liberalismo.org
Portada » Bitácoras » La Hora de Todos » Junio 2006

La Hora de Todos: Junio 2006

30 de Junio de 2006

Videoteca liberal
Gracias, internet, este instrumento tan liberal y que tanta esquizofrenia causa a izquierdas propias y ajenas. Veo en el Development Bank Research Bulletin (recomendable blog, vive Dios), una anotación en la que hace recuento de enlaces a las series de Milton Friedman, Free to Choose. Recuerdo que se emitieron en Televisión Española en tiempos de UCD.

También está The Commanding Heights.

Me remito a la anotación.
Una definición de anarquía
Angry Economist nos propone una definición de anarquía:

Anarquía no es la ausencia de Gobierno. Es la presencia de un sistema que mantiene la paz de un modo suficientemente bueno, como para no permitir que ninguna entidad monopolice la violencia en regiones enteras (aka formar un gobierno).

Lo cual me sugiere:

1)      Monopolizar la violencia es impedir a otros utilizarla de forma legítima. Si una organización impide a un individuo o varios hacer uso de la violencia para la defensa apropiada de sus intereses legítimos, está violando sus derechos.

2)      Si ninguna organización limita el derecho de terceros de hacer un uso legítimo de la violencia, cada persona o asociación de personas podrá hacer un uso efectivo de sus derechos.

3)      Si es este el caso, estamos, efectivamente, en una sociedad anarquista.

Traidor, mentiroso, cobarde...
Vil, podría ser otro de sus justos títulos. Rodríguez Zapatero queda perfectamente retratado en el excelente artículo de Alberto Recarte El presidente del odio, la cobardía y la traición. Es breve y os recomiendo su lectura, pero me centro en esta idea, que me parece definitiva:
El presidente del Gobierno no comete errores. El presidente del Gobierno actúa por resentimiento y por interés, creyendo que la rendición ante ETA, disfrazada de acuerdo de paz, le permitirá ganar las próximas elecciones.

25 de Junio de 2006

¿Mutua incomprensión?
Fijaos en esta encuesta sobre musulmanes en países no musulmanes, y vice versa:



¿No sugiere eso que somos todos víctimas de un error, de una mutua incomprensión? ¿Estamos necesitados de una Alianza de Civilizaciones que nos asista?

No. Me da que el error está repartido de forma muy desigual. Y que lo que necesitan ellos es un baño de civilización individualista y liberal.

Vía Truck and Barter.

Actualización: Los que no vean el gráfico, que acudan a la anotación original de Truck and Barter.

23 de Junio de 2006

Eric Raymond sobre el ejercicio del derecho a las armas

Liberalismo.org ha publicado un artículo de Eric S. Raymond, traducido por Marzo, con un largo título: La ética desde el cañón de un arma de fuego: lo que el portar armas enseña sobre la vida buena.

Lo que más me interesa de él son varias partes que voy a extractar. Comienzo por

Los Padres Fundadores de los Estados Unidos creían, y escribieron, que el portar armas era esencial para el carácter y la dignidad de un pueblo libre. Por esta razón escribieron una Segunda Enmienda en la Declaración de Derechos que reza: "el derecho a portar armas no será infringido".

Ya se esté de acuerdo o no con ella, la Segunda Enmienda suele interpretarse en estos últimos tiempos como un axioma de carácter político; una expresión de pensamiento político republicano, una prescripción para un equilibrio de poderes en el que el pueblo armado es al menos igual en poderío a las fuerzas organizadas del gobierno.Es todas estas cosas. Pero es algo más, porque los Fundadores consideraban inseparables el carácter político y el carácter ético individual. Tenían una clara idea de las virtudes individuales necesarias colectivamente para un pueblo libre. No consideraban el hábito de llevar armas meramente una virtud política, sino un promotor directo de la virtud personal.

Es decir, que portar armas era visto como un ejercicio virtuoso de un derecho individual.

Un derecho que ha sido atacado a lo largo de la historia de los Estados Unidos. Raymond recuerda que

Se prohibieron las armas de fuego solamente a aquellos a quienes se pretendía mantener impotentes e infantilizados. Las prohibiciones de armas en los Estados Unidos tienen sus orígenes en la legislación racista diseñada para desarmar a los esclavos y libertos negros. La fraseología de esa legislación recompensa el estudio; se diseñó no sólo para denegar a los negros el poder político de las armas, sino para impedirles aspirar a la dignidad de hombres libres.

De ahí va al núcleo, entiendo, de su artículo. Porque esa dignidad va unida a la responsabilidad. Y la de llevar un arma es máxima. Por ello,

Cuando la muerte súbita pende a centímetros de tu mano derecha, te vuelves mucho más cuidadoso, más atento, y mucho más pacífico en tu corazón; porque sabes que, si eres impulsivo o descuidado en tus acciones o sucumbes al mal genio, morirá gente.

Todo el artículo merece el esfuerzo de su lectura.

The Access Index
SRI International, un think tank, y la compañía FedEx han editado el Access Index de los países. No sé si traducirlo como índice de accesibilidad. Vamos a ver, en primer lugar, a qué se refieren con accesibilidad.

Es un proceso catalítico que permite las interacciones, contactos e intercambios entre las personas, las empresas y las naciones. Mientras que los mercados son plataformas para que las transacciones tengan lugar, la accesibilidad provee de los medios para que los mercados operen. La accesibilidad indica capacidad: la de llevar a cabo un amplio rango de acciones, desde hacerse presente físicamente a comunicar, y de adquirir a usar.

El índice está elaborado a partir de 22 variables, que miden la accesibilidad física y de información de 75 países.

Los componentes funcionales de la accesibilidad son tiempo, espacio e información. Los beneficiarios, personas, empresas y naciones. Las oportunidades generadas por la accesibilidad son participar, elegir, mejorar.

Como véis, es un tanto inconcreto. Se refiere a la capacidad para acceder a bienes e información en el menor plazo de tiempo posible. Los países que mejor índice tienen son los más ricos, libres y pequeños. El primero es Hong Kong, seguido de Singapur, Dinamarca, Suiza, Holanda, Finlandia, Alemania, Suecia, Reino Unido y Francia. En la cola (de los controlados) están Vietnam, Nigeria y Bangladesh.

Es interesante, en la página 10 del documento Opportunities for Nations, ver un gráfico en el que mide el tiempo que se tardaba en enviar un paquete de Nueva York a San Francisco en distintos momentos históricos.

En la década de los 40' del XIX se tardaban seis meses, en función de la estación del año.

En 1847 se tardaba un mes, yendo en barco vía el itsmo de Panamá.

En 1858 se tardaban 23 días, vía el Pony Express.

En el mismo año se logró reducir la vía panameña a tres semanas, gracias al apoyo del ferrocarril.

En 1860 el tiempo se redujo a dos semanas. Diez días y medio en ferrocarril hasta St. Joseph, Missouri, y de allí en Pony Express.

1869. Tren transcontinental. 7 días.

1920. Cuatro días. Primer servicio postal aéreo.

1973. Un día, contando con el tiempo de envío y entrega.

Vía PSDB.

22 de Junio de 2006

Ciudadanos por un Uso Responsable de las Armas
Se ha puesto en contacto conmigo, por mis dos artículos sobre el tema, un miembro de la asociación Ciudadanos por un Uso Responsable de las Armas.

Sólo puedo felicitarme por la iniciativa de haber creado una asociación así. Quizás puedan hacer una labor educativa con el público español, que buena falta le hace.

Tienen una sección dedicada a la legislación española que a mí me facilita mucho las cosas.

También cuentan con un foro muy interesante.

Cuentan con artículos de ellos y de fuera

También hay una sección de mitos y errores esperando para crecer.




Mucha suerte.

10 de Junio de 2006

Property and Freedom Society

Hay una anotación que juraría haber escrito, pero que imagino habré leído a alguno de mis compañero de liberalismo.org o en otro lado, porque no la encuentro. Quizás fuera una de las muchas anotaciones que no escribo al día. La cuestión es que me acuerdo del anuncio de la creación de una sociedad alternativa a la Mont Pèlerin Society, ideada y fundada por Hayek. Esta sociedad alternativa, que se llama Property and Freedom Society, es fruto de la iniciativa de Hans Hermann Hoppe. Hay noticia de ella (antigua ya) en The Brussels Journal. Se constituyó en Bodrum, Turquía, los días 18 a 22 de mayo, en el Hotel Karina Princess. Participaron Paul Gottfried, Bertrand Lemennicier, Enrico Colombatto, Frank van Dun, Stephan Kinsella, Joseph Sobran, Paul Belien, Christian Michel, Sean Gabb y Marco Bassani.

Su declaración preliminar de objetivos dice (alerta, el texto es malo excepto las excelsas palabras de Hayek):

La Property and Freedom Society se manifiesta por un radicalismo intelectual sin compromisos: en defensa de la propiedad privada justamente adquirida, la libertad de contratos, la libertad de asociación, que lógicamente implica el derecho de no asociarse con (o discriminar contra) cualquiera, en los asuntos personales, así como un libre comercio sin condiciones. Condena el imperialismo y el militarismo y a quienes los fomentan, y lucha por la paz. Rechaza el positivismo, el relativismo y el igualitarismo en cualquiera de sus formas, ya sea de resultados o de oportunidad, y tiene un manifiesto distanciamiento de los políticos y la política. Como tal, busca evitar cualquier asociación con las políticas y propuestas de los intervencionistas, que Ludwig von Mises identificó en 1946 como el error fatal, en el plan de muchos antecedentes y contemporáneos intentos de los intelectuales, alarmados por la creciente ola de socialismo y totalitarismo, que se encuentra en el movimiento ideológico antisocialista. Mises escribió: “Lo que no comprendieron estos asustados intelectuales era que todas esas medidas de interferencia gubernamental en los asuntos que ellos defienden son abortivas… No hay tercera vía. O los consumidores son soberanos, o lo es el Gobierno”.

Como libertarios culturalmente conservadores, estamos convencidos de que el proceso de descivilización ha alcanzado un punto de crisis y que es nuestro deber moral e intelectual llevar a cabo un serio esfuerzo de reconstruir una sociedad libre, próspera y moral. Es nuestra profunda creencia que una aproximación desde el radicalismo políticamente intransigente es, en el largo plazo, el camino más seguro para nuestro querido objetivo de un régiment totalmente libre de trabas a la libertad individual y a la propiedad privada. En esa búsqueda de un nuevo comienzo joven y radical, nos dirigimos a esas viejas y olvidadas palabras de Friedrich A. Hayek: “Debemos tomar la construcción de una sociedad libre de nuevo como una aventura intelectual, un acto de coraje. Lo que nos falta es una utopía liberal, un programa que no parezca ni una mera defensa de las cosas como están ni una forma diluida de socialismo, sino un verdadero radicalismo liberal que no excuse las susceptibilidades de los poderosos… que no es practicado demasiado concienzudamente y que no se conforma con lo que aparece hoy como políticamente imposible. Necesitamos líderes intelectuales que estén preparados para resistir las lisonjas del poder y la influencia, y que estén dispuestos a trabajar por un ideal, por muy escasas que sean las perspectivas de su pronta realización. Han de ser hombres que estén dispuestos a aferrarse a los principios y a luchar por su plena realización, aunque fuere remota… A no ser que seamos capaces de hacer de los fundamentos filosóficos de una sociedad libre de nuevo un asunto intelectual vivo, y su puesta en práctica una tarea que rete la imaginación y el genio de nuestras mentes más despiertas, las perspectivas para la libertad serán muy oscuras. Pero si podemos recuperar esa fe en el poder de las ideas que fue la característica del mejor liberalismo, la batalla no está perdida”.

Hasta donde yo sé, no tienen página web. Vía Commonsense&Wonder.

7 de Junio de 2006

El reto de Uribe
En El reto de Uribe, mi último artículo en LD, considero que la mejor tarea que puede hacer el renovado presidente de Colombia, además de profundizar en las reformas y de luchar sin cuartel contra el terrorismo (siempre dentro de la ley), es la de ayudar a construir unas instituciones que permitan a la sociedad defenderse de quienes no piensen como él. Para que se defiendan de Morales y Humalas:
Ha de convertir el éxito de sus políticas y el apoyo de su pueblo en la oportunidad para asentar unas instituciones que frenen, al menos durante algún tiempo, los perversos efectos que un nuevo Evo Morales colombiano. Uribe ha de seguir profundizando en las reformas económicas, en la lucha sin descanso y sin resquicio para el más mínimo gesto de debilidad moral, política o policial contra el crimen, contra la guerrilla. Pero su mayor tarea es institucional. Ha de dotar a su país de los instrumentos que permitan a la sociedad colombiana reaccionar si llega al poder un salvapatrias como los que le gustan al presidente Rodríguez. No debe fagocitar al partido liberal con su enorme figura, sino utilizarla para darle un ideario, unos ideales que le mantengan vivo después de su partida. La tentación personalista puede que sea irresistible cuando las instituciones son débiles, pero debe transformar su poder en una fuerza reformista al servicio de la libertad futura de los colombianos.
Empleo en USA. Cómo se autoengaña una opinión pública.

Hay algo paradójico en la marcha de la economía estadounidense, y es el contraste entre el pesimismo de los estadounidenses respecto al mercado de trabajo y la realidad que indican los datos.

Vamos primero a éstos. Esta nota de la Heritage Foundation recuerda que

Sólo en mayo se han creado 75.000 nuevos empleos por parte de empresas y contratistas. Es el 33º mes consecutivo en el que la economía crea empleos netos, con 730.000 nuevos empleos desde el comienzo del año. Una segunda medida del crecimiento del empleo, la encuesta a los hogares (como nuestra EPA), halló que en mayo se crearon 288.000 nuevos empleos, con 1,3 millones de nuevos empleos creados en lo que va de año.

Este crecimiento del empleo mantiene la tasa de desempleo a niveles históricamente bajos. Aparte de la época de la burbuja tecnológica, la economía no ha visto una tasa de desempleo más baja que el 4,6 por ciento de mayo desde marzo de 1970.

Y atención a este dato:

El número de trabajadores desesperanzados que han dejado de buscar empleo porque creen que no pueden encontrar empleo ha caído de forma clara, descendiendo a 323.000 desde los 392.000 del año pasado.

Todo ello, además, con crecimiento en la productividad. En el primer cuarto del año:

La productividad creció un 3,7 por ciento, todo un punto por encima del 2,7 por ciento de media de crecimiento medio en la última década.

Eso, por un lado. Porque en el mismo mes, la confianza de los trabajadores ha caído cinco puntos. Pero más sorprendente es el índice de empleo del presidente. En marzo de 2005 todavía era aprobado por más gente que quienes le desaprobaban (50-49). A partir de ahí no ha dejado de bajar hasta el 39-59 de enero de este año. Ahí se ha parado la caída, pero está en niveles bajísimos (40-58).

¿Porqué ocurre esto? Se me ocurren dos explicaciones. Una de ellas es el sesgo antirrepublicano en las noticias económicas, en la práctica totalidad de los medios de comunicación. Recordemos que según un estudio de John R. Lott y Kelvin A. Hassett que observaba el tratamiento por la prensa (de enero de 1991 a abril de 2004) de los mismos datos según fueran republicanos o demócratas quienes estuvieran en el poder, ellos observaron que

El sesgo partidista en la cobertura de los periódicos varía con el índice económico examinado, pero en su conjunto los resultados muestran que, por lo que se refiere a la medida en que la cobertura parece favorecer a un partido o a otro, favorece a los Demócratas, lo que se mantiene para los 389 periódicos que están en la base de datos Nexis/Lexis, así como para los 10 periódicos que examinamos de 1991 a 2004. También hemos hallado esto en los cuatro periódicos más Associated Press que hemos podido examinar de 1985 a 2004.

Otra explicación es que los estadounidenses sepan tanto de economía que tienen la capacidad de predecir, no sé, un desplome del dólar o una huida de capitales. Pero no me convence.

S.O.S.tenibilidad. El mensaje.

No es nada común que las televisiones emitan un anuncio de ¡dos minutos! ¿Quién se gastaría una pasta así? ¿Un banco? ¿Una eléctrica? ¿Telefónica?

Pues es www.sostenibilidad.com, ¿el Gobierno? En otra ocasión veremos qué es. Por ahora vamos a centrarnos en el anuncio.

Presenta a dos personajes que tienen un intercambio. Un apocalíptico y un integrado. Les vamos a seguir a lo largo de todo el anuncio, en el intercambio que mantienen. Comienza este último,

Integrado: Tío, no paro de sudar, voy a poner el aire.

Apocalíptico: Eso, ponlo, carguémonos el planeta.

Es decir, que se contraponen las necesidades individuales (no paro de sudar) y la respuesta de la sociedad libre, o el mercado, a las mismas (voy a poner el aire) a las consecuencias del comportamiento individual sobre el conjunto de la sociedad: (eso, ponlo, carguémonos el planeta).

El anuncio apela a lo que todos sabemos, que utilizar energía (de forma egoísta, esto es) agota los recursos y lleva a una consecuencia futura (siempre futura), cierta (no se pone en duda) y catastrófica. Sobre todo catastrófica (carguémonos el planeta).

El ecologismo no necesita más, ni puede ofrecer más. Un mensaje sencillo, repetido de forma machacona, sobre procesos que se dan por hechos y demostrados, y que dan lugar a efectos catastróficos. ¿De qué me suena esto? Pues:

Stephen Schneider: Debemos ofrecer escenarios espantosos, hacer afirmaciones simplificadas y dramáticas y hacer escasa mención de las dudas que tenemos. Cada uno de nosotros debemos decidir el punto adecuado entre ser efectivo y ser honrado.

Pero sigamos. El integrado se burla del apocalíptico y quiere llevar, hasta sus últimas consecuencias, sus teorías:

Integrado: Pero, OK, vale. No pongamos el aire. Sigamos tus teorías. Ahorremos energía. Es eso, ¿no? Apaguemos todo lo que no sea imprescindible. Pero ¿Qué es imprescindible? ¿La nevera es imprescindible? Según tú no. Para que funcione necesitamos electricidad. Y para llenarla, necesitaríamos transportes. O sea, más calentamiento global, contaminación...

Paremos. El integrado sigue una estrategia distinta, la de seguir como hasta ahora, consumiendo, continuar el progreso, es decir, el crecimiento, es decir, el capitalismo, sin preocuparnos por el futuro. La estrategia, como digo, es distinta.

Pero el hecho básico, lo que se desea transmitir, sigue ahí. Es como si viéramos el intercambio entre dos, que dijeran. Pues yo creo que deberíamos quemar las brujas, porque hacen un mal a la sociedad. Y el otro respondiera: Las brujas son malas sí, pero no tanto y en cualquier caso no deberíamos matarlas o no a todas. ¿Qué nos han colado con este debate? Que las brujas existen. Que nos estamos cargando el planeta por ser libre.

Discutimos los ribetes, las estrategias, el a favor y en contra, pero el mensaje, el verdadero mensaje, jamás se pone en duda. Apenas se expone, de hecho. Dos frases. Luego se repetirá, pero en puros enunciados, en referencias a algo ya sabido, que comparten el emisor y el receptor. Sigamos con el intercambio. Sigue diciendo el integrado:

Integrado: Así que nada, olvidémonos de vivir como hasta ahora. Imagina cómo sería ese mundo.

Las escuelas cerrarían. Todo perdería sentido. Dejaríamos nuestros trabajos. ¿De qué nos servirían? La gente abandonaría las ciudades. ¿Qué pintaríamos en ellas? Tendríamos que abandonarlo todo. Diríamos no a todo el progreso conseguido durante siglos y volveríamos a vivir como nuestros antepasados. ¿Ese es el futuro que quieres?

Bien, el ecologismo profundo, renunciar por completo al desarrollo lleva a deshacer la división del trabajo, a llevar esa vida brutal y breve de que hablaba Hobbes. Nos reintegra a las cavernas. El Apocalíptico responde:

Apocalíptico: OK, vale, hagamos lo que dices. Pongamos el aire ¿Vale? Adelante con el progreso. Sigamos explotando los recursos que nos quedan irresponsablemente. Y ¿sabes qué pasará? Que se acabarán. Y cuando esto ocurra, nos preguntaremos ¿y qué vamos a hacer ahora sin energía, sin transportes, sin agua corriente, sin nada?

Porque llegado ese día, nada funcionará. Y no habrá vuelta atrás. Dejaremos nuestros empleos, ¿de qué nos servirían? ¿no? Y dejaríamos las ciudades, ¿qué pintaríamos en ellas? Tendríamos que abandonarlo todo. Diríamos no a todo el progreso conseguido durante siglos y volver a vivir como nuestros antepasados. ¿Ese es el futuro que quieres?


Es decir, de nuevo se enuncia, sin más, el hecho: el progreso consiste en seguir explotando los recursos que nos quedan irresponsablemente. Actuamos, cuando lo hacemos individualmente, de forma irresponsable. Y ello nos lleva a... Y ¿sabes qué pasará? Que se acabarán. Puesto que los recursos son finitos, se acabarán.

Ya hemos discutido largamente porqué esta idea es errónea. No lo contaré una vez más en este sitio. No, ahora vamos al mensaje y a la conclusión.

Es evidente, se dirá el espectador, que no vale ni una cosa ni otra. Ni el ecologismo profundo ni la libertad absoluta. Y entonces se imprime sobre nuestras pantallas la pregunta:

Gran Hermano: ¿Qué hacemos?

¿Qué hacemos quienes? ¿Todos? ¿A la vez? Oh, pero si no podemos actuar todos al unísono, ¿no habrá alguien que lo haga por nosotros? Es más, si tenemos que encontrar un punto medio razonable, ¿no habrá gente que sabe mucho y que puede decidir por nosotros sobre nuestras vidas? (ruido de fondo: sí, soy un irresponsable pero no voy a cambiar de hábitos. Si el Gobierno forzara a los demás yo aceptaría el servilismo) ¿Quién puede?

www.sostenibilidad.com

6 de Junio de 2006

La posesión legal de armas salva vidas
Alguna idea de ello ya tenemos, pero nos lo cuenta, en esta ocasión, John Barnes del Washington Policy Center. En su artículo recuerda que
En 1997 Gran Bretaña prohibió las armas (handguns), y entre 1998 y 2003 el crimen se ha doblado. Según la Oficina de Interior Británica, entre 1997 y 2001 los homicidios se incrementaron un 19 por ciento y los crimenes violentos se incrementaron un 26 por ciento, mientras que en los Estados Unidos estas mismas categorías cayeron un 12 por ciento. Entre 2000 y 2001, los robos se incrementaron un 28 por ciento en Gran Bretaña, pero sólo un 4 por ciento en los Estados Unidos. El robo en el hogar se incrementó un 7 por ciento en Gran Bretaña, por solo un 3 por ciento en los Estados Unidos.
He de decir que no creo que las evoluciones en un determinado año digan nada de lo que uno pueda sacar conclusiones, y que para hacernos una idea necesitamos períodos largos. El caso de Gran Bretaña, además, es muy claro, porque se observa un cambio de tendencia claro antes y después de la prohibición de la tenencia de armas. Valga como aproximación el siguiente gráfico de barras:



Recoge la evolución de los crímenes en los que se ha utilizado un arma de fuego. Por desgracia no se extiende hacia atrás, ya que en la primera mitad de los 90' se observaba la evolución opuesta.

Atención también a esta estadística:
En 1996 Australia aprobaron unas extensivas leyes de control de armas. En los seis años siguientes, los crímenes violentos crecieron un 32 por ciento.
Las ciudades más pobladas en la historia
¿Cuáles eran las ciudades más pobladas en el año 100? Venga, siempre lo quisiste saber. Pues son:

1 Roma 450.000
2 Luoyang. China 420.000
3 Seleucia (sobre el Tigris). Iraq 250.000
4 Alejandría. Egipto 250.000
5 Antioquía. Turquía 150.000
6 Anuradapura. Sri Lanka130.000
7 Peshawar. Pakistán120.000
8 Cartago. Túnez 100.000
9 Suzhou. China n/a
10 Smirna. Turquía 90.000


Vamos al año 1000:
1 Córdoba. España 450.000
2 Kaifeng. China 400.000
3 Constantinopla. Turquía 300.000
4 Angkor. Camboya 200.000
5 Kioto. Japón 175.000
6 El Cairo. Egipto 135.000
7 Baghdad. Irak 125.000
8 Nishapur. Irán 125.000
9 Al-Hasa. Arabia Saudita 110.000
10 Patan. India 100.000
¡Cordoba, la más populosa!

El 1500

1 Pekín. China 672.000
2 Vijayanagar. India 500.000
3 El Cairo. Egipto 400.000
4 Hangzhou. China 250.000
5 Tabriz. Irán 250.000
6 Estambul. Turquía 200.000
7 Gaur. India 200.000
8 Paris. Francia 185.000
9 Guangzhou. China 150.000
10 Nanjing. China 147.000
París es la ciudad más populosa de Europa y ocupa el octavo lugar del mundo. Asia con diferencia tiene, en 1500, las mayores ciudades.

La cosa cambia en 1800. Aparece Europa y en concreto el Reino Unido e Italia:
1 Pekín. China 1.100.000
2 Londres. Reino Unido 861.000
3 Guangzhou. China 800.000
4 Edo (Tokio). Japón 685.000
5 Estambul. Turquía 570.000
6 Paris. Francia 547.000
7 Napoles. Italia 430.000
8 Hangzhou. China 387.000
9 Osaka. Japón 383.000
10 Kioto. Japón 377.000

Vamos al último año del XIX. Por fin aparece América. Pero sólo los Estados Unidos. También Rusia (San Petersburgo) y Viena:
1 Londres. Reino Unido 6.480.000
2 Nueva York. Estados Unidos 4.242.000
3 Paris. Francia 3.330.000
4 Berlín. Alemania 2.707.000
5 Chicago. Estados Unidos 1.717.000
6 Viena. Austria 1.698.000
7 Tokio. Japón 1.497.000
8 San Petersburgo. Rusia 1.439.000
9 Manchester. Reino Unido 1.435.000
10 Filadelfia. Estados Unidos 1.418.000

Y 1950. Entra Buenos Aires. Hoy estaría también Méjico.
1 Nueva York. Estados Unidos12.463.000
2 Londres. Reino Unido 8.860.000
3 Tokio. Japón 7.000.000
4 Paris. Francia 5.900.000
5 Shanghai. China 5.406.000
6 Moscú. Rusia 5.100.000
7 Buenos Aires. Argentina 5.000.000
8 Chicago. Estados Unidos 4.906.000
9 Ruhr. Alemania 4.900.000
10 Kolkata. India 4.800.000

5 de Junio de 2006

Zimbabwe: el arrase
Gracias a Marginal Revolution llego a la imagen de Porta Farm en Zimbabwe

Izquierda: en junio de 2002; Población: 6.000-10.000 personas
Derecha: abril de 2006; Población: 0

Antes, después:



Se pregunta Alex Tabarrok si ayuda a comprender las dos imágenes que el área estaba ocupada por oponentes al régimen de Robert Mugabe. Esto es el socialismo, el arrase.

Por cierto, estas imágenes, ¿no son el sueño de los ecologistas? ¿Quizá de Greenpeace, los amigos de Mugabe? Pregunto, vaya.
Every Breath Bernake Takes
Every breath you take
And change of rate
Jobs you don't create
While we're still stagflate
I'll be watching you

Every single day
Bernake takes my pay
When growth goes away
Inflation will stay
I'll be watching you

Oh can't you see?
The Fed's where I should be
Oh my poor heart aches
Whith each of your mistakes

...

Every Breath Bernake Takes

3 de Junio de 2006

El ambiente es propicio
El ambiente es propicio. Maqueda, Xa(v)bier Maqueda, dirigente del Partido Nacionalista (B)Vasco, estaba entre amigos. Era el X(B)VIII Congreso del Partido Socialista Mallorquín, y estaba con la compañía de CiU y BNG. Unidos, hermanados por el odio a lo mismo, a España. Por el odio al idioma que ellos tienen en común y necesitan para entenderse. Aún así, Xa(v)bier Maqueda se econtraba relajado, seguro tranquilo. Y se sinceró:

El que no se sienta nacionalista ni quiera a lo suyo no tiene derecho a vivir.

El que no se sienta
El que no se sienta nacionalista
Ni quiera a lo suyo (el que no se sienta)
No tiene derecho a vivir.
No
Tiene derecho a vivir.

No se me acuse de tratar el asunto a destiempo, porque es de la actualidad del segundo que me dedicas, lector.

Precisamente porque el ambiente es propicio. Y no me refiero a que dijera que estaba en un ambiente coloquial. Me refiero a que el nacionalismo está ganando terreno, está siendo reconocido. Incluso el más militante, el asesino, que es reconocido y perdonado por el Gobierno. ¿A dónde llegaría Xa(v)bier Maqueda si las circunstancias fueran aún más propicias? ¿Qué límites le frenarían? No lo sabemos.

Se cree con el derecho de decidir quién tiene el derecho a vivir y quién no.

Y el criterio es un sentimiento.

El nacionalismo es un sentimiento, o más bien el uso político de una apelación a un sentimiento tribal, que todavía les esclaviza a muchos, pese a siglos de evolución social extensa.

Hay que cambiar las tornas.

Tenemos que acorralar intelectualmente y moralmente al nacionalismo. Es la fuerza más reaccionaria de las que nos atenaza, más que el socialismo incluso. El nacional socialismo. Es una enfermedad moral agobiante. Pero es miserable hasta el extremo. El de Xa(v)bier Maqueda y el de quienes no sólo lo creen sino que lo llevan a la práctica.

Hay que denunciar a esta gente, señalarles con el dedo y decir "mirad, así son; eso dicen, eso piensan". Siempre hay restos de conciencia cívica en la gente común, que es necesario despertar.

No olvidemos las palabras de Xa(v)bier Maqueda, porque son la confesión del nacionalismo, su esencia.

El que no se sienta nacionalista ni quiera a lo suyo no tiene derecho a vivir.

El que no se sienta
El que no se sienta nacionalista
Ni quiera a lo suyo (el que no se sienta)
No tiene derecho a vivir.
No
Tiene derecho a vivir.

Por cierto, gracias.

Archivo

2003: Diciembre

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande