo permitido pueden vender sus excedentes a las que se pasan. Hasta abril de 2006 la contaminación se pagaba cara, llegando a alcanzar los 30 euros por tonelada. Pero los precios se han ajustado y ayer cotizaba a 0,87 euros en Sendoco2, la única bolsa española dedicada a la nueva moneda de cambio del siglo XXI.
Es decir, que para estas empresas Kioto es un chollo. Como toda intervención, Kioto no sólo lleva a la ruina a las empresas, sino que hay algunas que salen beneficiadas. Es el caso de Cinergy y AEP, así como el de Enron, gran impulsor del protocolo de Kioto.

Ahora, en España, vemos que a las empresas les resulta más beneficioso vender humo que fabricar ladrillos. El ecologismo tiene estas cosas.

7 de Abril de 2007

La mano que mece la Bolsa

Sigo recuperando las anotaciones perdidas. Úlimamente no estoy con mucho tiempo para ellas. Ahora recupero La mano que mece la Bolsa, de La Gaceta de los Negocios:

Si finalmente cumple sus amenazas de llevar a la Bolsa el fondo de reserva, tendremos un grave problema, porque el poder que tendría el Gobierno sobre el mercado sería muy amplio. Con 50.000 millones se puede comprar Endesa a 48 euros por título. Por supuesto, la gestión del fondo se adjudicará en concurso público, cabe pensar, a algún gestor profesional, que en principio sólo se guiaría por el buen manejo de los fondos allegados de la Seguridad Social. Pero la sospecha no le abandonará nunca.

4 de Abril de 2007

La Pasión de Cristo, según Mel Gibson
Y aprovechando que la ponen en la tele por primera vez en España (en abierto), os remito al artículo que escribí sobre la película de Mel Gibson La Pasión de Cristo. Con diferencia es el artículo de Libertad Digital que más se haya leído de los que he escrito. Y es que entonces no había llegado a España y había mucha expectación.

Una cosa buena es que me forzó a leerme otra vez los Evangelios, lo que no hacía desde los 14 años.

Aquí, La Pasión de Cristo, según Mel Gibson
Despojar al Estado central de prácticamente todo
Llevo varios meses queriendo escribir este artículo sin decidirme, pero una conversación con Manuel Llamas (y su artículo) me animó finalmente. Se trata de La descentralización como estrategia, mi último artículo en Libertad Digital, en el que abogo por dejar en mantillas al Estado central.

Allí considero la idea (que defendí tiempo ha) de que tenemos que dar marcha atrás con el sistema autonómico. Ahora

Yo no lo creo. Antes al contrario lo conveniente sería dejar para el Estado central poco más que aquello que represente al país y lo defienda: la Corona, las relaciones exteriores, la defensa... Todo lo que sea posible ha de cederse a las comunidades autónomas o, mejor aún, a los ayuntamientos. Lejos de aumentar el poder de los nacionalistas, lo que tendría lugar es una competencia institucional entre regiones españolas que daría al traste con sus pretensiones más totalitarias.

La decisión política de Esperanza Aguirre de reducir o eliminar los impuestos sobre el patrimonio y de sucesiones y donaciones ha llevado incluso al tripartito a seguir el mismo camino. ¿Adivinan a quién acudieron para evitar tener que tomar esa medida? Al Estado central, como me hizo ver recientemente Manuel Llamas. Como las competencias estaban cedidas y el Estado central no pudo acudir en su ayuda, al final tuvieron que ceder. Los españoles de todos los sitios, si ven que la presión que ejerce su gobierno regional es muy asfixiante, huirán a otras regiones españolas a trabajar o implantarán allí sus negocios e invertirán allí sus capitales.

Una España descentralizada no dejará de serlo, por el simple hecho de que su ser no desaparece con el Estado central. Dejemos ese error a los mismos nacionalistas, a quienes llaman "Estado" a España. España es una realidad bimilenaria reconocida y querida por los españoles. Pero esa España descentralizada permitirá que las regiones que más apuesten por la libertad de los suyos sean el freno más eficaz a la voluntad totalitaria de los nacionalismos. Y el partido nacional más favorable a la libertad de los españoles, el Partido Popular, es quien debe liderar ese esfuerzo de descentralización administrativa. No deja de ser significativo que sea la presidenta más reformista del PP, Esperanza Aguirre, quien recupere la idea de que su partido necesita recuperar el diálogo con los nacionalistas. Espero que el PP siga por ese camino.


No sé qué pensaréis vosotros.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande