liberalismo.org

Todo un hombre de Estado: Julio 2010

31 de Julio de 2010

¿Y si hubiese sido Zapatera?

He escrito un artículo en LD comentando las declaraciones de Aído sobre que la crisis no habría sido tan grave si los consejos de administraciones de las empresas hubiesen tenido una mayor presencia femenina. En realidad, este ramalazo feminista del socialismo aplicado a la economía no viene de ahora, ni siquiera en España (recordemos las tonterías de Pajín con lo del "PIB masculino"):

No sólo debería preocuparnos que nuestros políticos y periodistas sean presas fáciles de las ocurrencias disparatadas de una mesa redonda organizada por una periodista inglesa –así se teje la propaganda que más tarde se traduce en políticas públicas dirigidas a estrangular nuestras libertades y nuestros bolsillos–, sino también la facilidad con la que la población asimila unos argumentos tan torpes que apenas saben distinguir entre una débil correlación de directivos masculinos y crisis económica y una firme relación de causalidad entre ambas variables.

El origen y la persistencia de la crisis no deben buscarse en el machismo institucional tan frecuentemente denunciado por el victimismo feminista-hembrista, sino en unas pésimas instituciones financieras –la banca central monopolística de dinero fiduciario– y en una más nefasta ideología política –el socialismo. Cámbiense los dos y obtendrá políticos y empresarios responsables, hombres o mujeres. Persistan los dos, y el desastre lo tendrá asegurado, con hombres o con mujeres.

Leer más

30 de Julio de 2010

Cita económica del 30-VII-2010

A great part of the argument of the classical writers on Money proceeded on this assumption of a “purely metallic currency”. I wholly agree with these writers that for certain purposes it is a very useful assumption to make. I shall however not follow them in their practice of assuming that the conclusions arrived from these assumptions can be applied immediately to the monetary systems actually in existence. This belief was due to their conviction that the existing mixed currency systems not only could and should be behave in every respect in the same way as a purely metallic currency, but that –at any rate in England since the Bank Act of 1844– the total quantity of money was actually made to behave in this way. I shall argue later that this erroneous belief is responsible for much confusion about the mechanism of the gold standard as it existed; that it has prevented us from achieving a satisfactory theory of the working of the modern mixed system, since the explanation of the role of the banking system was only imperfectly grafted upon and never really integrated with the theory of the purely metallic currency; and that in consequence the gold standard or the existence of an international system was blamed for much which in fact was really due to the mixed character of the system and not to its “internationalism” at all.

Friedrich Hayek, Prices and Production and Other Words, Monetary Nationalism and International Stability, p. 341-342.

29 de Julio de 2010

Cita económica del 29-VII-2010

Una renta pequeña, a constancia de las características restantes, tiende a producir un elevado grado de impaciencia [preferencia temporal], en parte porque se piensa, con razón, que lo primero de todo es satisfacer las necesidades actuales y en parte, porque de forma irracional perdemos el control y nos hacemos poco previsores.

Irving Fisher, La Teoría del Interés, 1930, p. 86

26 de Julio de 2010

El mito de los precios predatorios

Acaban de publicar en la web el número 43 de la Ilustración Liberal, coincidiendo con la publicación en papel del número 44. En el 43 escribí un artículo titulado El mito de los precios predatorios, que podéis consultar aquí. Es una crítica más o menos sistemática a la idea de que las grandes empresas  se dedican a exterminar a las pequeñas a través de reducir sus precios de venta por debajo de sus costes.

Para el número 44, que ya se encuentra en los kioskos y que también estará colgado próximamente online, he colaborado con otro artículo que lleva por nombre Dos conceptos de competencia: los taxis contra Microsoft.

24 de Julio de 2010

Más allá de los stress test

He publicado en Libertad Digital mi opinión sobre las pruebas de estrés de la banca española que se hicieron públicas ayer. Puede que no haya motivos para el catastrofismo, pero tampoco para el optimismo ciego:

Entre la banca y el Estado español se produce una situación de interdependencia que bien podría acabar con ambos: el Estado necesita a la banca para que financie parte de su deuda, y la banca necesita esas emisiones de deuda para, mediante el FROB, ampliar capital y sobrevivir. La posición de ambos es tremendamente débil (ni siquiera merecen ser considerados castillos de naipes) y por ello ante el más mínimo susto los dos se encuentran a punto de colapsar (como sucediera en mayo).

Incluso en el supuesto de que ninguno de los riesgos anteriores se conjure, el futuro que se le abre a la banca y a la economía española no deja de ser lúgubre. Aun cuando nuestro sistema financiero no quiebre –y a la luz de los test, es un futurible al menos razonable–, lo que sí resulta seguro es que sufrirá unas pérdidas cuantiosísimas que erosionarán la mayor parte de su capital. Es decir, la capitalización de nuestros bancos y cajas será mucho menor de la necesaria para que éstos se decidan a asumir el riesgo de seguir concediendo nuevos créditos a familias y empresa

Leer más

20 de Julio de 2010

Una defensa moderada del euro

Adrián Ravier ha publicado recientemente un artículo en El Cato donde defiende que la crisis del euro supone una buena oportunidad para regresar a un sistema de divisas nacionales en competencia. La idea me parece desacertada, así que le he replicado en el propio Instituto El Cato:

Se me dirá que, aún siendo cierto lo anterior, muchas divisas europeas en competencia habrían permitido que los países con bancos centrales más prudentes hubiesen esquivado la crisis.  Pero la esperanza tiene menos fundamento de lo que aparente: es muy difícil para un banco aislado (o para un sistema bancario aislado) escapar de un proceso de expansión del crédito concertada por el resto de bancos. Es más, nada habría impedido a los agentes de una economía cuyo banco central no expandiera el crédito contraer sus deudas en divisa extranjera. El caso de Islandia es paradigmático, pero en Europa tenemos otros ejemplos igualmente llamativos como el de Hungría, cuyos ciudadanos despreciaron los altos tipos de interés que el banco central húngaro imponía sobre el florín y prefirieron aprovecharse de los bajos tipos de interés en euros que favorecía el BCE. A menos que queramos imponer controles de cambios y de capitales, me temo que una economía nacional, por mucha soberanía monetaria de la que disfrute, sería incapaz de esterilizar  las expansiones del crédito de otros sistemas financieros extranjeros.

Si acaso, al euro se le puede criticar por haber cedido demasiado a menudo a los intereses inflacionistas nacionales (primero de Francia y Alemania, ahora de los PIGS — Portugal, Irlanda, Grecia y España). Es decir, por haberse convertido de tapadillo en un reflejo de lo que habría sido un sistema de divisas nacionales en competencia. Pero llegados a este punto, la solución difícilmente puede consistir en trocear el euro para incrementar la influencia de los gobiernos nacionales sobre sus divisas, sino en nombrar a un gobernador del BCE realmente sensato e independiente o, si reconocemos los riesgos que implica este ingenuo  parche, abrir la zona del euro a una competencia real.

Leer más

13 de Julio de 2010

Cita económica del 13-VII-2010

El libro [la Teoría del Dinero y el Crédito de Mises] no puede ser más "erudito".

John Maynard Keynes, Review, The Economic Journal, 1914

12 de Julio de 2010

V Universidad de Verano del Instituto Juan de Mariana

Ya aparece en la página del Instituto Juan de Mariana el programa de la V Universidad de Verano. Este año daré tres charlas: una sobre el pensamiento de Keynes (más en concreto su Teoría General), banca libre vs banca central y responsables de la crisis actual.

Cita económica del 12-VII-2010

Los socialistas dejarían de concebir el interés como una extorsión si ensayaran el experimento de enviar una colonia de trabajadores a las tierras sin dueño del Oeste, permitiesen que las regaran, desarrollaran y construyeran ferrocarriles sin la ayuda de capitales pedidos a préstamo. Los colonizadores se contrarían con que el interés no habría desaparecido de ninguna forma sino que, con el tiempo, ellos mismos cosecharían los beneficios de hacerlo así. Digamos que hay que esperar cinco años para regar las tierras y construir los ferrocarriles. Al final de ese tiempo ellos serían los propietarios de cada centavo de las ganancias de ambas cosas y ningún capitalista podría ser acusado de haberles robado. Se encontrarían con que, pese a todo, ellos se habían convertido en capitalistas y que lo habían hecho por haberse privado de cosas durante aquellos cinco años, en lugar de haber disfrutado por adelantado de ellas en forma de alimentos, vestidos y otras rentas reales, el valor descontado del ferrocarril.

Irving Fisher, La Teoría del Interés, 1930, p. 81

11 de Julio de 2010

Cita económica del 11-VII-2010

The public is investing its money in securities, indirectly by way of the banks, thereby combining security with a high degree of liquidity and also with a reasonable degree of profit. The banks are bearing the risk of possible depreciation of the securities held in stock, but –unfortunately even South American bonds included!– this risk seemed so small during normal times that in the United States there even came into being a new school of Bank Liquidity which preached this sort of investment as the last word in the art of banking.

Wilhelm Röpke, Crisis & Cycles, 1936, p. 127

10 de Julio de 2010

Cita económica del 10-VII-2010

El alquiler de personas son los salarios, al de la tierra lo venimos llamando renta de la tierra. ¿Es el interés el alquiler de las demás cosas, pianos, edificios, máquinas…? ¿Es el interés acaso el alquiler del capital? Ciertamente no. El alquiler que se paga por un edificio, una máquina de escribir o el piano es eso, su alquiler, no su interés y así lo llama el hombre de la calle. Por otra parte, el interés es la relación, en tanto por ciento, de lo que se paga por esas cosas y el valor monetario de ellas. Es decir, la relación entre la renta neta de esas cosas y su valor capitalizado.

Irving Fisher, La Teoría del Interés, 1930, p. 62

9 de Julio de 2010

Cita económica del 9-VII-2010

The market capitalization of the Washington Post Company has dropped to $80 million. At that moment, the whole company could have been sold to any of 10 buyers for at least $400 million. Clearly, Mr. Market was in a dreadful mood. Now, Buffett asked, had the market value of the stock declined again, from $80 million down to $40 million, would that have made a purchase of stocks more risky? According to modern investment theory, the answer is yes, because it would have increased the volatility of the prices. According to Buffett, the answer is not at all, because it would have increased an already ample margin of safety and lowered whatever risk –he thinks there was none to begin with– existed in the purchase.

Value investing: from Graham to Buffett and beyond, Bruce Greenwald et alii, 2001, p. xii

8 de Julio de 2010

Cita económica del 8-VII-2010

In our opinion the great majority of common stocks of strong companies must be considered speculative during most of the time, simply because their price is too high to warrant safety of principal in any intelligible sense of the phrase.

Security Analysis, Benjamin Graham & David Dodd, 1940, p. 64

7 de Julio de 2010

Cita económica del 7-VII-2010

Es bastante frecuente que los estudiantes de Economía cometan el error de incluir las ganancias de capital en la renta. Como resulta implícito, las ganancias de capital son simples actualizaciones de rentas futuras. Nunca son renta actual.

Irving Fisher, La Teoría del Interés, 1930, p. 57

4 de Julio de 2010

Cita económica del 4-VII-2010

It is of course possible that a panic might arise in England so severe that members of the mercantile community might refuse to accept one another’s cheques in payment of debts and that we should temporary step backwards to the exclusive use of Bank England notes (…) But apart from actual general cataclysm it seems reasonable to expect that any gap in credit might probably be filled by a mere enlargement of the Bank’s advances, and a consequent increase in the credits which it gives to other credit-makers to serve as a basis for their operations. In other words, instead of the Bank’s reserve being depleted by internal panic, it might have the effect of merely increasing its holding of securities and its liability under deposits, as normally happens at the end of the half-years.

Hartley Withers, The meaning of money, 1932 (primera edición 1909), p. 197

3 de Julio de 2010

Cita económica del 3-VII-2010

La renta se deriva de los bienes de capital. Pero el valor de la renta no deriva del valor de los bienes de capital. Al contrario, el valor del capital deriva del valor de la renta.

Irving Fisher, La Teoría del Interés, 1930, p. 43

2 de Julio de 2010

Cita económica del 2-VII-2010

The grater the elasticity of demand, the greater the variations to which the consumption of a commodity will be subject during the trade cycle. When income is rising during the boom, the increase in purchasing power affects first and foremost those goods of which one consumes little when times are bad and much when times are good. The consumption of bread is therefore more constant in general than the consumption of gramophone records. That is why boom periods are often the times when certain articles, hitherto confined to a few persons as being articles of luxury, find their way to the masses.

Wilhelm Röpke, Crisis & Cycles, 1936, p. 26-27

1 de Julio de 2010

Cita económica del 1-VII-2010

Instead of associating bonds primarily with the presumption of safety, it would be sounder to start with what is not presumption but fact, viz., that a bond is an investment with limited return. In exchange for limiting its participation in future profits, the bondholder obtains a prior claim and a definit promise of payment, while the preferred stockholder obtains only the priority, without the promise. But neither priory nor promise is itself an assurance of payment. This assurance rests in the ability of the enterprise to fulfill its promise, and must be looked for in its financial position, record, and prospects. The essence of proper bond selection constits, therefore, in obtaining specific and convincing factors of safety in compensation for the surrender of participation in profits.

Security Analysis, Benjamin Graham & David Dodd, 1940, p. 79

Archivo

En formato RSS

Usuario Contraseña  
Web alojada en Ferca

Mapa del sitio Mapa del sitio
Texto normal Texto grande