liberalismo.org

Todo un hombre de Estado: Enero 2007

31 de Enero de 2007

Dos recomendaciones

Para quienes no lo sepan, sirva esta nota como información; para quienes ya lo supieran, como recordatorio.

Por un lado, mañana jueves 1, se estrena María Blanco, miembro y colaboradora habitual del Instituto Juan de Mariana, como tertuliana regular del programa de Federico Jiménez Losantos. Sobre las ocho comienza la tertulia, hasta las diez. Si tienen tiempo, no dejen de escucharla.

Por otro, el viernes 2 Francisco García Paramés, director general de inversiones de Bestinver, nos ofrecerá en la sede del Instituto Juan de Mariana una conferencia sobre su filosofía de inversión. Bestinver es uno de lo fondos más rentables de Europa y, en concreto, García Paramés es un extraordinario inversor que ha conseguido de manera sistemática rentabilidades muy superiores a las de cualquier índice de referencia. Un 22% anual de media en el período 93-06, lo que supone una rentabilidad acumulada del 1527%.

Lo particularmente interesante es que es un confeso seguidor de la teoría del ciclo austriaca, cuya solidez académica ilustra diariamente con su actuación. De hecho, en la charla tratará de reconciliar el value-investment de Ben Graham y Warren Buffet que los fundamentos teóricos de la Escuela Austriaca. Promete ser realmente interesante.

26 de Enero de 2007

Más pruebas de que la izquierda no sabe leer ni multiplicar

Después de la lamentable noticia de El Plural me encuentro con un con una chistosa apostilla de Mario Cuéllar al artículo que acaba de publicar Gabriel Calzada en el Instituto Juan de Mariana. Dice Gabriel:
En su conjunto creo que tenemos motivos para estar orgullosos de lo que hemos conseguido en la siempre difícil tarea de investigar, divulgar y formar acerca de las virtudes del respeto de la propiedad privada, las instituciones libres y la libertad individual; sobre todo si tenemos en cuenta los escasos 13.000 euros con los que contábamos al comenzar el año.
A lo que Mario Cuéllar responde:
13.000 euros y todavía se queja... No sé cuanta gente forma parte del instituto, pero reunir ese dinero no creo que haya venido de las aportaciones indiviudales de cada uno (...) Ya me gustaría saber a mi, quién financia sus actividades... Quizás aquí podamos pillar la idea.
Si hubiera leído sólo dos líneas más abajo del artículo de Gabriel se habría encontrado con esto:
Además, ya somos casi 100 las personas que hacemos el esfuerzo financiero de contribuir al mantenimiento y desarrollo del Instituto aportando una cuota anual.
¿Que cuánto es la cuota anual? Hay varios tipos, claro, pero la estándar son 150 €. Es decir, 150 euros multiplicado por casi 100 personas se aproxima bastante a los 13000 euros, especialmente si tenemos en cuenta que a principios de 2006 éramos menos socios.

Sé que es difícil de entender (e incluso de calcular) para un socialista que la gente esté dispuesta a aportar voluntariamente su dinero; al fin y al cabo, la voluntariedad sobra en su modelo social, pero así son las cosas.

¿Significa ello que el Juan de Mariana no acepta patrocinio empresarial? Muy al contrario, cuantas más empresas estén dispuestas a financiar la causa liberal, muchísimo mejor. Lo único que no haremos será aceptar dinero para defender ideas en las que no creemos, venga de donde venga y suponga la cuantía que suponga. Al fin y al cabo, si no tuviéramos escrúpulos en conseguir el dinero ajeno y defender ideas corruptas, seríamos socialistas.

ACTUALIZACIÓN: El bueno de Mario Cuéllar sigue confirmando que no sabe leer. Después de pasar los ojos por mi entrada ha actualizado la suya con las siguientes líneas: Juan Ramón Rallo me manda un "recadito" aqui, diciendo que no se leer ni escribir. Mario, yo de tu escritura no he dicho nada, sí en cambio de tu habilidad matemática. Los logros de tu prosa saltan a la vista sin necesidad de mencionarlos.

Continúa: Dice que son 100 socios y que cada uno aporta más o menos 150 euros. Tampoco he dicho eso. Simplemente resalté del artículo de Gabriel que éramos casi 100 socios y, de la página del IJM, que la tarifa estándar, pero no la única, eran 150 euros. De ahí que tu frase (No sé cuanta gente forma parte del instituto, pero reunir ese dinero no creo que haya venido de las aportaciones indiviudales de cada uno) denotara que no leías demasiado bien.

Termina haciéndose la víctima: Miel sobre hojuelas, defiendo el liberalismo y me pagan por ello. A mi en cambio no me pagan por defender mis ideas y ya ven, tampoco soy socialista (aunque ellos se empeñen).

¿Y a mi que me importa bien poco que te paguen o no? Yo juzgaré tus ideas por su consistencia, no por tu cartera. Si a mi me pagan por defender el liberalismo, doble fortuna. Me pagaran o no, lo haría. Que a ti no te paguen no me extraña; para defender el socialismo como lo haces, casi tendrían que pagarte por no abrir la boca.
La izquierda mediocre de ayer y hoy

Siempre es gracioso que te citen en panfletos estatistas como El Plural; no porque crea que a estas alturas vayan a renunciar a su profesión de aduladores del poder político con la esperanza de meter mano en el dinero público, sino porque se puede ilustrar muy fácilmente su indisimulado desprecio a la verdad, su técnica de manipulación chapucera y su admiración por la violencia política. Y es que los del Plural son retoños de su época: carcamales inadaptados que tratan de aparentar una inexistente progresía en lo social y fascistas inconscientes en lo económico.

Al caso. Parece ser que a algún redactor con pocas luces le ha molestado el artículo que el pasado martes escribí sobre Muhammad Yunus y ha colgado una noticia que merece un comentario completo por mi parte.

Ya el titular da en la frente: Libertad Digital se dedica a difamar al Premio Nobel Mohammad Yunus. Menuda pedrada. Se me ocurren pocas maneras de mentir y equivocarse tanto en una línea.

Primero, Libertad Digital no ha expresado ninguna opinión como periódico. De hecho, tan es así que se han publicado opiniones muy laudatorias a favor de Yunus: José Carlos Rodríguez, Gorka Echevarría, Emilio González, Pedro Schwartz y José García Domínguez. Es más, los artículos de Schwartz y de García Domínguez son de 2002, probablemente mucho antes de que nadie de El Plural hubiera oído hablar del Banco Grameen. Vamos, que atribuir a Libertad Digital una posición contraria a Yunus con todos esos precedentes resulta bastante... ¿embustero? Lo que ocurre es que en Libertad Digital escribimos personas con ideas tan contrapuestas como para alabar o criticar muy duramente a Yunus, algo que la franquistas reciclados en izquierdistas y los íntimos de Castro que pueblan El Plural parecen no comprender ni practicar.

Segundo, no dudo de que el redactor de la noticia será suficientemente experto en Yunus como para tildar mi artículo de difamatorio. Sólo un consejo: uno de los primeros datos que deberías retener de una persona es su nombre. Yo no he difamado a Mohammad Yunus, de quien nunca había oído hablar, sino en todo caso a Muhammad Yunus. Seguro que sólo ha sido un desliz que no desmerece los conocimientos del redactor sobre Yunus.

Sigamos. La segunda también en la frente: Los analistas de Libertad Digital parecen empeñados en demostrar su compromiso con las tesis más ultraliberales y neoconservadoras. ¿Se refiere a mí? Caray, neoconservador yo. Bendita ignorancia. Aparte de la ya comentada manipulación de que ningún otro analista de Libertad Digital, salvo yo, ha criticado a Yunus hasta el momento, tildarme de neocón a estas alturas es la repera. Será que apoyo el imperialismo militar? Me da que no. ¿Que defiendo el proteccionismo estadounidense? Diría que no. ¿Que creo necesario expandir el peso del Estado tal y como lo ha hecho Bush? Se habrán confundido por el título de esta bitácora. Ya sé que la ironía es difícil de captar, sobre todo para algunos cencerros.

Más adelante afirma que: La última demostración en este sentido la ha protagonizado Juan Ramón Rallo, colaborador también de liberalismo.org, que ha optado por difamar a una de las figuras más prestigiosas en la lucha contra la pobreza, Mohammad Yunus, último Premio Nobel de la Paz y presidente del Banco Grameen, que concede microcréditos en Bangladesh.

Última y primera, sí. Y de nuevo, no es Mohammad, sino Muhammad, se ve que su "prestigio" no es lo suficientemente grande como para que los de El Plural sepan escribir su nombre sin equivocarse. En cualquier caso, lo más relevante de este párrafo es darse cuenta de cómo la izquierda confunde el tocino con la velocidad. ¿Qué tiene que ver el prestigio con la lucha contra la pobreza? A los pobres no les salvarán las ideas de Yunus porque sean prestigiosas; en todo caso les salvarían si fueran correctas. Pero no lo son. Una prueba más de la calidad intelectual de El Plural: una panda de borregos que se apuntan a unas ideas por el simple hecho de ser prestigiosas, aun sin saber el perjuicio que pueden estar generando.

En la misma línea tratan de reforzar la credibilidad de Yunus diciendo que ha recibido doctorados honorarios por 27 universidades y 15 premios internacionales, incluidos el Nobel y el Príncipe de Asturias, mientras que las opiniones del menda carecen de credibilidad por provenir de un estudiante de economía y derecho, miembro fundador del Instituto Juan de Mariana y autor de elogiosos artículos de figuras tan polémicas como Ronald Reagan, a quien considera “uno de los máximos defensores de la libertad durante el siglo XX".

Tan faltos de argumentos están que sólo pueden recurrir al de autoridad. ¿Acaso las falacias dejan de serlo cuando su autor tiene 15 premios internacionales? Si no sabes distinguir entre la verdad y la mentira -o mejor, cuando no quieres distinguir- no te debe quedar otro remedio que agachar la cabeza ante el "consejo de los sabios". Cuando, en cambio, estás dispuesto a cuestionar las mlas ideas, por muy extendidas que estén, te importa bastante poco todos los galardones que posea un tipo: sus ideas no son a priori ni mejores ni peores que las de cualquier otro. Pero al fin y al cabo, la actitud sumisa y oscurantista es típica de la izquierda y de su loas a la planificación centralizada.

En cuanto a mi frase sobre Reagan, político después de todo, diré que desde luego, en retrospectiva, es muy discutible. Eso sí, aceptaría gustoso la crítica si viniera de algún liberal, pero al proceder de los correveidiles de ZP, no puedo más que sentir vergüenza ajena. Entre otras cosas porque no sé a qué santo viene mencionar aquí a Reagan. Bueno, sí lo sé, es un modo de atacarme sin rebatir mis ideas sobre Yunus: todo aquel que tenga alguna palabra positiva hacia Reagan está equivocado en cualquiera de sus ideas.

Si avanzamos en la noticia nos topamos con una bonita manipulación con marca de la casa: [Rallo] Acusa a Yunus de todo tipo de males, como que su banco, el Grammen Bank o banco de los pobres, “tenga acceso a capital internacional, gracias a las corruptelas y los amiguismos característicos de los organismos internacionales”. Le acusa de cerrar las fronteras y de que las empresas no puedan invertir libremente para convertirse en único beneficiario del crédito.

Um, por partes. Primero, la manipulación pura y dura. Esto ya no es un corta y pega sacado de contexto, sino un corta, retoca y pega. Yo no he acusado a Yunus de cerrar fronteras ni de que "tenga" acceso al capital internacional gracias a las corruptelas de las burocracias internacionales (aunque en parte haya sido así), sino de que al criticar la globalización y por tanto favorecer que se cierren las fronteras (digo yo que existe una diferencia entre cerrar y defender que se cierren, entre la realidad y lo deseos) está tendiendo hacia un monopolio de acceso al capital internacional:
Este premio Nobel de la Paz está favoreciendo que sólo unas pocas instituciones como la suya, el Grameen Bank, tengan acceso al capital internacional, gracias a las corruptelas y amiguismos característicos de los organismos internacionales. Cerrando las fronteras e impidiendo que las empresas inviertan libremente se apuntala una especie de monopolio del crédito en, por ejemplo, Bangladesh: si los bangladesíes quieren invertir, que pidan prestado al Grameen, ¿no?
Y después de la manipulación vayamos con la comprensión lectora. Vamos a ver: Le acusa de cerrar las fronteras y de que las empresas no puedan invertir libremente para convertirse en único beneficiario del crédito. Entiendo que ante el más mínimo argumento económico el redactor no se aclare. ¿Beneficiario del crédito? Que no, que el tema no es que el Grameen quiera ganar una especie de concurso público de adjudicación del crédito internacional. Los beneficios no están especialmente en la captación del crédito de otro bancos, sino en el monopolio de la provisión de ese crédito a los bangladesíes tras la restricción de la inversión extranjera. Una cosa son las operaciones pasivas de los bancos y otra las activas. Yo hablaba de las segundas, tú de lo primero que se te ha ocurrido para redactar el párrafo.

Vayamos terminando: La arrogancia lleva a Rallo a decir que “las opiniones de Yunus son un peligro para su propio país”. ¿Te ha gustado el calificativo eh? Tranquilo, aunque no lo sepas, tampoco soy el primero en usarlo cuando digo que "si Yunus no fuera doctor en Economía, creería que se trata de un ignorante bienintencionado; pero como resulta que sí lo es, sólo me queda pensar en la fatal arrogancia que aqueja a todos los iluminados intervencionistas".

"La fatal arrogancia" es un libro de Hayek contra el socialismo y el constructivismo buen hombre. Que un tipo diga que necesitamos una policía comercial internacional es propio de aprencides de dictador (de ahí que no me extrañe que lo defendáis) y, por consiguiente, una propuesta muy fatalmente arrogante.

No sólo eso, que cualquier movimiento contra el libre comercio, y en particular contra el libre comercio textil, es un peligro para Bangladesh no lo dice la arrogancia de Rallo, sino el informe del Banco Mundial que enlazo. Cosa que muy convenientemente has olvidado. Por si acaso no lo has leído (ya sea por desidia o por analfabetismo completo o funcional) te lo vuelvo a copiar:

Dado que la industria textil proporciona empleo directo a dos millones de bangladesíes –el 90% de los cuales son mujeres– y supone el 9,5% del PIB, así como tres cuartas partes de los ingresos por exportaciones en 2003-2004, cualquier cosa que reduzca la competitividad supone un impuesto a la sociedad entera.

Pero tranquilo, seguro que a mí los del Banco Mundial me caen mucho peor que a un defensor de la burocracia y de los privilegios estatales como tú. Las palabras del Banco Mundial no se acercan a la realidad porque lo diga el Banco Mundial sino porque están sustentadas en la ley económica de la ventaja comparativa del libre comercio popularizada ya, fíjate, hace más de siglo y medio por David Ricardo.

Claro que como a esta gente la represión de la libertad le importa un pimiento, me acusa de centrarme de forma obsesiva (...) en las trabas al liberalismo. ¿Y en qué me voy a centrar? ¿En el color de sus ojos? A mí los gustos musicales de Yunus me la traen al fresco, lo que me preocupa es que difunda ideas que sirvan de base para reprimir, entre otras, mi libertad. Sé que para un socialista esto es casi imposible de entender, ya que vuestra concepción del progreso es equivalente a vivir de rapiñar al vecino, pero tamañas dosis de sinvergonzonería se me hacen aun difíciles de digerir.

La noticia concluye de la misma forma en que se ha desarrollado, diciendo sin decir: y [Rallo] pone cuestiona la siguiente afirmación de Yunus: “El 94% de los ingresos del mundo van a parar a un 6% de la población. Eso no es justo. Es necesario moderar la cantidad de recursos que utiliza la parte de la población que está más alto”.

Aparte de que debería ser pondré en cuestión o cuestionaré, pero no ambas, lo que es más falso que un billete de 3 euros es que el 94% de los ingresos mundiales vayan a parar al 6% de la población. Lo siento, pero no depende de mí, es simplemente falso. Incluso tomando como fuente a la ONU, el 20% gana el 82%. Supongo que hasta tú sabrás entender que existe una ligera discrepancia con que un 14% menos de la población se lleve un 12% más de la renta.

También, si queremos unos datos más actualizados, podemos recurrir al Human Development Report de 2005 donde se lee (página 4) que "el 10% más rico, casi todos habitantes de países ricos, obtienen el 54% [de la renta]" Y Yunus afirmando tan pancho que el 6% tenía ¡el 94%! Pues sí, y esta burrada la ha dicho quien ha recibido doctorados honorarios por 27 universidades y 15 premios internacionales, incluidos el Nobel y el Príncipe de Asturias. Qué cosas.

Y hasta aquí el comentario a la noticia de El Plural sobre mi artículo; del que, por cierto, no encontrarán ni un sólo enlace. Supongo que será para disimular el collage del redactor y para evitar retratarse como lo que son: unos chapuzas represores.

25 de Enero de 2007

El mito de la tecnoestructura
Ayer publiqué en el IJM una crítica a una de las ocurrencias más famosas de Galbraith, la tecnoestructura omnipotente e imbatible.
El mercado sí posee diversos instrumentos para corregir la tendencia de una mala gestión empresarial. Por un lado, encontramos los controles internos, es decir, mecanismos de remuneración basados en el valor creado por los propios directivos que puede llegar al extremo de convertir a los propios directivos en propietarios de acciones.

Por otro, tenemos los controle externos. Una empresa que insufle valor en proyectos de muy bajo rendimiento cotizará por debajo de su valor contable dado que los accionistas querrán liquidar sus acciones para invertir en otras empresas donde puedan lograr una rentabilidad mayor a un riesgo análogo.
Leer más

24 de Enero de 2007

La farsa de Yunus
Esta semana he escrito en Libertad Digital sobre la entrevista que Muhammad Yunus concedió el pasado sábado al diario El Mundo. Delirantemente antiglobalización, también aprovecho la circunstancia para destapar algunas de las actuaciones de su banco.

Las opiniones de Yunus son un peligro para su propio país, un impuesto incipiente a la creación de riqueza. En lugar de utilizar su inmerecida influencia para presionar por una mayor liberalización del libre comercio y de la economía, se dedica a criticar la situación de las industrias más exitosas. ¿Qué quiere este banquero, el establecimiento de una policía comercial que se dedique a fijar los precios del textil bangaldesí? ¿Acabar con los escasos espacios de libertad que existen en su país, responsables de la reducción de la pobreza?

El grupo de cinco tiene que asistir semanalmente a un programa de lavado de cerebro y aprenderse 16 lecciones de tinte social-fascista. Particularmente curiosas son la primera (Disciplina, unidad, coraje y trabajo duro), la decimoquinta (Si nos enteramos de cualquier quebranto de la disciplina en algún centro, iremos todos allí a restaurarla) y la decimosexta (Debemos participar en todas las actividades socialmente).
Leer más

20 de Enero de 2007

La Tierra sigue sin ser plana

Acaban de publicar en la web el número 29 de la Ilustración Liberal donde escribí una reseña del libro de Thomas Friedman "La tierra es plana". Por lo general está considerado un libro bastante liberal y favorable a la globalización, pero en mi opinión adolece de importantes carecencias tanto teóricas como prácticas:
El segundo problema de la tesis de Friedman reside en su gran sesgo tecnológico. Entre las diez causas que, a su juicio, explican la extensión de la globalización sólo una tiene carácter político (la caída del Muro de Berlín), mientras que las nueve restantes son de tipo tecnológico, y por tanto no reversibles. En otras palabras, para Friedman la globalización es un fenómeno fundamentalmente tecnológico, y en mucha menor medida político; no está tan relacionado con la libertad, sino con las contingencias del desarrollo económico.

Pero quizá el error más grave de la tesis de Friedman pasa por creer que un mundo más globalizado es un mundo más aplanado e igualitario. El derrumbe de las barreras políticas a los movimientos internacionales no da lugar a una mayor igualdad, sino a una creciente diversidad entre las personas. El proceso competitivo no se caracteriza por que las personas se sitúen en la misma posición, sino por que unos individuos satisfacen mejor que otros a los consumidores, de manera que se generaliza la división y especialización internacional del trabajo.
Leer más

17 de Enero de 2007

Esta noche Gabriel Calzada en Canal Sur

Esta noche aparece Gabriel Calzada en Canal Sur para hablar sobre las pensiones públicas. Será en el debate "Mejor lo hablamos" a las 23:45. Entre los invitados se encuentran Antonio Gasset y Andrés Aberasturi. Podéis seguirlo desde aquí.

16 de Enero de 2007

Urbanismo revolucionario

Hoy escribo en Libertad Digital sobre la ofensiva del Estado contra la propiedad del suelo y de los inmuebles. En concreto, la nueva Ley del Suelo y las propuestas de los gobiernos catalán y vasco para atacar a los propietarios de viviendas vacías. Un artículo en un tono un poco más jocoso de lo habitual:
Si los políticos quieren un chalet en la montaña, una carretera al lado de sus casas o una megaurbanización de viviendas públicas de 30 metros cuadrados, de ahora en adelante podrán encontrar auténticas gangas. Con el trujillazo no sólo tendremos que aguantar que nos expropien, sino que se rían de nosotros a la cara. El justiprecio es tan justo que no te dejan elegir entre quedarte con la finca o venderla: te colocan la pistola en la sien y te sugieren que aceptes las migajas que te ofrecen. Es el método de la mafia, del socialismo y del Estado.

¡Ah, se me olvidaba!: los antecedentes de estas políticas ultraliberales las tenemos en Gallardón, el amigo de Tim Robbins, que se definía como liberal por "saber escuchar" pero que no dudó en proponer la expropiación de las casas deshabitadas del centro de Madrid. Tiene suerte el alcalde de no ser ni sordo... ni manco.
Leer más
Lo que Hoppe sí dijo

Hoy escibo en el Instituto Juan de Mariana sobre el casi tantas veces citado como malinterpretado párafo de Hoppe. No niego que Hoppe no se lo dejara a huevo a los manipuladores militantes para que desgajaran su texto y sacaran de quicio sus palabras, pero al menos tocaba poner a las cosas y a los personajes en su sitio. 
Se pueden criticar las opiniones de Hoppe por efectuar malas predicciones sobre cómo sería un orden liberal. Incluso puede criticarse que haya gente que quiera fundar comunidades basadas en la defensa cerrada de la familia tradicional. Ahora bien, lo que no se puede hacer es tratar de mezclar las opiniones de Hoppe con algún tipo de pulsión totalitaria.
Leer más

3 de Enero de 2007

Cómase a Dolly… si quiere

Este martes he escrito en LD sobre la autorización a comercializar carne clonada en EEUU:
Los gobiernos europeos, para el prohombre de Greenpeace, son mucho más sensatos y no permitirán la venta de carne clonada. Ya se sabe qué entiende la izquierda por sensatez: prohibición, regulación, control, principio de precaución y planificación central. El que se mueva no sale en la foto, y lo que no agrada al líder no llega a las tiendas. Será que la sensatez del Gobierno pasa por considerar a los individuos unos completos insensatos que no saben tomar decisiones; lástima que los políticos apliquen siempre esa lógica... salvo cuando se trata de cosechar buenos resultados electorales.

El modelo actual es una pantomima en la que el Gobierno se arroga toda la sapiencia decisoria y niega al consumidor toda capacidad para decidir qué riesgos asumir. La gente sigue encandilada por la propaganda política y cree que todos los productos autorizados por el Gobierno son necesariamente sanos. Sin embargo, no hay una calificación del riesgo, y los controles, como quedó patente en la crisis de las vacas locas, no son fiables.
Leer más

Archivo

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande